Mostrando entradas con la etiqueta parabenos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta parabenos. Mostrar todas las entradas

viernes, 22 de julio de 2011

LaS MaNTeCaS SoN PaRa eL iNVieRNo...



Hola chic@s!!!



Como bien habréis podido adivinar, os traigo una review de una manteca corporal, en concreto de Nuez de Brasil de “The Body Shop”.
Iba a dejar esta entrada para más adelante (porque realmente iba a estrenar esta manteca cuando empezasen a bajar las temperaturas, o sea, allá para septiembre/octubre/noviembre), pero no he podido resistirme a abrirla y como deje la review pendiente se me acumulará junto con otras y no quiero

Encontré esta manteca al 50% en “The Body Shop”, y ufffff, ¿quién podía resistirse? Normalmente valen 14 €, así que me la traje por 7 €. Vamos, que ni me lo pensé (bueno, un poco sí que lo pensé, pero ni por esas me eché para atrás).
Había otras al 50 %, pero eran de papaya y de higos (si no recuerdo mal). Ya podrían haber puesto la de fresa o la de cacao (que son una auténtica pasada), pero bueno… Ésta en concreto no está nada mal. Así que vamos al lío.


El packaging es el típico de las mantecas de “The Body Shop”, una caja redonda de plástico de unos 10 centímetros de diámetro y 4 ó 5 centímetros de alto. El color en este caso es marrón chocolate. Viene muy bien precintada y la caducidad del envase una vez abierto es de 12 meses.

Cuando la abrimos encontramos la manteca en sí, que en este caso es muy espesa (ya sé que las mantecas de “The Body Shop” lo son, pero ésta en concreto me parece muy muy espesa). El color es un beige muy claro. Si os digo la verdad, a mí me recuerda al color de la sombra “Vanilla” de M·A·C.

Os copio los ingredientes que vienen impresos en el envase (y sí, ¡están en español!): Agua, Aceite de nuez de Brasil (Bertholetta excelsa), Ciclometicona, Manteca de cacao (Theobroma cacao), Manteca de karité (Butyrospermum parkii), Glicerina, Estearato de glicerilo, PEG-100 estearato, Alcohol cetearílico, Alcohol de lanolina, Fenoxietanol, Metilparabeno, Goma xantán, Propilparabeno, Alcohol bencílico, Fragancia, EDTA disódico, Caramelo.

Como habéis podido comprobar contiene tanto siliconas como parabenos.
También deciros que está indicada para pieles secas.

Al aplicarla yo cojo muy poca cantidad y la voy extendiendo por mi piel, que como ya he dicho en más de una ocasión, es algo seca tirando a muy seca en ciertas zonas (sobre todo los brazos, el tórax, codos, rodillas y glúteos). Así que insisto bien en las zonas más resecas. En mi caso, mi piel la absorbe de inmediato y no me deja sensación grasa en absoluto. Pero claro, esto es porque mi piel es seca. En pieles normales o grasas me imagino que una manteca de estas características no se absorbe ni de casualidad o lo hará muy lentamente.


Qué me ha gustado

  • Lo hidratada que deja mi piel. No me dura 24 horas pero no está nada mal, pues la piel se me queda suave durante muchas horas.
  • El aroma. Es como a frutos secos mezclados con galletas y caramelo (me sorprendí cuando vi que tenía caramelo entre los ingredientes, ya que a mí me olía a eso).
  • El contenido considerable en agentes hidratantes, como la manteca de karité, la manteca de cacao y el aceite de nuez de Brasil. Me parecen un regalo para la piel.
  • Lo bien que se extiende y lo bien que se absorbe.
  • Se necesita poca cantidad de producto para conseguir una hidratación óptima, con lo cual creo que sale muy rentable, incluso a 14 € (a mí me gustan tanto las mantecas de “The Body Shop” que siempre me resultan rentables con su precio normal y todo).

Qué no me ha gustado:
  • Contiene parabenos y siliconas (aunque se lo perdono).
  • El aroma perdura demasiado en mi piel, lo que me obliga a usarla por la noche para darle tiempo a que el olor se vaya. Si no, me mata el perfume que me ponga. Si me ducho por la mañana tengo que echar mano de otra hidratante.
  • A mi novio no le gusta el aroma. Esto no es problema de la manteca, claro, sino de mi novio, pero me dejó un poco “plof” el hecho de que no le gustara. Será que me tiene mal acostumbrada, porque siempre me está diciendo: “¡Qué bien hueles!”, mientras que cuando me la puse la primera vez no le gustó en absoluto. Sé que es un detalle sin importancia y hasta cómico, pero no podía dejar de señalarlo, jejeje.
Sí diré que ahora en verano la voy a usar poco, quizás sólo una vez por semana, porque con el calor prefiero hidratantes más ligeras y frescas aunque tenga que reaplicarme. Eso sí, para el invierno es ideal, como todas las mantecas que he probado de “The Body Shop”

Y bueno, hasta aquí puedo contaros. ¿Os gustan las mantecas de “The Body Shop”? ¿Habéis probado alguna? ¿Conocíais ésta en especial?

Besos y hasta pronto!!!

lunes, 16 de mayo de 2011

VaNiLLa Dee-LiTe, De LuSH

Hola chic@s!!!


Hoy vengo con una hidratante corporal, en este caso la Vanilla Dee-Lite de Lush. La he probado porque en una de mis compras me dieron una muestrecita (y la verdad que el diminutivo “-ita” le viene que ni pintado, porque me pusieron la mitad del tarrito ése de plástico que dan, pero bueno… menos mal que en posteriores visitas me han puesto el tarrito completo con otras muestras que si no…). Lo podéis ver a continuación:



En la web de Lush encontramos lo siguiente sobre esta hidratante: “Adorable y cremosamente suavizante. Una loción con aroma a vainilla para cuerpo y manos. Las cremas corporales de Lush que vienen en botes negros suelen ser las más densas. Las más ligeras, vienen en botellas transparentes (100% recicladas, por supuesto). Pero lo importante es que Vanilla Deelite está hecha con adorables aceites y mantecas - como los hawaianos tamanu y monoi - agua de cocos orgánicos y el perfume de Vanilla Fountain. Utilízala para oler tremendamente bien y suavizar tu piel”.

Y como lista de ingredientes tenemos: Infusión de Hibisco (Hibiscus sabdariffa), Agua Mineral, Agua de Coco Pura y Orgánica (Cocos nucifera), Aceite de Coco Extra Virgen (Cocos nucifera), Ácido Esteárico, Manteca de Cacao (Theobroma cacao), Kiwi Frescos (Actinidia chinensis), Glicerina, Triethanolamina, Manteca de Illipe (Shorea stenoptera), Absoluto de Vainilla (Vanilla planifolia), Absoluto de Jazmín (Jasminum officinale), Absoluto de Tonka (Dipteryx odorata), Aceite de Tamanu (Calophyllum inophyllum), Cetearyl Alcohol, *Coumarin, Hydroxycitronellal, Perfume, Methylparaben, Propylparaben. *Se da de forma natural en aceites esenciales.

Y esto, señores y señoras, no me mola nada de nada. Como podéis ver, esta hidratante contiene “methylparaben” y “propylparaben”, dos parabenos ampliamente utilizados en cosméticos. Y no mola, no señor, porque se supone que Lush se vanagloria y se jacta de que sus productos son naturales, con ingredientes naturales y tal y pascual. A ver, no tengo nada en contra de que los utilicen, de hecho rara es la hidratante corporal que no los contiene (creo que en casa no tengo ningún bote de hidratante que no lleve estas dos sustancias), pero que no me intenten vender la moto de que todos los ingredientes son naturales…

De hecho, Vanilla Dee-Lite no es el único producto de Lush que contiene parabenos, también los encontramos en Dream Cream, Coco Lotion y otros que ya iré comentando. Vamos, que no estoy censurando los productos de Lush ni nada por el estilo, soy una auténtica forofa de ellos. Y tampoco soy de las que se niegan en redondo a utilizar productos con parabenos, pues tengo varios que encima me encantan. Eso sí, la verdad es que intento evitarlos y minimizarlos todo lo posible.

Bueno, a lo que iba con esta hidratante. Su olor es muy intenso y, como bien dice el nombre, huele a pura vainilla, pero yo le noto un punto caramelizado. En mi opinión es demasiado intensa quizá, y eso que a mí me encanta el olor a vainilla. No obstante, el olor no perdura por los siglos de los siglos, al cabo del tiempo desaparece casi por completo, y eso es algo que yo valoro mucho en las hidratantes. No me gusta que dejen rastro de su aroma en mi piel porque luego me perfumo y a lo mejor el aroma de la hidratante no pega nada con el del perfume y ya la hemos liado. Por otro lado, se absorbe bien, muy bien, y la piel queda suave e hidratada. La cantidad de la “muestrecita” me dio (estirándola muuuuuuuuuuuuuuuuuuuucho) para todo el cuerpo, y eso que soy bastante alta, pero bueno, se hizo lo que se pudo. Con esto vengo a decir que no hace falta una gran cantidad de hidratante para aplicarla por todo el cuerpo, cunde bastante con poca cantidad.

El precio es de 16.50 € el bote de 250 gramos. A mí me parece bastante cara, si la comparamos, por ejemplo, con las mantecas corporales de The Body Shop (que ya en sí también me parecen caras), que cuestan unos 14 € y traen más o menos la misma cantidad.

¿La compraría? Pues la verdad es que no lo sé. Ahora mismo es que estoy servida de hidratantes con varias por gastar, y también tengo una ligera fijación por las mantecas corporales de The Body Shop, qué le vamos a hacer, me gustan muchísimo. El aroma de esta hidratante me agrada, pero no sé, prefiero por ejemplo el de la de vainilla de Yves-Rocher, que encima es más barata y también hidrata muy bien.

¿La habéis probado? ¿Qué os parece? ¿Os importa usar productos con parabenos?

Besos :)