lunes, 22 de abril de 2019

Black Star Mascara de Identy Beauty


Vamos a reseñar hoy el último lanzamiento de Identy Beauty, la marca de maquillaje natural, hija/hermana de Freshly Cosmetics, que ya sabéis que es vegana, no utiliza para la formulación de sus productos ni siliconas, ni parabenos ni parafinas (sus ingredientes son naturales en un 99%) y además es totalmente Cruelty Free.


¿Cuál es el último lanzamiento? Pues un producto que muchas estábamos ya ansiando y que, por lo que he podido comprobar, en pocas semanas tras su lanzamiento se ha posicionado como un best – seller de la firma: la Black Star Mascara.

(Si queréis saltaros la parte “técnica” en el último apartado, el de “Resultados” tenéis mi opinión así como fotos del antes y el después (;  ).

¿Comenzamos?




Descripción

Identy Beauty define a Black Star como una máscara de pestañas de larga duración que va a aportar tanto longitud como volumen, realzando y definiendo de forma natural. Nos promete que nuestras pestañas podrán lucir más largas, densas y flexibles a diario, además de que no va a apelmazarlas ni formar grumos. 


El cepillo es de fibras y realza, define y separa las pestañas ayudando a proporcionar tanto volumen como espesor.

Gracias a su cuidada selección de ingredientes va a aportarnos también tratamiento, nos dice la marca que estimula el crecimiento de las pestañas, las hace más flexibles y fuertes y aporta hidratación a las mismas.



Ingredientes

Aquí os dejo su INCI al completo:

Aqua, Euphorbia Cerifera Cera, Sorbitan Olivate, Pentylene Glycol, Hydrogenated Olive Oil, Oryza Sativa Bran Cera, Hydrogenated Castor Oil, Helianthus Annuus Seed Cera, Glycerin, Crambe Abyssinica Seed Oil Phytosterol Esters, Olea Europaea Fruit Oil, Helianthus Annuus Seed Oil, Ricinus Communis Seed Oil, Zea Mays Germ Oil, Rosa Canina Fruit Oil, Simmondsia Chinensis Seed Oil, Rhus Succedanea Fruit Cera, Vitis Vinifera Seed Oil, Olea Europaea Oil Unsaponifiables, Hydroxyethylcellulose, Xanthan Gum, Decyl Oleate, Sodium Phytate, Tocopherol, Alcohol, Sodium Bicarbonate, CI 77499/ Iron Oxides.




De ellos vamos a destacar:

Cera de arroz. Es una cera altamente hidratante que va a ayudar a restaurar las pestañas débiles y dañadas, fortaleciéndolas desde la raíz a las puntas. Actúa envolviendo y protegiendo delicadamente las pestañas a la vez que da ligereza y suavidad.

Aceite de ricino. Ampliamente conocido por estimular el crecimiento de las pestañas (¿quién de nosotr@s no lo ha utilizado alguna vez como remedio de la abuela?). Además también las fortalece, las hidrata y aporta brillo. Posee un alto contenido en vitamina E, proteínas, minerales y tiene propiedades antibacterianas (es decir, va a destruir cualquier hongo/bacteria que impida el crecimiento normal de las pestañas). También evita que las pestañas se caigan antes de tiempo, por lo que va a aportar unas pestañas más densas y pobladas.

Aceite de oliva. ¿Quién no conoce los beneficios de este oro líquido? Posee un elevado contenido en ácidos grasos esenciales, antioxidantes, vitaminas E y K, por lo que es un ingrediente ideal para hidratar, nutrir, fortalecer y estimular el crecimiento de las pestañas.

Cera candelilla. Es una alternativa vegana a la cera de abejas ya que posee las mismas propiedades protectoras y espesantes que ésta. A porta una sensación particularmente agradable en las pestañas, dando flexibilidad y evitando el apelmazamiento. Impermeabiliza, protege y proporciona densidad.

Aceite de jojoba. Otro clásico para el cuidado de la piel y el cabello. Posee una elevada concentración de ceramidas, unas sustancias oleosas que aportan una hidratación profunda y duradera, creando una barrera protectora que retiene la humedad. Potencia y mejora la estructura, recuperación y crecimiento de las pestañas. También es un excelente agente fotoprotector y regenerador de pestañas.

Aceite de abisinia. Se extrae de la planta Crambe Abyssinica, una planta oleaginosa de origen mediterráneo. Es un aceite muy rico en Omega 6 y Omega 9, los cuales aportan elasticidad, vitalidad y fuerza a las pestañas. Es un aceite excelente, de tacto suave y seco, no irritante, que deja un acabado brillante pero sin sensación grasa.



Destacar también que el pigmento que lleva la máscara es de origen mineral y natural, que es el que aporta su color negro intenso.



Packaging

Sencillo y práctico, en la línea de Identy Beauty. Es un tubo alargado de color marrón – dorado – grisáceo (me lo han puesto difícil para describirlo, es raruno), con el nombre grabado en negro y una estrella negra que hace honor a Black Star.


(Horrendo para fotografiarlo, mejor no os cuento la de sesiones de fotos que le he hecho a la mascarita, pero  bueno, son gajes del oficio de blogger, esto es algo irrelevante para el consumidor :P ).

El cepillo es de fibras (¡ole!), y la marca promete que va a ayudar a definir, realzar y separar las pestañas, proporcionando volumen y espesor sin apelmazarlas ni generar los odiados grumos.


Contiene 13 gramos de producto.



Precio y dónde comprar

Black Star Mascara tiene un precio de 16 € y actualmente sólo la podemos comprar on – line en la página de Identy Beauty. Ojo porque si nos suscribimos a su newsletter tendremos un 15% de descuento en nuestra primera compra. No está de más seguirlos en sus redes sociales porque periódicamente van lanzando promociones con el 20% y el 25% de descuento que no está nada mal aprovechar.

Hay también un pack que incluye la máscara Black Star y el iluminador en crema Nebula Stick en el tono White Cloud por 29 €.

Destacar también que el envío es gratis a partir de 20€ de compra.



Resultados

Vamos a partir de la base de que Identy es una marca de maquillaje naturalidad, no sólo en lo que se refiere a sus formulaciones y su filosofía, también el efecto que buscaremos con sus productos es el de un look natural y sencillo. Con esto quiero decir que Black Star no es una máscara de pestañas que nos vaya a dejar efecto pestaña postiza, ni mucho menos.

Deja unas pestañas naturales, sin más, bonitas y realzadas. También hay que partir de la base de que mis pestañas son de lo más vulgar del planeta, no son muy pobres pero no son nada largas y además son rectas cual andamio, así que a poco que les eche que me rice un poco y me dé volumen, yo encantada. Tenedlo en cuenta porque mi opinión, con estas dos premisas, va por ahí.

Aquí os dejo unas fotos con el antes (ojo al desnudo, arriba) y el después (dos capas de Black Star, abajo):




Como veis, a mí me aporta definición, algo de volumen y las alarga, pero el efecto más remarcable en mi caso es que… ¡las riza! Las levanta de su recto letargo. Además, aunque no es el pigmento más negro que he probado, sí que aporta un color negro intenso que define mucho la mirada.

La utilizo como máscara de diario cuando voy a salto de mata (o sea, 5 de 7 días a la semana, más o menos) y no me da tiempo a hacerme nada en los ojos, sólo máscara y a correr, o como mucho un par de sombras neutras para dar definición. Pero he encontrado otro uso fantástico para ella cuando me hago un maquillaje que requiere un “pestañón” más evidente, a juego con la intensidad de las sombras, y es… ¡usarla como primer de pestañas! Lo que hago es aplicar una capa a conciencia, en zig – zag, peinando y definiendo las pestañas, y antes de que se seque del todo aplico una segunda capa con otra máscara de pestañas que me aporte más “largura” y efecto dramático.  De esta manera hago como una especie de “barrera protectora” que sé que va a cuidar mis pestañas con Black Star y luego aplico la otra máscara para conseguir ese efecto postizo que requiera el look.

En cuanto a duración y tema residuo en la zona de la ojera, me ha sorprendido gratamente: no cae nada en la ojera con el paso de las horas (tened en cuenta que la he llevado unas ocho – diez horas en total) y su duración es muy buena, prácticamente intacta todo el día.

Otro plus, para mí, es lo extremadamente fácil que es de desmaquillar, con un poco de aceite sale todo sin apenas esfuerzo, una maravilla en este sentido. No sé vosotras, pero odio las máscaras que por más pasadas que demos siempre nos queda algo ahí dando la lata.

He ido compartiendo mis impresiones con Diana de Entre Brochas y Paletas y coincido con ella en que a las dos nos gusta más el “drama” en la mirada, es decir, que Black Star no es una máscara que os vaya a gustar si buscáis una pestaña potente, marcada y como de “muñeca”. Ambas coincidimos en que deja un efecto muy, muy natural, si bien en su caso ella tiene pestañones de nacimiento y yo no, así que a mí me realza algo y a Diana se le queda mucho más natural que en mi caso.



Para finalizar os recuerdo que la Black Star Mascara me la ha hecho llegar la marca, Identy Beauty, no me han pedido absolutamente nada a cambio, ni siquiera que publique este post, pero ya sabéis que suelo hablar de (casi) todo lo que llega a mis manos. Podéis consultar mi Código de Confianza para saber más de cómo gestiono las colaboraciones en el blog (;

¿Habéis probado algún producto de Identy Beauty? ¿Qué efecto soléis buscar en las máscaras de pestañas? ¿Soléis mirar los ingredientes para aseguraros de que cuida esta parte tan importante de la mirada?



Besos miles y gracias por estar siempre ahí,



Auxi

3 comentarios:

  1. Ohh, en ti se nota mucho más la diferencia, creo que depende de la pestaña "base" que tengamos. A mi me gusta para efecto de que no llevo nada pero en ti se ve más.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  2. A mi también me gusta más el drama, incluso para diario.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  3. En ti si veo mejores resultados que en otras chicas. A mi me gusta más efecto incluso para diario. bsts

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna