lunes, 3 de junio de 2019

Polvos sueltos Light Reflecting Loose Setting Powder de NARS



La vida nos da sorpresas… y chascos. Como el que me llevé yo con estos polvos para sellar el maquillaje de NARS (Light Reflecting Loose Setting Powder) que compré con unas ganas locas en la web oficial. Últimamente os hago bastantes spoilers en los encabezados, pero no me puedo contener (tengo que mejorar ese aspecto, lo sé).



Antes de comenzar deciros que, por el hecho de que a mí no me guste este producto, no significa que sea malo en absoluto. Conozco a personas que les encanta (y por eso me los compré, por las buenas opiniones de chicas de las cuales me fío). Sin embargo, a mí no me han ido tan bien, y por si a alguien le pasa lo que a mí, ahí va mi experiencia con ellos.




Descripción

¿Qué es lo que nos dice la marca de los Light Reflecting Setting Powder? En la web de NARS nos cuentan que este producto ayuda a fijar el maquillaje con un toque ligero y un acabado invisible que resulta imperceptible sobre la piel. Esta fórmula lujosa se aplica de manera uniforme, se mezcla con facilidad y realza el aspecto de la base de maquillaje sin rastros de color. Su fórmula fotogénica basada en la tecnología fotocromática se adapta a las nuevas fuentes de luz para que la piel luzca siempre perfecta, ante la cámara y en persona. El complejo Light Reflecting Complex™ exclusivo de NARS optimiza la reflexión de la luz sobre la piel. Crea un efecto suavizado al desvanecer ópticamente las líneas finas, las arrugas y los poros. Ayuda a regular el brillo a lo largo del día, por lo que es ideal para los retoques a mitad de la jornada. Además de fijar y perfeccionar la base de maquillaje, Light Reflecting Loose Setting Powder se puede usar para fijar un color de labios llamativo, crear capas de sombras ahumadas impecables, o incluso suavizar un estilo de ojos o mejillas intenso.


Es decir, se trata de unos polvos sueltos traslúcidos, que dejan un acabado mate pero luminoso en la piel, controlan los brillos y ayudan a difuminar poros y líneas de expresión.



Ingredientes

Aquí una foto con su INCI al completo:


Packaging

Muy en la línea de NARS: es un envase redondo de plástico transparente con una tapa que cierra a rosca y ese toque “gomoso” al que nos tiene acostumbrados la marca.


Un consejo con este tipo de envases: no recortéis todo el film que cubre los agujeritos por donde sale el producto. Yo recorté dos y aun así tengo polvo suelto para dos docenas de caras.

Contienen 10 gramos de producto.



Textura y aroma

Son polvos finos, finísimos, en ese sentido no tengo ninguna queja porque se sienten muy ligeros sobre la piel.


No tienen aroma a nada en particular.





Precio y dónde comprar

Los tenéis en la web de NARS así como en los stands de la marca en El Corte Inglés y en los Sephora que traen la firma. También en la web de Sephora podéis conseguirlos. Su precio, en la web oficial, es de 37€.



Resultados

Llegamos a la explicación de por qué a mí no me gustan estos polvos. Los compré atraída por la promesa de que “reflejaban la luz” y es que, si hay algo que me fastidie de sellar el maquillaje con polvos, es que me quiten el efecto luminoso, satinado, glow o natural de la base y me dejen la tez totalmente mate. Sé que hay muchas que buscan justamente ese efecto, pero yo huyo de él a la velocidad de la luz. De hecho, si unos polvos tienen ese efecto sólo sello la zona de la nariz, la barbilla y muy, muy sutilmente, el centro de la frente.

Pues bien, estos polvos tienen la particularidad de que sellan la base sin acartonar ni matificar la piel en exceso, respetando el acabado que hayamos elegido y haciendo que nuestro rostro luzca más luminoso. Y bien, sí, lo hacen, pero… ¡tienen purpurina! Ultramicropurpurina, para ser más exacta, partículas finísimas y pequeñísimas que a simple vista no se aprecian pero que, si te acercas al espejo… ahí están. Y oye, que no. La base Light Wonder de Charlotte Tilbury he leído que también lleva, pero la verdad es que mi vista de halcón no las ha detectado una vez aplicada la base sobre la tez. Con esto quiero decir que no es algo por lo que destierre un producto de mi vida, pero necesito que una vez aplicado en la piel, estas partículas no se vean. Nada de nada.


La segunda razón (porque una es tiquismiquis pero no tanto) es que con flash o con luz directísima (natural o artificial) blanquean en las fotos con flash. Efecto Casper total. Y bueno, a mí no me hace falta nada que me haga parecer aún más blanca (en todo caso, ya buscaré yo algo para conseguir el efecto contrario). Así que no creo que sean unos polvos aptos para fotografía, la verdad.

Por último, tercera razón, no me funcionan bien para sellar el corrector en la zona de la ojera. Me marca los pliegues y las partículas de purpurina también se aprecian en esa zona. Lo siento, pero no me convence.

Y, me repito, conozco a chicas de cuya opinión me fío al 100% que estos polvos les encantan y les funciona de fábula, pero en mi caso son un #NotForMe de libro.

¿Los habéis probado? Yo tengo pendientes probar los Hydra – Mist de Becca y reseñaros los Born This Way de Too Faced.

¿Alguna otra recomendación?

Muchas gracias, como siempre, por vuestras lecturas y comentarios.

¡Besos!



Auxi

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna