jueves, 2 de mayo de 2019

C'est fini XXXVII


Para este año tengo que plantearme muy seriamente (pero mucho, mucho) que no se me vuelvan a acumular tantas entradas de productos terminados. Siempre digo lo mismo y siempre me pasa igual, y es un propósito blogger que tengo que conseguir, ya es cuestión de orgullo propio.


En la entrada de hoy os traigo diversos productos que he ido terminando a lo largo del 2018, aunque puede que alguno lo terminase en 2017, no estoy muy segura de ello…



El primero ya casi me da “vergüenza” sacarlo por aquí, y es que os lo he enseñado en varias entradas de productos terminados. Hablo, por supuesto, del agua micelar de Garnier:


Y sí, gasto botes y botes de esta agua micelar y aunque siempre voy intentando probar cosas nuevas, tarde o temprano vuelvo a ella porque es muy, muy efectiva y tiene un precio más que competitivo.

Este producto está pensado para ser utilizada por todas las pieles, incluidas las más sensibles. No contiene perfumes, siliconas ni parabenos en su composición. No obstante, Garnier tiene tres variedades más de agua micelar, una de ellas destinada a las pieles más sensibles. Podéis consultar en este post mi comparativa entre tres de ellas.

Es un producto bueno, bonito y barato al que casi no se le puede pedir más.

¿Repetiría? Sí, lo hago de forma habitual.



La limpiadora Superfruit+Chlorella de Acure Organics fue todo un flechazo del 2017 que se extendió durante el 2018 y con el que he repetido ya una vez:


Es una limpiadora destinada a pieles mixtas y grasas. Pero pese a esta indicación se trata de un producto que limpia la piel en profundidad sin dejar sensación de tirantez, incomodidad y sin resecarla, no altera el manto lipídico natural de nuestra piel, es muy respetuosa.

Algo a destacar de su formulación (y de las formulaciones de Acure Organics en general) es que emplea células madre vegetales e ingredientes fermentados, componentes que aportan múltiples beneficios a la piel.

Ahora le han cambiado el envase aunque no estoy segura de si le han cambiado la composición, entiendo que sigue siendo la misma, pero cuando tenga un bote con el nuevo packaging en mis manos podré comprobarlo con mayor seguridad.

¿Repetiría? Sin duda.



Otra limpiadora que ha pasado por mi tocador desde finales de 2017 es la famosísima Low pH Good Morning Gel Cleanser de la marca coreana COSRX:


Se trata de una limpiadora que es a la vez limpiadora y exfoliante y, aunque podemos utilizarla mañana y noche, realmente está pensada para la limpieza de la piel en la rutina de mañanas.

Posee un pH de 5.0 6.0 perfecto para la limpieza de las pieles sensibles que es a quienes realmente va destinada esta limpiadora; no obstante pueden utilizarla todo tipo de pieles. Este pH además respeta los aceites naturales presentes en la piel pero no resta efectividad a la limpiadora para limpiar bien los poros y remover las células muertas que se depositan en nuestra piel por la noche

Me gustó muchísimo esta limpiadora: dejaba la piel perfectamente limpia pero cómoda, es suave pero efectiva. Sin embargo, algo que me mataba era su olor. A mí me olía a algo terriblemente sintético y resulta que es el olor del aceite de árbol de té, nada sintético como veis, y sin embargo me echa para atrás. Es el único motivo por el cual no repetiría con ella.

Aun así me parece un producto fantástico de cosmética coreana.

¿Repetiría? Puede, pero el aroma no me gusta.



El sérum para el contorno de Freshly Cosmetics, Hyper Concentrate Eye Contour Serum, fue todo un descubrimiento de finales de 2017 y primer trimestre del 2018:


Se trata de un producto específico para la zona del contorno de ojos que combina en un solo tratamiento 9 tecnologías clínicas naturales que prometen tratar todos los signos del envejecimiento del contorno de ojos. Su composición contiene una alta concentración de los activos naturales más innovadores, que aplicados sobre la piel de forma simultánea tratan ojeras, parpados caídos, líneas de expresión, dinámicas y estáticas, pérdida de elasticidad, bolsas, inflamación, pigmentación desigual y manchas, con resultados visibles a partir de los 10 días de aplicación.

El único “pero” que le encontré a este producto es que se me quedaba corto de hidratación, por lo que tenía que emplearlo como lo que realmente es: un sérum que hay que complementar con otro contorno específico para hidratar. No será necesario si en vuestro caso no tenéis la zona del contorno deshidratada: él sólo os bastará. Aún así me quedé enganchada al efecto tensor que aporta y a la luminosidad que da a la zona.

¿Repetiría? Sí, la mínima oportunidad.



La mascarilla Kinessences fue un producto de cuidado capilar que recuerdo que me gustó muchísimo cuando lo utilizaba.


Se trata de una mascarilla de nutrición profunda, formulada con cinco aceites esenciales. Resulta perfecta para cabellos que se encrespan con muchísima facilidad, ya que controla mucho en este sentido. Promete nutrir e hidratar el cabello en profundidad haciendo que se rompa menos y además potenciar el brillo y revitalizar el pelo en su totalidad.

Como mejor me funcionaba era mezclándola con el aceite de la misma línea, haciendo una pequeña “masa” y luego aplicando la pasta resultante al cabello. Si hay algo que tengo que decir que no me gustó de ella fue su aroma, quizá demasiado embriagador y me embotaba un poco.

¿Repetiría? Sí, si pillase alguna promoción o pack.

Por último un producto famoso en toda la blogosfera, el bálsamo desmaquillante Total Renew.Balm Biosource de Biotherm:


Fue el producto con el que me lancé con los bálsamos desmaquillantes, antes sólo había probado el famoso Cleanse Off Oil de M·A·C con el que, por cierto, repito a menudo porque me gusta muchísimo.

Se trata de un bálsamo limpiador que al masajearlo sobre la piel seca se transforma en aceite, el cual va deshaciendo poco a poco el maquillaje, resulta muy agradable y sensorial de utilizar ya que tiene un aroma ligeramente floral y al ser tan suave y fundente relaja mucho el rostro con el masaje que vamos realizando para ir eliminando el maquillaje.

Puede utilizarse también en los ojos y yo personalmente no he notado escozor ni picor en los mismos, y eso que los tengo muy, muy sensibles. No obstante, siempre en maquillajes cargados tiro de bifásico por pura comodidad y por no estar masajeando tanto tiempo una zona tan delicada como son los ojos y el contorno.

Me gusta mucho para el primer paso de la doble limpieza y aunque su INCI no es lo más fantástico del mundo, sí que me parece un producto eficaz.

¿Repetiría? No por su INCI, prefiero probar alternativas más naturales, aunque no niego que es un buen bálsamo desmaquillante.

Espero que os haya gustado la entrada. ¡Nos leemos pronto!



Auxi

5 comentarios:

  1. Coincidimos en producto e impresiones en la micelar de Garnier y la limpiadora de Acure. Me tientas y ya te lo dije, con el serum para el contorno de ojos.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. La mascarilla tiene una pinta estupenda!!Que pena el serum para el contorno que justo en mi caso lo que más necesito es hidratación. bsts

    ResponderEliminar
  3. No voy a decir ni mu porque desde que no hago una entrada de estas... es para sacrificarme, y cuanto más tiempo pasa más pereza me da hacerla, así que creo que haré una macro-macro para hacer limpia e intentar partir de cero de verdad de la buena.

    Coincidimos en el amor por el sérum del contorno de ojos y también repito muchas veces con el agua de Garnier, aun con este alma de probadora que no para quieta.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  4. Pues pienso probar el gel limpiador de Corsx, todo lo que he probado de la marca me ha gustado mucho.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna