jueves, 15 de noviembre de 2018

Glow Tonic de Pixi Beauty



Creo que nunca he pedido disculpas por ser, a veces, una “nota discordante” en este mundillo beauty. Quizás por eso no encuentro ese toque de suerte que otras sí. Pero mis principios van primero, mi conciencia (un Pepito Grillo un tanto dictador y exigente) me guía bastante y yo… soy así. Si algo no me va bien, lo digo, igual que cuando me parece maravilloso.

El caso es que te encuentras con cosméticos emblemáticos como el famosísimo Tónico de Pixi y… ¿quién no quiere probarlo? Tanto amor, tanto clamor, tantas maravillas que hablan de él… ¡pues yo también quiero!



Y eso hice, lo probé. Ya sabéis cómo va a acabar esto (spoiler: lo nuestro no ha funcionado), pero os animo a seguir leyendo para descubrir el gran POR QUÉ.




Descripción

El “Glow Tonic Exfoliating Toner” de Pixi Beauty ya sabéis que es todo un icono del mundillo de las beauty – addicts. Se agota cada dos por  tres y hay una especie de “furor” alrededor de él que hace que sea un cosmético más que deseado. Yo misma lo deseé desesperadamente y no paré hasta que lo tuve entre mis manos.

Este producto se trata de un tónico exfoliante que ayuda a reafirmar y tensar las pieles normales y secas, apagadas y maduras. Es un tónico oxigenante que elimina las células muertas y limpia los poros en profundidad prometiendo dejar una piel sana y radiante, gracias a su contenido del 5% en ácido glicólico. Además contiene aloe vera y ginseng que ayudan a calmar e hidratar la piel durante la aplicación. El resultado que Pixi nos promete que obtendremos es el de una tez resplandeciente, suave, calmada, con los poros menos visibles y un aspecto más sano.


Además no está testado en animales, es hipoalergénico y es apto para todo tipo de pieles.



Ingredientes

Aquí os dejo el listado completo, aunque en la página de PIXI especifican que esta lista puede “cambiar” con la intención de mejorar el producto. No obstante, sospecho que puede deberse más bien a la legislación de cada país más que a los beneficios del producto en sí, ya que hay ingredientes que sí están permitidos en EEUU pero no así en Europa, por ejemplo:

Aqua, Aloe Barbadensis Leaf Juice, Hamamelis Virginiana (Witch Hazel) Leaf Extract, Aesculus Hippocastanum (Horse Chestnut) Seed Extract, Glycolic Acid, Ammonium Glycolate, Glycerin, Butylene Glycol, Hexylene Glycol (and) Fructose (and) Glucose (and) Sucrose (and) Urea (and) Dextrin (and) Alanine (and) Glutamic Acid (and) Aspartic Acid (and) Hexyl Nicotinate, Panax Ginseng Root Extract, Phenoxyethanol, Sodium Benzoate, Biotin, Polysorbate 20




La concentración de ácido glicólico en la fórmula es del 5%, por eso la marca hace de este producto un tónico exfoliante ideal para todo tipo de pieles: la concentración es tan baja que es tolerada por la mayoría de las personas.



¿Qué es el Ácido Glicólico?



Supongo que a estas alturas de la era beauty ya casi todo el mundo lo sabrá, pero hago un pequeño paréntesis en esta entrada para explicaros un poco qué es el ácido glicólico y cómo puede ayudarnos en el cuidado de nuestra piel.

Se trata de un Alfa Hidroxi Ácido (AHA) sintetizado a partir de frutas y azúcares. Se extrae concretamente de la remolacha, de las uvas, de la caña de azúcar y de otras frutas con altas concentraciones de azúcares. Posee una cadena molecular pequeña y además es soluble en agua, por lo que es bastante fácil que penetre en la piel. Dadas estas características se utiliza como un exfoliante químico muy eficaz ya que es capaz de disolver los enlaces que unen la capa de células muertas a la capa de células sanas, acelerando pues el ciclo de renovación de las células de la piel.

Es un ingrediente ampliamente utilizado en tratamientos de estética e incluido en la fórmula de muchos cosméticos por su capacidad para reducir arrugas y líneas de expresión e imperfecciones como manchas, acné, estrías y cicatrices.

No hay que olvidar que se trata de un ácido y, por tanto, es un ingrediente agresivo, aunque todo depende de su concentración. En el Glow Tonic de Pixi la concentración es sólo del 5%, de ahí que sea muy suave con la piel y permita que pueda ser utilizado por una amplia variedad de personas. No obstante, las concentraciones “normales” a las que lo podemos encontrar en la mayoría de los cosméticos es del 10 al 15%, más concentración podría ser perjudicial para pieles sensibles. Aún así, hay casos muy severos en los que sería necesario aplicar concentraciones del 50 o el 70%, pero sería siempre bajo control exclusivo de un profesional.

¿Efectos adversos? Picor, quemázon y escozor de la piel, son reacciones normales tras la aplicación de ácido glicólico, aunque en general no van más allá de un simple cosquilleo. ¿Puede llegar a irritar? Sí, aunque siguiendo las indicaciones de uso de cada producto no debe, en teoría, producirlas. Hay que asegurarse de que nuestra piel puede utilizar este ingrediente antes de empezar un tratamiento que contenga glicólico.



Packaging

Hecho este paréntesis volvamos a centrarnos en el Glow Tonic de Pixi Beauty, concretamente en su envase. Debo confesar que siempre me ha parecido una estética poco agraciada, demasiado medicinal, quizás también porque no soy muy amiga del verde en general. Pero el verde en cosmética no me gusta simplemente porque es un color que asocio o a hospitales o a insecticidas, manías personales.


Hay dos formatos: uno pequeño de 100 mL que es con el que yo me lancé y otro más grande de 250 mL que, efectivamente, sale mucho más económico:

El tapón cierra a rosca, no tiene pérdida y, eso sí el envase es de plástico, cosa que se agradece en caso de que, como yo, tengáis manos de trapo.



Textura y aroma

Es un tónico líquido, de densidad similar a la del agua y color ambarino. Tiene un perfume bastante agradable a flores que desaparece una vez lo aplicamos sobre la piel y no se siente pegajosa ni pesada tras utilizarlo. Es como si no hubiésemos puesto absolutamente nada.



Precio y dónde comprar

El precio varía bastante según dónde lo compréis. Yo lo compré en iherb, pero lo tenéis ya disponible en Sephora, Lookfantastic, Beautybay y muchos sitios más. Si no recuerdo mal a mí me costó unos 12 € el frasco de 100 mL, pero hace bastante que lo compré, así que disculpadme.



Modo de empleo

Lo ideal es aplicar este tónico por la noche, siempre después de desmaquillar y limpiar bien la piel y antes de utilizar nuestros productos de rutina de cuidado habituales (sérum, contorno, hidratante, etc…). Algo importantísimo mientras estemos utilizando ácido glicólico en nuestra rutina es protegernos muy bien de los rayos solares. Si hay que hacerlo siempre, con estos tratamientos no podemos despistarnos ni bajar la guardia un segundo, pues el ácido glicólico deja nuestra piel especialmente sensibilizada frente a los rayos UVA y UVB.



Resultados

Antes que nada os pongo en materia:

-      ¿Es tan fantástico y maravilloso como dicen? No.

-      ¿Me ha funcionado? No.

-      ¿Es mal producto entonces? No.

Seguramente haya muchas otras experiencias por la red donde este tónico sí haya funcionado a las mil maravillas y sí se comporte de forma casi milagrosa, pero no, no ha sido mi caso. Especifico de nuevo que no es que considere que sea mal producto, pero que no es para mí.

Empecé a utilizarlo sólo una noche a la semana. El efecto inmediato que sentí fue el de cosquilleo en mi piel y un poco de quemazón: sensación que desapareció en los segundos posteriores sin más consecuencias.

Con esa frecuencia, una noche por semana, no noté absolutamente nada en la piel: ni mayor luminosidad, ni poros más cerrados, ni piel hidratada… Nada. Piel relajada y cómoda, preparada para el tratamiento posterior sí, pero eso lo consigo con otros tónicos que no tienen tanto redoble de tambores como éste.

Así que decidí utilizarlo dos noches por semana con idénticos resultados. Al mes aumenté un día más a la semana. Absolutamente igual. Así hasta que llegué al punto de tener que usarlo prácticamente todas las noches y ahí fue donde me equivoqué: a mi piel no le sienta bien una aplicación de ácido glicólico diaria, aunque la concentración sea muy baja. A las dos semanas de estar utilizándolo a diario noté que me salían pequeños granitos rojos, sin pus, en la zona de las mejillas, el mentón, la barbilla y la frente. No era una cantidad exagerada, pero bastaron para que me asustase y decidiera quitar este producto de mi rutina por completo.

Con la ayuda de mascarillas, cremas adecuadas y paciencia, mi piel volvió a su estado normal tras pocas semanas.

Y no, repito, no creo que sea un mal producto. Pero el hecho de no notar absolutamente nada mientras lo utilizaba me hicieron creer que tendría que utilizarlo a diario para conseguir esas bondades que prometía, y no fue así. A día de hoy aún no me he animado con otro producto con ácido glicólico, pero lo haré en cuanto pueda. Eso sí, escogeré uno de mayor concentración para poder aplicarlo tan sólo una o dos veces por semana sin reacciones adversas.

Recibí de la marca otro bote idéntico a éste (de 100 mL) y aunque he vuelto a darle alguna que otra oportunidad, mi opinión sobre él no ha cambiado. Podéis consultar, si queréis, mi Código de Confianza.

Y ahora contadme, ¿habéis probado este producto? ¿Os ha funcionado? ¡Soy toda ojos!

¡Gracias por seguir ahí!

Auxi

6 comentarios:

  1. Como siempre, cada uno cuenta la feria como le va, pero explicando al detalle siempre viene bien conocer opiniones sean a favor, en contra o un poco "ñeeej". Yo es que al gligólico le temo, según en qué porcentaje y con qué otros activos, me va bien o me da mucha reacción.
    Un besito, guapa.

    ResponderEliminar
  2. A mi no me hizo nada de nada, pero nada...al final tiré la mitad porque ya llevaba abierto más tiempo de la fecha límite.
    Una pena.
    Ciao, besotes

    ResponderEliminar
  3. No es la primera vez que leo que no han visto resultados. Gracias por contarnos tu experiencia.

    ResponderEliminar
  4. Pues no eres rara, yo también usé una talla pequeña y no noté absolutamente nada, me quedé un poco, ehhh? En serio, decepción, pero bueno , no todo nos tiene que ir bien. Yo no insistí porque ya sé que el glicolico muy seguido no me va bien. Besos

    ResponderEliminar
  5. A mi si me ha ido bien! Tengo una piel muy problemática (grasa, acné, poros dilatados, mucha textura,diferencia de tono) y no me la arregla que diga wow (teniendo todo lo que tengo ni un milagro de Lourdes) pero si he notado diferencia sobre todo a la textura de la piel y el poro menos dilatado. Yo lo he llegado a usar casi cada día y sin problemas!

    ResponderEliminar
  6. La mascarilla de andalou naturals, fíchala, a mi me flipó, eso si, una vez a la semana o cada quince días. En el futuro repetiré seguro.
    Este tónico no lo he utilizado.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna