Mostrando entradas con la etiqueta anticelulítico. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta anticelulítico. Mostrar todas las entradas

viernes, 8 de julio de 2011

Aceite Anticelulítico-Antienvejecimiento de Natura Sibérica (KROUS)

Hola a tod@s!!!

Os traigo la review de otro producto de Natura Sibérica que me envió el equipo de Hotrovato. En esta ocasión se trata de un producto anticelulítico, tan populares en estas fechas del año en las que a tod@s nos entran las prisas por cuidarnos un poco y lucir lo mejor posible en la playa/piscina. Porque… ¿a quién no le gusta estar bien, cuidarse y mimarse un poco? Es algo absolutamente necesario y que refuerza nuestra autoestima.

Bueno, paso a contaros detalladamente en qué consiste este producto y cómo me ha ido con él.

La marca.

Ya os detallé las características de la marca hace un par de posts cuando hablé de la crema de manos (tenéis el acceso directo aquí). No obstante, por si alguien no lo leyó, os copio y pego directamente:

‘Natura Sibérica’ – KROUS es una marca de cosmética natural de origen ruso. Fabrican sus productos aprovechando los recursos naturales y puros disponibles en las zonas vírgenes de Siberia. Con el fin de preservar la energía natural en pro de la salud y la belleza, en ‘Natura Sibérica’ emplean ínfimas cantidades de ingredientes sintéticos, aplicando las últimas tecnologías y ejerciendo un control exhaustivo durante todo el proceso de producción y transformación.

Por otro lado, destacar que esta marca tiene el sello de calidad ECOCERT. Sus productos están certificados por ICEA (Italia) como ECO BIO Cosmética , y la eficacia de sus productos está avalada por estudios y pruebas dermatológicas realizados en la Universidad de Ferrara (Italia).

El producto.

Os pongo el acceso directo a la ficha de este producto en la página web de Hotrovato. No obstante, os cuento un poco lo que encontraréis allí y la información que tengo del propio envase del aceite anticelulítico, de tal forma que haré una combinación detallada de ambas.

Puntualizo que aunque nos lo catalogan como “aceite”, yo lo definiría como una “crema”; lo que ocurre es que al tener una amplia combinación de aceites naturales supongo que le dieron el nombre de “aceite”.

En la página web nos informan de que este producto “hidrata, nutre, suaviza, alisa la piel y elimina los signos de la celulitis”. A destacar, como todos los productos de Natura Sibérica que:

  • Se trata de un producto hipoalergénico.
  • No contiene ingredientes químicos, aromatizantes, colorantes ni alérgenos.
  • No contiene parabenos.
  • No ha sido testado en animales.
  • No contiene grasas ni aceites minerales. De hecho, los únicos aceites presentes en la composición del producto son los que se hayan de manera natural en las esencias incluidas en el mismo.
  • Precio: 6.60 €
  • Contenido: 200 ml.
  • Caducidad una vez abierto: 12 meses.

Ya sé que me repito, pero destaco especialmente el que no contenga parabenos (huyo de ellos cuanto puedo en la medida de lo posible y sé que much@s de mis lector@s también lo hacen), que no contenta grasas ni aceites añadidos (mi piel es reactiva a ellos), y, muy importante, que no testen sus productos en animales.

La lista de ingredientes es la siguiente:

  • Cera Blanca de abeja.
  • Aceite de Cedro Siberiano.
  • Aceite de Juniper Rojo.
  • Aceite de Espino Cerval de Mar de Altái.
  • Aceite de Semillas de mora.
  • Aceite de Salvia del Bosque.
  • Aceite de Escaramujo Dahurico.
  • Aceite de Lino Blanco.
  • Caléndula.
  • Reina de los Prados.

En el envase nos detallan asimismo que: “El aceite espeso corporal Natura Sibérica está creado a base de pura cera de abeja y ocho aceites naturales extraídos de plantas siberianas. Esta combinación única aporta una hidratación más efectiva, nutre intensamente, suaviza, alisa la piel y elimina los signos de la celulitis.

El Aceite de Cedro Siberiano (Cedrus Sibirica) y el Aceite de Juniper Rojo (Red Juniperus Communit) disminuyen la hinchazón y mejoran la circulación sanguínea. El Aceite de Abeto Siberiano (Abies Sibirica) rejuvenece y alisa la piel, aumenta su elasticidad. Los aceites de Espino Cerval de Mar de Altái (Hippophae Rhamnoides Altaica) y de las semillas de la Mora de los Pantanos (Rubus chamaemorus) favorecen la renovación activa de la piel y la protegen de la agresión de los radicales libres, dando como resultado una piel firme y aterciopelada.

El Aceite de Salvia del Bosque (Salvia Officinalis) nutre intensivamente, el Aceite de Escaramujo Dahurico (Rosa Davurica Pall) tonifica y refuerza la piel, el Aceite de Lino Blanco Siberiano (Linum Sibiricum Ussitatissimum) abastece la piel de vitamina E y elimina las irritaciones.

En el contenido del Aceite Espeso Corporal Natura Sibérica interviene la Cera Blanca de Abeja (beewax), que aporta suavidad a la piel y el extracto de Schizandra (Schizandra Chinensis), que se valora especialmente por su alto contenido en vitamina C.

Los extractos orgánicos certificados de Caléndula (Calendula Officinalis) y de Reina de los Prados (Ulmaria), creadas en las condiciones ecológicas más puras, conservan en su totalidad el contenido natural y la fuerza de las sustancias activas, hidratan profundamente y protegen la piel de agresiones externas.”

La acción que promete este producto es:

  • Disminuir la hinchazón y mejorar la circulación sanguínea.
  • Rejuvenecer y alisar la piel, aumentando su elasticidad.
  • Favorecer la renovación de la piel protegiéndola también de la agresión de los radicales libres.
  • Nutrir la piel en profundidad.
  • Tonificar y reforzar la piel.
  • Abastecer la piel de Vitamina E y eliminar las irritaciones.
  • Aportar la máxima suavidad a la piel.
  • Hidratar y proteger la piel de las agresiones externas.

Mi opinión y mi experiencia.

Hace ya unos días que terminé este producto. Lo he usado durante un mes, más o menos, aplicado todas las noches, después de la ducha y con la piel ya seca. Algo para mí muy importante, sobre todo en el caso de productos con principios activos como es el caso de este aceite, es aplicarlo con un masaje circular, sin apretar pero ayudando a que el aceite penetre bien en nuestra piel. Esto hace aumentar la eficacia del producto mucho más que si simplemente la extendemos y dejamos que se seque. Yo suelo masajear a conciencia hasta que noto que mi piel lo ha absorbido por completo.

Veámoslo punto por punto:

  • Resultados: mi piel luce más lisa, más firme y más tonificada. Debo resaltar que la celulitis no es algo que me traiga por la calle de la amargura. Tengo en algunas zonas, pero suelo mantenerla a raya con cremas y ejercicio (dieta no porque a la mínima me quedo consumida, aunque es lo ideal). Sí que es cierto que a veces, por falta de tiempo, no le dedico lo suficiente al ejercicio, y entonces es cuando en algunos sitios, especialmente en los muslos y la cara interna de las rodillas empiezo a ver esos antiestéticos bultitos, sólo si aprieto un poco la piel. Y claro, me ponen enferma. Este aceite me ha ayudado mucho en ese sentido, pues al alisar y tonificar tanto la piel he notado los pequeños nódulos de grasa en estas zonas mucho más pequeños y tenues. Estoy convencida de que en una celulitis más avanzada que la mía, combinado con constancia, dieta y ejercicio, los resultados podrían ser mucho más espectaculares.
  • Destaco también el elevado poder de hidratación de este aceite. Yo tengo la piel normal tirando a seca, y ahora en verano me tira a “bastante seca”. De hecho, muchas veces no me basta con hidratantes sino que tengo que recurrir a mantecas corporales. Y me hidrato todo el cuerpo, aunque me haya aplicado previamente el anticelulítico. Puntualizo ahora que siempre debemos aplicar los tratamientos en la piel limpia y seca, y una vez absorbidos totalmente podemos proceder, en caso necesario, a aplicar la hidratante corporal. Así que yo, como rutina, tras aplicarme el tratamiento anticelulítico procedo a hidratarme con otro producto, y lo hago siempre. Hasta que empecé a usar este aceite. La primera vez actué como siempre: apliqué el anticelulítico y cuando mi piel lo absorbió, me puse la hidratante. Cuál no fue mi sorpresa cuando descubrí que la hidratante no había manera de que se absorbiera por completo, no me había pasado nunca (excepto con algunas hidratantes con altas cantidades de siliconas, que ya sabemos que dificultan la absorción). Así que al día siguiente probé a aplicar el aceite anticelulítico y ya está, y observé cómo me quedaba la piel. Comprobé que, efectivamente, no necesitaba más hidratación adicional; el mismo aceite cumplía a la perfección este cometido. Así que un pequeño ahorro en hidratante.

  • Se absorbe de maravilla. La textura es el de una crema espesa, muy densa y de color blanco. Viéndolo la primera vez pensé que eso mi piel no lo iba a “digerir”, pero me equivoqué de pleno. Tras unos segundos de masaje, penetró fácilmente y sin dejar sensación grasa ni restos.
  • El olor es bueno, no me fascina pero me resulta muy agradable. A mí me huele a limpio, destacaría el aroma de la salvia y de madera de cedro como principales, aunque si me pongo a analizarlo durante un rato puedo percibir otras notas secundarias. Eso sí, no nos deja aroma en la piel, tras unos minutos desaparece por completo. Esto me gusta porque, como ya he comentado en otras ocasiones, suelo huir de/rechazar las hidratantes que dejan un olor persistente en la piel. Es pura cuestión personal, porque no me agrada.
  • Es económico. 6.60 € me parece muy asequible, es un producto que cunde mucho. Como ya he dicho, yo tengo pocas zonas afectadas y me ha durado poco más de un mes, quizás a alguien con más cantidad de celulitis le dure menos, pero aún así el precio no tiene desperdicio, más aún cuando los resultados son satisfactorios.

Para terminar os diré que me ha gustado mucho este aceite por cómo deja la piel. Además, como a todos, me gusta que los productos cumplan lo que prometen, si no todo por lo menos la mayoría de las cosas.

Y ya por último… ¿qué os ha parecido? ¿Usaríais este tipo de anticelulítico? ¿Qué tratamientos estáis utilizando para la “puesta a punto”?

Muchas gracias por comentar, besos y hasta pronto