domingo, 7 de julio de 2019

Mi paleta personalizada de sombras INGLOT


No sé si a vosotr@s os pasa, pero a veces relegamos al olvido productos fantásticos porque nos dejamos llevar por las abrumadoras novedades con las que nos bombardean las marcas cada dos por tres.

También sabemos que en este mundillo blogger y youtuber todo se mueve por modas y fiebres, y aunque lo que os voy a enseñar hoy hace mucho que no está on top, a mí me ha dado por rescatarlo del cajón porque no se merece estar ahí cogiendo polvo.




Os traigo hoy mi colección de sombras de INGLOT, no están todas las que son pero sí son todas las que están (;


¿A que ya casi no nos acordamos de INGLOT? Al menos yo (cierto es que vivo algo despegada de lo que se mueve y lo que no) hace mucho que no escucho nada de la marca, a lo sumo alguna mención a su gel eyeliner, pero poco más.

Fue una marca que supuso todo un ataque de histeria entre bloggers, youtubers y aficionad@s a este mundo de la belleza y el maquillaje. En su momento me fui haciendo poco a poco con sombras y coloretes hasta que cerraron la tienda que teníamos en Valencia y ya mi atención se enfocó en otros lares.




Pero es no quita para que la calidad de sus sombras me parezca estupenda en general ni que sus colores no sean preciosos.

Me compré una paleta de las grandes para ir rellenándola, ésta en concreto es de 16 huecos y como veis la tengo completa:

Tengo otras 5 – 6 sombras en otras paletas customizables, pero no os las enseño hoy porque son sombras que casi no utilizo por su colorido más “especial”.

Cada sombra de éstas cuadradas trae 3,2 gramos (que no está nada mal) y tienen un precio de 7,95 €.

Os enseño las que tengo yo, si veis las tonalidades de la paleta que me hice van muy en consonancia a los tonos con los que me siento más cómoda, que son marrones, rojos/rojizos, morados y cálidos y neutros en general. Empiezo de arriba hacia abajo y en cada fila de izquierda a derecha.




Primera fila:




Pearl 439: Tal como dice el nombre pertenece a la gama de acabado “perlado” y es un morado puro algo oscuro, ligeramente frío y precioso. Una de mis favoritas. Cremosa y muy, muy pigmentada.

D. S. 491: Otro morado de esos de los que quitan el hipo porque cuenta con muchas partículas de brillo multicolor, preciosa para looks más festivos. Algo más polvorienta que la anterior pero nada que no se arregle sacudiendo bien el pincel.

AMC 72: Morado berenjena de subtono rosado y acabado ligeramente metálico. Pigmentada, muy pigmentada, hay que trabajarla con cuidado aunque se difumina genial.

Pearl 441: Violeta medianamente oscuro de acabado perlado, muy cremosa, pigmentada y fácil de trabajar. Se hacen unos looks preciosos con ella como sombra principal <3

Matte 334: Es la única sombra mate que tengo en toda la paleta y debo decir que es bastante polvorienta aunque también muy pigmentada (no puedo deciros si todas las sombras mate de INGLOT son así porque sólo tengo ésta). Es un violeta claro y rosado, y pese a su pigmentación me cuesta trabajarla, queda a parches en el párpado, por lo que podréis adivinar que es la sombra que menos me gusta de toda mi paleta.



Segunda fila:




Pearl 446: Una sombra de esas que quitan el hipo, es un morado – ciruela ligeramente oscuro, satinada, pigmentadísima y nada polvorienta. La adoro para ahumados.

Pearl 445: Sigue la línea de su hermana mayor 446, pero ésta es un morado – berenjena muy clarito, ligeramente topo, muy suave. La pigmentación también es excelente y el acabado perlado.

D. S. 459: No os lo he dicho en la sombra anterior que era D. S. también. D. S. significa “Double Sparkle”, por lo que las sombras con esta siglas significa que tienen ligeras partículas de brillo. Es un topo precioso, ligeramente oscuro, con partículas de brillo multicolor que la hacen muy, muy especial. No es la más pigmentada de toda la paleta, pero se trabaja bastante bien.

AMC Shine 12: Esta sombra es uno de mis ojitos derechos. Es una sombra pigmentadísima (las sombras AMC suelen ser pigmentos prensados por lo que tengo entendido) y es un tono marrón cobrizo de subtono rojizo y acabado metálico absolutamente precioso.

Pearl 397: Una de mis sombras favoritas pese a que primera vista parece no decirnos nada. Pero es de ésas que visten el párpado por sí solas, es perfecta para looks con delineado potente a lo pin – up. Con ella y algo marcada la cuenca ya podemos salir corriendo. Es una sombra de acabado perlado y el tono es un melocotón ligeramente beige, muy claro, que da una luz impresionante.



Tercera fila:




Pearl 452: Otra de mis obsesiones, un borgoña intenso, de subtono rojizo, medianamente oscura y pigmentadísima. Hace tiempo que no me hago un ahumado con esta sombra y va siendo hora…

Pearl 450: Un rojo cereza que más bien podría pensarse que es un colorete (de hecho alguna vez lo he usado como tal) que una sombra. Es preciosa, si os gustan las sombras en color rojo, son otra de mis pasiones. Cierto es que hay que saber trabajar el look para no dar un aspecto enfermizo, pero es que me encantan.

AMC Shine 15: Una sombra naranja de subtono dorado, intensa y muy pigmentada que a veces me ha costado integrar en looks, aunque no me negaréis que es preciosísima <3

Pearl 407: Naranja – coral ligeramente melocotón de acabado perlado. Viste muchísimo por sí sola, la compré porque pensaba que sería parecida al famoso pigmento Melon de M·A·C pero nada que ver, ésta es mucho más naranja.



Cuarta fila (y última!):




AMC 52: Marrón chocolate intenso a medio camino entre el acabado mate y el satinado. Es pigmentadísima y perfecta para definir looks e incluso delinear el ojo con sombra.

Pearl 423: sombra de acabado perlado y color marrón con subtono borgoña que también vira al topo, es una sombra súper especial que queda muy elegante.

Pearl 421: Marrón cobrizo, cálido y de subtono dorado, de acabado perlado. Una sombra súper versátil para el día a día con la que nos podemos hacer un look también potente pero sin restar naturalidad.

Pearl 402: Sombra topo ligeramente grisácea. Su pigmentación va en la línea de todas las de acabado Pearl y al swatchearla he sentido que no he experimentado con ella todo lo que se merece (pondremos remedio…).

AMC 30: Un beige clarito brillante que uso fundamentalmente para iluminar el arco de la ceja e incluso el lagrimal.



Ahora contadme… ¿qué sombras de INGLOT tenéis? ¿Soléis ir rescatando cosas de los cajones?



Muchas gracias por seguir siempre al otro lado,



Auxi

2 comentarios:

  1. Tengo un buen lote de sombras de Inglot, y hace poco deseché algunas, no porque estuvieran mal, proque siguen perfectas, sino porque eran tonos con los que ya no me identifico. Tienen una caidad altísima.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Yo también compre hace tiempo dos paletas de cinco sombras,clase uso poco pero son muy buenas. La semana pasada justo publiqué una entrada de con mis sombras de Make up Geek, son fambien muy buenas y no se habla de ellas, una pena que estas marcas queden olvidadas. Bsts

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna