jueves, 3 de enero de 2019

Favoritos de maquillaje del 2018


Los favoritos del año que se queda atrás son todo un clásico de principios de enero. En unos días, además, cumplo mis 8 años como blogger, ¡quién me lo iba a mí a decir cuando me senté aquella fría mañana de enero de 2011 a escribir sobre mi perfume fetiche por aquel entonces!


Echando la vista atrás, seleccioné bastantes productos que me han sorprendido y encantado a lo largo del pasado año. Hoy os traigo los favoritos de maquillaje y, en la próxima entrada, veremos los de  cosmética.

¿Os ponéis un café bien calentito (y, si queréis, algún polvorón de la resaca navideña) y empezamos?



El año 2018 ha sido, sin lugar a dudas, el año de las bases de maquillaje. ¡Nunca en mi vida había probado tantas! Principalmente porque siempre he odiado tener más de 2 ó 3 bases abiertas. Sin embargo, este año, decidí saltarme mis principios a la torera porque mi lista de deseos se estaba haciendo cada vez más grande y había bases que no probaba por mantenerme fiel a mis convicciones. Así que sí, he probado muchas, algunas aún tienen pendiente la reseña.

No puedo quedarme con una sola favorita de todas las que he probado, por lo que tengo que destacar sin lugar a dudas a dos de ellas: Healthy Mix de Bourjois y Hello Happy de Benefit. De ambas os hablé no hace relativamente mucho (podéis pinchar encima de cada una para ir a sus entradas correspondientes).


La base Healthy Mix de Bourjois la tuve hace años, pero sé que tenía otra formulación (además de otro envase), o mi piel era de otra manera, porque antes no me funcionaba tan bien, nunca llegó a enamorarme como lo ha hecho ahora. Es de las mejores bases low – cost que he probado, si no la mejor. Palabrita.

Healthy Mix es una base de maquillaje “antifatiga”, es decir, va a aportarnos una luminosidad natural a nuestro rostro dándole un aspecto descansado y saludable. Posee entre sus ingredientes una combinación de vitaminas E, C y B5, una fórmula que promete borrar instantáneamente los signos de fatiga y las imperfecciones y potenciar el esplendor de nuestra piel. El resultado que promete es un cutis más fresco y un 70% más radiante según la marca. Por otro lado, Bourjois nos dice que tiene una duración de 16 horas y que aporta hasta 24 horas de hidratación.



Es el tipo de base que a mí normalmente me gusta, ya que deja un acabado natural, luminoso que sin embargo no llega a ser jugoso sino semi – mate. La piel queda unificada y bonita, las imperfecciones más leves perfectamente corregidas, no remarca para nada ni los poros ni las líneas de expresión.

Me funciona genial y os la recomiendo muchísimo si tenéis la piel normal o mixta. Es estupenda.

La otra base es la Hello Happy de Benefit, que si bien su packaging parece de juguete (aunque lo veo monísimo a rabiar), la fórmula es la mejor que he probado de Benefit hasta la fecha. Porque, sinceramente, las bases de Benefit nunca me han gustado, ni por tonalidad ni por acabado. Ésta supone la absoluta excepción a la regla.

Hello Happy Soft Blur Foundation es una base de maquillaje ligera pensada para un efecto piel suave y libre de imperfecciones. Promete unificar el tono de la piel y disimular las imperfecciones gracias a su contenido en unas pequeñas esferas difuminadoras que hacen un efecto de desenfoque óptico. Es decir, es como si nos maquillásemos, por así decirlo, con un filtro embellecedor de los pueden añadirse a las fotos de Instagram. Su acabado dice ser mate, pero natural, no acartonado, y la cobertura va de ligera a media en función de las capas que apliquemos.

Ando absolutamente enamorada de esta base. Deja un acabado tan natural, tan bonito, que me he vuelto adicta a ella y, aunque intento utilizar todas las bases que tengo por ahí abiertas, recurro a ella la mayoría de los días. Os gustará a las pieles mixtas y normales, quizá no tanto a las grasas (controla bien el tema brillos, pero no sé hasta qué punto funcionaría con demasiados brillos) y tampoco creo que les mole mucho a las secas.

De iluminadores tengo que destacar dos: uno en formato líquido/crema y otro en polvo. El primero aún no tiene review en el blog pese a que lo llevo utilizando desde hace bastantes meses, tengo que solucionarlo en breve. Se trata del famoso Hollywood Flawless Filter de Charlotte Tilbury.


Es un producto un tanto “extraño” ya que es un iluminador que aporta cierta cobertura, de tal manera que a las pieles muy secas y apagadas les enamoraría, estoy segura, utilizándolo como base de maquillaje. Con poca cantidad es suficiente para obtener una luminosidad sutil, natural, pero que “está ahí”. Queda increíblemente precioso sobre la piel, como si la luz brotase de nuestro interior. Cero partículas de shimmer o de glitter lo hacen perfecto.

Tengo el tono 2 y hay varios para escoger según vuestra piel. El packaging parece monísimo, pero ya os digo yo que es EL HORROR, no me parece nada práctico para cuando nos quede poca cantidad de producto, porque además el envase es de cristal, a ver cómo aprovechamos lo que va quedando dentro.

He probado varios iluminadores en polvo a lo largo del 2018, y aunque me ha costado decidirme, el absoluto ganador es el dúo iluminador Glow – y Gossamer Duo en el tono Delicate Dew de Pixi Beauty.


Se trata de un polvo luminoso, suave como la seda, que aclara, ilumina y da brillo pero sin dejar de verse natural en la piel. Es muy pigmentado y tiene una textura cremosa, casi de mantequilla, que se funde a la perfección con la piel y se ve natural bajo cualquier luz, con cero partículas de glitter. Me he enamorado de ambos tonos, de su pigmentación, de lo fácil que es trabajarlos, de lo naturales que quedan en la piel y de la textura tan cremosa e intensa que tienen. Una preciosidad.

Un producto que ha vuelto a mi vida tras años de escarceos con otras marcas ha sido la archiconocida prebase para sombras Shadow Insurance de Too Faced


He probado la de NARS (que me gusta, pero no me mata, es más, si la usaba muy de seguido me resecaba lo suyo el párpado), dos de Urban Decay (la clásica y la anti – edad), alguna low – cost (Etude House y Milani) y ninguna me funciona tan, tan, tan bien como ésta. Aumenta significativamente la intensidad y pigmentación de las sombras y es la única en la que el maquillaje me dura intacto muchísimas horas, con cero pliegues y sin resecar ni irritar mis párpados. Me encanta probar cosas nuevas, ya lo sabéis, pero creo que con este producto me planto. Es impresionante.

De Too Faced he descubierto también la que se ha convertido en mi máscara favorita del 2018. Es la también famosa Better Than Sex y yo nunca jamás la había probado. Sólo ha caído en mis manos la minitalla que veis en la foto, no el tamaño original, pero se ha ganado el corazón de mis pestañas, que ya es difícil.


Es una máscara que define, alarga y da volumen a las pestañas. ¡Todo a la vez! No deja un efecto dramático de pestañas postizas, pero sí que hace “pestañón”. No apelmaza ni va cayendo residuo a la ojera con el paso de las horas. Además, mantiene las pestañas curvadas todo el día. A mí me parece perfecta, si bien no desbanca a mi favoritísima de todos los tiempos: Monsieur Big de Lancôme.

Si tengo que ponerle un pero es que es algo difícil de desmaquillar.

Terminando con Too Faced unos polvos de sol que no pensé que me fuesen a gustar tanto porque al verlos en vivo y en directo la primera vez pensé… ¿Un bronzer con GLITTER? ¿Estamos de broma, no? Pero oh, amigas mías… una vez aplicado el glitter no se ve en absoluto en la piel, se funde  con la fórmula dejando simplemente un aspecto bronceado pero luminoso, sano, precioso. Me gusta más para verano que para invierno (los meses fríos tiro más de Laguna de NARS o de Chocolate Soleil también de Too Faced), pero hay días en los que me entra morriña de sol (ojo, sólo de sol y calidez, el calor lo quiero lejos y bien lejos) y echo mano de él, porque ya os digo que en los meses de calor, cuando me maquillaba, no usaba otro.


Mi colorete estrella y comodín de este año, tras mucho debatirme conmigo misma al hacer la selección, debo admitir que ha sido Pinch Me de M·A·C. Es un tono cobre – rosado de acabado mate y subtono cálido que queda maravillosamente bien CON TODO. Si bien, claro está, no os lo recomiendo si tenéis la piel con un subtono frío demasiado marcado. Pero para pieles de subtono cálido o neutras… es maravilloso.


Es ése colorete al que he recurrido siempre que no he sabido cuál ponerme. Dudo que haya algún look que se le resista.

También han sido varias las paletas que han pasado por mi tocador este año y sí, también me ha costado decidirme, pero si tengo que quedarme con una elijo a Wanted de NARS, por sus tonos tan preciosos y por lo especiales que son algunas de sus sombras.


Es una paleta que, a simple vista, no dice nada, pero cuando la ves “en vivo y en directo” acabas enamorada de ella hasta los huesos. Si os gustan estas tonalidades, claro está.

Contiene un total de 12 sombras de diferentes acabados: cinco colores mate, tres con glitter, tres con acabado metálico y uno satinado. Los tonos van en el rango neutro, pero cuenta con tres sombras en tonalidades rojizas/cobrizas y una dorada. Me vale tanto para looks sencillos y discretos para salir corriendo cada día, como para algo más elaborado cuando quiero ir (o necesito ir) más arreglada.

Por último, mis labiales elegidos del 2018. Uno de ellos no es un labial sino un gloss, y ya os digo que yo odio los glosses. Pero éste… éste es un gloss de otro mundo. Es el famoso Fenty Glow de Fenty Beauty y ya os digo yo que dudo mucho que haya alguien a quien no le quede bien esta maravilla.


Deja un tono muy natural en los labios, les da brillo pero no excesivo, huele súper bien y no es nada pegajoso, punto totalmente a favor para que enamorase de él perdidamente.

Tanto él solito como combinado con algún labial nude para darle un toque especial… es genial.

Un labial con el que me gusta mucho combinarlo (y que me encanta él sólo, por supuesto) es el Whirl de M·A·C. Un tono marrón rosado cálido, perfecto para diario, de acabado mate pero comodísimo de llevar. Muy pigmentado, transfiere, eso sí, pero dura muchísimo sin retocar. Acercaros a swatchearlo si tenéis la oportunidad, es otro labial que merece muchísimo la pena.

Por último, mi rojo favorito de este año. Menudo espectáculo de labial… Se hizo muy famoso a finales del 2017 y no sin razón: Dolce Lover de Dolce and Gabbana hará las delicias de cualquier amante de los rojos.

Pero es que no solamente el tono es una pasada (rojo frambuesa de subtono frío, muy intenso), es que dimensiona el labio que es una maravilla. La textura es cremosa, como de terciopelo, transfiere pero tiene una duración brutal, tanto que pigmenta el labio y, aunque va perdiendo intensidad con el paso de las horas y comiendo y bebiendo, no se llega a ir del todo. De hecho, es bastante difícil de desmaquillar.

Me gustaría hacerme con más labiales de esta línea porque es diferente a todo cuanto he probado nunca jamás, es un efecto único en los labios. Sin embargo, son tan caros estos labiales que me contengo, Dolce Lover fue un regalazo y aunque me da pena que se gaste, la verdad es que le doy bastante tute.

Hasta aquí mis favoritos de maquillaje. ¿Coincidimos en algo? ¿Algún producto que tengáis en vuestra lista de deseos?

Besos miles y hasta la próxima entrada, donde veremos mis favoritos de cosmética,



Auxi

5 comentarios:

  1. ¡Me muero por comprar el Gloss de Fenty! Lo tengo en pendiente desde hace mucho, coincido con la base de Healthy Mix y me anoto el labial de MAC. ¡Tiene una pinta estupenda *.*! ¡Feliz año!

    ResponderEliminar
  2. Las bases me dan curiosidad y el colorete me parece precioso.
    Besitos, guapa.

    ResponderEliminar
  3. Al Hollywood Flawless Filter de Charlotte Tilbury le tengo unas ganas...mi piel tira a seca y, como dices, creo que me enamoraría. La better than sex me gusta mucho, solo he usado mini tallas y me van muy bien. bsts

    ResponderEliminar
  4. La paleta de Nars es tan bonita... Como la base de Benefit aun la he utilizado poco no aparece entre los míos, pero ¡cómo me está gustando! Y a la de Bourjois debería darle una oportunidad cuando termine las que tengo en uso para diario.
    De lo que más curiosidad me da es el filtro de Tilbuty.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna