lunes, 16 de septiembre de 2019

Manteca Limpiadora de Camomila de The Body Shop



Las entradas con productos que mando Al País de Nunca Jamás son de las más aclamadas en el blog (como os digo, hay que ver lo que gusta un “destripamiento”), pero en ellas la verdad es que el factor “sorpresa” se anula por completo, porque ya sabéis desde que leéis el título que me ha faltado  tirar el producto por la ventana…



Hoy le ha tocado a la famosa y aclamada Manteca Limpiadora de Camomila de The Body Shop, que compré con toda la ilusión y expectativas del mundo dadas sus excelentes críticas (suele ocurrirme con los productos en los que pongo muchas esperanzas) y bueno… si seguís leyendo descubriréis por qué no me ha ido (nada) bien.




Descripción

La marca nos dice que este producto va a nutrir y limpiar nuestra piel eliminando los restos de maquillaje a la vez que purifica y refresca, dejando un tacto sumamente suave.




Creo que fue de las primeras mantecas o bálsamos en aceite que salieron al mercado, cada vez más marcas se han ido animando a lanzar limpiadoras/desmaquillantes en este formato por la sensorialidad que aportan y, sobre todo, por lo increíblemente cómodos que son a la hora de viajar gracias a su formato sólido.

Con el calor de la piel se transforma en una especie de aceite ligero que, promete, va a arrastrar toda la suciedad y el maquillaje de nuestra piel, incluido el maquillaje “waterproof”. Hay a quien le va fenomenal para desmaquillar también los ojos pero también he leído opiniones no muy favorables sobre este particular.



Ingredientes

Aquí os dejo su INCI:



Ethylhexyl Palmitate (Skin Conditioning Agent), Synthetic Wax (Binder/Emollient), PEG-20 Glyceryl Triisostearate (Skin Conditioning Agent), Olea Europaea Fruit Oil/Olea Europaea (Olive) Fruit Oil (Emollient), Butyrospermum Parkii Butter/Butyrospermum Parkii (Shea) Butter (Skin Conditioning Agent - Emollient), Caprylyl Glycol (Skin Conditioning Agent), Tocopherol (Antioxidant), Parfum/Fragrance (Fragrance), Aqua/Water (Solvent/Diluent), Linalool (Fragrance Ingredient), Limonene (Fragrance Ingredient), Helianthus Annuus Seed Oil/Helianthus Annuus (Sunflower) Seed Oil (Emollient), Anthemis Nobilis Flower Extract (Natural Additive), Citric Acid (pH Adjuster).

A destacar:

Ethylhexyl Palmitate. Un derivado del aceite de palma, muy utilizado en cosmética principalmente como emoliente.

Aceite de Oliva. Este aceite es reparador y actúa combatiendo la sequedad de la piel al incluir una gran cantidad de ácidos grasos naturales en su composición. También es rico en vitaminas E y K.

Manteca de karité. Aporta luminosidad al cutis y al cabello, y ofrece más hidratación y más elasticidad. Se trata de un excelente regenerador celular que ofrece una hidratación intensa y una nutrición de larga duración. Por otra parte, también actúa como protector solar natural contra los rayos UVA y UVB. Es cicatrizante, relajante y aporta protección contra el frío.

Aceite de Camomila (manzanilla). Justo el ingrediente que da nombre al producto va y aparece en la antepenúltima posición (ejém). Da rabia porque es un producto de propiedades excelentes y con mayor concentración en la fórmula podría ser más beneficioso. Posee una acción calmante y purificante, además de ser un excelente antiinflamatorio natural. La manzanilla estimula la curación de heridas leves e inflamaciones de la piel, de forma totalmente natural. Aplicada en la rutina facial, nos alivia las rozas con rojeces y alivia las erupciones cutáneas. También tiene propiedades suavizantes gracias a su contenido en aceites esenciales y flavonoides, por lo que suele estar presente en cosméticos indicados para el cuidado de pieles sensibles. Cuida la piel sin alterar el manto hidrolipídico ni su pH fisiológico.



Packaging

Para mí, lo mejor del producto. Es una lata de aluminio compacta y redonda, que cierra a rosca y en cuyo interior tenemos la manteca limpiadora:


La veo ideal para viajar y con esa idea la compré, lástima que me haya salido “rana”.

Contiene 90 gramos de producto.



Textura y aroma

Es una manteca sólida y compacta que al contacto con la piel se funde y conforme la trabajamos se transforma en un aceite ligero que va arrastrando todo a su paso.




El aroma es relajante, ligeramente cítrico y herbal, la verdad es que desmaquillarse con este producto, si os va bien, es toda una experiencia sensorial.



Precio y dónde comprar

Podemos encontrarlo en tiendas de The Body Shop así como en su web por un precio de 14€. Yo aproveché una de las varias promociones que va lanzando la marca a lo largo del año y la pesqué con un 25% de descuento.



Modo de empleo

Hay que coger una pequeña cantidad con la que masajearemos la piel en seco para deshacer bien todo el maquillaje y/o arrastrar toda la suciedad acumulada en el rostro. Luego emulsionaremos con un poco de agua tibia y volveremos a masajear para luego retirar o bien con agua tibia o con una muselina húmeda, a vuestra elección (yo lo hago de la segunda manera).

Para mí ha sido un primer paso de la doble limpieza, por lo que yo posteriormente limpio con un gel y agua tibia para retirar todos los posibles restos de manteca limpiadora.



Resultados

Por fin llegamos al apartado en el que os cuento por qué este producto no es para mí. Que con esto, especifico, no quiero decir que a todo el mundo tenga que pasarle igual. De hecho he leído muchos casos en los que funciona de fábula. De ahí que me lanzase con ella sin probar ni nada…

Como desmaquillante y limpiadora es genial: se lo lleva todo. A mí me resulta demasiado densa para los ojos, pero la única vez que la utilicé se lo llevó absolutamente todo sin pestañear. La piel la deja cómoda y limpia, sin sensación grasa aunque ya os digo que yo siempre hago un segundo paso con una limpiadora al uso en gel.




Ahora bien, alguna opinión había leído en la que este producto le provocaba granos. Y he ahí lo que he sufrido yo en mis propias carnes: granos no precisamente famélicos que hicieron su aparición al día siguiente de la primera aplicación. Le he dado unas tres oportunidades para confirmar que, efectivamente, los granos salen tras utilizar la Manteca Limpiadora y sí, no hay duda. No lo he comprobado más veces porque me gusta probar, pero el masoquismo no es exactamente lo mío.

Una lástima, aunque debo criticar los ingredientes del producto. Me da muchísima rabia que me vendan algo como “Manteca de Camomila” cuando justamente el aceite de camomila aparece en las últimas posiciones del INCI. Para ser sinceros, le pega más el nombre de “Manteca Limpiadora de Palma” o “Manteca Limpiadora de Oliva”, ya puestos, porque el aceite de oliva sí que aparece en una posición relativamente alta en la lista de ingredientes.

No sé exactamente cuál de los componentes que la forman es el que no me va bien, aunque tampoco me quita en exceso el sueño saberlo.

Mi recomendación con este producto es que, si dudáis, pidáis muestra. Yo no lo hice y me arrepiento, ya que la reacción adversa me apareció en la primera aplicación y, aún con descuento, es un dinero que podía haber invertido en otra cosa.

¿Habéis probado este producto? ¿Qué bálsamos desmaquillantes me recomendáis para probar?



Muchas gracias, como siempre, por vuestras visitas, lecturas y comentarios,



Auxi

3 comentarios:

  1. Yo no tuve problemas de granos, pero hay productos que me gustan mucho má actualmente. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Pues yo aún no la he probado, así que haré como dices y pediré una muestra! :)

    ResponderEliminar
  3. Uff vaya rabia lo de los granos. Yo gasté un bote y a mi me fue muy bien porque, como dices retira todo el maquillaje de maravilla (yo también hago después un segundo paso de limpieza) y no me salieron granitos ni nada. Lo de los ingredientes no me fije en su día, me parece muy mal la verdad. bsts

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna