jueves, 8 de agosto de 2019

Loción corporal Superbly Restorative Argan Body Lotion de Kiehl's


En alguna ocasión he comentado que en el tema de la hidratación y cuidado corporal suelo suspender (estrepitosamente, por cierto) desde que soy madre, más aún desde que me convertí en bi – mami y voy acelerada, cuesta abajo y sin frenos por la vida, sin poder llegar a todo.

Es toda una proeza darse una ducha tranquila y relajada y sin que mis dos pequeños retoños quieran irrumpir en el cuarto de baño (y de paso meterse a la ducha conmigo), por lo que una vez salgo lo que menos puedo hacer es mimarme con una buena crema corporal.



Sin embargo, hoy os quiero hablar de esta loción de Kiehl’s que es la favoritísima de mi marido (la mía es Crème de Corps de la misma marca), y que alguna vez he utilizado en plan mimo extra y lujoso.


Superbly Restorative Argan Body Lotion es una crema corporal muy poco conocida de la marca. Porque a todos nos suena Crème de Corps, su hidratante corporal por antonomasia. Sin embargo mi marido también es especial para los aromas y probó, hace años ya, una muestra de esta hidratante y se quedó prendado por el ligero y dulce aroma cítrico que tiene. Así que desde entonces no suele faltar en casa.




Contiene una mezcla de aceite de argán procedente de comercio justo y aceites esenciales de naranja y eucalipto y está pensada para restaurar la suavidad y tonicidad de la piel además de mejorar su tono y textura. Por otro lado, hidrata intensamente y refuerza las defensas naturales de la piel.

A destacar de sus ingredientes, sobre todo:

-      Extracto de Argán: posee un gran contenido en polifenoles naturales con propiedades antioxidantes. Además es extremadamente hidratante, ayudando a retener el nivel de humedad en la piel.

-      Aceite de Eucalipto: principalmente utilizado para refrescar la piel. Además es un excelente cicatrizante que ayuda a la regeneración de los tejidos.

-      Aceite de Naranja: un gran regenerador celular con propiedades antiedad y antisépticas.



Aquí os dejo una foto con la lista completa de los ingredientes. Lo único que no me hace mucha gracia es que lleva Alcohol Denat entre las primeras posiciones, pero sinceramente no he notado reacciones extrañas en mi piel sensible y puntillosa.




La textura es ligera, se absorbe prácticamente enseguida, un punto a agradecer porque tampoco es fácil para mí estar esperando que se seque la crema todo el tiempo del mundo. Ya no se puede.




El aroma como os decía es muy agradable, un punto cítrico y dulce que no empalaga y que además perdura en la piel de forma tenue, sin embotar los sentidos.

El packaging es muy higiénico, tiene un sistema de pump y al ser transparente vamos viendo lo que nos queda de loción en todo momento.

Eso sí, el precio se sube bastante: 66 € el frasco de 475 mL, por lo que en nuestro caso no es una loción que se pueda usar a diario. Pero como a él le fascina es siempre un regalo que le cae en Navidad.




Yo la he usado alguna vez puntual y porque mi marido me insiste, ya que deja la piel suave y aterciopelada. Pero entre que no tengo tiempo, que es suya (jajajaja) y que suelo preferir hidratantes sin aroma, la uso apenas.

A él le encanta, también tiene la piel sensible y reactiva. Le chifla sobre todo a modo after – sun los días que vamos a la playa o a la piscina, ya que calma muchísimo la piel.

En mi caso, como os digo, no desbanca a mi favorita mundial: Crème de Corps.

¿La conocéis? ¿Soléis invertir tanto en hidratación corporal?



Muchas gracias por vuestras lecturas y comentarios,



Auxi

1 comentario:

  1. Qué majo tu marido!! El mío se resiste... ya caerá ya...jajaj. Por la textura, absorción, olor... la probaría sin dudar, lo único que me echa para atrás es el precio y, sobre todo, el dichoso Alcohol Denat ¡qué manía! bsts

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna