Mostrando entradas con la etiqueta rojeces. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta rojeces. Mostrar todas las entradas

lunes, 14 de noviembre de 2016

Mis sérums actuales: SubQ Anti-Age y Sensitive Fix de Hylamide


¡Buenos días!



Hace algunos meses me enviaron un par de productos desde Deciem Spain, entre ellos su famoso sérum SubQ – Anti Age y el sérum Sensitive Fix.




El sérum SubQ es el que estoy utilizando actualmente en mi rutina facial nocturna, mientras que Sensitive Fix es mi sérum “de buena mañana”. Con ambos llevo varios meses y ya les toca subir al estrado para contaros mis impresiones y mi experiencia con ellos.

¿Vamos?


martes, 29 de septiembre de 2015

Mi experiencia con Visionnaire de Lancôme, el sérum revolucionario

¡Buenos días bell@s!

Una semana más aquí estoy al pie del cañón del teclado para contaros, en esta ocasión, mi experiencia con un sérum revolucionario que lanzó Lancôme el pasado año y que conocí gracias a que fui invitada al evento que la prestigiosa marca organizó en Valencia, en el famoso Umbracle de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Ya sabéis que yo no creo en los milagros, ni en las promesas extraordinarias, por lo que, pese a todo el bombo y platillo con el que nos presentaron este producto, confieso que yo me mantuve medio – escéptica. Quizás porque llevo prácticamente desde que tengo uso de razón probando cosméticos, muchos de los cuales me han prometido el oro y el moro y al final… ni fu ni fa.



Quizás por eso, por mantener los pies en la tierra y la cabeza en mi sitio, no tenía unas expectativas elevadísimas con respecto a este sérum y, en consecuencia, manteniendo una constancia férrea en su aplicación (esto es fundamental con cualquier tratamiento, os lo recuerdo), finalmente el muy maldito bribón me ha sorprendido para bien.

¿Os quedáis y os lo cuento con todo detalle?

viernes, 16 de noviembre de 2012

'Al País de Nunca Jamás' (IX): 'Skin Vivo Uniformity' para pieles normales/mixtas de Biotherm



Voy a seguir hablando de cremas hidratantes, porque como os comenté en la entrada de la ‘Crema Noctámbula’ de Kenzoki, se me han acumulado un par y no quiero que siga pasando. Así que aquí estoy para hablaros de esta crema que, tal como veis en el título, envío ”Al País de Nunca Jamás”, pues por su textura y un par de efectos (no todos, ojo, ya os iré informando a lo largo de la entrada) no me ha gustado demasiado. Quizás en unos años mi piel sí que sea receptiva a este tratamiento, pero como no lo puedo saber, la descarto.

El producto

‘Skin Vivo Uniformity’ es una crema formulada para atacar 5 irregularidades en la piel, que son:

-       Manchas.
-       Rojeces.
-       Rugosidad.
-       Tono Apagado.
-       Pérdida de elasticidad.

Como resultado de estas 5 correcciones, obtenemos un rostro más uniforme, más puro y más cuidado. En la página de Biotherm nos dicen que este tratamiento “preserva el tono de la piel desde el origen, protegiendo los genes que influyen en las irregularidades de la piel”.
Tenemos dos texturas disponibles: una más concentrada y rica especial para pieles secas, y otra que se supone que es más ligera y gelificada, pensada para pieles de normales a mixtas. Este segundo tipo es el que he utilizado yo, y sinceramente discrepo con lo de “textura ligera”. Pero eso lo dejo para más adelante.



Otra característica es que incluye factor de protección SPF 15.

La edad promedio para empezar a utilizarla es a partir de los 30 años (he ahí mi elección), aunque puede emplearse en pieles más jóvenes que acusen alguno/s de las irregularidades antes mencionadas.

Ingredientes

Os adjunto una foto con los ingredientes:



Como podéis ver, el tercer ingrediente es Dimeticona, lo que implica la presencia de una silicona en los ingredientes principales.

Una imagen vale más que mil palabras

Aquí podéis apreciar la textura espesa y untuosa de la crema:



No me digáis que parece gel, yo os puedo asegurar que no. Si tengo que compararlo con algo, diría que es una textura parecida a la mayonesa, aunque menos aceitosa, claro. 

Cantidad y packaging

Tenemos lo habitual: 50 mL de crema. El packaging en sí es elegante y además “vanguardista” jejejeje: un frasco plateado, pesado y consistente, con las letras grabadas en blanco. Por si no os habéis dado cuenta, salgo reflejada en el frasco…



Precio y dónde lo compramos

Es fácil de conseguir en muchas perfumerías como Sephora, Bodybell, Perfumerías If, Douglas, Druni, Marionnaud… Además, también lo tenemos disponibles en perfumerías on – line como Perfume’s Club o Perfumerías Laguna a mejor precio que en tiendas físicas.

Su precio ronda los 70 €. A mí me salió por unos 50 € porque aproveché un descuento del 25% que lanzó Sephora el año pasado. Como os digo, se puede conseguir por este precio más o menos si aprovecháis los descuentos o buscáis en las webs antes mencionadas.

Mi opinión y mi experiencia.

Os he dicho que se va “Al País de Nunca Jamás”, y el por qué ya lo he dejado caer: no me gusta nada la textura. Es cierto que los efectos son bastante apreciables, que la piel queda intensamente hidratada y que incorpora factor de protección. Pero se me ha hecho un mundo el llegar a terminarla.

Comencé a utilizarla como crema de día allá por marzo. Aguanté durante dos meses como una campeona utilizándola por la mañana, pero al subir las temperaturas se me hizo insostenible. La piel quedaba hidratada, de acuerdo, pero tarda muchísimo en absorberse y además aporta una sensación pesada que se me hacía muy incómoda. Además, me dejaba la cara totalmente brillante y tampoco me agradaba ese efecto. Me gusta la piel jugosa, pero no quiero parecer una bombilla. Me suponía un engorro porque siempre acababa maquillándome antes de que se absorbiese la crema (no puedo estar esperando una hora o más a que la piel asimile el cosmético!!!). Así que la cambié por la Ultra Facial de Kiehl’s (de la que os hablé en esta entrada) y ésta la guardé en el armario.

Por otro lado, creo que la composición era demasiado para mi piel. Me la sobre-nutría, por así decirlo. Durante el tratamiento me han salido varias veces granitos y espinillas con mucha más frecuencia que cuando no la he utilizado, y esto también me ha desagradado mucho.

Justo cuando acabé la de Kenzoki (review aquí), desempolvé esta crema y decidí gastarla como crema de noche, porque de día seguía sin poder soportarla. De noche la sensación era la misma, pero como me iba a la cama no me molestaba tanto. Y así es como la he terminado. 

A su favor debo decir que notaba la piel muy hidratada, más luminosa y que las rojeces de mi nariz se difuminaban bastante. Pero claro, son muy pocos pros para tantos contras.

¿Conocíais la gama ‘Skin Vivo Uniformity’? ¿Habéis probado esta crema hidratante o algún otro producto de la gama? ¿Qué os parece Biotherm?

Muchos besos y gracias por estar siempre ahí,

Auxi

sábado, 8 de octubre de 2011

"ToLeRiáNe uLTRa" De 'La RoCHe - PoSay'

Buenas chic@s!!!

Traigo hoy la segunda entrega de mi experiencia con “Tolériane Ultra”. Os advierto de antemano que habrá una tercera entrega pero tardaré bastante en hablar de ella, supongo que para diciembre-enero. La razón es sencilla: el proyecto “Tolériane Ultra” de BOPKI dura unos 20 días, y en ese periodo es cuando experimentamos los primeros cambios de nuestra piel ante un producto de cosmética nuevo. Pero yo soy de la opinión de que para poder valorar verdaderamente un producto de cosmética, es necesario establecer un período mínimo de 2-3 meses, si son más, mejor. No obstante, preveo que los resultados finales en la tercera entrega serán muy positivos, pues ya en esta entrada os contaré cómo me va con esta hidratante y la experiencia está siendo gratamente positiva.

Hice una primera entrada que podéis ver aquí, aunque sólo fue para mostraros mi pack de inicio en el proyecto y mis primerísimas impresiones tras 4-5 días utilizándola. Ahora que llevo algo más de dos semanas puedo dar unos resultados algo más precisos y que se asemejarán muchísimo más a los resultados finales.

Pero primero os voy a contar un poco de esta crema (sólo un poco porque no quiero aburriros).

¿Para quién está indicada?

“Tolériane Ultra” está especialmente recomendada para pieles intolerantes, es decir, pieles que reaccionan ante cualquier agente externo o sustancias irritantes. En realidad, no tienen por qué tratarse de sustancias irritantes en sí, sino simplemente sustancias que en pieles más “fuertes”, por así decirlo, no tienen el efecto negativo que ejercen sobre las pieles intolerantes. Son pieles que se enrojecen con facilidad, que experimentan sensación de quemazón o picores, que a veces se descaman, etc…

¿Qué es lo que hace especial a “Tolériane Ultra”?

“Tolériane Ultra” presenta tres aspectos innovadores:

1.     Alta tolerancia asegurada, ya que está testada en pieles alérgicas.

2.     Alivio inmediato, intenso y duradero gracias a la ‘Neurosensina’, un ingrediente activo especialmente eficaz contra las irritaciones cutáneas, y al agua termal de La Roche – Posay.

3.     Su packaging altamente innovador y hermético por completo, lo que asegura que nuestra crema no se va a contaminar y que la fórmula permanecerá inalterable hasta que terminemos el envase. El producto nunca entrará en contacto con el exterior hasta que lo dispensemos.

Lo que me ha gustado:

·         Para empezar, como ya dije en la primera entrada, que no contiene parabenos, perfume, alcohol, colorantes ni lanolina.

·         La textura, que es fluida y se absorbe rápidamente. Os comenté en la primera entrada que notaba cierta sensación grasa en la nariz al aplicármela y que ya veríamos si continuaba en los días siguientes. Pues bien, la sensación grasa ha desaparecido para dar paso a una sensación de hidratación y confort. Nada de sensación grasienta en la piel.

·         Noto la piel como más fuerte. Es como si se hubiese “endurecido”, está tersa y luminosa.

·         Creo que este punto debería haberlo puesto el primero porque es lo que más me ha gustado y entusiasmado: mis poros se han afinado muchísimo!!! Nunca he tenido unos poros especialmente evidentes, menos mal, pero los que tenía más abiertos han reducido su tamaño de manera bastante notable, cosa que ningún producto (a no ser que fuese de maquillaje que sólo sirve para camuflar, claro) había conseguido. Supongo que en pieles con poros más gruesos y evidentes el cambio será aún más apreciable y a largo plazo aún más.

·         La piel no se me enrojece al aplicar la crema. Y, por añadido, las rojeces que tengo sobre todo en la nariz las veo algo más difuminadas, y esto ya es decir bastante, pues hasta la fecha no había encontrado ninguna crema que consiguiera atenuarlas un poco. Veremos cuando lleve más tiempo qué tal me va y si son más difusas aún (ojalá).

·         El packaging, nunca había visto un envase tan innovador, podéis verlo en esta foto:


Asegura un hermetismo total mientras no dispensemos producto. Me gusta, ya que en otros envases en los que directamente tenemos que introducir los dedos para coger la crema, por muy limpias que tengamos las manos, acabamos contaminándolo.

Lo que no me ha gustado:

Sólo dos cosas: no contiene SPF (que por pedir que no quede, pero a mí me gusta que las cremas incluyan algo de protección) y que es difícil saber cuánto queda de producto (y mira que el envase me gusta muchísimo por el tema de la contaminación, pero no me hago idea de cuándo se está gastando el envase).

Más opiniones

Os he dado la mía y ya sabéis que mi piel en concreto es un mundo. Es especialmente sensible en la zona de nariz y mejillas (sobre todo la nariz), mientras que el resto del rostro no suele darme problemas, en general. Ojo, aún así tengo cuidado que algún que otro susto me he llevado por ir confiada. Esto es un auténtico engorro, ya que me fuerza a usar una crema específica en las zonas citadas y otra más general para el resto del rostro. Ojalá hubiese una crema que me proporcionase hidratación, protección antiedad y que encima me sirviera para mi piel intolerante y minimizar las rojeces, así que de momento tengo que fastidiarme un poco y seguir con esta rutina. Ya os contaré, sé que me repito mucho, cuando lleve más tiempo con esta crema qué tal siguen mis rojeces.

Me faltarán algunas opiniones por publicar (iré reeditando la entrada), pero de momento tengo las impresiones de mi chico (que le di un par de muestras para que la usara tras el afeitado) y un par de amigas.

Mi chico tiene grandes problemas cuando se afeita, pues la piel se le irrita muchísimo, enseguida se enrojece, le salen pelos enquistados, granitos, etc… Le di la “Tolériane Ultra” y al principio le pasó como a mí, que notó la piel más grasa. Pero con el paso de los días, la sensación grasa ha desaparecido y nota que la piel se calma al aplicar la crema tras afeitarse, disminuyendo bastante la rojez de la piel.

Mis amigas, a una de ellas no le ha gustado porque la sensación de grasa no le ha desaparecido como a mí, aunque ella es que tiene la piel grasa en sí. A la otra (que tiene casi quince años más que yo) le gusta, pero prefiere usar cosméticos con ingredientes antiedad, así que se está planteando usar “Tolériane” de día y un tratamiento antiedad más fuerte por las noches.

Y hasta aquí os puedo contar.

¿Alguna de vosotras ha probado “Tolériane Ultra”? ¿Qué tal os va con ella? Agradezco vuestras opiniones y experiencias.

Besos y feliz sábado ;)

domingo, 31 de julio de 2011

MiS CoRReCToReS PaRa LaS RoJeCeS HaSTa eL MoMeNTo

Hola a tod@s!!!

Hace unos días os hablé de los tratamientos que había probado para las rojeces de mi nariz y mis mejillas. Podéis ver la entrada aquí.

Hoy les toca el turno a los dos correctores que he utilizado hasta el momento desde que el problema se hizo tan evidente que no me quedó más remedio que recurrir a “enmascaradores”, ya que con los tratamientos no resultaba suficiente.

Os traigo un corrector de Avène y una prebase para las rojeces, muy diferentes entre sí en todo, os las analizo por separado.

Pincel corrector verde, pieles sensibles de Avène.

Fue el primero que compré y lo hice en una farmacia. La verdad es que me costó carísimo, unos 16 € si no recuerdo mal.

Según pone en el envase atenúa las rojeces moderadas debidas a la presencia de cuperosis, cicatrices recientes, manchas de nacimiento, pequeños vasos o rojeces post-láser.

No sé si lo sabréis, pero el color verde es el que neutraliza el color rojo, por eso el pincel está indicado para corregir este tipo de imperfecciones.

La verdad es que el pincel permite una aplicación bastante precisa y además ayuda a extender el producto por la zona a enmascarar.


En el envase también nos pone que es resistente al agua y a la transpiración. Además, contiene SPF 12 (hombre, algún extra debía tener después de semejante precio).

El contenido no lo he encontrado por ningún lado, pero vamos, que trae poquísima cantidad.

Debo añadir que trae siliconas y parabenos en la composición, cosa que para ser de Avène no me gusta demasiado.

A mí me ha ido bastante bien, me disimula las rojeces bastante, aunque siguen siendo perceptibles. Al principio de ponérmelo me veía como una marciana, pero luego aplicaba la base de maquillaje encima y asunto arreglado.

El único pero es que no me compensa, porque es muy caro para la cantidad que trae y mi zona roja es bastante grande.

Es por eso que cuando vi el siguiente producto me decidí a comprarlo por probar.

Skin Tone Corrector KIKO 01 Green.

En una de mis visitas a KIKO (en las que en la mayoría salgo de manos vacías) vi esta prebase para las rojeces. Ya había comprado el pincel de Avène y estaba preocupada porque no me cundía. Le comenté el problema que tenía a una dependienta de allí y me recomendó esta prebase. Me costó 9,95 € si no recuerdo mal.


Os copio lo que pone en el envase de cartón:

“Base tonalizadora para el rostro. Perfecciona la tez, alisándola y mimetizando ópticamente las discromías cutáneas. Fórmula ligera y confortable con polvo de diamante para un esplendor difuso extraordinario.

Hipoalergénico, formulado para reducir al mínimo el riesgo de alergias. No comedogénico”.

En sus ingredientes he visto que contiene siliconas y parabenos. Contiene 30 ml y la caducidad del producto, una vez abierto, es de 12 meses.

Pero qué queréis que os diga… A mí no me hace prácticamente nada. Es como la que se pone una crema hidratante en la piel, que encima lleva siliconas y parabenos. Puede que difumine muy sutilmente la rojez de la nariz y mejillas (pero vamos, tan sutilmente que yo no lo veo), aunque la verdad es que no noto que haga absolutamente nada.

Así que ahora la estoy gastando aunque me da a mí que va a ser uno de esos productos que en cuanto pueda comprarme otro lo voy a tirar sin terminar, cosa que yo es rarísimo que haga. Yo sólo dejo de utilizar un producto cuando me da una reacción o mi piel no lo tolera. No es el caso de éste, pero es que no hace nada, y yo necesito algo que me disimule el tono rojo de la nariz, al menos a la mitad, tampoco pido un milagro.

Como conclusión, no volvería a comprar ninguno de los dos. El pincel de Avène me gusta, pero como he dicho no me compensa. De hecho lo tengo reservado para ocasiones en las que quiero ir impecable y en las que no me da la gana (con perdón) que se me vea la naricilla roja. Para diario estoy usando la de KIKO, pero como digo por gastarla mientras me pueda comprar otra que funcione.

Espero que os haya resultado entretenido o que os haya aportado algo.

Muchas gracias por leerme y besitos :)

jueves, 28 de julio de 2011

MiS TRaTaMieNToS PaRa LaS RoJeCeS

Hola a tod@s!!!
Ya está aquí el fin de semana… A mí me toca currar :(, pero aún así se agradece su llegada, no sé por qué, será algo psicológico, veo que se acerca el viernes y parece como que “me animo”.

Hoy voy a hablaros de mis tratamientos para las rojeces. He comentado en alguna que otra ocasión que mi nariz es mi amargura, literalmente. Cualquier cambio de temperatura, por ínfimo que sea, hace que se me enrojezca de inmediato, lo cual me da aspecto de “Rudolph” el reno de Papá Noel, y no exagero. Y a una, que encima es paliducha, no blanca leche pero sí bastante clarita de piel, se le nota muchísimo. Y me acompleja un poco, todo hay que decirlo.

El caso es que hasta enero del presente año la tenía bajo control, pues con una hidratante para pieles sensibles aplicada en nariz y mejillas, el agua termal de Avène y con la base de maquillaje tenía de sobra y no se notaba, porque se ponía sonrosada, no roja “Ferrari” (eso de “rojo Ferrari” lo dice mi novio, se me ha pegado, pero creo que es una buena forma de que me entendáis). Pero desde que empecé a trabajar donde estoy actualmente ha sido una auténtica revolución. Vamos, parece ser que mi descontento y frustración laboral se manifiesta a través de mi señora nariz… y parte de las mejillas.

Voy a hablaros de lo que he usado y de lo que uso ahora mismo, sin extenderme demasiado, que me conozco y cuando empiezo a escribir no paro. Voy a daros una visión general de los productos, mi experiencia y mis impresiones. Allá vamos.

Crema hidratante Leti SR Piel Sensible con rojeces

Cuando fui a la farmacia con mi lista de cremas para las rojeces me recomendaron ésta. Y como (en mi subconsciente) se supone que el farmacéutic@ está “puesto” en el tema, le hice caso y me la llevé. Al principio no notaba gran cosa y me desesperaba, pero a las semanas de usarla noté cómo la piel de la zona de nariz y mejillas (que es donde únicamente la aplicaba) estaba mejor y se enrojecía menos. Seguía alterándose a la mínima, pero no de una manera tan colosal.

Tiré el envase porque la terminé hace un par de meses, pero os puedo contar algunas de sus características:

  • Tiene SPF 20. Me encanta que las cremas hidratantes incluyan factor de protección, y un SPF 20 me parece un índice muy aceptable.
  • No contiene parabenos.
  • Es hipoalergénica y no comedogénica.
  • Contiene 40 ml, no está mal.
  • Su precio: sobre los 21 €, creo recordar, algo cara, aunque Leti es una marca bastante buena.

Una cosa que leí en el folletito que venía dentro y que también ponía en la caja es que actuaba como “redensificador cutáneo”. Esto me gustó y doy fe de que es verdad, pues el tiempo que la usé noté la piel como con más cuerpo, no sé cómo explicarlo. Como si hubiese estado enferma y tras aplicar la crema se hubiese recobrado, no sé si me entendéis.

Además ni me engrasaba ni me daba brillos. El envase de 40 ml me duró unos cuatro meses y medio.

Me dieron cuatro muestras de la misma crema pero con color, la podéis ver en la foto.

Me gustó menos porque el color que me aportaba era demasiado oscuro y además era mucho más densa que la normal, con lo cual sentía como si me hubiese puesto una capa de plástico en la piel. Así que ésa sí que no la compraría. Por lo demás las características eran iguales, mismo factor de protección incluido.

Para acelerar el proceso me recomendaron tomar, durante un mínimo de dos meses, el producto que os pongo a continuación:

Cápsulas Leti SR Piel Sensible con rojeces

También tiré el envase (obvio). Yo me tomé cuatro cajas, es decir, hice el tratamiento durante 4 meses (el tiempo que me duró la crema, más o menos). Cada caja traía 60 cápsulas y tomaba dos diarias. El precio creo recordar que rondaba los 25 €.

Me gusta mucho la composición de estas cápsulas porque los ingredientes son todos ellos excelentes para la piel. Creo recordar que aportaba vitamina E, aceite de borraja, aceite de onagra y alguna mezcla con omega-3 y omega-6, pero no me quiero mojar mucho porque, como os digo, deseché el envase hace mucho

Como conclusión a este tratamiento completo debo decir que no repetiría. La mejoría que noté fue la conjunción de ambas cosas y me parece caro, haciendo cuentas me salía a más de 30 € al mes, y las rojeces no se rebajaban ni a la mitad siquiera. Las mejillas fueron las que notaron mayor mejoría, pero en la nariz fue más discreto el cambio.

Así que cuando terminé con la Leti SR me fui de nuevo a la farmacia y me vendieron ésta:

ROSÉLIANE, crème anti-rougeurs

De ésta sí que tengo el envase porque es la que estoy usando ahora, así que os copio directamente la información que viene en la parte trasera de la caja:

“Pieles sensibles – Descongestiona, suaviza, hidrata

Tratamiento anti-rojeces descongestionante, calmante e hidratante, ROSÉLIANE Crema corrige y atenúa visiblemente las rojeces difusas, frena su aparición y calma la sensación de irritación y tirantez. Complejo innovador patentado, el Cerasterol-2F calma y reestructura la piel para protegerla de las agresiones externas, causantes de las rojeces. El Sulfato de Dextrano y el extracto de Ginseng protegen y normalizan la microcirculación. Enriquecida con Agua Termal de Uriage calmante, ROSÉLIANE Crema proporciona desde su aplicación, una auténtica sensación de frescor, suavidad y confort, y deja la piel flexible, perfectamente hidratada. Excelente base de maquillaje, contiene nácares verdes que enmascaran ópticamente las rojeces.”

Como características, deciros también que, al igual que Leti SR, no contiene parabenos, es no comedogénica e hipoalergénica.

Ésta no tiene factor de protección solar. Contiene 40 ml y me costó 17 €. Como detalle adicional, venía sellada, y ya sabéis lo mucho que me gusta ese detalle y la tranquilidad que me da que yo compruebe que nadie ha toqueteado el producto antes que yo.

Bueno, y ahora mis impresiones. Me vais a perdonar, pero con todas las letras, esta crema, en lo que a las rojeces se refiere (por lo menos las de mi señora nariz y mis señoras mejillas) es una caca.

Como aspectos positivos debo decir (además de las características que me han gustado) que no engrasa, que parece que “refresca” y que hidrata a la perfección la zona. Punto y final.

Ahora… ¿ corrige y atenúa visiblemente las rojeces difusas, frena su aparición y calma la sensación de irritación y tirantez? A mí desde luego, es como si me pusiera la hidratante que uso para el resto del rostro. Mi nariz sigue rojita como las manzanas de caramelo. Y luego, ya para tirarme al suelo de la risa… ¿Excelente base de maquillaje, contiene nácares verdes que enmascaran ópticamente las rojeces? Esto debe ser una broma casi cruel, que diría yo, porque cuando leí en la caja esa característica me ilusioné muchísimo. Valiente chasco cuando la probé. Del corrector para rojeces no me libra nadie, vamos.

En fin, una auténtica decepción.

Como soy tan cabezona (y ahorradora de nacimiento y por obligación) ya sabéis que hasta que no me la termine no me compro otra, pero qué largos se me están haciendo los malditos 40 ml.

En breve os subiré una entrada con los correctores que uso para las rojeces, que ésa es otra, el día que encuentre uno que las disimule/enmascare, dure todo el día y no me irrite… creo que batiré palmas hasta con las plantas de los pies.

Por supuesto, ambas cremas las complementé con el Agua Thermal de Avène, la Solución Micelar Sensibiode Bioderma (dos básicos imprescindibles ya para mí) y la mascarilla Oatifix de Lush (que es la única que me unifica el color de la piel después de retirarla, milagros de la naturaleza). Os he puesto el enlace a las reviews de estos tres productos por si queréis echarles un vistazo.

Espero que os haya gustado la entrada y no os haya aburrido mucho, jejeje.

Un beso y hasta pronto.

sábado, 9 de julio de 2011

Solución Micelar 'Sensibio H2O" para pieles sensibles de Laboratorios Bioderma

Muy buenas!!!

Vengo hoy con una review que tengo pendiente desde hace muchísimo tiempo. Tanto, que creo que aún mi blog ni existía, porque llevo queriendo hablar de este producto prácticamente desde que empecé a usarlo.

Se trata, como habéis leído en el título, de la famosa Solución Micelar ‘Sensibio H20’, para pieles sensibles, de Laboratorios Bioderma.


Sé que se ha escrito muchísimo sobre esta solución micelar, así que no sé exactamente si much@s de mis lectores pasarán esta entrada por alto. Pero yo quiero aportar mi granito de arena y mi opinión con respecto a la misma, ya que se ha convertido para mí en un producto totalmente imprescindible.

Allá vamos, despacito y por partes.

La marca

El Laboratorio Dermatológico Bioderma se dedica a la fabricación de productos destinados sobre todo a la prescripción de médicos dermatólogos y al asesoramiento farmacéutico. Este laboratorio se fundó en el año 1985 en Lyon, y colabora con varios centros de investigación institucionales tales como CNRS, INSERM, CHU, diversas Universidades, etc…

Uno de los valores filosóficos de Bioderma es aportar soluciones específicas para cada tipo de piel con el objetivo de que ésta recupere su equilibrio natural gracias a la recuperación de su funcionamiento original.

La gama de Bioderma comprende:

  • Pieles sensibles y/o con rojeces.
  • Pieles deshidratadas y sensibles.
  • Pieles secas y/o atópicas.
  • Pieles grasas y/o acnéicas.
  • Cabello y cuero cabelludo.
  • Cuidados solares (fotoprotección).
  • Pieles con manchas.
  • Piel dañada e irritada

Os dejo el link a su página web aquí y podéis echar un vistazo a la amplia variedad de productos que podemos encontrar, adaptados para cada necesidad en concreto. No tiene desperdicio.

Gama Sensibio.

La gama sensibio la podemos encontrar dentro de la categoría de Pieles sensibles y/o con rojeces. Ya aquí dentro hace una distinción entre:

  • Pieles intolerantes, normales a mixtas.
  • Pieles intolerantes, secas a muy secas.
  • Pieles con rojeces.
  • Pieles que presentan rojeces y escamas

Y ya dentro de cada una de ellas nos redireccionan a productos de ‘Higiene’, ‘Cuidado de la piel’, ‘Cuidados complementarios de la piel’.

No voy a extenderme con todos los productos, si os interesa echad un vistazo a la web porque hay para hablar de ellos un buen rato.

 La Solución Micelar Sensibio.

Este producto se encuentra dentro de la categoría ‘Higiene’ para ‘Pieles con rojeces’. Os dejo el acceso directo a la ficha del producto aquí.

En el envase pone  directamente: “Pieles sensibles. Limpia, desmaquilla y suaviza. Sin aclarado. Sin perfume. Rostro y ojos”.

De todas formas, paso a detallaros un poquito las características que encontramos en su web:

  • La Solución Micelar Sensibio H2O garantiza una limpieza suave del rostro y de los ojos.
  • Elimina el maquillaje resistente al agua.
  • Las micelas permiten una microemulsión perfecta de las impurezas respetando el equilibrio cutáneo.
  • Sus activos calmantes y descongestionantes previenen la sensación de irritación frecuentemente asociada con la limpieza y el desmaquillado.
  • Garantiza una excelente tolerancia cutánea y ocular.

Podemos utilizarla tanto por la mañana como por la noche. Se recomienda impregnar un algodón con la solución micelar para limpiar y/o desmaquillar el rostro y los ojos, repitiendo la operación hasta que el algodón no tenga restos. No es necesario aclarar luego.

Os copio directamente los ingredientes:

WATER (AQUA), PEG-6 CAPRYLIC/CAPRIC GLYCERIDES, PROPYLENE GLYCOL, CUCUMIS SATIVUS (CUCUMBER) FRUIT EXTRACT, MANNITOL, XYLITOL, RHAMNOSE, FRUCTOOLIGOSACCHARIDES, DISODIUM EDTA, CETRIMONIUM BROMIDE.

Destacar también que no contiene alcohol ni perfume, y nos especifican en la web que no contiene fenoxietanol. Aclaro, el fenoxietanol es un compuesto que muchas marcas incluyen en los cosméticos con la intención de sustituir a los parabenos. Sin embargo, algunos estudios han demostrado que puede ser cancerígeno, alergénico e irritable, todo provocado porque una vez aplicado el metabolismo hace que se descomponga en acetaldehído y fenol, éste último responsable de inhibir la capacidad inmunitaria natural. Así que es una tranquilidad saber que esta solución micelar no contiene semejante componente.

Mi opinión.

Creo que lo comenté cuando hice la entrada sobre el Agua Thermal de Avène, pero mi piel es mixta, con tendencia a resecarse mucho en ciertas zonas y muy sensible. Vamos, rara y especial como ella sola. Por eso me decidí a experimentar con esta solución micelar como limpiadora y desmaquillante, porque estaba cansada de que todos los productos que probaba no hacían otra cosa que ponerme la zona de las mejillas y la nariz al rojo vivo y con una tirantez y sequedad insoportables.

La experiencia fue tan grata que repetí, y ya voy por la tercera, la cual acabo de empezar. Esto es raro en mí, que me encanta probar cosas nuevas y experimentar. Pero cuando algo va tan bien, no sientes la necesidad de explorar nuevos horizontes. Creo que esto me ha pasado con muy pocos productos. De hecho creo que soy sólo fiel al agua thermal de Avène (podéis leer la review aquí), al desodorante Nivea Pearl&Beauty y a esta agua micelar.

Al principio me pareció un producto caro: un bote de 250 ml cuesta sobre los 19 €. Casi no me la compro cuando vi lo que costaba. Pero no me he arrepentido para nada, porque además de muy buen producto, cunde muchísimo. El bote en cuestión me dura unos cuatro meses y medio, así que se amortiza de sobra la cantidad invertida. Vamos, yo he gastado dos envases en algo más de nueve meses, no está nada mal. Se “supone” que hay un tamaño de 500 ml que sale más económico, si alguien sabe si de verdad existe y si lo traen las farmacias que me lo diga, porque yo desde luego estoy harta de preguntar y no hay manera.

Yo lo uso básicamente para desmaquillarme el rostro, y es una gozada. Para los ojos es que tenía varios productos por probar y gastar y aún no lo he extendido a esa zona, aunque lo he probado a ver cómo iba. Los resultados son espectaculares. Elimina de una pasada todo el maquillaje, por mucha cantidad que llevemos o por muy buena fijación que tenga. El de los ojos también, ya podemos llevar la máscara de pestañas más potente del mundo que se la lleva  en un par de pasaditas. Y lo mejor es que la piel no se me irrita, ni me pica, ni se enrojece ni nada. Suave y fresca como la de un bebé.
Eso sí, yo luego me lavo la cara, últimamente estoy usando la ‘Farmacia de Guardia’ de Lush (si queréis podéis ver la review aquí). Pero es sólo una manía personal, es que me tengo que lavar la cara para sentir que está totalmente limpia.

En definitiva, un básico en mi tocador que creo que ya no me abandonará nunca, jeje.

Supongo que este producto os suena de haber visto las reviews que hay por ahí, pero, ¿lo habéis probado? ¿Qué os parece?

Un beso, hasta pronto y gracias por vuestras aportaciones.