Mostrando entradas con la etiqueta cuerpo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cuerpo. Mostrar todas las entradas

viernes, 20 de abril de 2012

Al País de Nunca Jamás (VI): 'Lemony Flutter' de Lush



¡¡¡Estoy de sorteo!!! Apúntate aquí ^^

Buenos días!!!

Vengo con una "nueva entrega" (jejeje) de mis productos que van "Al País de Nunca Jamás". Que no todo van a ser tentaciones, no??? Recuerdo que 'Lemony Flutter' es uno de los primeros productos que me compré de Lush, la verdad que con una fe ciega de que iba a ser buenísimo y que mis cutículas y uñas se iban a recuperar, pero tras más de un año de uso (porque sí, el botecito de las narices me ha dado para bastante más de un año y al final ya veréis qué usos le he dado para acabarla) puedo concluir que no tengo por donde salvar a esta crema.

El producto.

'Lemony Flutter' es una crema que se usa principalmente para tratar las cutículas, de hecho la compré para este fin ya que mis uñas son de libro, y las cutículas no se quedan atrás... Se trata de una crema bastante compacta y mantecosa, de color amarillo-verdoso claro y un aroma muy agradable a limón. Basta muy poca cantidad para extender por las cutículas y hay que masajearla hasta que se absorba... Lo que pasa es que, al menos a mí, no se me absorbe. Queda como una capa aceitosa en los dedos que no se va hasta que no la retiro con papel de cocina o me lavo las manos, valiente invento, ¿no? Si además agregamos que las cutículas ni se enteran aunque deje el aceite ahí todo el tiempo para que actúe... ya es que me sentía hasta tonta.

Os copio lo que pone en la página de Lush:

"No cometas el error de pensar que este pequeño bote de crema sólo te durará un mes. Incluso si lo usas todos los días para fortalecer tus cutículas y uñas en la mañana, tarde o noche, ¡no podrías terminar los 45gr en un año! La hemos usado en las rodillas, codos y hasta los talones. Es brillante. Su combinación de lavanda calmante, limón, manzanilla, suaviza y repara la piel dañada de todo tu cuerpo.

Modo de uso:

- Coge una pequeña cantidad de esta mantecosa crema.

- Extiéndela con un pequeño masaje por tus cutículas, talones, codos y cualquier parte que necesite un cuidado extra.

- También puedes usar Lemony Flutter como crema de manos habitual.

- Pruébala también para reparar las puntas abiertas. ¡Pero usa muy poco!"

Ingredientes

Os copio los ingredientes desde la web de Lush:

Infusión Orgánica de Limón Fresco (Citrus limonum), Manteca de Karité (Butyrospermum parkii), Cera de Abeja (Cera alba), Lanolina, Aceite de Soja (Glycine soja), Aceite Orgánico de Aguacate Prensado en Frío (Persea gratissima), Aceite Orgánico de Linaza Prensado en Frío (Linum usitatissimum), Manteca de Mango (Mangifera indica), Aceite de Coco Virgen Extra (Cocos nucifera), Aceite de Ricino (Ricinus communis), Perfume, Aceite Orgánico de Germen de Trigo Prensado en Frío (Triticum vulgare), Aceite de Limón (Citrus limonum), Aceite de Lavanda (Lavandula angustifolia), Aceite de Tagetes (Tagetes minuta), Aceite de Camomila Azul (Matricaria chamomilla), Trietanolamina, Ácido Esteárico, Cetearyl Alcohol, Extracto de Gardenia (Gardenia jasminoides), *Citral, *Geraniol, *Citronellol, *Limoneno, *Linalool, Metilparabeno, Propilparabeno. * Se da de forma natural en los aceites esenciales

Cantidad y packaging

El envase es típico de Lush: una cajita de plástico redonda de color negro, de esas que nos sirven para acumular vacías y cuando tengamos cinco canjearla por una mascarilla fresca. Trae 45.0 gramos.

Por qué no me ha gustado y cómo la he terminado

Básicamente ya os he contado el por qué este producto se va al "País de Nunca Jamás", ya hemos quedado en que para las cutículas, nada de nada. Como crema de manos pasa 3/4 de lo mismo: no se absorbe ni soplando. Y eso que mis manos tienen una tendencia a la deshidratación de vértigo, las llevo siempre resecas y ando poniéndome crema varias veces al día. En las puntas del cabello, si queremos un bonito pelo aplastado y con pinta de no haberlo lavado en semanas, por poca cantidad que usemos, sería perfecto... ¿Qué hago para aprovecharla entonces? Pues es bastante buena para utilizarla en los pies, especialmente en talones y en los dedos. A ver, la capa aceitosa se queda igual y no se absorbe, tal y como pasa en otras partes del cuerpo, pero lo que hago es enfundar los pies en calcetines viejos (porque os digo ya que las manchas que deja 'Lemony Flutter' en la ropa cuesta la vida quitarlas... si se llegan a quitar, claro). Así que como tratamiento nocturno para recuperar un poco la hidratación en los pies, no está mal. Y este es el uso que le he dado hasta terminarla, que casi lloro de la emoción cuando vi el fondo del bote negro. Porque no se puede negar que cunde una barbaridad.

Precio y dónde lo compramos

El botecito cuesta 8.75 €, pero si os gusta y os va bien, es una estupenda inversión porque cunden como los panes y peces de la parábola. Para comprarlo tenemos la web de Lush y las tiendas de la marca.

Y esto es todo lo que puedo contaros de 'Lemony Flutter'... ¿Alguien la ha probado? ¿Os ha pasado lo mismo que a mí? ¿Alguna crema que trate las cutículas y funcione algo que podáis recomendarme?

Muchos besos y gracias por leer y vuestros comentarios ;)

Auxi