lunes, 18 de febrero de 2019

Guapabox febrero 2019


En febrero las marcas (¡y las cajitas de belleza!) se visten de amor con motivo de San Valentín. No hay mes más empalagoso en todo el año, y aunque yo no soy nada pero nada de esta fiesta comercial (opino que el amor hay que demostrarlo día a día y no precisamente con regalos) sí que me gusta la filosofía que he ido viendo este año justamente en los comercios, y es la de darse un capricho porque la persona a la que más tenemos que querer es a nosotr@s mism@s. Que también es muy comercial, pero si lo tomamos no como para fundir la Visa en cada tienda que pillemos sino en el sentido de “vamos, cuídate y mímate que eres la persona más importante de tu vida”, la cosa cambia un poco.


Tras esta introducción un tanto filosófica, vamos a ver el contenido de la cajita del mes de febrero de Guapabox, que si bien ya os adelanto que no es la mejor de las que he recibido, como los productos me han gustado mucho, para mí no ha estado nada pero que nada mal. ¡Vamos!




En primer lugar voy a hablaros de la Mascarilla Facial de Moras de The Fruit Company, ya sabéis que en mi interior había escondida una locatis de las mascarillas y ahora estoy en plan “non – stop” con ellas.


Se trata de una mascarilla revitalizante que promete dar un chute de energía y vitalidad a las pieles apagadas y fatigadas. El tissue va impreso con una mora, lo que la hace muy divertida (debí hacerme un selfie en condiciones cuando la usé, pero la calidad no era muy buena, lo siento… no obstante en IG stories dejé constancia jajaja).

Posee extractos de frutos rojos que le dan un gran poder antioxidante. Además contiene ácido hialurónico, por lo que nutre, ilumina e hidrata, combatiendo los efectos del estrés, la falta de sueño y la contaminación. La marca, por cierto, es cruelty free.


Me gustó mucho, la verdad, si bien sus ingredientes no son la pera limonera (o más bien su orden en la lista, todo sea dicho). Pero al César lo que es del César: la piel la deja hidratada, suave y cómoda. Me gusta para repetir.

El tamaño es el de venta y tiene un precio de 3 €.



A continuación el producto que más ilusión me hizo de toda la caja pero que más me chafó, y ahora os lo explico. Es el Maquillaje Compacto con SPF 50+ de Sensilis:


Me encantó porque ya sabéis que soy la loca de las bases (vale, aparte de la loca de las mascarillas), pero me quedé chafadilla porque el tono claramente no es el mío. Me llegó el tono 02 Golden y no me va a quedar bien en la vida. Lo bueno es que ya tiene una adoptante maravillosa que podrá disfrutarlo como se merece (ella y el producto, por supuesto) <3


Este maquillaje, además de contener filtros UVA y UVB, está enriquecido con un cóctel protector DNA Safe Complex que contrarresta el fotoenvejecimiento y ayuda a las funciones de protección y reparación cutáneas. La textura promete ser fundente, ultra confortable, cubrir y corregir imperfecciones y aportar al cutis un aspecto natural y uniforme.


El tamaño incluido es el de venta y tiene un precio de 22,55 €.



Vamos con todo un clásico del que ya os he hablado en el blog como uno de mis bálsamos labiales de cabecera: la famosa Suavina de Laboratorios Calduch:


Le han cambiado el formato, ahora trae más cantidad y además el envase es más “chulo”, pero en esencia sigue siendo lo mismo: un producto cuya fórmula se ha mantenido inalterada desde 1880 (como el turrón, oigan) y cuya combinación de aceites esenciales y mentol en un vehículo graso (es petrolatum, sí, para matarme a pellizcos, lo admito) hacen de él un remedio rápido y eficaz para proteger los labios. Está libre de conservantes, emulsionantes y sustancias nocivas y, por si fuera poco, a la nueva cajita le han dado un aire vintage de lo más cuco, a juego con la estética de la marca. Olé por Suavina.


Aclaro que no soy nada fan del petrolatum. Pero tengo que reconocer que este bálsamo me funciona y que es de lo mejorcito que he probado para los labios, tanto para hidratarlos como para repararlos. ¿Su “pero” aparte de la pifiada del petrolatum? Que no lo puedo usar de seguido porque es como si mis labios se “acostumbrasen” y deja de hacer su función, pero si lo voy alternando a temporadas con otros, me va de lujo.

El tamaño incluido en la caja es el de venta y tiene un precio de 2,20 € (lo tienen en farmacias).



Otro producto de Suavina que ya he probado porque vino en una de las últimas Bodybox que recibí y que no me ha importado nada, pero nada de nada, tener repetido, es la crema de manos que ha sacado la marca:


Está elaborada de manera tradicional por los Laboratorios Calduch, enriquecida con aceites y extractos de origen vegetal que hidratan y nutren la piel desde la primera aplicación. Cuenta con la famosa Fórmula Original de la marca, con una textura ligera de rápida absorción que proporciona a la piel una agradable sensación de suavidad. Además posee una fragancia inconfundible, elaborada al 100% a base de aceites esenciales, relaja, renueva y llena de vitalidad la piel.

Me chifla. Tengo la que recibí en la Bodybox en las últimas, así que me ha venido de perlas esta reposición porque la pensaba comprar igualmente. No puedo decir que sea ultra reparadora porque este año he tenido la piel de las manos al borde del colapso. Os podrá sonar exagerado, pero tenía la piel tan descamada y agrietada que con mis dedos al lavarme la cara podía hacerme una exfoliación, algo suave pero exfoliación a fin de cuentas. Terrible. Así que en este sentido no puedo decir que me haya ayudado a devolver la lozanía a mis manos por completo, pero sí que ha contribuido a sanarlas un poco y me encanta que se absorbe enseguida sin dejar sensación grasa.

El tamaño es el de venta, tiene un precio de 5,50 € los 40 mL.



Por último un pequeño perfume de 20 mL de Flor de Mayo, en este caso Cuore Pink:


Se trata de una fragancia a base de rosa, y es indiscutible que este aroma predomina sobre las demás notas. Perfecto para todo el año pero sobre todo para la primavera que se nos vendrá encima enseguida. Además de rosa tenemos magnolia y peonía en las notas de salida, con un toque de ámbar gris y notas de cedro en las notas de fondo. Una fragancia muy femenina sin duda, es de los aromas que me gustan a mí y al bolso me la he echado, tiene el tamaño perfecto.

El tamaño incluido es del de venta, tiene un precio de 1,50€.



Y hasta aquí la Guapabox más romántica del año. ¿Qué os ha parecido? A mí como os digo no es de las que más me han “molado”, pero no ha estado nada mal, ya si el maquillaje hubiera sido de mi tono sí que lo habría petado, pero me alegra mucho tener a una personita que pueda aprovecharlo.

Para terminar os remito a mi Código de Confianza donde podéis leer tranquilamente cómo gestiono las colaboraciones con las marcas y empresas, ya que esta caja la he recibido gratuitamente desde Guapabox. No obstante, no se trata de ningún post patrocinado (no recibo por él ningún beneficio económico) y tampoco la marca me ha pedido que escriba el post.



¡Besos miles y hasta la próxima!



Auxi

4 comentarios:

  1. una pena el tono de la base porque pinta muy bien y además con SPF 50

    ResponderEliminar
  2. Las fragancias de Flor de Mayo me suelen gustar un montón y los productos Suavina me dan curiosidad.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Qué pena que no acertaran en el tono al enviarte la base de Sensilis, pero al menos ya has encontrado a quién podrá darle buen uso. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Qué pena que la base no sea de tu tono, bsts

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna