jueves, 10 de octubre de 2019

Crema reparadora Skin Food de Weleda




He comentado en alguna ocasión que desde hace bastantes meses me fijo más que de costumbre en los ingredientes de los productos cosméticos, no por demonizarlos y desterrarlos al país de nunca jamás, sino por intentar acoplarme en la rutina de cuidados productos con los mínimos ingredientes perjudiciales posibles.



Hace aproximadamente tres años descubrí en el cuarto de baño de mi madre un bote tipo pomada de color verde, y como a mí todo lo que huele a cosmética me llama la atención, me leí de cabo a rabo el envase y le pedí que me dejara probar la crema en cuestión. Es la Skin Food de Weleda.


Este producto puede utilizarse como un cosmético de cuidado diario o puntualmente como un tratamiento S. O. S. Se trata de una crema multiusos que podemos utilizar por ejemplo:

-      Para nutrir la piel del rostro en casos de deshidratación o si vuestra piel es muy seca como hidratante diaria.

-      Dar un extra de cuidado a nuestros labios en caso de que los tengamos secos o agrietados o también para mantenerlos en perfectas condiciones.

-      Nutrir y reparar cualquier zona del cuerpo, además del rostro,  en la que la piel esté seca, agrietada o irritada, es especialmente bueno en manos, pies, codos y rodillas (al menos en mi caso).

-      Aliviar irritaciones post – afeitado o post – depilación, sea cual sea el método que utilicéis para ello. Yo utilizo cuchilla y en algunas ocasiones en las que me he notado la piel especialmente “puntillosa” he agradecido su uso.

-      Es un after – sun fenomenal, especialmente en el caso de que nos hayamos despistado con el sol y nos hayamos quemado, calma el enrojecimiento y le aporta cuidado e hidratación a la piel dañada.

-      Perfecto para pequeñas heridas cuando ya están cicatrizando, gracias a su contenido en aceites nutritivos y reparadores acelera el proceso de curación de la piel devolviéndole suavidad y elasticidad.

-      Ideal hasta la máxima potencia para cuidar nuestras manos y pies. En mi caso es mi tratamiento de choque para las manos, las nutre en profundidad y es de los productos más efectivos que he usado para suavizar las cutículas.

-      Para los pies es fantástica para suavizar las durezas y también para mantenerlos en óptimas condiciones de hidratación y suavidad.




Sus ingredientes me parecen muy buenos. Contiene ciertas sustancias como perfume, limoneno o geraniol, entre otros, pero la marca nos especifica que provienen de aceites esenciales naturales.

Destaco entre sus principales ingredientes:

-      Aceite de almendras dulces: aporta hidratación, tersura y elasticidad a la piel, evitando el envejecimiento prematuro de la misma.

-      Extracto de Romero: posee propiedades antienvejecimiento, calmantes y antiinflamatorias. Además tiene un gran poder antiséptico y antibiótico.

-      Extracto de Flor de Manzanilla: protege frente al daño solar y además es descongestiva, suavizante, antiinflamatorias y relajantes.

Aquí os dejo una foto de los mismos:




Es una crema natural certificada que además no contiene conservantes, colorantes, perfumes de origen sintético ni sustancias de origen petroquímico.

La textura es espesa y consistente, pero al contacto con la piel y gracias al calor de la misma se va transformando en un aceite que va penetrando nutriendo y reparando en profundidad:




Mi experiencia con ella

Como os decía al principio de la entrada, la descubrí en el baño de mi madre y mi primer uso directo fue utilizarla como tratamiento de choque para nutrir las manos, ya que siempre las tengo fatal. Apliqué una cantidad generosa de crema en ambas, masajeé durante unos minutos y luego enfundé las manos en unos guantes de algodón durante toda la noche. A la mañana siguiente no tenía las manos totalmente reparadas, pero sí muchísimo mejor a cómo las tenía antes de hacer este tratamiento de choque. Me gustó tanto que ella me regaló un frasco de esta crema y yo luego cuando la terminé me compré otro. Y creo que ya no nos va a faltar en casa.




Para las manos la uso una o dos noches por semana para nutrirlas y repararlas, como os digo las mías sufren muchísimo y por la parte de los nudillos y de la intersección dedo – mano se me resecan y agrietan muchísimo, hasta el extremo de hacerme sangre. Para este cometido me parece una crema fenomenal.

Cuando noto los codos y rodillas especialmente secos también la suelo aplicar durante varios días seguidos después de la ducha hasta que consigo que se suavicen.

Para los labios me gusta menos porque, aunque tiene un aroma a cítricos muy rico y relajante, a veces se me ha colado un poco en la boca y el sabor obviamente no es tan agradable. Con el calor del cuerpo se vuelve un aceite muy ligero y es fácil que esto ocurra.

Para el rostro no la he utilizado porque sinceramente tengo mascarillas hidratantes que me van a las mil maravillas y prefiero reservarla para otros menesteres.

Este formato es de 75 mL y si no recuerdo mal tiene un precio que ronda los 14 €, la tienen en muchas farmacias y parafarmacias y si no me falla la memoria también se puede adquirir a través de iherb.

¿Conocéis Weleda? ¿Habéis probado este producto?

Gracias por vuestras lecturas y comentarios,

Auxi

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna