Mostrando entradas con la etiqueta correctores. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta correctores. Mostrar todas las entradas

jueves, 12 de abril de 2012

Correctores de ojeras: High Definition Concealer de Make Up For Ever


¡¡¡Estoy de sorteo!!! Apúntate aquí ^^

Ya sabéis que las ojeras son mi eterno problema. De hecho ya he desistido de que desaparezcan, no voy a auto-engañarme. Lo único que puedo hacer para que mejoren es descansar lo suficiente (asignatura que me cuesta la vida aprobar), alimentarme bien, beber mucha agua, usar un buen contorno de ojos y tratar de emplear un corrector que las disimule y que a la vez no me dañe esta zona.

Hace un tiempo os hablé de los correctores de Bobbi Brown en esta entrada, cuyo principal inconveniente es que tienen un precio elevadísimo, porque por lo demás no tengo gran cosa que objetar. Por su precio los reservo para el fin de semana y ocasiones especiales, pero para diario… ¿qué?

Hace bastante ya (en navidades creo recordar) encontré éste de Make Up For Ever con una promoción al 20 %. Me lo probaron, me gustó y me lo llevé. Y tras usarlo este tiempo, os hablo hoy de él.

El producto

‘High Definition Concealer’ de Make Up For Ever es un corrector para las ojeras cremoso pero no denso. Promete una cobertura media-alta de las ojeras así como mantener esta zona tan delicada con la hidratación adecuada.

Se presenta en formato stick con el que vamos sacando el producto que necesitamos. La punta del aplicador es de silicona, y después de cada aplicación deberemos lavarlo si queremos preservar una aplicación higiénica.

No obstante, yo me lo extiendo con ayuda del dedo anular, a toquecitos por toda la zona. También podríamos emplear un pincel como el 224 de MAC.

Hay varios tonos disponibles. El mío es muy clarito, el 330 en concreto. Pero confieso que primero me maquillo la zona con el corrector 576 de Kryolán (del que ya os hablaré), el de color salmón anaranjado. Gracias a esto consigo igualar un poco la zona y disimular lo oscuras que son mis ojeras. Una vez asentado el 576, aplico encima el ‘High Definition Concealer’. Resulta un combo muy conseguido para disimular las ojeras.

Eso sí, para que nos dure recomiendo sellarlo con polvos, los ‘Powderflage’ de Benefit. Si no, en dos horas ya tenemos el corrector en los pies.

Cantidad y packaging

El formato, como os he comentado, es el de un stick que vamos girando y con el que podemos controlar la salida de producto. La punta es de silicona, así no se estropea cuando la lavamos después de cada aplicación.

Trae una cantidad de 1.5 mL, en mi opinión es muy poca, pero también os digo que necesitamos apenas dos gotas para cubrir la zona. Recordad que si ponemos demasiado corrector se nos harán muchos pliegues y quedará muy antiestético. En este caso es muy cierto aquello de que “menos es más”.

Lo que me gusta:


-       Cubre la ojera, aunque previamente tenga que igualar el tono.


-       No reseca. Esto para mí es una condición indispensable, pues ya tengo la zona deshidratada de por sí.

-       Dura bastante. Yo lo sello con los ‘Powderflage’ y aguantan varias horas.

-       El formato es muy cómodo e higiénico, y controlamos muy bien la salida de producto.

Lo que no me gusta:


-       Trae poca cantidad.


-       Por sí solo no cubre la ojera, en mi caso requiero un corrector naranja debajo. Pero si tenéis pocas ojeras, os vendrá perfecto.


Precio y dónde lo compramos

Cuesta 27.00 €, caro, pero al 20 % se me quedó en unos 21.00– 22.00 €. Y además, si lo comparamos con lo que cuestan los dos correctores de Bobbi Brown… compensa.

Podemos comprarlo en los stands de Sephora de “El Corte Inglés” y en tiendas Sephora.

¿Qué os parece este corrector chicas? Para mí ha sido todo un descubrimiento, la verdad que bastante agradable, ya que los de Bobbi Brown de momento no me puedo permitir usarlos como correctores de diario.
Muchos besos y hasta pronto :)

Auxi

viernes, 17 de febrero de 2012

aL PaíS De NuNCa JaMáS (IV): 'eRaSe PaSTe' De BeNeFiT



Un producto de Benefit que envío directo al “País de Nunca Jamás”, y mira que me duele. Compré ‘Erase Paste’ absolutamente convencida de que me iba a solucionar mi eterno problema de camuflar mis ojeras de libro Guiness de manera eficiente, y me llevé un chasco impresionante. Os cuento, como siempre, desde un punto de vista objetivo y luego ya os daré mi opinión.


El producto

‘Erase Paste’ es un corrector cremoso, de color salmón, que podemos encontrar en tres tonalidades diferentes según nuestro color de piel. Ésta es una de las ventajas de los productos Benefit: con las pocas tonalidades que presentan en sus gamas de productos es muy sencillo acertar con uno que se funda con nosotros. Mi tono en concreto es el nº 1, el más claro:


La textura es cremosa y espesa, no esperéis un corrector fluido ni nada por el estilo. Benefit ha incluido un aplicador para coger una pequeña parte de producto suficiente para cubrir lo que queramos.

No sirve exclusivamente para las ojeras, también podemos camuflar alguna pequeña cicatriz o rojez de nuestra piel. No lo recomendaría para granos dado lo cremoso que es, de hecho jamás lo he utilizado para este fin.

Espero que se aprecie en los swatches la textura cremosa y lo que puede llegar a cubrir:



Precio, cantidad y packaging


‘Erase  Paste’ cuesta sobre los 25 €, trae 4.40 gramos de corrector y se presenta en un botecito redondo, de color fucsia transparente, en la línea de todos los productos  Benefit, con su toque vintage y muy chic. A mí personalmente me parece muy bonito.

¿Dónde lo compramos?

En los stands de la firma en los centros “El Corte Inglés”, las tiendas Sephora que dispongan de Benefit, en su página web norteamericana (donde los precios son un auténtico chollo en comparación con los precios en las tiendas físicas españolas) y también en ASOS.

Mi opinión y mi experiencia

¿Por qué no me gusta este producto? Voy a analizaros primero los puntos positivos:

-       Es cubriente, tapa mis ojeras casi por completo.

-       No reseca nada el contorno del ojo, condición indispensable para mí dada la sequedad que acuso siempre en esta zona.

-       Cunde muchísimo.

-       El color se funde totalmente con la piel, de tal manera que no provoca efecto panda ni nada por el estilo


Pero, porque ahí está el quid de la cuestión: no me dura en condiciones ni cinco minutos. Y he probado a sellarlo con ‘Powderflage’, con polvos sueltos de diferentes marcas e incluso con los infalibles HD de MUFE y nada. No hay manera. Enseguida se introduce en la línea que tengo en la zona, marcándola de manera espantosa. Y, lo peor, se va cayendo y quedando a parches, así que os podéis imaginar lo antiestético del asunto. Incluso empeora y queda más feo si cabe con los polvos.

En definitiva, un producto que se marcha al “País de Nunca Jamás” y que no recompraría en la vida. De hecho, ni siquiera sé qué hacer con el poquito que me queda, porque eso sí, a cabezota no me gana nadie y he intentado que funcione por todos los medios que se me han ocurrido.

Esto es mi experiencia personal, no quiere decir que a vosotr@s os vaya a pasar lo mismo. Lo que a algún@s nos va de pena a otr@s les puede ir genial y viceversa.

¿Lo habéis probado? ¿Os tienta? ¿A alguien le ha pasado algo parecido?

Muchas gracias por pasaros y por vuestros comentarios ;)

miércoles, 28 de diciembre de 2011

SiSTeMa aNTi-oJeRaS De BoBBi BRoWN: "CoRReCToR aND CReaMy CoNCeaLeR"

¿Qué tal chic@s?

Estos productos de los que os voy a hablar hoy puede que sean mi mayor descubrimiento en maquillaje de este año 2011, por eso antes de que lleguen las campanadas quería hablaros de ellos. Son el archiconocido sistema anti-ojeras de Bobbi Brown: “Corrector and Creamy Concealer”. También, todo sea dicho, creo que son los productos de maquillaje en los que he gastado más dinero en mi vida, para lo que son, claro.

El producto

Como veréis en el título de la entrada son Pre-corrector (que en inglés llaman simplemente “corrector”) y Corrector (“concealer” en inglés).

Primer paso: Pre-Corrector (Corrector)

¿Por qué dos pasos para camuflar las ojeras? Pues porque el Pre-corrector cumple la función de neutralizar la tonalidad de nuestra ojera. Y hay dos tipos de pre-correctores:

·         Tonos Peach: para ojeras azuladas o violáceas.

·         Tonos Bisque: para ojeras en tonos marrón.

No obstante, debo puntualizar y aconsejaros que si vuestras ojeras son violáceas o azuladas y sois muy claritas de piel, como es mi caso, os decantéis mejor por los tonos Bisque porque con los Peach el contraste queda fatal. A mí me probaron en el stand ambos pre-correctores (tonos bisque y tonos Peach) uno en cada ojera, y con el de tono Peach se agravaba el problema más que solucionarse. Y me los probaron porque yo me empeñaba en que como mi ojera es violácea forzosamente tenía que llevarme un pre-corrector en tono Peach. A cabezona es que no me gana nadie, sólo claudico si veo que la otra persona lleva la razón, y aquí claudiqué pero bien.

Hay 12 tonos diferentes de pre-correctores. Lo mejor es acercarse a un stand con la cara lavada como hice yo (que vaya horror, no hago eso salvo en casos así… porque mis ojeras son es-pec-ta-cu-la-res) y que os prueben diferentes tonos hasta acertar con aquel que neutralice vuestra ojera. En mi caso, como podéis ver, el mío es el ‘Bisque’.

Me encanta la textura del Pre-corrector, es cremosa, fácil de difuminar y no reseca para nada la zona de la ojera, que es una de las características más importantes que yo buscaba en un producto de este tipo. Ya tengo bastante reseca la zona de la ojera como para que me la resequen más.

Segundo paso: Corrector (Creamy Concealer)

Este paso es el que las que tengan la suerte de tener las ojeras poco marcadas, pueden tomar como único. Es decir, que no necesiten neutralizar previamente la tonalidad de la ojera.

Lo que hace el Corrector es completar el paso anterior e igualar la tonalidad de la ojera con la de nuestra piel o con la de la base de maquillaje (que a fin de cuentas podemos decir que es lo mismo, ya que lo lógico es que nuestro tono de base sea lo más parecido posible al de nuestra piel). Es importante aplicarlo si hemos usado el primer paso, pues de lo contrario no conseguimos camuflar las ojeras por completo.

Si no me falla la memoria, hay 14 tonalidades de Correctores. Mi tono es el 'Beige'.

Su textura es parecida al Pre-Corrector: cremosa y muy fácil de extender, tanto con pincel como con los dedos. Yo lo que hago para ambos es aplicarlo con pincel y terminar de difuminar y repartir bien con los dedos.

En Bobbi Brown recomiendan para finalizar, sellar la zona con polvos, y nos venden unos específicos en tonalidades amarillas. Mi dependienta predilecta de Bobbi Brown me desaconsejó rotundamente en mi caso adquirir estos polvos, pues aunque es cierto que fijan y prolongan la duración del Corrector, me podrían resecar la zona. Así que yo sólo me llevé el sistema de dos pasos. Luego os cuento qué aplico para prolongar la duración.


Ingredientes

No tengo foto de los ingredientes, me salía muy desenfocada, lo siento. Pero os puedo decir que no he encontrado siliconas en la composición, aunque sí Petrolatum.

También os diré que yo que tengo la piel muy sensible, no he tenido problemas con estos productos, aunque como cada piel es un mundo, mi consejo es que primero probéis.

Cantidad y Packaging

Cada envase de Pre-Corrector y Corrector trae 1.4 gramos, cantidad que me parece muy poca para lo que valen, pero del precio hablamos en el siguiente apartado.

Ya habéis visto las fotos, el packaging de los productos de Bobbi Brown me parecen uno de los más elegantes del mercado. Personalmente me encandilan. Esos envases negro brillante con letras blancas y en muchos casos espejito en el interior. Son una auténtica monería…

Os pongo más fotos desde otra perspectiva, primero el Pre-Corrector y luego el Corrector:


Precio y dónde lo compramos

Cada producto por separado vale unos 27 €. Son los productos para las ojeras más caros que he comprado en mi vida. De hecho, no los uso para todos los días porque no puedo permitirme desembolsar cada tres o cuatro meses semejante cantidad de dinero sólo en corregir ojeras.

Me los compré aprovechando “Los Secretos de Belleza” de “El Corte Inglés”, y creo que si los repongo, será cuando salga dicha promoción, ya que, que yo sepa, en España sólo podemos comprar Bobbi Brown en los stands de la firma de estos centros.

Y, para rematar la explicación, os diré que fue lo último que me compré en temas potinguiles este año, quitando las cosas básicas que sí me he seguido comprando. He estado tentadísima de muchas cosas pero he seguido la poti-dieta a rajatabla ;) Supongo que, salvo mi autoregalo de Reyes (que sí, señores, yo me autoregalo aunque sea una tontería) no volveré a comprar nada hasta enero-febrero del próximo año.

Mi opinión

Estos productos son los mejores que he probado para corregir mis ojeras. Desde aquí quiero dar las gracias a Elisa de “Maquilando Libros” por recomendármelos en nuestras charlas por Twitter. Cubren totalmente mis ojeras, no dejan ni rastro. Así que, de podérmelo permitir, es un producto que usaría a diario, pero de momento no puede ser. Lo combino con otro más barato para todos los días y este lo reservo normalmente para los fines de semana y cosas así.

Lo único que no me gusta de estos productos, aparte del precio, es la duración. Aguantan dos o tres horas intactos, luego empiezan a desaparecer a la velocidad de la luz. ¿Qué hago para que me duren horas y horas en perfecto estado? Ya os he comentado que los polvos que venden en Bobbi Brown, según me dijo la dependienta, me resecarían y no me arriesgué a traérmelos. Así que yo uso otro producto del que ya os hablaré y que siempre aplico encima de mis correctores de ojeras: los ‘Powderflage’ de Benefit. Son una maravilla, porque no resecan nada y fijan el corrector para prolongar la duración toda la jornada laboral. Además aportan luz. Pero dejo esta información para otra entrada :)

Bueno, espero que os haya resultado útil la entrada. ¿Conocíais este sistema? ¿Tenéis, como yo, el problema de las ojeras tan marcadas? ¿Qué utilizáis para camuflarlas?

Muchos besos y hasta pronto chic@s ;)

domingo, 31 de julio de 2011

MiS CoRReCToReS PaRa LaS RoJeCeS HaSTa eL MoMeNTo

Hola a tod@s!!!

Hace unos días os hablé de los tratamientos que había probado para las rojeces de mi nariz y mis mejillas. Podéis ver la entrada aquí.

Hoy les toca el turno a los dos correctores que he utilizado hasta el momento desde que el problema se hizo tan evidente que no me quedó más remedio que recurrir a “enmascaradores”, ya que con los tratamientos no resultaba suficiente.

Os traigo un corrector de Avène y una prebase para las rojeces, muy diferentes entre sí en todo, os las analizo por separado.

Pincel corrector verde, pieles sensibles de Avène.

Fue el primero que compré y lo hice en una farmacia. La verdad es que me costó carísimo, unos 16 € si no recuerdo mal.

Según pone en el envase atenúa las rojeces moderadas debidas a la presencia de cuperosis, cicatrices recientes, manchas de nacimiento, pequeños vasos o rojeces post-láser.

No sé si lo sabréis, pero el color verde es el que neutraliza el color rojo, por eso el pincel está indicado para corregir este tipo de imperfecciones.

La verdad es que el pincel permite una aplicación bastante precisa y además ayuda a extender el producto por la zona a enmascarar.


En el envase también nos pone que es resistente al agua y a la transpiración. Además, contiene SPF 12 (hombre, algún extra debía tener después de semejante precio).

El contenido no lo he encontrado por ningún lado, pero vamos, que trae poquísima cantidad.

Debo añadir que trae siliconas y parabenos en la composición, cosa que para ser de Avène no me gusta demasiado.

A mí me ha ido bastante bien, me disimula las rojeces bastante, aunque siguen siendo perceptibles. Al principio de ponérmelo me veía como una marciana, pero luego aplicaba la base de maquillaje encima y asunto arreglado.

El único pero es que no me compensa, porque es muy caro para la cantidad que trae y mi zona roja es bastante grande.

Es por eso que cuando vi el siguiente producto me decidí a comprarlo por probar.

Skin Tone Corrector KIKO 01 Green.

En una de mis visitas a KIKO (en las que en la mayoría salgo de manos vacías) vi esta prebase para las rojeces. Ya había comprado el pincel de Avène y estaba preocupada porque no me cundía. Le comenté el problema que tenía a una dependienta de allí y me recomendó esta prebase. Me costó 9,95 € si no recuerdo mal.


Os copio lo que pone en el envase de cartón:

“Base tonalizadora para el rostro. Perfecciona la tez, alisándola y mimetizando ópticamente las discromías cutáneas. Fórmula ligera y confortable con polvo de diamante para un esplendor difuso extraordinario.

Hipoalergénico, formulado para reducir al mínimo el riesgo de alergias. No comedogénico”.

En sus ingredientes he visto que contiene siliconas y parabenos. Contiene 30 ml y la caducidad del producto, una vez abierto, es de 12 meses.

Pero qué queréis que os diga… A mí no me hace prácticamente nada. Es como la que se pone una crema hidratante en la piel, que encima lleva siliconas y parabenos. Puede que difumine muy sutilmente la rojez de la nariz y mejillas (pero vamos, tan sutilmente que yo no lo veo), aunque la verdad es que no noto que haga absolutamente nada.

Así que ahora la estoy gastando aunque me da a mí que va a ser uno de esos productos que en cuanto pueda comprarme otro lo voy a tirar sin terminar, cosa que yo es rarísimo que haga. Yo sólo dejo de utilizar un producto cuando me da una reacción o mi piel no lo tolera. No es el caso de éste, pero es que no hace nada, y yo necesito algo que me disimule el tono rojo de la nariz, al menos a la mitad, tampoco pido un milagro.

Como conclusión, no volvería a comprar ninguno de los dos. El pincel de Avène me gusta, pero como he dicho no me compensa. De hecho lo tengo reservado para ocasiones en las que quiero ir impecable y en las que no me da la gana (con perdón) que se me vea la naricilla roja. Para diario estoy usando la de KIKO, pero como digo por gastarla mientras me pueda comprar otra que funcione.

Espero que os haya resultado entretenido o que os haya aportado algo.

Muchas gracias por leerme y besitos :)