lunes, 20 de mayo de 2019

Microfiber Velvet Sponge de JUNO&Co



Hoy vamos con una review algo más breve de lo habitual, pero que me habéis pedido mucho y que además considero necesaria porque ya sabéis que lo mío es desmontar mitos y dar esos ZAS cuando hacen falta.



Sí, vamos a hablar de la famosa Microfiber Velvet Sponge de JUNO & Co a la cual no pude resistirme probar cuando salió el súper boom hablando de ella. De hecho en el sorteo que realicé por Instagram por el aniversario de mi blog incluí una que compré extra con este fin, y me da un poco de rabia haber regalado algo que justo a mí no me encanta (ojo que no es que la odie) y ahora os explicaré por qué, pero bueno, en mi defensa debo decir que la compré con la idea de que iba a ser la leche.




Descripción

La Microfiber Velvet Sponge de JUNO es una esponja fabricada con suaves microfibras de terciopelo y un borde sesgado que va a garantizar una distribución de la base muy controlada e impecable.

Proporciona una cobertura modulable, uno de sus pluses es que absorbe muy poco producto, y además permite trabajar rápido, dando como resultado un acabado pulido como el que obtenemos con cualquier otra esponja pero con el plus de que vamos a tener la cobertura que obtendríamos empleando una brocha.

Está fabricada con poliuretano hidrofílico y con microfibra anti – microbiana.


Es una esponja muy ligera, apenas pesa, y el material con el que está fabricada es sí, ultrasuave, de esos que te dan ganas de tener todo el día en la mano y acariciar una y otra vez.

El material de microfibra es no abrasivo y está realizado con pequeñas fibras, mucho más pequeñas que una hebra de terciopelo que permiten trabajar sobre la piel cualquier producto líquido. La segunda capa de la esponja (la del interior) es como una beauty blender al uso, fabricada con material anti – microbiano. Estas dos capas unidas crean una tecnología que proporciona la mezcla perfecta utilizando la menor cantidad posible de producto.


A pesar de repartir el producto como lo haría una esponja, asegurando un acabado pulido, las fibras microscópicas permiten aplicar el maquillaje exactamente donde queremos, extendiéndolo con facilidad, justo con la precisión de una brocha.



Cómo utilizarla

Puede emplearse en seco con productos en polvo o en mojado con productos líquidos o en crema.

En mojado es ideal para aplicar la base, el corrector y para hacer el contouring con productos en stick.

En seco podemos aplicar con ella bronzers en polvo, coloretes e iluminador.




Precio y dónde comprar

Es una esponja más que asequible: 6$ (unos 5€ al cambio) y, hasta donde sé, la podemos comprar directamente la web de JUNO and Co que envía internacionalmente.



Resultados

Pues veréis, sin más rodeos, yo opino que no es tan maravillosa como la pintan. Así a tumba abierta, como diría Anouk de Un Viento del Este.

No considero que sea un mal producto, especialmente me ha sorprendido para aplicar los productos en polvo ya que esperaba poca precisión por su parte y, curiosamente, me ha cerrado la boca porque es muy precisa y reparte bien el producto.

Sin embargo, en mojado no tengo el resultado pulido, perfecto y natural que consigo con otras esponjas. Me cuesta difuminar la base y el corrector, no queda tan bien repartida e integrada como, por ejemplo, con la Beauty Blender, la Miracle Sponge de Real Techniques o la esponja de Fenty Beauty. En ese sentido no me ha conquistado y no sustituiría a ninguna de las mencionadas por ella.

A la izquierda la tenéis en seco y a la derecha en mojado, para que podáis apreciar la diferencia, que no es mucha:




Sí que la utilizo y sí que se obtiene un resultado aceptable si se trabaja bien con ella, pero en sí es un producto que ni fu ni fa, no está mal pero creo que tiene más bombo que otra cosa. Y sinceramente esperaba ahorrarme tiempo, no tener que invertir más que con otras herramientas cuando justamente me está prometiendo lo contrario.



Algo a destacar, y que me dio una rabia elevada al infinito, es que se me agrietó antes del mes de uso (y ojo que no la usé todos los días):




Que sí, muy económica, pero si se va a rajar como cuatro veces antes que una beauty blender, entonces no me compensa tanto inclinarme por ella en vez de por la clásica esponja rosa (aunque yo prefiero la negra)



¿La habéis probado? ¿Os gusta o preferís otras herramientas como yo?



Besos miles y gracias por seguir siempre al otro lado,



Auxi

6 comentarios:

  1. Yo tengo muchas ganas de probarla pero se me están quitando las ganas...Me ha sorprendido lo de los productos en polvo que es justo para lo que menos creo que valga,jeje. bsts

    ResponderEliminar
  2. No la he probado pero viendo lo que cuentas no creo que cambie mi Beauty Blender por otra. Un beso

    ResponderEliminar
  3. probé una copia bastante lograda y no me convence. Me resulta incluso desagradableal tacto, se limpia peor, hay que trabajar más los productos...no compensa. Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola! Tengo curiosisdad por ver cómo funcionan este tipo de esponjas de maquillaje, a ver si me hago con alguna pronto.
    Te invito a pasar por mi blog cuando quieras. Estoy de sorteo. Bss

    ResponderEliminar
  5. Te dije que pensar en ese tacto me da grima, así que para la cara ni se me ocurre. Si además no es mejor que la de RT, la BB, etc, creo que no arriesgo.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  6. Es que yo ya no uso esponjas de este tipo, me he comprado unos triangulos de toda la vida y cuándo los uso un par de veces los llevo al reciclaje.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna