jueves, 17 de octubre de 2019

Hablemos de mascarillas: Mastic Must de NIOD


Llevo tiempo con este producto en mi arsenal de mascarillas. Mastic Must de NIOD. Como anécdota, deciros que cuando la recibí desde DECIEM me quedé leyendo y releyendo un rato la cajita de cartón y buscando información por internet porque no tenía ni idea de lo que era. Aunque esto, seamos sinceros, me pasa con el 90% de los productos de NIOD: no me queda claro inicialmente para qué sirven.




Cuando descubrí que era una mascarilla di un salto de alegría. Y cuando leí que, además, era una mascarilla purificante, respetuosa incluso para la piel sensible, di otro salto. Vamos a hablar de ella y veremos si esa alegría inicial se mantuvo en el tiempo o se chafó.




Descripción

Mastic Must de NIOD es una mascarilla transparente perfecta para realizar una limpieza eficiente pero inocua y visible de los poros e impurezas de la piel. Ofrece un resultado que percibimos inmediatamente, si bien tanto el número como el tamaño de los poros se mantiene inalterable (la marca nos especifica muy bien que el número y el tamaño de los poros es una característica genética imposible de modificar). NIOD nos dice, cosa cierta, que con la edad y con la contaminación ambiental aumentan tanto el número como el tamaño de los poros, de tal manera que Mastic Must va a trabajar restaurando la apariencia de los poros a un estado ideal, es decir, a nuestro estado genéticamente natural e intrínseco.


Mastic Must utiliza una savia altamente densificada de los árboles de mástil griegos. Esta savia consiste en una goma densa que se une a la congestión como la goma pero no al aceite ni al agua. Va a purificar y reducir la apariencia de los poros sin resecar la piel. Además es antibacteriana y antihongos. Destacar que esta savia es de origen sostenible y se purifica en un laboratorio de tecnología muy preciso con una pureza extremadamente alta.



Ingredientes

Aquí os dejo su INCI:

Aqua (Water), Glycerin, Stearic Acid, Pistacia Lentiscus (Mastic) Gum, Centaurea cyanus flower water, Sapindus Mukurossi Fruit Extract, Niacinamide, Alcohol, Honey, Coconut Acid, Magnesium aluminum silicate, Arginine, Bentonite, Butyl Avocadate, Ethyl Linoleate, Hydroxyethylcellulose, Lecithin, Phospholipids, Acacia Senegal Gum, Carrageenan, Citric Acid, Propyl Gallate, Ethoxydiglycol, Lactobacillus Ferment, Potassium Sorbate, Sodium Benzoate, Phenoxyethanol, Chlorphenesin.




Algunos ingredientes me chirrían, como el Alcohol (en octava posición) y el famoso fenoxietanol (en la penúltima). Luego veremos qué tal se han comportado en mi piel.

Destacar de estos ingredientes:

Ácido Esteárico. Es un agente emulgente, da dureza y a la vez tiene propiedades emolientes. Su función principal es la de aportar hidratación.

Pistacia Lentiscus (Mastic) Gum. Es un agente gomoso (goma) obtenida de la Pistacia Lentiscus. Actúa como reafirmante, tonificante, hace efecto de “relleno” de la piel y posee propiedades anti – edad. Pero su mayor poder es como agente purificante, matificante y reductor de poros, tiene un alto poder antibacteriano.

Centaurea Cyanus Flower Water. Potente agente anti – inflamatorio, agente acondicionador de la piel y astringente. Es una sustancia rica en polifenoles, concretamente flavonoides y antocianinas. Es un ingrediente bastante caro que pocas marcas utilizan.

Sapindus Mukorossi Fruit Extract. Posee propiedades limpiadoras naturales. Aporta tonificación, previniendo y combatiendo los síntomas de fatiga cutánea. Suaviza las imperfecciones e hidrata la piel, dándole un aspecto radiante y saludable.

Niacinamida. O vitamina B3. Me encanta este ingrediente por sus fantásticas y numerosas propiedades. Previene la aparición de líneas de expresión, acné y arrugas a la vez que fortalece las defensas naturales de la piel, manteniendo la hidratación. Por otra parte reduce la generación de manchas y rojeces y renueva las células de la capa más superficial de la piel, aportando mucha luminosidad. También evita los procesos que provocan el tono amarillo y la palidez de la piel y, la clave en Mastic Must, reduce la visibilidad de los poros.




Packaging

El envase es un tubo, creo que de aluminio, con un pequeño tapón que cierra a rosca y cuya estética me recuerda, no lo puedo evitar, a la de las pastas de dientes de toda la vida.


Que no será el envase más bonito del mundo para una mascarilla pero es sencillo, práctico y, sobre todo, higiénico. Tampoco nos vamos a poner demasiado exigentes.

Tenemos 90 gramos de mascarilla.



Textura y aroma

No es una textura densa sino más bien media – ligera, de color amarillo claro. Se extiende con facilidad y durante la aplicación la notaremos inevitablemente pegajosa en la piel (es una de sus características principales).




El olor es terrible, al menos para mí. No se me hace insoportable pero os voy a spoilear totalmente antes de llegar al final: es lo único que no me gusta de esta mascarilla y, de hecho, lo único que cambiaría. No sé deciros a qué huele exactamente, pero es un olor fuertemente herbal y fermentado, tampoco es demasiado intenso al punto de hacerse insoportable ni mucho menos. Pero no me agrada. De hecho el día que la estrené pensaba que el producto estaba “malo”, hasta que buscando en google me di cuenta de que no, de que era así. Os lo digo por si sois extremadamente sensibles con los olores, lo tengáis en cuenta.



Modo de empleo

Lo más curioso es que la marca recomienda utilizarla por la mañana. No sé el por qué, para qué mentirnos. Debemos aplicar una generosa cantidad de mascarilla por todo el rostro (yo no aplico una capa fina, pero tampoco de un dedo de espesor, para que nos entendamos). Evito la zona de los ojos y el contorno de los labios e, importante, yo lo hago con la piel ya limpia con mi limpiadora matutina habitual y seca. Debemos dejarla actuar unos 10 minutos y luego retirarla con abundante agua tibia, paso importante para eliminar bien los restos de mascarilla y evitar que nos quede la piel pegajosa.


Importante, nos dice la marca, no utilizar una limpiadora después de esto, yo continúo con mi rutina de mañanas normal.

Un paso que nos recomiendan desde NIOD, si bien no es imprescindible, es aplicar aire con un secador en el rostro, a una temperatura suave, durante unos quince segundos. De esta manera potenciaremos los efectos de Mastic Must. Si me preguntáis, yo siempre lo hago. No me cuesta nada.



Precio y dónde comprar

Podemos encontrar NIOD en varias páginas web, además de en la propia web de DECIEM, como por ejemplo lookfantastic, Maquillalia o Cult Beauty. Tiene un precio de 34 €.



Resultados

Sorprendentes. Puedo afirmar que es la primera mascarilla purificante que me deja la piel como si me hubiese aplicado una mascarilla hidratante y, a la vez, me la noto limpia, descongestionada y suave. Todo en uno. De verdad que sorprende.


Algo a destacar es que a pesar de contener Alcohol y fenoxietanol no he notado ningún efecto adverso en mi piel, que es sensible y medianamente reactiva. Por tanto, si tenéis la piel sensible y buscáis una mascarilla purificante que de verdad os purifique pero que no os irrite ni os deje la piel pidiendo a gritos un chute de hidratación, creo que os puede acoplar.

Su efecto es más suave que otras, por lo que en caso de pieles muy grasas y/o con grandes imperfecciones quizás se quede corta. Todo va en función de vuestras necesidades.

En mi caso, como os digo, me ha sorprendido y encantado y si no fuera por el aroma la amaría por completo pero, ay, qué olorcillo tan curioso que tiene la maldita. No por este detalle dejaría de utilizarla y no es un punto en contra para repetir con ella (que lo haré).


Para finalizar os recuerdo que este producto me lo ha hecho llegar la marca, DECIEM, no me han pedido absolutamente nada a cambio, ni siquiera que publique este post, pero ya sabéis que suelo hablar de (casi) todo lo que llega a mis manos. Podéis consultar mi Código de Confianza para saber más de cómo gestiono las colaboraciones en el blog (;

¿Conocéis NIOD? ¿Qué productos me recomendáis para probar? ¿Soléis utilizar mascarillas purificantes en vuestra rutina?



Muchas gracias por seguir siempre al otro lado,



Auxi

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna