lunes, 14 de octubre de 2019

Naked Skin Color Correcting Fluid en el tono Peach de UD


¿Hacer una entrada para un corrector? En un par de ocasiones me ha pasado que he subido una review justamente de un corrector y me han preguntado que para qué una entrada de un solo producto y más cuando es algo tan simple.

No obstante, creo que los que he posteado y los que tengo por postear se merecen una entrada en la que os hable de ellos un poco más al detalle, tanto para bien como para mal, pese a que no acabe siendo una entrada kilométrica.




Hoy os traigo un pre – corrector famosísimo del que seguro habéis oído hablar: Peach de Urban Decay.




Este corrector pertenece a la familia Naked Skin Color Correcting Fluid, compuesta por 6 tonos (Lavender, Green, Peach, Pink, Yellow y el recién incorporado Deep Peach). Posee una fórmula fluida que, según dice la marca, es muy fácil de usar y promete difuminarse a la perfección. Tiene una fórmula ligera e innovadora que asegura que podremos corregir el color al instante y difuminar las imperfecciones dejando la piel iluminada y resplandeciente.




El tono Peach, como el nombre indica, es un tono melocotón medio perfecto para neutralizar las zonas oscuras de nuestro rostro, es decir, lo que en mi caso vienen siendo las ojeracas de oso panda.

El aplicador es en esponja, bastante cómodo de utilizar, no está mal para uso personal pero obviamente para meterlo al maletín de maquilladora lo veo poco higiénico, por lo que tendríamos que depositar producto en nuestra mano y luego aplicarlo en la piel.




Efectivamente tiene una textura fluida pero, eso sí, es muy pigmentado. Cubre perfectamente la oscuridad de la ojera y no hay que esperar siglos a que se asiente. A mí me encanta aplicarlo y difuminarlo con la Setting Brush de Real Techniques.




La cantidad de corrector es de 6.2 gramos y tiene un precio de 24 €, algo así como sangre de unicornio. Eso sí, cunde bastante, aunque por el packaging me da que me va a ser algo difícil “rebañar”.

Obviamente, después de Peach debemos aplicar encima otro corrector, esta vez de nuestro tono de piel, para así igualar con el resto de nuestro rostro y no vayamos por ahí con las ojeras medio naranjas. Sé que sobra decirlo, pero prefiero ponerlo y que quede claro.




Y ahora vamos con un tema que ha dado bastante que hablar y que hizo que me lo pensara muy mucho antes de comprarlo: ¿reseca o no?

Pues bien, debo deciros que sí reseca pero no es exagerado, y sólo si tenéis deshidratada (o con tendencia a la deshidratación) la zona de la ojera. Lo he probado en personas que no tienen este problema y no hemos tenido más dificultad.

Ahora bien, para las portadoras de ojeras secas cual arena del desierto como una servidora, sí que reseca, cosa que se evita en muy gran medida si hidratamos a la perfección la zona antes de aplicarlo. Y también si evitamos ir con el corrector puesto más de ocho horas, pues con el paso de las horas sí que he notado que la zona me va perdiendo hidratación y voy percibiendo cierta sensación de tirantez.

Por lo demás debo decir que es un pre – corrector excelente y que sí os recomiendo (manteniendo las citadas precauciones), aunque lo ideal sería que Urban los hiciese un pelín más hidratantes.

¿Lo habéis probado? ¿Usáis pre – correctores o con los correctores al uso os apañáis?

Besos miles y hasta la próxima entrada,



Auxi

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna