jueves, 20 de junio de 2019

Microdermoabrasión Re-texturizante Epidérmica de Kiehl's


No hace mucho me di cuenta de que no os había hablado en una review individual de mi exfoliante facial (físico) favorito desde hace varios años ya, la Microdermoabrasión Re – texturizante Epidérmica de Kiehl’s.




Creo que se merece un post para ella sola porque es de los exfoliantes más efectivos que he probado en mi vida y además éste creo que es el tercer frasco que gasto. Por otro lado, no sólo me ha enamorado a mí, el año pasado mi marido sucumbió a sus encantos e incluso por Navidad le cayó su propio bote de Micro - dermoabrasion.

Este exfoliante es de esos productos que en un principio miré con ojo clínico y muy duramente, simplemente por sus ingredientes, de los que os hablaré luego. Consideré que algunos sobraban de la lista y que además podrían ser perjudiciales en mi piel.

La Microdermoabrasión es, literalmente, una regeneradora de la epidermis. Promete ofrecer una sensación inmediata de suavidad en la piel, ayudar a unificar el tono y eliminar pequeñas marcas en rostro, escote y manos. Con su uso prolongado promete reducir las líneas de expresión faciales y minimizar el tamaño de los poros. Además facilita la absorción de los tratamientos que apliquemos a continuación, mejorando los resultados.

Sus ingredientes principales son:

-      Cáscaras micronizadas (tierra de diatomeas): sílice cristalino natural derivado de las diatomeas, que son algas microscópicas naturales, dando como resultado un polvo fino que sirve de exfoliante natural para eliminar las células muertas de la epidermis o capa superficial de la piel.

-      Manteca de karité: de propiedades hidratantes para ayudar a la piel contra la deshidratación, restaurando su flexibilidad y mejorando el aspecto de la piel seca.

-      Hierba del sauce: de propiedades antimicrobianas y calmantes para la piel.

No obstante, aquí os dejo una foto de los ingredientes:




Como os comentaba al principio, algunos ingredientes no me gustan, en especial la dimeticona, la cual hizo que al principio desconfiase un poco de este producto ya que los cosméticos que la contienen en primeras posiciones no suelen sentarle bien a mi piel. Otro ingrediente que no me gusta mucho, pero que tampoco demonizo, es la parafina… suelo evitar los aceites minerales en el cuidado de mi piel, pero entiendo que es un ingrediente muy común y de uso muy generalizado que se utiliza como humectante y como base para otros ingredientes presentes en la fórmula.

Aquí os dejo una foto de la textura del producto, es una crema espesa con micropartículas finísimas:





¿Cómo utilizamos este producto? Esto es lo que nos dice Kiehl’s acerca del modo de empleo: Aplica una cantidad del producto del tamaño de una moneda de 5 céntimos en la palma de la mano. Utilizando las yemas de los dedos, aplícalo suavemente a la piel limpia y húmeda en un movimiento circular ascendente y hacia fuera, evitando el área de los ojos. (Para el tratamiento de áreas problemáticas del cuerpo tales como las manos, codos, espalda y el escote, aplícalo de la misma manera). Continúa la aplicación durante aproximadamente 30 segundos, pero no más de dos minutos, para alcanzar el efecto deseado. Supervisando la sensibilidad de la piel de cerca, puedes aumentar la presión levemente para mejorar los resultados del tratamiento. Con los ojos cerrados, enjuágalo con agua fresca y seca la piel mediante toques suaves. Es normal que ocurra cierto enrojecimiento ya que la piel se está retexturizando. Para ayudar a aliviar la piel después del tratamiento, recomendamos usar esta fórmula junto con el ungüento para la recuperación de la piel Centella Recovery Skin-Salve de las soluciones dermatológicas de Kiehl's.




¿Cómo la utilizo yo? Yo sigo las indicaciones que da la marca pero un poco a mi manera. Como sabéis tengo la piel sensible y especialmente reactiva a agresiones físicas, por lo que en el tema de la exfoliación tengo que ir con cuidado. En mi caso cojo un poco de producto, la marca dice que una cantidad del tamaño de una moneda de cinco céntimos, yo suelo extraer como un pequeño garbanzo. Sobre el rostro limpio y húmedo voy haciendo movimientos circulares, ejerciendo muy poca presión en mis zonas más sensibles (nariz y mejillas) e insistiendo con un poquito más de fuerza en frente y barbilla. No contabilizo el tiempo, pero no creo que esté mucho más de un minuto o minuto y medio.

Normalmente salgo de la ducha con la piel levemente enrojecida, cosa que la segunda vez hizo que me llevase las manos a la cabeza… pensé que había provocado un desastre mundial en mi piel, pero no (la primera vez que usé este producto fue en la boutique Kiehl’s de Valencia a manos de Esther y no recuerdo verme la piel enrojecida, aunque ella con mucho mimo me tonificó e hidrató la piel posteriormente y salí del taller con una piel preciosa, os dejo aquí el enlace a la entrada que hice en su momento). Conforme pasan los minutos la piel se va calmando, para mí es el momento perfecto para aplicar una mascarilla, ya que tengo la piel perfectamente exfoliada, receptiva a los productos, y con los poros abiertos de la ducha.

El resultado para mí es difícilmente mejorable, la piel está lisa, suave al tacto, como renovada. Sí es cierto que no puedo comentaros gran cosa de las arrugas, pero tengo una marca de acné en mi frente, bastante grande y feúcha, que sí que he ido notando que está algo más pequeña desde que uso este producto. Obviamente necesitaría un tratamiento dermatológico más agresivo para hacerla desaparecer, pero estoy contenta con el resultado. Llevo usando el producto muchísimo tiempo y no he notado efectos negativos por el contenido en dimeticona como me temía al principio de comenzar a utilizarlo-

El precio de este producto es de 46 € el bote de 75 mL y a mí me dura muchísimo tiempo abierto, una media de año y medio o dos años incluso. Suelo exfoliar la piel una vez por semana, aunque hay veces que lo hago dos, especialmente en verano.

Podéis encontrarlo en las boutiques y corners Kiehl’s de El Corte Inglés y también en su página web (aquí os dejo un enlace para que localicéis vuestro punto de venta más cercano).

¿Cuál es vuestro exfoliante facial preferido? ¿Habéis probado éste de Kiehl’s?



Besos miles y hasta la próxima entrada,



Auxi

3 comentarios:

  1. He leído maravillas sobre este producto. Me daba un poco de cosa porque mi piel es sensible (ahora mismo está de maravilla pero nunca se sabe) pero sabiendo que te ha ido bien es muy posible que me anime con ella. bsts

    ResponderEliminar
  2. Lo probé gracias a una muestra de Isa y me gustó mucho : )

    ResponderEliminar
  3. Es de mis favoritos también. Has probado la mascarilla de cacao de Evolve? Es top!

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna