viernes, 20 de septiembre de 2019

Paletas de alta gama: mis cinco favoritas


¿Es mejor el maquillaje de alta gama que el low – cost? ¿Es una apuesta más segura decidirse por una paleta de sombras de gama alta que inclinarnos por una más asequible para cualquier bolsillo?




Hoy me he unido a Virginia (@vircore) para traeros una entrada en la que os voy a analizar una selección de cinco paletas, de entre las que tengo en mi colección, de alta gama. Virginia, por su parte, ha elegido cinco paletas low – cost, por lo que tenéis 10 paletas de diversos precios entre las que elegir y decidir cuál os compensa más (;

De todas menos una tengo review específica ya publicada, por lo que si queréis leer más sobre ellas os dejaré los links correspondientes para que podáis visitarlos si os interesa.




Voy a empezar con un clásico y todo un básico, como el mismo nombre dice: Naked Basics de Urban Decay. He dudado bastante si elegirla a ella o a su hermana mayor: Naked Ultimate Basics (de la cual, por cierto, también hay una review por si os apetece visitarla). Finalmente elegí la primera que salió porque creo que es esa paleta todoterreno y perfecta para todo, tanto para diario, como para viajar, como para completar a cualquier paleta que “cojee” de colores neutros básicos. Para mi gusto su único punto negativo es que el negro no es un negro “negro”, como el famoso “Blackout” que incluyen en otras paletas. Pero bueno, hace su papel.




Consta de cinco sombras de pigmentación muy buena, de las cuales sólo una (Venus) es satinada, las otras cuatro son mates. La única sombra que para mí no me hace papel alguno es Foxy, ese vainilla mate que para maquillar otras pieles me viene de fábula pero que en mí misma no le encuentro utilidad.

Su precio es de 29 € y en su entrada correspondiente os dejo más información, comparativa con otras sombras de otras marcas, swatches y demás.



Sigo con un “must” en toda regla para mí si os gustan los tonos cálidos. En general, y digo en general porque también tengo excepciones, amo las tonalidades cálidas para maquillarme, si bien luego veremos que no le hago ascos a los tonos fríos para nada. Pero siempre son mi primera opción y en esta selección no podía faltar la “Sweet Peach” de Too Faced.




Quitando los dos rosas que incluye (que no soy nada de rosas, ya me conocéis, ni para sombras ni para labiales, son la anti – rosa más declarada del mundo makeup) me parece una paleta soberbia de la que sólo cojean dos sombras: Delectable y Talk Derby to me, dos morados con los que me llevé un chascazo monumental al ver su pigmentación. Exceptuando estas cuatro sombras, es una paleta que he usado y uso muchísimo porque tiene casi todo lo que busco para un look rápido, bonito, sencillo e incluso más elaborado.

Su pigmentación en líneas generales es buenísima, las sombras son sedosas, pigmentadas, y especialmente los tonos marrones son de ensueño si amáis los neutros.

Mi favorita, sin asomo de dudas, es Caramelized, un bronce oscuro, cálido y de acabado frost, pigmentación brutal y sedosa… Increíble.

La paleta tiene un precio de unos 48 € y en este enlace os dejo su entrada.



Seguimos con otra paleta que se ha hecho famosísima desde que se lanzó y a la que muchas nos lanzamos con ansia viva desenfrenada. Confieso que me estuve conteniendo y conteniendo y conteniendo pero al final caí rendida con tanto bombardeo y sucumbí a los encantos de Born to run de Urban Decay.




No la considero “la paleta”, esa que tiene de todo para hacer el look que quieras. De hecho no creo que algo así exista concentrado en una sola paleta y que además sea viable para poder transportarla o tenerla en casa. Pero sí que es una paleta completísima con la que recrear infinidad de looks desde sencillos, rápidos y aptos para diario, como más elaborados, sofisticados y especiales.

Su pigmentación, a excepción de un par de sombras, no defrauda en absoluto, las sombras son mantequilla pura, sedosas, suaves, con una intensidad de color brutal. Sin embargo no es perfecta, para mí tiene un par de defectos, no imperdonables pero que yo personalmente sí habría mejorado. Para empezar el negro que trae la paleta no es como “Blackout”, en el sentido de que no es negro – negrísimo y no es mate. Creo que un color negro de esas características habría hecho mejor papel. Y, por otro lado, habría quitado algún “colorinchi” más extravagante y habría incluido un par de sombras más para crear transición y dar profundidad, la veo un poco “coja” en ese sentido.

Pero en líneas generales me parece una paleta soberbia y muy recomendable, de no ser así está claro que no la habría incluido en esta entrada. Tiene clones de marcas low – cost la mar de conseguidos, yo ahí lo dejo.

Su precio es de unos 50 €.



Otra paleta para amantes de colores cálidos, rojizos y demás (aunque también tenemos neutros en buen número) es mi amada Desert Dusk de Huda Beauty y no podía dejar de incluirla en mi selección.




La deseé durante meses y al final me hice con ella y no me arrepiento para nada. Hay muchas críticas negativas a las sombras de Huda (aunque abundan las positivas) pero para mí no es el caso de esta paleta ni de ninguna de las que tengo de la marca (cuatro en total ahora mismo).

Desert Dusk es un sueño de paleta, si os gustan estos tonos, claro está. Es cierto que es una paleta de la que a priori podemos pensar que es más apta para looks elaborados, para días especiales y festivos, pero la verdad es que tiene una amplia selección de tonos neutros preciosos con las que hacer maquillajes a cuál más bonito aptos incluso para todos los días. Que debo aclarar llegados a este punto de la entrada que soy de las que lo mismo va a recoger a los niños al colegio a cara lavada que se planta un ahumadazo en morados. Ahí lo dejo.

Celestial, Nefertiti, Cashmere, Retrograde… son sólo algunas de las sombras ideales para vestir la mirada sin que resulte un look demasiado “potente” si no os gusta destacar demasiado los ojos para ir al trabajo o de compras. No tengo queja de ninguna de las sombras de la paleta, si bien (cómo no, pero lo tengo que decir), yo habría incluido un negro mate.

Es una paleta carísima (esto es mi criterio, claro, habrá a quien le parezca muy barata), tiene un precio de 64,95€.



Por último, y no porque me guste menos (al contrario) he dejado a una de las últimas paletas que han llegado a mi vida y la única que, por ahora, no tiene review individual en el blog. Es la paleta Sultry, de Anastasia Beverly Hills, ha supuesto uno de mis primeros contactos con las sombras de la marca y estoy… enamorada.




Sultry es una paleta de tonos neutros que tienen, en su mayoría, subtono frío. Lo que la caracteriza es esa sombra coral intensa tan especial (Bloom) que hace que sea lo primero en lo que nos fijemos en la paleta.

Tras el eclipse de Bloom, si luego nos fijamos, la paleta es una pasada, y si tengo que recomendaros sólo una de toda esta entrada, es ésta. Y eso que, como os he comentado anteriormente, a mí me van mucho más los tonos cálidos. Pero Sultry es tan especial, tan versátil, tan elegante y tan completa que, las pocas veces que me he maquillado este verano (la pereza maquillística ha invadido mi ser estos meses pasados) es a ella a quien he recurrido.

Pigmentación fascinante, intensidad brutal, matices increíbles… todo lo que diga de ella es poco y no voy a extenderme más porque, como comentaba, quiero dedicarle una entrada completa a ella sola.

Su precio es de 49,55€, tampoco nada barata, pero vale cada céntimo que cuesta.



Y llegados a este punto y partiendo de la base de que no soy una mega – fan de lo low – cost, sí que reconozco que en los últimos años las marcas de maquillaje más asequibles se han puesto las pilas y podemos encontrar paletas muy económicas (y maquillaje en general) que están perfectamente a la altura, o incluso poseen una calidad superior, a algunas de alta gama. Sí que es cierto que hay algunas paletas de precios más elevados que para mí no tienen igual ni comparación, los matices son tan especiales que se hace muy difícil que puedan ser clonadas.

Creo que todo es cuestión de saber elegir, testar si es posible en vivo tanto paletas de alta gama como paletas low – cost y decidir en qué queremos invertir más, si merece la pena gastarse, como mínimo, el triple o cuádruple de dinero para tener prácticamente lo mismo.

Y vosotr@s, ¿sois más de low – cost o preferís invertir en alta gama?

Recordad pasar por la entrada de Virginia si queréis descubrir qué paletas ha elegido ella (;



Besos miles y hasta la próxima entrada,



Auxi

2 comentarios:

  1. Coincido contigo en la naked basic (la tengo machacada) y hace poco me compré la sultry ¡es una pasada! ¡amor del bueno! Es mi primera paleta de la marca y me alucina ¡quiero más! De las otras la única que no me llama es la de Too faced, nose porque pero no me atrae. Sin embargo la de Huda me parece preciosa y la de Urban también me tienta mucho aunque nose si la daría mucho uso. bsts

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo la Naked Basics y le doy mucho uso. Un beso

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna