miércoles, 2 de diciembre de 2020

Probando maquillaje de Le Tout Cosmetics

 

Al igual que con varias de las entradas que habéis visto y vais a ver por aquí, llevaba con la reseña de estos productos de maquillaje de Le Tout Cosmetics pendiente desde hace meses. Hoy por fin ve la luz, dificultades técnicas (que os detallaré más abajo) mediante.



En concreto voy a hablaros de una paleta de sombras de ojos, una paleta de iluminadores y coloretes, una máscara de pestañas y un labial.


Primero quiero hablaros un poco de Le Tout Cosmetics. Es una marca que había visto en algunas fotos y stories por Instagram, pero que no conocía ni había probado nunca. En mi mente era una marca de maquillaje, por lo que me sorprendió descubrir que también tienen en su catálogo con productos de cuidado de la piel, cuidado corporal y, además, con fragancias. Además, cuentan con una selección de productos de maquillaje que son 100% veganos (os dejo el enlace directo por si os interesa saber cuáles son en concreto).

“Le – tout” significa “el todo”, pues la idea de la marca es ser el todo en belleza. Se trata de una compañía global porque nace como una marca on – line que consigue ser accesible internacionalmente desde casi sus inicios. La dinámica de negocio se basa en democratizar la belleza a nivel global. Llevando la más alta innovación de producto a todos los targets y mercados al suprimir intermediarios y acortar las cadenas de valor y creando también una afinidad de la marca con sus clientes de manera estrecha y personal. Le Tout se identifica con cada persona de cualquier lugar. Escucha a sus clientes, crea un vínculo con ellos y comparte sus vidas.”

Dicho esto, vamos a ir viendo los productos que he tenido la suerte de probar y poder reseñaros hoy.

Eyeshadow palette

Hay dos acabados de esta paleta disponibles, yo escogí la de ahumados aunque tenemos otra en tonos tierra que también trae un azul chulísimo.



Nos encontramos con seis sombras de 1 gramo cada una. Sólo tenemos una sombra mate (el color negro), todas las demás tienen un acabado satinado o metálico. De izquierda a derecha, tendríamos:



-       La primera sombra es de color negro intenso y acabado mate. El pigmento es muy bueno, se trabaja y difumina sin problemas y el color no se pierde cuando lo difuminamos ni queda a parches, que es lo más difícil de conseguir en una sombra negra mate.

-       La segunda sombra en la paleta parece un blanco nacarado pero luego cuando la swatcheamos y la trabajamos en el párpado lo que vemos es una sombra plateada clara de acabado metálico. Es ligeramente tornasolada, pues según le incide la luz se ve más plateada o ligeramente rosada.

-       La tercera es mi favorita de toda la paleta. Tiene acabado satinado y es un tono granate intenso con subtono marrón que queda BRUTAL para hacer un ahumado. Es la que más he utilizado sin duda de toda la paleta.

-       La cuarta es un beige dorado perfecto para dar luz al párpado móvil. Me daba pena utilizarla porque es la que lleva las siglas lt grabadas y se borran enseguida, pero sin duda es una sombra preciosa.

-       La quinta es mi segunda favorita (la tercera es la beige del párrafo anterior): un marrón topo frío con acabado metálico y muchísimos destellos.

-       La última es un rosa medio de acabado satinado, también muy pigmentada. No soy demasiado fan de las sombras rosas, pero para dar cierto toque en la mitad interior del párpado y luego utilizar el granate, por ejemplo, en la mitad exterior, queda muy bonita.



Aunque todas las sombras se trabajan bien y tienen una duración muy buena en el párpado, considero que el uso de prebase es más que recomendable porque la mayoría de ellas tienen pequeñas partículas de glitter que van cayendo con el paso de las horas. Con el uso de prebase, la caída de estas partículas se minimiza o directamente se anula, dependiendo de las horas que estemos maquilladas. En mi caso, he puesto la paleta a prueba en numerosas ocasiones y he notado que a partir de las 8-10 horas es cuando me empieza a caer algo de residuo purpurinoso en la zona de la ojera, habiendo utilizado prebase.

El packaging me parece fuerte y resistente: plástico negro y duro, con cierre a presión y que cuenta en su interior con un espejo del mismo tamaño que la paleta, de buena calidad, que es de agradecer.



Os dejo aquí los swatches para que podáis ver la pigmentación:



¿La recomiendo? Sí, me parece una paleta con una muy buena relación calidad – precio, pero con un matiz: por sí sola a mí no me basta para hacer un maquillaje. Ojo, digo a mí, que me gusta construir la estructura del ojo con un par de sombras mate, son preferencias personales. Sería perfecta si fuese un poco más grande e incluyese 2 – 3 sombras mate en tonos marrones y beige para suplir estas necesidades. Por lo demás me parece una paleta genial, perfecta para viajar. De hecho me la he llevado en el único viaje que he podido hacer estos meses cuando estaban “abiertas las fronteras” de las comunidades autónomas para ir a ver a mi familia a Andalucía.

Su precio es de 18,95€.

 

Paleta Blush Illuminator

Esta paleta contiene dos coloretes y un iluminador. Tienen la característica de que se pueden mezclar entre sí y modular el color para adaptarlos a nuestras preferencias personales. Ninguno de los coloretes es mate, los dos son de acabado satinado.



Inicialmente cuando tuve la paleta entre mis manos le vi shimmer como si no hubiese un mañana e inevitablemente arrugué la nariz. El shimmer en los ojos no me molesta en absoluto, en los iluminadores en su justísima medida si no es muy perceptible, lo paso, pero en los coloretes no me gusta, así que estaba convencida de que éstos no me iban a gustar. Hasta que los probé en la piel. Una vez aplicados no se percibe el shimmer apenas en la piel a no ser que nos pongamos a pleno sol del medio día (lo he hecho para comprobarlo), donde entonces sí veremos pequeñísimas partículas muy dispersas. Digamos que todo el shimmer que se ve en la paleta, al trabajar el producto en la piel se funde y lo que deja es un acabado satinado muy bonito.



El packaging es exacto al de la paleta de sombras, aunque de tamaño diferente. Robusto, elegante y resistente.También cuenta con un espejo de muy buena calidad y buen tamaño y el iluminador tiene grabadas las siglas “lt”.

Vamos con los colores, de izquierda a derecha:

-       El primero es un colorete, aunque a mí personalmente no me gusta para utilizarlo solo. Lo veo más para pieles muy, muy pálidas, y eso que no es que yo sea Beyoncé, que también tengo la piel bastante clara. Para lo que sí me gusta es para mezclarlo con el colorete de la derecha, el rosado. Le da otro toque diferente y precioso.



Eso sí, tiene un acabado satinado tan bonito que sospecho que debe quedar de infarto en pieles oscuras como iluminador. Ahí lo dejo.

-       El producto central es el iluminador. Lo vi tan, tan blanco al principio que también pensé que no me gustaría y, aunque debo reconocer que no es de mis iluminadores favoritos (soy del club de reinas del a tope de glow) sí que deja una luminosidad muy bonita en la piel, muy natural, como si nuestra piel fuese así de lozana.



-       El colorete de la derecha me parece precioso. Por sí mismo ya deja un tono sonrosado en las mejillas súper natural. La pigmentación es muy buena, lo suficiente para poder trabajarlo sin tener que ir con pies de plomo, aunque ya sabéis que recomiendo siempre ir poco a poco para modular el color según nos guste de intensidad.



Mezclado con el primer colorete podemos customizarlo a nuestro gusto y también queda muy, pero que muy bonito.

Esta paleta tiene un precio de 21,95€ y trae en total 7,5 gramos de producto.

Aquí os dejo los swatches, de izquierda a derecha:



¿La recomiendo? En general sí. Ambos coloretes me parecen muy bonitos y pigmentados, además destaco el hecho de que se puedan mezclar entre sí y customizar el color y que sean fáciles de trabajar y modular. Lo único que no podría recomendarla si sois de piel muy morena, ya que el iluminador no os va a acoplar, podríais utilizar el primer colorete como iluminador, pero en sí el iluminador propiamente dicho no se iba a adaptar a vuestro tono de piel. Sí me parece una buena opción para pieles claras, muy claras o incluso medias.

 

Mascara Volume

Esta máscara posee una fórmula volumizante con protección anticontaminación a base de hierbas. Refuerza las defensas naturales de las pestañas protegiéndolas de las agresiones externas y la polucíon. Además sus agentes gelificantes de origen natural crean una película suave y cremosa sobre las pestañas para darles más cuerpo y densidad.



Entre sus ingredientes, destacan:

-       Carbón japonés. Posee un gran poder de absorción de toxinas y suciedad.

-       Antioxidante de aceitunas. Además de su acción antioxidante también tiene propiedades antiinflamatorias y protectoras contra la polución.

-       Extracto de aceite Sacha Inchi. Tiene un efecto revitalizante, nutritivo y protector que ayudará al crecimiento natural de las pestañas.

El packaging sigue en la línea de Le Tout: sencillo, elegante y robusto. El goupillon es de cerdas (¡me encanta!, son mis favoritos). Y la fórmula no es ni demasiado líquida ni demasiado densa, además hace ahora unos 7 meses que la tengo abierta y en uso, aún queda algo de producto y todavía no ha empezado a secarse ni a cambiar la fórmula.



En cuanto al efecto que deja en las pestañas debo decir que a mí me gusta un acabado más dramático. Con esto no quiero decir que me disguste, ya que me parece una muy buena opción para llevar unas pestañas que se noten a diario. Realza las pestañas y da volumen. Las alarga un poco y aguanta el rizo bien con el paso de las horas, aunque si ayudamos con un rizador previamente, mucho mejor, nos aguantará todo el día. A lo mejor es porque mis pestañas son muy lacias y desagradecidas, pero yo necesito un pelín más para pensar: me ha dejado pestañón, oh, yesss. Si la naturaleza ha sido más generosa con vuestras pestañas o simplemente queréis una máscara que os dé volumen, rice y las alargue moderadamente, en plan que se noten pero no destaquen, entonces os encantará.



Contiene 7,5 gramos de producto y su precio es de 12,95 €.

 

Labial Lip Matte

Bueno, pues ha llegado el momento de hablar de las dificultades técnicas, que han sido muchas, de este post. Para empezar, habréis notado que las fotos de las paletas (de la máscara también, aunque se nota menos) no están hechas como suele ser habitual en mí, que las hago con los productos sin estrenar, inmaculados y perfectos.

Tenía las fotos hechas de todos los productos sin estrenar, labial incluido. Pero a finales de verano mi ordenador decidió morir y, aunque hago copias de seguridad, la última remesa de fotos no me había acordado de pasarlas a la memoria externa.

Así que tuve que rehacer todas las fotos. Con la mala suerte de que mis hijos, antes de que esto pasara y de que pudiéramos salir a la calle, me habían cogido las vueltas un día y pillaron varios de mis labiales para pintar, entre ellos el que me enviaron de Le Tout. Tuve que tirar unos 15 labiales, si no recuerdo mal. Cosas de niños, pero os podéis imaginar el ataquito. Claro que, como yo contaba con que tenía hechas las fotos y el labial lo había probado varias veces pues estaba tranquila, fastidiada, pero tranquila.

Luego pasó lo del PC y me veo sin fotos y sin poder rehacerlas.

Tras este tocho – explicación, utilizaré las fotos que aparecen en la web de Le Tout, pido disculpas a la marca y a vosotr@s y os doy mi opinión de este labial en concreto.

Yo escogí, como no, el tono Red Carpet, porque a mí no me gustan los rojos, me fascinan. Quería probar sus labiales en acabado mate porque sigo en busca y captura de una fórmula mate que dure en los labios sin que me los convierta en esparto.

Foto de la web de Le Tout Cosmetics


Destacar que estos labiales son totalmente Cruelty – Free. Del resto de productos que os he reseñado arriba no he encontrado esta especificación en las fichas de sus respectivos productos, pero de éste en concreto sí.

La fórmula es cremosa y muy, muy pigmentada. Pese a su cremosidad, aguanta muy bien en los labios sin escurrirse por los bordes y por las comisuras, aunque yo siempre perfilo cuando utilizo tonos subidos u oscuros.

Foto de la web de Le Tout Cosmetics


Gracias a la cremosidad de la fórmula, no reseca los labios en absolutos y es comodísimo de llevar. Eso sí, transfiere, no es un labial fijo, y hay que retocar si lo llevamos muchas horas porque inevitablemente se va perdiendo la intensidad. No se va a parches, sino de forma gradual, y es bastante resistente cuando comemos y bebemos.

La estética del packaging sigue en la línea de la marca: un tubo color negro metalizado con cierre a presión. Contiene 3,5 gramos de producto y su precio es de 17,95€.

Foto de la web de Le Tout Cosmetics


Y, hasta aquí, mi reseña de hoy.

Ahora contadme, ¿conocéis Le Tout? ¿Habéis probado algún producto de la marca, ya sea de maquillaje o de tratamiento?

Para finalizar ya del todo, os recuerdo que estos productos me los enviaron en colaboración con Le Tout Cosmetics gracias a la agencia The Place to Be. Podéis consultar mi Código de Confianza para saber más de cómo gestiono las colaboraciones en el blog (;

Muchas gracias por vuestras lecturas y comentarios y por seguir, como siempre, al otro lado de la pantalla.

Besos,

 

Auxi

2 comentarios:

  1. No la conocía, pero la paleta de coloretes e iluminador me ha parecido muy bonita así, a simple vista. Lo que comentas del acabado una vez aplicada es importante, a mi tampoco me hacen mucha gracia los rubores brillantes.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. La paleta de sombras me parece preciosa, saludos!

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna