Mostrando entradas con la etiqueta siliconas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta siliconas. Mostrar todas las entradas

jueves, 29 de diciembre de 2011

aCoNDiCioNaDoR 'LeCHe De aQuiLea' De KoRReS

Voy a presentaros EL ACONDICIONADOR. Con mayúsculas y subrayado, porque se lo tiene merecido. Ha sido un descubrimiento reciente (hace tan sólo un mes más o menos que lo tengo conmigo), pero quería hablaros de él antes de terminar el año porque sin duda y siempre que pueda permitírmelo lo recompraré. Pero no quiero adelantarme, así que paso a contaros un poco sobre el producto en sí.

El producto

Su nombre es ‘KORRES Conditioner Acacia Milk’. Está indicado para cabello seco. Como anécdota, os cuento que yo iba buscando el de ‘Leche de Seda’, que es para cabello muy seco. Pero no lo tenían en ese momento, y como necesitaba urgentemente un acondicionador, me compré éste. La chica me dijo que el ‘Leche de Seda’ era para cabellos muy secos y que también podría irme bien, pero que probara con el de Acacia a ver qué tal. Y ha sido todo un acierto.

Os copio lo que pone en la parte trasera (en español) del frasco:

“Loción acondicionadora para cabello seco y rebelde que desenreda sin apelmazar. La leche de Acacia tiene una alta concentración de proteínas y carbohidratos y unas extraordinarias propiedades hidratantes. La provitamina B5 penetra fácilmente en la fibra capilar, hidratándola de forma duradera. El extracto de Limnanthes restaura su estructra natural. Contiene: Leche de Acacia, provitamina B5, Limanthes alba, proteínas de Trigo y glicerina”.

Su textura es cremosa, pero ligera. Digamos que si giramos la mano se desparrama (lo podéis ver en la foto). Sin embargo, se reparte por todo el cabello estupendamente. Por ello, cunde muchísimo.

El packaging es un bote blanco y cilíndrico, de unos 16 cm de alto, totalmente opaco y con una etiqueta con la información del producto.

Ingredientes

Os he adelantado varios ingredientes en el anterior apartado, así que no os los copio todos, pero sí os diré lo que no contiene y lo que sí contiene, que viene en un recuadrito en la parte trasera del frasco.

NO CONTIENE:

·         Aceite mineral.

·         Petrolatum/Paraffin Wax.

·         Siliconas (oleeee).

·         Parabenos.

·         Propilen glicol.

·         Etanolaminas.

·         SLES.

·         ALES.

·         Synthetic dye.

·         Ftalatos.

·         Alcohol.

·         Retinol.

·         Frutos secos.

·         NO TESTADO EN ANIMALES.

SÍ CONTIENE:

·         PEG.

·         Perfume.

·         pH neutro.

·         Trigo.

Creo que a un acondicionador no se le puede pedir más…

Lo que me ha gustado

·         Obviamente, que no contiene siliconas y, dicho sea de paso, parabenos.

·         No está testado en animales.

·         Cunde muchísimo, con poca cantidad tengo para todo mi cabello, que ya os he dicho alguna vez que es largo hasta la cintura.

·         El aroma es muy agradable. Huele a flores, a limpio y me evoca mucha luminosidad.

·         La textura, se extiende perfectamente por todo el cabello.

·         Lo mejor: el pelo queda suelto, sin enredos, nada encrespado ni áspero al tacto, todo lo contrario. Proporciona una suavidad total y deja las puntas hidratadas. He notado que se me parten menos desde que uso este acondicionador.

Y no hay nada que no me haya gustado, en serio. Quizás que no veo la cantidad que queda en el bote, pero esto ocurre con casi todos los acondicionadores y el precio, pero es que con lo bueno que es, lo vale.

Precio, cantidad y dónde lo compramos

El precio ronda los 10 € y trae 250 mL. Es caro, pero teniendo en cuenta lo que cunde, a mí me compensa. Comparándolo con SPA de Lush, del que os hablé aquí, me sale muchísimo más rentable. Con SPA necesitaba bastante cantidad para que el pelo me quedase más o menos manejable, pero con este de Korres obtengo mucha más suavidad y encima con menos cantidad. Además, el precio de SPA era mayor (14,50 €) por la misma cantidad más o menos.

Lo podemos comprar en farmacias, parafarmacias (que trabajen la marca, claro), la parafarmacia de “El Corte Inglés” y en su tienda on-line.

Conclusión

Para mí es “el acondicionador”, como ya os he dicho. Voy a combinarlo con uno de Yves-Rocher que me he comprado, bastante más barato y del que ya os hablaré, pero sin duda si pudiera, sólo usaría éste. Quiero probar el de ‘Leche de Seda’, así que esperad continuación de acondicionadores Korres… :)

¿Conocíais los productos capilares Korres? ¿Cuáles habéis probado? ¿Apostáis por productos sin siliconas para el cabello?

Muchos besos y gracias por leerme y por vuestros comentarios.

domingo, 18 de diciembre de 2011

'oRoFLuiDo' De ReVLoN: eLiXiR PaRa eL CaBeLLo

Hola wap@s!!!

Voy a hablaros de un producto que quizás ya conozcáis: el elixir para cabello ‘Orofluido’ de Revlon.
El producto
Este elixir ya lo incluí en LosUniversales de Septiembre’, porque aunque adelanto que lleva siliconas (toda una lástima) me gusta cómo me deja las puntas.

Consiste en una mezcla de tres aceites naturales (aceite de argán, aceite de cyperus y aceite de lino) que nutren y reparan el cabello en profundidad. El aceite de argán aporta fuerza y sedosidad al cabello, ya que es rico en vitamina E. El aceite de cyperus da suavidad y volumen dejando el pelo flexible, manejable y liso. Además contiene antioxidantes que protegen el cabello. Y el aceite de lino suaviza y sella las cutículas capilares, de tal forma que aporta un brillo instantáneo.

La mezcla en sí es bastante espesa, y asusta un poco cuando la tenemos en la palma de la mano. Da la impresión de que nos vamos a engrasar el cabello y a provocarnos un auténtico desastre. Pero lo cierto es que es todo lo contrario: el producto se absorbe de maravilla, sin dejar ningún tipo de residuo.
Destaco también el aroma ligeramente avainillado, totalmente oriental. Me encanta porque es muy exótico.
Yo lo utilizo única y exclusivamente en las puntas, aunque matizo lo que en mi caso son las puntas. Tengo el pelo hasta la cintura más o menos de largo, así que mis puntas me implican un largo de cinco-seis dedos. Lo que hago es verter unas gotas en las palmas de las manos, calentar el aceite entre ellas y luego aplicarlo en las puntas mediante un masaje.

Obviamente si no estáis en proceso de desintoxicación de siliconas como yo, podéis aplicaros este elixir por donde necesitéis, aunque no recomiendo su empleo en la raíz salvo en caso de cabellos extremadamente secos.

La caducidad del producto una vez abierto es de doce meses.
Ingredientes

Os pongo una foto con la lista de ingredientes de este producto. Como veis, además de los aceites esenciales, es todo un cóctel de siliconas. Una verdadera lástima.

Packaging
El frasco es una preciosidad, muy estilizado y elegante. El toque final se lo da el elixir en sí, de color ambarino.

Para que podáis encontrarlo con facilidad, la caja es negra, con un grabado en relieve en negro simulando arabescos y con las letras OROFLUIDO en dorado.
Lo que me ha gustado:
·        Deja las puntas suaves e hidratadas, evitando y previniendo que se abran. A mi juicio adquieren el aspecto de recién saneadas por nuestro peluquer@ :)

·         Como consecuencia de lo anterior, las puntas prácticamente no se me enredan, evitándome así los tirones y las consiguientes roturas.

·         Se absorbe muy rápido, y no deja nada de sensación grasa, ni restos.

·         El aroma es una pasada de bueno.

Lo que no me ha gustado:
·         Contiene siliconas.

Precio y dónde lo compramos

El precio ronda los 22 €, pero cunde muchísimo, pues sólo necesitamos unas gotas y el envase trae 100 ml.
Lo venden en tiendas especializadas de productos de peluquería. Yo lo compré en Valencia en SISCOPEL, que está en pleno centro, en la calle de Adressadors. Si no lo encontráis en vuestra ciudad, os queda la opción de comprarlo on-line, os dejo unas cuantas páginas web donde he visto que lo podéis adquirir:





Espero que os haya resultado útil la entrada.

Yo no repetiré con este producto, ya que quiero desintoxicarme por completo de las siliconas. De hecho, ahora mismo es el único producto capilar que utilizo que las contiene, aunque como sólo lo aplico en las puntas, no me afecta demasiado al resto del cabello.
¿Conocíais Orofluido? ¿Lo habéis utilizado? Sé que la Glamourum de octubre traía una minitalla, ¿qué os ha parecido? ¿Huís o intentáis evitar, como yo, los productos sin siliconas?
Besitos y hasta pronto

viernes, 22 de julio de 2011

LaS MaNTeCaS SoN PaRa eL iNVieRNo...



Hola chic@s!!!



Como bien habréis podido adivinar, os traigo una review de una manteca corporal, en concreto de Nuez de Brasil de “The Body Shop”.
Iba a dejar esta entrada para más adelante (porque realmente iba a estrenar esta manteca cuando empezasen a bajar las temperaturas, o sea, allá para septiembre/octubre/noviembre), pero no he podido resistirme a abrirla y como deje la review pendiente se me acumulará junto con otras y no quiero

Encontré esta manteca al 50% en “The Body Shop”, y ufffff, ¿quién podía resistirse? Normalmente valen 14 €, así que me la traje por 7 €. Vamos, que ni me lo pensé (bueno, un poco sí que lo pensé, pero ni por esas me eché para atrás).
Había otras al 50 %, pero eran de papaya y de higos (si no recuerdo mal). Ya podrían haber puesto la de fresa o la de cacao (que son una auténtica pasada), pero bueno… Ésta en concreto no está nada mal. Así que vamos al lío.


El packaging es el típico de las mantecas de “The Body Shop”, una caja redonda de plástico de unos 10 centímetros de diámetro y 4 ó 5 centímetros de alto. El color en este caso es marrón chocolate. Viene muy bien precintada y la caducidad del envase una vez abierto es de 12 meses.

Cuando la abrimos encontramos la manteca en sí, que en este caso es muy espesa (ya sé que las mantecas de “The Body Shop” lo son, pero ésta en concreto me parece muy muy espesa). El color es un beige muy claro. Si os digo la verdad, a mí me recuerda al color de la sombra “Vanilla” de M·A·C.

Os copio los ingredientes que vienen impresos en el envase (y sí, ¡están en español!): Agua, Aceite de nuez de Brasil (Bertholetta excelsa), Ciclometicona, Manteca de cacao (Theobroma cacao), Manteca de karité (Butyrospermum parkii), Glicerina, Estearato de glicerilo, PEG-100 estearato, Alcohol cetearílico, Alcohol de lanolina, Fenoxietanol, Metilparabeno, Goma xantán, Propilparabeno, Alcohol bencílico, Fragancia, EDTA disódico, Caramelo.

Como habéis podido comprobar contiene tanto siliconas como parabenos.
También deciros que está indicada para pieles secas.

Al aplicarla yo cojo muy poca cantidad y la voy extendiendo por mi piel, que como ya he dicho en más de una ocasión, es algo seca tirando a muy seca en ciertas zonas (sobre todo los brazos, el tórax, codos, rodillas y glúteos). Así que insisto bien en las zonas más resecas. En mi caso, mi piel la absorbe de inmediato y no me deja sensación grasa en absoluto. Pero claro, esto es porque mi piel es seca. En pieles normales o grasas me imagino que una manteca de estas características no se absorbe ni de casualidad o lo hará muy lentamente.


Qué me ha gustado

  • Lo hidratada que deja mi piel. No me dura 24 horas pero no está nada mal, pues la piel se me queda suave durante muchas horas.
  • El aroma. Es como a frutos secos mezclados con galletas y caramelo (me sorprendí cuando vi que tenía caramelo entre los ingredientes, ya que a mí me olía a eso).
  • El contenido considerable en agentes hidratantes, como la manteca de karité, la manteca de cacao y el aceite de nuez de Brasil. Me parecen un regalo para la piel.
  • Lo bien que se extiende y lo bien que se absorbe.
  • Se necesita poca cantidad de producto para conseguir una hidratación óptima, con lo cual creo que sale muy rentable, incluso a 14 € (a mí me gustan tanto las mantecas de “The Body Shop” que siempre me resultan rentables con su precio normal y todo).

Qué no me ha gustado:
  • Contiene parabenos y siliconas (aunque se lo perdono).
  • El aroma perdura demasiado en mi piel, lo que me obliga a usarla por la noche para darle tiempo a que el olor se vaya. Si no, me mata el perfume que me ponga. Si me ducho por la mañana tengo que echar mano de otra hidratante.
  • A mi novio no le gusta el aroma. Esto no es problema de la manteca, claro, sino de mi novio, pero me dejó un poco “plof” el hecho de que no le gustara. Será que me tiene mal acostumbrada, porque siempre me está diciendo: “¡Qué bien hueles!”, mientras que cuando me la puse la primera vez no le gustó en absoluto. Sé que es un detalle sin importancia y hasta cómico, pero no podía dejar de señalarlo, jejeje.
Sí diré que ahora en verano la voy a usar poco, quizás sólo una vez por semana, porque con el calor prefiero hidratantes más ligeras y frescas aunque tenga que reaplicarme. Eso sí, para el invierno es ideal, como todas las mantecas que he probado de “The Body Shop”

Y bueno, hasta aquí puedo contaros. ¿Os gustan las mantecas de “The Body Shop”? ¿Habéis probado alguna? ¿Conocíais ésta en especial?

Besos y hasta pronto!!!

lunes, 2 de mayo de 2011

CHaMPúS SóLiDoS De LuSH: 'GoDiVa', 'CoMo NueVo' y 'ReSPLaNDoR'


Hola chic@s!!!

Después de un tiempo sin actualizar entradas (entre trabajo, bajones, depres y responsabilidades diversas no he encontrado ni el momento ni las fuerzas necesarias), vengo con el buen propósito de ponerme al día en la medida de mis posibilidades, pues tengo muchas cosas en el tintero. Y vale que tenga mucho (y muy duro) trabajo y muchas (y difíciles) responsabilidades, pero lo de los bajones y las depres tengo que dejarlas a un lado…

Bueno, sin enrollarme más os comento de qué trata esta entrada. Os traigo mi experiencia con los champús sólidos de Lush, después de probar tres de ellos. Tengo pendiente otra entrada sobre los acondicionadores, pero por ahora me voy a centrar en productos que llevan más tiempo en el tintero, y los champús ya son veteranos de guerra, jajajajajaja.

Antes que nada os hablo un poco de Lush, muy poco porque no quiero aburriros, ya que la gran mayoría de vosotr@s conocéis la marca y, como yo, sois adeptas, devotas, fans, fanáticas, etc… de ella. Lush es una marca británica, dedicada a la cosmética fresca hecha a mano. Esto tiene sus ventajas, que son muchas, pero también un pequeño inconveniente, y es que sus productos tienen una fecha de caducidad limitada. Las mascarillas frescas, por ejemplo, tienen una caducidad de tres semanas aproximadamente (hace poco hice una entrada de una de ellas, la OATIFIX, que podéis ver aquí) y hay que conservarlas en la nevera. Los demás productos tienen sobre el año, aunque una cosa muy buena es que siempre nos especifican en el envase (o empaquetado) del producto en cuestión, cuándo expira éste. Detalles que me encantan de Lush es que no experimentan con animales, están plenamente concienciados con el Medio Ambiente y poco a poco han ido retirando el aceite de palma de la mayoría de sus productos. Es que a mí lo natural y lo solidario, me pierde xD.

Y hecha esta breve introducción paso a describiros los tres champús que he probado:

Godiva.

Os cito textualmente lo que pone en la web: “Godiva se llama así por la mujer que se hizo famosa por cabalgar por las calles de Coventry como Dios la trajo al mundo - lo único que tapaba sus partes pudendas era su largo cabello - (protestaba por la subida de impuestos que planeaba introducir su marido). Nuestra Godiva tiene el mismo potente aroma a jazmín que Flying Fox y te deja el pelo suave. También produce un efecto muy interesante sobre los maridos”.

La composición de Godiva es (también sacado de la web): Sodium Lauryl Sulfate, Manteca de Cacao(Theobroma cacao), Cetearyl Alcohol (&) Sodium Lauryl Sulfate, Glyceryl Stearate (&) PEG-100 Stearate, Propylene Glycol, Perfume, Extracto de Hibisco (Hibiscus sabdariffa), Ácido Esteárico, Manteca de Karité (Butyrospermum parkii), Cetearyl Alcohol, Cetrimide, Aceite de Camelia(Camellia japonica), Aceite Orgánico de Jojoba (Simmondsia chinensis), Aceite Orgánico de Nueces de Macadamia (Macadamia ternifolia), Aceite de Coco Virgen Extra (Cocos nucifera), Absoluto de Jazmín (Jasminum officinale), Aceite de Ylang Ylang (Cananga odorata), Aceite de Ciprés (Cupressus sempervirens), Aceite de Palmarosa (Cymbopogon martini), Flores de Jazmín (Jasminum officinale), Cocamide DEA, Extracto de Gardenia (Gardenia jasminoides), *Benzyl Alcohol, *Geraniol, *Limoneno, *Linalool. *Se da de forma natural en los aceites esenciales.

 Éste es el que más me gusta de los que he probado, aunque es difícil quedarse con uno, jajajajaja. Tiene un intenso olor a jazmín que luego deja un ligero rastro en el cabello y que es muy agradable, por lo menos a mí me lo parece. Otra cosa que me encanta es que es un champú con acondicionador, lo cual facilita la tarea posterior de desenredar el pelo. Debo aclarar que mi cabello es normal en la raíz y bastante seco de medios a puntas y, sin embargo, con los champús de Lush no tengo extremas dificultades al desenredarme. Es cierto que me cuesta más trabajo que con los champús tradicionales, pero nada del otro jueves. Eso sí, yo luego uso acondicionadores (de Lush también, tengo preparadas reviews para ellos), más que nada porque mi pelo larguísimo me lo pide a gritos.

Godiva es una pastilla redonda, de un color amarillo muy bonito y que me encanta. Su precio es de 8.75 € la pastilla, lo cual puede parecer caro, pero os aseguro que cunde muchísimo, así que compensa. Aunque lo que más compensa es la salud del pelo al usar champús sin siliconas.

Como nuevo.
  Os vuelvo a poner lo que citan en la web de Lush: “Este novedoso champú revitaliza tu cuero cabelludo gracias a las infusiones y a los aceites esenciales especiados que contiene. La menta estimula los folículos de tu pelo y equilibra tu cuero cabelludo. Las infusiones de romero y ortigas aportan mucho brillo y un olor fresquito. Lo recomendamos para personas que sufren una pérdida temporal de cabello debido al estrés o a desarreglos hormonales. Utilízalo si quieres un look completamente nuevo.”.

Y la lista de ingredientes: “Sodium Lauryl Sulfate, Glicerina, Infusión de Ortiga (Urtica dioica), Infusión de Menta (Mentha piperita), Absoluto de Ortiga (Urtica dioica), Absoluto de Romero (Rosmarinus officinalis), Aceite de Laurel (Laurus nobilis), Aceite de Clavo (Eugenia caryophyllus), Aceite de Hoja de Canela (Cinnamomum cassia), *Cinnamal, *Eugenol, *Benzyl Benzoate, *Limonene, *Linalool, Color 73360, Rama de Canela (Cinnamomum cassia). *Se da naturalmente en aceites esenciales.”


 Este champú lo hemos usado mi chico y yo, nos compramos cada uno una pastilla para que nos regalaran la latita, jejejeje (os recuerdo, u os informo por sin lo sabéis, que por cada dos champús sólidos que compréis en Lush os regalan una lata para guardarlos). A mí me ha gustado mucho, incluido su aroma que es algo más fuerte que el de Godiva. Es un perfume muy especiado. A mi chico el aroma no le ha gustado tanto, pero como sí le ha molado cómo le deja el pelo no ha puesto pegas. Los dos tenemos bastantes problemas con el estrés, y uno de ellos es que por rachas tenemos más caída del cabello que de costumbre. Obviamente a él le preocupa eso más que a mí, ya sabéis cómo son algunos tíos con eso de quedarse calvos. Tal y como hemos comprobado los dos, “Como nuevo” nos deja el cuero cabelludo calmado, limpio y regenerado, en el peine quedan menos pelos que de costumbre.

Cuesta 7.25 € la pastilla.

Resplandor.

“Brillo absoluto es lo que obtendrás de esta barrita blanca con toques de purpurina dorada (no mucho, sólo un poco para hacer que tu cabello luzca despampanante!!) Le hemos agregado aceites especiados de elemí e ylang-ylang para equilibrar la grasa y aceite de violeta, que es maravilloso para acondicionar el cabello y también se dice que sirve para aliviar la ansiedad y mal humor. ¡¡Atrévete a deslumbrar!!”.

Y sus componentes son: Sodium Lauryl Sulfate, Ammonium Lauryl Sulfate, Perfume, Aceite de Elemí (Canarium luzonicum), Aceite de Ylang Ylang (Cananga odorata), Aceite de Hoja de Violetas (Viola odorata), Extracto de Gardenia (Gardenia jasminoides), Purpurina Dorada (Polyethylene terephthalate), *Benzyl Benzoate, *Limonene, *Linalool. * Se da naturalmente en aceites esenciales.
 
 Puede que éste sea el que menos me ha gustado de todos porque quizá es el que más me reseca el pelo, por así decirlo, pero no por ello es malo. Al contrario, estoy bastante satisfecha con él. Lo del brillo que proporciona al menos a mí me dura poquito, lo que sí destaco de él es su aroma, las notas de violeta y de ylang-ylang ejercen sobre mí un efecto bastante tranquilizador, así que lo he usado los días en los que me he levantado “flamenca” (jajajajaja). Una buena ducha con “Resplandor” y salgo mucho más tranquila y relajada, perfecta para pasar una noche con dulces sueños.

“Resplandor” cuesta 7.25 € la pastilla, sigue la tónica de los otros dos, pero como también cunde muchísimo, sigue compensando.

Conclusión

Los tres champús sólidos que he probado hasta el momento me han encantado. Volveré a repetir, no sé si de los tres porque aún no tengo claro si “Resplandor” volverá a caer, pero “Godiva” y “Como nuevo” seguro que sí, en cuanto los termine, aunque para eso todavía queda, porque los estoy combinando con un par de botes de champú que tengo todavía en casa (tiene siliconas, pero no está la cosa para malgastar…). En cuanto termine las existencias de champú convencional, me pasaré definitivamente a los champús sin siliconas. Mi pelo lo nota. El cabello va recuperando poco a poco su estado y brillo naturales y auténticos, por así decirlo. Sé que hay personas a las que les va mejor los champús con siliconas, cada cual es un mundo. Yo, por el contrario, soy de aquellas a las que les funcionan mejor los productos sin siliconas. Cuando los uso noto la diferencia con respecto a los champús tradicionales con siliconas, el cabello me dura limpio más tiempo (y eso que mi pelo no es graso, es normal en la raíz y algo seco de medios a puntas) y lo noto más sano y con más fuerza y cuerpo, además de volumen, que de por sí ya tengo una buena mata de pelo. Y tengo que añadir que me cuesta menos trabajo darme la plancha.

Bueno, después de esta súper-entrada, sólo me queda preguntaros qué os parecen los champús sólidos de Lush. ¿Los habéis probado? ¿Preferís los tradicionales?

Muchos besos