miércoles, 16 de diciembre de 2020

Magic Mask Trio: Mascarillas de Freshly Cosmetics

 

Que soy una fanática de las mascarillas no es nuevo, hace ya varios años que me dio por ellas y puedo confirmaros que, a día de hoy, no hay semana en la que por mi cara no pasen, como mínimo, dos mascarillas.



Esta reseña debió haber visto la luz hace mucho, pero bueno, coronabicho mediante y razones varias expuestas en mi entrada anterior, no ha podido ser. Así que hoy, con los productos que os voy a enseñar ya más que requeteacabados, subo esta entrada: el Magic Mask Trio de Freshly Cosmetics.

 

Como su nombre indica, el Magic Mask Trio se compone de tres mascarillas: Emerald Clay (la purificante), Energy C (la antioxidante) y Cherry Blossom (la hidratante y calmante). Para no hacer una entrada más larga que la Biblia voy a ir explicando cada una, con sus ingredientes, modo de empleo y mi opinión intentando ser lo más sintética posible.

 

Emerald Clay

Esta mascarilla purifica y limpia la piel en profundidad, ayuda a controlar la secreción sebácea, trata el acné, elimina toxinas e impurezas y mejora la elasticidad de la piel. El resultado que promete es el de un rostro suave y uniforme.



Sus ingredientes son más que interesantes. Os dejo copiado el INCI y más abajo os cuento un poco más en detalle:

Aqua Kaolin Propanediol Hectorite Glyceryl Stearate Oryza Sativa Bran Oil Glycerin Parfum Sea Water Cetearyl Alcohol Spirulina Maxima Powder Prunus Amygdalus Dulcis Oil Aloe Barbadensis Leaf Extract Brassica Oleracea Italica Extract Rhus Verniciflua Peel Cera/Rhus Succedanea Fruit Cera Glycyrrhiza Glabra Root Extract** Shorea Robusta Resin Hydrolyzed Rhodophyceae Extract Gardenia Florida Fruit Extract Charcoal Powder Bioflavonoids Helianthus Annuus Seed Cera Olus Oil Olea Europaea Oil Unsaponifiables Potassium Palmitoyl Hydrolyzed Wheat Protein Glycine Soja Oil Glyceryl Caprylate Xanthan Gum CI 77891/Titanium Dioxide Levulinic Acid Sodium Levulinate p-Anisic Acid Maltodextrin Tocopherol Beta-Sitosterol Silica Squalene Oryzanol Potassium Sorbate Sodium Benzoate Limonene** Geraniol**

Arcillas blancas. Combina arcillas blancas de caolín y hectorita, que son las que le dan la textura y funcionalidad purificantes adecuadas al producto. Poseen una acción seborreguladora y actúan de manera selectiva absorbiendo las impurezas de la piel, al mismo tiempo que mantiene su hidratación y mejoran su elasticidad. Además, aportan un efecto calmante antiinflamatorio.

Activo remineralizante de agua de mar. Posee una composición mineral que le aporta propiedades detoxificantes que reducen la oxidación celular e hidratan en profundidad la piel, dando luminosidad y claridad al rostro. Está demostrado que quince minutos después de su aplicación se observa una reducción significativa de los poros.

Carbón activo de bambú. Se trata de un ingrediente 100% natural que absorbe toxinas e impurezas, limpia la piel, ayuda a cerrar los poros y elimina las células muertas. Es un activo muy recomendado para pieles con tendencia grasa y propensas al acné. Además estimula el crecimiento celular para reparar la piel desde el interior.

Microalga Rhodella Violacea. Mejora las defensas de la piel y su regeneración, protegiéndola de las agresiones externas. Contiene agua de mar, polisacáridos, fosfolípidos y glicerolípidos. Actúa favoreciendo un gran número de mecanismos cutáneos, como las defensas antioxidantes, antimicrobianas. Tras su aplicación la piel queda hidratada y se mejora el proceso de oxigenación de las células, con el resultado de una mayor firmeza, elasticidad y suavidad.

Total Detox. Se trata de un principio activo constituido por una mezcla de tres extractos naturales: citrus, bioflavonoides y sulforafano, presentes en verduras como el brócoli y plantas como el aloe vera. Su combinación aporta propiedades antioxidantes que ralentizan el envejecimiento celular y refuerzan el sistema inmunitario. Por otra parte ayudan a la eliminación de contaminantes presentes en los poros, facilitando la limpieza de puntos negros y espinillas.

Regaliz. Este ingrediente cuenta con numerosos componentes de propiedades inmunoestimulantes, antiinflamatorias, antimicrobianas y antioxidantes. Protege del envejecimiento y el fotoenvejecimiento cutáneo y además es anti-irritante, purificante y antiséptico. Actúa también como despigmentante sobre pieles con hiperpigmentación y manchas asociadas. Especialmente indicado si sufrimos de dermatitis atópica.

Hablando ya en sí de las características físicas del producto, debo decir que es la mascarilla más densa de las tres que componen el trío. Su aroma es muy, muy agradable, huele a kiwi y a notas cítricas.



¿Cómo se utiliza? Se recomienda utilizarla en la zona T del rostro (frente, nariz y barbilla). Importante evitar la zona del contorno de ojos y labios. La dejaremos actuar 10 minutos y, pasado este tiempo, aclararemos con agua tibia masajeando ligeramente mientras la retiramos con suavidad. ¡Listo!

El packaging me parece muy adecuado en la línea de Freslhy de utilizar los mínimos plásticos posibles: vidrio esmerilado con tapa que cierra a rosca. El producto queda separado de la tapa por otra tapa intermedia, eso sí, de plástico, para asegurarnos al máximo la conservación del producto en óptimas condiciones. Este packaging es el mismo para las tres mascarillas de la línea.

Contiene 50 gramos de productos, según Freshly nos da para más de 20 usos. Y su precio individual es de 26€.

 

Mi opinión. La primera vez que la usé puse el grito un poco en el cielo porque... ¡me escocía! No era una sensación inaguantable, pero ahí estaba, al minuto más o menos de haberla aplicado la cara me empezó como a arder ligeramente y me dio muy, pero que muy mal rollo. Aguanté los diez minutos y tras aclarar vi que las zonas donde la había puesto se me habían enrojecido, no era un enrojecimiento para poner el grito en el cielo, pero bueno, tenía la piel más sonrosada de lo habitual.

Así que de primeras le eché la cruz y no volví a utilizarla durante unas semanas.

Luego le di una segunda oportunidad un día que mi marido me dijo que necesitaba una limpieza de rostro (él tiene la piel muy, muy grasa, y yo, recordemos, la tengo mixta, con las zonas mixtas muy poco grasas en épocas de frío y ligeramente grasas con temperaturas cálidas, y las zonas normales tirando a secas, pero, eso sí, algo sensible). Así que se la apliqué a él y luego decidí ponérmela también, pero esta vez la dejé actuar sólo 5 minutos. Para mí ahí estuvo la clave. Nada de enrojecimiento, un ligero ardor momentos antes de retirarla, pero nada que fuese a mayores.

Y, eso sí, el resultado es buenísimo: piel limpia, sin sensación de tirantez, poros más reducidos y mucho equilibrio. A mi marido se le notó especialmente en los poros (los tiene muy abiertos y acumula ahí muchísima suciedad) y en los brillos. Piel grasa mil por mil, mi chico no necesita iluminador.

Muy recomendada si tenéis la piel mixta o grasa, aunque ojo si es sensible, en ese caso es mejor controlar el tiempo que la llevamos puesta y retirarla antes de los diez minutos. Esto en base a mi experiencia, claro está. A mi marido le viene bien utilizarla un par de veces a la semana, en mi caso, que no tengo tanta grasa en la piel, con una vez cada 15 días para hacer una limpieza me es más que suficiente.

 

Energy C

La mascarilla de la vitamina C, pensada para aportar mucha, pero que mucha, luminosidad a la piel. Combina 9 activos para tratar el rostro apagado, las arrugas, las manchas, reafirma, drena los tejidos y aporta en general una mejora visible de la luminosidad de la piel. Gracias también a su contenido en aminoácidos repara y rellena las arrugas en un 17%. Otro de sus activos (kakadu plum) posee una elevada concentración de vitamina C natural, dando como efecto un lifting natural al rostro.



¿Vamos con sus ingredientes?

Aqua Glycerin Cetearyl Olivate Propanediol Caprylic/Capric Triglyceride Coco-Caprylate/Caprate Prunus Amygdalus Dulcis Oil Cetyl Alcohol Sorbitan Olivate Cichorium Intybus Root Oligosaccharides Persea Gratissima Oil Zea Mays Oil Rosa Moschata Seed Oil Simmondsia Chinensis Seed Oil* Helianthus Annuus Seed Oil Aminobutyric Acid Pouteria Lucuma Pulp Extract Citrus Aurantium Dulcis Peel Extract Terminalia Ferdinandiana Fruit Extract Curcuma Longa Root Extract Capparis Spinosa Bud Extract Pyrus Malus Fruit Extract Morus Nigra Leaf Extract Rhodiola Rosea Root Extract Citrus Grandis Peel Extract Lavandula Angustifolia Flower/Leaf/ Stem Extract Prunus Armeniaca Fruit Extract Prunus Persica Fruit Extract Actinidia Chinensis Fruit Extract Carica Papaya Fruit Extract Cucumis Sativus Fruit Extract Fragaria Ananassa Fruit Extract Rubus Idaeus Fruit Extract Spirulina Platensis Extract Daucus Carota Sativa Root Extract Citrus Aurantifolia Peel Extract Cucumis Melo Fruit Extract Mentha Piperita Leaf Extract Daucus Carota Sativa Seed Oil Prunus Amygdalus Dulcis Extract Vanilla Planifolia Fruit Extract Rosmarinus Officinalis Leaf Extract Canola Oil Glycine Soja Oil Glyceryl Caprylate Beta Carotene Tocopheryl Acetate Chondrus Crispus Powder Levulinic Acid Olus Oil Xanthan Gum Sodium Levulinate p-Anisic Acid Sodium Phytate Gluconolactone Tocopherol Squalene Citric Acid Beta-Sitosterol Caesalpinia Spinosa Gum Potassium Sorbate Calcium Gluconate Sodium Benzoate Limonene** Linalool**

 

Kakadu Plum. Primera vez en mi vida que escucho este ingrediente y me ha parecido sumamente interesante porque afirma ser la mayor fuente natural de vitamina C que existe. Posee 100 veces más vitamina C que la naranja, por lo que es un excelente cocktail antioxidante para el organismo. Reduce los radicales libres y el estrés oxidativo, facilita el transporte y acción de la vitamina C junto a otros antioxidantes y ayuda a incrementar la síntesis de colágeno y ácido hialurónico. El resultado es una piel radiante, tonificada y uniforme.

Ácido aminobutírico vegetal. Este ácido biotecnológico produce un efecto relajante sobre los músculos tensionados causantes de las líneas de expresión. Así ejerce un efecto “filling”, es decir, de relleno de las arrugas, logrando una piel lisa y uniforme. Además repara las pieles dañadas por factores ambientales y fomenta la síntesis de ácido hialurónico, logrando mayor elasticidad en la piel.

Lúcuma. Otro súper alimento originario de Perú, que cuenta con una carga extraordinaria de antioxidantes, vitaminas, carotenos, niacinas, proteínas y minerales esenciales. Por tanto es perfecto para prevenir el fotoenvejecimiento, incrementar la luminosidad y proteger la piel de la polución y la degradación del colágeno.

Raíz de Achicoria. Este ingrediente ejerce un efecto lifting en la piel. De la raíz de la achicoria obtenemos galactomananos y oligosacáridos que forman una película en la superficie de la piel alisando y borrando líneas de expresión gracias a que aumentan la síntesis de colágeno. Además proporciona un acabado luminoso.

Shining Complex. Combinación de brotes de alcaparra, hojas de moral negro y raíces de rosa polar que proporciona una gran energía a la piel haciéndola brillar desde el interior. Mitiga los radicales libres y consigue un increíble efecto anti – fatiga, mejorando el estado general de la piel mientras se muestra saludable, luminosa, homogénea y revitalizada.

Aceite de maíz y rosa mosqueta. Actúan juntos aportando a la piel vitaminas y ácidos grasos esenciales que permiten un aumento de la hidratación, flexibilidad y elasticidad de la piel. Son ricos en vitamina F de origen vegetal y se encargan de crear ceramidas que conforman la barrera epidérmica.

Zanahoria. Protege contra el envejecimiento prematuro inducido por la luz azul, gracias a su alto contenido en carotenoides que crean un escudo foto – protector impidiendo la inducción del estrés oxidativo provocado por la luz azul de origen natural y artificial (las pantallas). Mejora y revitaliza el tono de la piel.

Espirulina. Se trata de un alga rica en vitamina A, E, proteínas, beta – carotenos y aminoácidos que promueven la renovación celular, fortificando el tejido cutáneo y previniendo la pérdida de hidratación. Consigue una epidermis revitalizada y una piel elástica y tonificada.

Cóctel de frutas. Consiste en una combinación de extractos de frambuesa, manzana, kiwi, papaya, melocotón, fresa y pepino, todos ricos en vitamina C. Este cóctel combate el fotoenvejecimiento, neutralizando los radicales libres generados por los rayos UVB. Además, el contenido en carbohidratos junto con la vitamina C estimula la síntesis de colágeno y elastina, mejorando la flexibilidad de la superficie cutánea. El ácido ascórbico y ácido cítrico de las frutas incrementan la capacidad inhibidora de la tirosinasa, lo que les da una gran actividad despigmentante.

 

Al contrario que la mascarilla anterior, la textura de Energy C es bastante líquida, por lo que hay que ir con cuidado de no ponernos demasiada cantidad, ya que es fácil que, de hacerlo así, nos acabe goteando por todo el rostro. Tiene un color amarillo claro brillante y el aroma es el que más me gusta de las tres: cítrico con un punto dulce. Freshly nos dice que su perfume natural combina 10 extractos de frutas y plantas como albaricoque, melón, manzana, vainilla y menta, entre otras.

 


¿Cómo se utiliza? Lo primero que se recomienda es remover bien la mascarilla antes de aplicarla, al ser más líquida es muy recomendable hacerlo para homogeneizar bien todos sus ingredientes. Hay que aplicar una capa uniforme sobre el rostro y lo recomendado es dejarla actuar unos 10 minutos para luego aclarar con abundante agua tibia.

También contiene 50 gramos de mascarilla y su precio individual es de 26€.

 

Mi opinión. Con esta mascarilla estaba muy recelosa. Por dos motivos: el primero de ellos es mi tormentosa relación con la vitamina C, ya que, como he comentado en algún que otro post, no me suelen sentar bien los cosméticos que la contienen. Es curioso porque no todos los productos con vitamina C me provocan reacción, por lo que sospecho que depende mucho de la concentración de vitamina C, de la forma en la que ésta está integrada en el cosmético en sí, del tipo de fuente del que proviene, o todo junto quizás. Sigue siendo un misterio para mí.

La segunda razón se debía a que a Diana, de Entre brochas y paletas, esta mascarilla en concreto le había provocado una desagradable reacción al utilizarla, cuando ella no suele tener problemas con la vitamina C.

Así que bueno, no las tenía todas conmigo, por no decir ninguna, cuando me dispuse a probar la mascarilla. Además, ya me había dado reacción la anterior, leve, eso sí, pero el hecho estaba presente en mi cabeza.

A lo que vamos, ¿me dio reacción o no? Pues como me daba miedo/respeto, comencé dejándola en mi piel tan sólo 3 minutos y aclarando abundantemente sin pasarme ni un segundo de este tiempo. Noté un leve cosquilleo en la piel a los segundos de haberla puesto, pero nada insoportable o desagradable. De primeras no noté efectos adversos cuando la retiré, tampoco unos beneficios notables (teniendo en cuenta que sólo la había llevado puesta 3 minutos). En los días siguientes no aparecieron los temidos granos volcánicos que suelen salirme cuando mi piel reacciona mal ante la vitamina C.

Decidí aplicarla un par de veces por semana aumentando en un minuto el tiempo total de aplicación para ver cómo iba respondiendo mi piel, tanto en efectos positivos como negativos. Así fui aumentando a 4 minutos una semana, la siguiente a 5, luego 6, después 7 y paré en 8 porque no quería tentar mucho a la suerte. En todas esas semanas mi piel seguía respondiendo bien en cuanto a efectos negativos se refiere: eran nulos salvo por el cosquilleo inicial que se calmaba enseguida. Nada de enrojecimiento, nada de granos post – vitamina C.

Los efectos positivos los fui notando conforme el tiempo de aplicación aumentaba y, a partir de llevarla puesta 5 minutos, pude apreciar cómo mi piel estaba más luminosa y como más “rellena” (repulpada sería el palabro en español, no le encuentro otra traducción, mis disculpas).  Una piel muy bonita y con aspecto sano.

Lo que son los prejuicios: pensaba que iba a ser la que no me iba a gustar nada, pero nada, y, sin embargo, me encanta.

 

Cherry Blossom

La mascarilla hidratante. Está pensada para reparar, nutrir y tratar la quemazón, irritación e inflamación de la piel. Posee una elevada concentración de activos vegetales como la siempreviva, agastache mexicana, salicornia, aceites vegetales y microalgas. Al utilizarla promete aportar una sensación instantánea de calma, tratando y disminuyendo la reactividad de la piel en un 79% en 5 minutos. Freshly nos dice que con esta mascarilla conseguiremos una piel nutrida, calmada, saludable y revitalizada.



Sus ingredientes son:

Aqua Glycerin Caprylic/Capric Triglyceride Glyceryl Stearate Prunus Amygdalus Dulcis Oil Polyglyceryl-3 Cetyl Ether Cetearyl Alcohol Coco-Caprylate/Caprate Propanediol Euterpe Oleracea Sterols Helianthus Annuus Seed Oil* Rosa Moschata Seed Oil Simmondsia Chinensis Seed Oil* Sesamum Indicum Seed Oil* Sea Water Bisabolol Ectoin Potassium Palmitoyl Hydrolyzed Wheat Protein Citrus Aurantifolia Fruit Extract Agastache Mexicana Flower/Leaf/Stem Extract Gardenia Florida Fruit Extract Helichrysum Italicum Extract Salicornia Herbacea Extract Camellia Sinensis Leaf Extract Tasmannia Lanceolata Fruit/Leaf Extract Alkanna Tinctoria Root Extract Hydrolyzed Rhodophyceae Extract Linoleic Acid Glycine Soja Oil Linolenic Acid Glyceryl Caprylate Parfum Chondrus Crispus Powder Levulinic Acid p-Anisic Acid Xanthan Gum Maltodextrin Malic Acid Sodium Levulinate Arginine Sodium Phytate Tocopherol Oleic Acid Squalene Beta-Sitosterol Sodium Benzoate Citric Acid Limonene**

 

Tasmanian Pepper. Conocida por su gran resistencia frente a condiciones atmosféricas adversas. Rica en antioxidantes y fitoquímicos, pero además contiene poligodial, una molécula que reduce la inflamación cutánea y calma todos los síntomas derivados. Además promueve la rápida recuperación de todo tipo de pieles, incluso de las más sensibles, reduciendo las molestias provocadas por irritaciones externas.

Corteza de árbol de Candeia. Actúa minimizando las rojeces inducidas por las radiaciones UV y protege de otras agresiones externas y del estrés ambiental. Contraataca el envejecimiento prematuro de la piel y combate inflamaciones e irritaciones incluso en pieles más sensibles.

Siempreviva del norte. El extracto de siempreviva actúa estimulando la liberación de moléculas calmantes conocidas como beta – endorfinas. Además reduce los activadores de la inflamación, así como la reactividad de la piel. Por otra parte, refuerza la barrera cutánea y proporciona un efecto de confort y relax mejorando el bienestar general de la piel.

Salicornia Complex. Se trata de una planta costera que consigue protegerse eficazmente contra la deshidratación. Su acción favorece el almacenaje y el transporte de agua y urea a través de la epidermis. Mejora la hidratación natural de la piel e incrementa la acción de las enzimas encargadas de la producción natural de lípidos en la epidermis, por lo que el efecto de hidratación es instantáneo incluso en las pieles más secas.

Natural Ectoína. Es un ácido carboxílico natural que tiene la capacidad de reducir el estrés celular causante del envejecimiento de la piel y de proteger de las radiaciones UV y la contaminación del entorno. Acelera la recuperación de la piel dañada manteniendo la hidratación natural y reduciendo de este modo rojeces e inflamaciones, otorgando estabilidad en las estructuras proteicas de las células.

Agastache mexicana. Es una planta medicinal muy utilizada en México para tratar el nerviosismo. Es rica en acacetina y en tilianina, unos flavonoides de gran actividad antiinflamatoria que evitan los efectos en la piel del estrés psicológico.

Microalga Rhodella Violacea. Este potente extracto contiene agua de mar, polisacáridos, fosfolípidos y glicerolípidos. Su aplicación cutánea mejora las defensas de la piel y la protege contra las agresiones externas. Actúa favoreciendo un gran número de mecanismos cutáneos, como las defensas antioxidantes o antimicrobianas e incluso la regeneración de la piel. Tras su aplicación la piel queda hidratada y mejora los procesos de oxigenación de las células, dando un rostro más firme, suave y con mayor elasticidad.

Té verde con lima. La acción sinérgica de la vitamina C de la lima y los polifenoles del té verde intensifican los efectos antioxidantes. Esta combinación tiene además una marcada acción antiinflamatoria. Además los ácidos de la lima tienen efectos astringentes y actúan regenerando y promoviendo la queratinización para conseguir una piel suave y reparada. Destaca además su contenido en azúcares, que actúan hidratando y proporcionando a la piel un efecto relajante.

Fruto de Azaí. Los esteroles del azaí se obtienen del aceite prensado en frío de esta superfruta. Su gran contenido en ácidos grasos como el oleico o el linoleico incrementa y potencia la función barrera de la piel además de nutrirla en profundidad.

En el caso de Cherry Blossom la textura es más densa que la de Energy C pero no tanto como la de Emerald Clay: está en medio de ambas. El color es muy bonito, pese a que esto no tiene mayor interés cosmético, pero ese tono lavanda claro me relaja nada más abrir el frasco. También posee un aroma calmante y que me chifla, soy muy fan de todo lo que huela a flor de cerezo, aunque aquí hay un puntillo cítrico que lo hace diferente.



Al igual que las anteriores contiene 50 gramos de producto y posee un precio de 26 €.

¿Cómo se utiliza? También nos recomiendan agitar el producto antes de aplicarlo para homogeneizar bien los ingredientes, aunque en este caso es más efectivo remover con una espátula debido a su mayor densidad en comparación con Energy C. Luego aplicaremos una capa uniforme por todo el rostro evitando también el contorno de ojos y los labios. Dejaremos actuar 10 minutos, aclaramos con agua tibia y listo.

 

Mi opinión. Es la mascarilla en la que tenía puesta mayores expectativas de las tres y no me ha defraudado, pese a que Energy C me gusta casi, casi, tanto como ésta, contra todo pronóstico. Como he comentado más arriba tengo una piel mixta muy deshidratada, algo sensible y un poco peculiar: cuando hace frío mis zonas mixtas son muy poco grasas, por no decir nada, y las normales se resecan bastante. Cuando hace calor sí que tengo más grasa en las zonas mixtas, pero nada exagerado, y las normales son eso, normales. Pero algo con lo que lucho constantemente es con la deshidratación. A la que me descuido mi piel se deshidrata en un abrir y cerrar de ojos y rehidratar normalmente me cuesta más tiempo del que tarda en deshidratarse. Esta mascarilla es perfecta para rehidratar la piel, aunque no sé si en pieles muy, muy secas podría quedarse corta.

Algo a destacar de ella es el efecto calmante instantáneo que deja: realmente noto cómo me relaja las facciones.

 

Y, para terminar este tochazo de entrada, os cuento mi aplicación preferida: aplicar durante 8 minutos la Energy C, aclarar, secar mi rostro y luego aplicar durante 10 minutos Cherry Blossom. ¡Me encanta!

El primer pack me llegó de parte de Freshly hace bastantes meses ya. Hace un par de meses aproveché una promoción de lanzamiento de otro de los productos de Freshly para hacerme con un segundo pack con un 25% de descuento. A mi marido le encanta la mascarilla purificante y a mí las otras dos, así que nos acoplamos bastante bien.

¿Habéis probado estas mascarillas? ¿Cuáles son las características que buscáis a la hora de comprar una?

Para finalizar ya del todo, os recuerdo que estas mascarillas me las hicieron llegar por primera vez desde The Place to Be gracias a Freshly Cosmetics. Nunca me piden nada a cambio, y ya hace mucho tiempo de esto, pero, en primer lugar, me parecía interesante y útil hacerles una reseña y, además, siempre suelo hacer entradas de los productos que recibo. Podéis consultar mi Código de Confianza para saber más de cómo gestiono las colaboraciones en el blog (;

Muchas gracias por vuestras lecturas y comentarios.

¡Hasta la próxima entrada!

Besos,

 

Auxi

1 comentario:

  1. Me gusta mucho tu truco de aplicación de la Energy y la Cherry. Y la verdad es que como trío, me parecen muy interesantes.
    Un besito.

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna