Mostrando entradas con la etiqueta pre-corrector. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta pre-corrector. Mostrar todas las entradas

miércoles, 28 de diciembre de 2011

SiSTeMa aNTi-oJeRaS De BoBBi BRoWN: "CoRReCToR aND CReaMy CoNCeaLeR"

¿Qué tal chic@s?

Estos productos de los que os voy a hablar hoy puede que sean mi mayor descubrimiento en maquillaje de este año 2011, por eso antes de que lleguen las campanadas quería hablaros de ellos. Son el archiconocido sistema anti-ojeras de Bobbi Brown: “Corrector and Creamy Concealer”. También, todo sea dicho, creo que son los productos de maquillaje en los que he gastado más dinero en mi vida, para lo que son, claro.

El producto

Como veréis en el título de la entrada son Pre-corrector (que en inglés llaman simplemente “corrector”) y Corrector (“concealer” en inglés).

Primer paso: Pre-Corrector (Corrector)

¿Por qué dos pasos para camuflar las ojeras? Pues porque el Pre-corrector cumple la función de neutralizar la tonalidad de nuestra ojera. Y hay dos tipos de pre-correctores:

·         Tonos Peach: para ojeras azuladas o violáceas.

·         Tonos Bisque: para ojeras en tonos marrón.

No obstante, debo puntualizar y aconsejaros que si vuestras ojeras son violáceas o azuladas y sois muy claritas de piel, como es mi caso, os decantéis mejor por los tonos Bisque porque con los Peach el contraste queda fatal. A mí me probaron en el stand ambos pre-correctores (tonos bisque y tonos Peach) uno en cada ojera, y con el de tono Peach se agravaba el problema más que solucionarse. Y me los probaron porque yo me empeñaba en que como mi ojera es violácea forzosamente tenía que llevarme un pre-corrector en tono Peach. A cabezona es que no me gana nadie, sólo claudico si veo que la otra persona lleva la razón, y aquí claudiqué pero bien.

Hay 12 tonos diferentes de pre-correctores. Lo mejor es acercarse a un stand con la cara lavada como hice yo (que vaya horror, no hago eso salvo en casos así… porque mis ojeras son es-pec-ta-cu-la-res) y que os prueben diferentes tonos hasta acertar con aquel que neutralice vuestra ojera. En mi caso, como podéis ver, el mío es el ‘Bisque’.

Me encanta la textura del Pre-corrector, es cremosa, fácil de difuminar y no reseca para nada la zona de la ojera, que es una de las características más importantes que yo buscaba en un producto de este tipo. Ya tengo bastante reseca la zona de la ojera como para que me la resequen más.

Segundo paso: Corrector (Creamy Concealer)

Este paso es el que las que tengan la suerte de tener las ojeras poco marcadas, pueden tomar como único. Es decir, que no necesiten neutralizar previamente la tonalidad de la ojera.

Lo que hace el Corrector es completar el paso anterior e igualar la tonalidad de la ojera con la de nuestra piel o con la de la base de maquillaje (que a fin de cuentas podemos decir que es lo mismo, ya que lo lógico es que nuestro tono de base sea lo más parecido posible al de nuestra piel). Es importante aplicarlo si hemos usado el primer paso, pues de lo contrario no conseguimos camuflar las ojeras por completo.

Si no me falla la memoria, hay 14 tonalidades de Correctores. Mi tono es el 'Beige'.

Su textura es parecida al Pre-Corrector: cremosa y muy fácil de extender, tanto con pincel como con los dedos. Yo lo que hago para ambos es aplicarlo con pincel y terminar de difuminar y repartir bien con los dedos.

En Bobbi Brown recomiendan para finalizar, sellar la zona con polvos, y nos venden unos específicos en tonalidades amarillas. Mi dependienta predilecta de Bobbi Brown me desaconsejó rotundamente en mi caso adquirir estos polvos, pues aunque es cierto que fijan y prolongan la duración del Corrector, me podrían resecar la zona. Así que yo sólo me llevé el sistema de dos pasos. Luego os cuento qué aplico para prolongar la duración.


Ingredientes

No tengo foto de los ingredientes, me salía muy desenfocada, lo siento. Pero os puedo decir que no he encontrado siliconas en la composición, aunque sí Petrolatum.

También os diré que yo que tengo la piel muy sensible, no he tenido problemas con estos productos, aunque como cada piel es un mundo, mi consejo es que primero probéis.

Cantidad y Packaging

Cada envase de Pre-Corrector y Corrector trae 1.4 gramos, cantidad que me parece muy poca para lo que valen, pero del precio hablamos en el siguiente apartado.

Ya habéis visto las fotos, el packaging de los productos de Bobbi Brown me parecen uno de los más elegantes del mercado. Personalmente me encandilan. Esos envases negro brillante con letras blancas y en muchos casos espejito en el interior. Son una auténtica monería…

Os pongo más fotos desde otra perspectiva, primero el Pre-Corrector y luego el Corrector:


Precio y dónde lo compramos

Cada producto por separado vale unos 27 €. Son los productos para las ojeras más caros que he comprado en mi vida. De hecho, no los uso para todos los días porque no puedo permitirme desembolsar cada tres o cuatro meses semejante cantidad de dinero sólo en corregir ojeras.

Me los compré aprovechando “Los Secretos de Belleza” de “El Corte Inglés”, y creo que si los repongo, será cuando salga dicha promoción, ya que, que yo sepa, en España sólo podemos comprar Bobbi Brown en los stands de la firma de estos centros.

Y, para rematar la explicación, os diré que fue lo último que me compré en temas potinguiles este año, quitando las cosas básicas que sí me he seguido comprando. He estado tentadísima de muchas cosas pero he seguido la poti-dieta a rajatabla ;) Supongo que, salvo mi autoregalo de Reyes (que sí, señores, yo me autoregalo aunque sea una tontería) no volveré a comprar nada hasta enero-febrero del próximo año.

Mi opinión

Estos productos son los mejores que he probado para corregir mis ojeras. Desde aquí quiero dar las gracias a Elisa de “Maquilando Libros” por recomendármelos en nuestras charlas por Twitter. Cubren totalmente mis ojeras, no dejan ni rastro. Así que, de podérmelo permitir, es un producto que usaría a diario, pero de momento no puede ser. Lo combino con otro más barato para todos los días y este lo reservo normalmente para los fines de semana y cosas así.

Lo único que no me gusta de estos productos, aparte del precio, es la duración. Aguantan dos o tres horas intactos, luego empiezan a desaparecer a la velocidad de la luz. ¿Qué hago para que me duren horas y horas en perfecto estado? Ya os he comentado que los polvos que venden en Bobbi Brown, según me dijo la dependienta, me resecarían y no me arriesgué a traérmelos. Así que yo uso otro producto del que ya os hablaré y que siempre aplico encima de mis correctores de ojeras: los ‘Powderflage’ de Benefit. Son una maravilla, porque no resecan nada y fijan el corrector para prolongar la duración toda la jornada laboral. Además aportan luz. Pero dejo esta información para otra entrada :)

Bueno, espero que os haya resultado útil la entrada. ¿Conocíais este sistema? ¿Tenéis, como yo, el problema de las ojeras tan marcadas? ¿Qué utilizáis para camuflarlas?

Muchos besos y hasta pronto chic@s ;)