jueves, 27 de septiembre de 2018

Hablemos de mascarillas: Mask of Magnaminty de Lush



Se me va a colar esta review antes de otras mascarillas que tenía pendientes por reseñar, pero no he querido esperar más porque si algo caracteriza a los productos de Lush es su “pronta” caducidad. 


Se trata de uno de sus productos más famosos (y que mejor relación calidad/precio tienen, todo hay que decirlo), la Mask Of Magnaminty.

¿Vemos qué tal funciona?




Descripción

Mask of Magnaminty es una mascarilla autoconservante, es decir, no es como las típicas mascarillas frescas de Lush que te duran tan sólo tres semanas y además las tienes que conservar en la nevera. La fórmula de Mask of Magnaminty permite que se conserve hasta cuatro meses y sin necesidad de frío, aunque yo no recomendaría apurar hasta el último momento, la verdad.


Es una mascarilla, por así decirlo, multiusos, ya que limpia, refresca, descongestiona, exfolia suavemente e ilumina la piel. Está indicada especialmente para:

-      Limpiar suavemente los poros.

-      Reducir el acné y prevenirlo con su uso continuado.

-      Reducir los puntos negros y espinillas.

-      Iluminar la piel e igualar el tono.

Una característica importante es que puede utilizarse en el rostro y en el cuerpo, en aquellas zonas donde acuséis acné corporal.



Ingredientes

A destacar de su composición que es 100% natural, os dejo aquí el INCI:



El Perfume de la fórmula, Lush nos indica que es de origen totalmente natural.



Packaging

El envase es el típico de Lush: el famoso botecito negro con cierre a rosca y que luego podemos guardar para cuando tengamos 5 acumulados canjearlos por una mascarilla fresca.


Hay dos tamaños disponibles: éste que yo tengo de 125 gramos y uno más grande de 315 gramos.



Textura y aroma

La textura es densa y pegajosa, esto último sin duda debido al contenido en miel, aunque no es algo que me moleste especialmente: a fin de cuentas es un producto que está sólo un tiempo limitado en mi piel.

También contiene gránulos que son los responsables de realizar una exfoliación suave pero efectiva: las semillas de onagra y las judías aduki.



El olor es lo que a mí no me gusta: huele a menta o, más concretamente, a pasta de dientes, así tal cual. Y yo es que este aroma en los cosméticos: NO. De hecho la menta es un olor que sólo me agrada en los chicles. No me resulta insoportable y, todo hay que decirlo, la he estado utilizando durante los meses calurosos y ejerce una acción refrescante en la cara que se agradece muchísimo cuando estás asada de calor. Pero no por ello puedo admitir que me gusta porque no es así.



Precio y dónde comprar

Podéis encontrarla en las tiendas Lush y también en su página web.

El precio del formato de 125 gramos es de 9,50 €.

El precio del formato de 315 gramos es de 16,95 €.



Modo de empleo

La marca nos recomienda aplicarla sobre la piel limpia sobre las zonas a tratar. Yo personalmente la aplico sobre todo el rostro porque no la considero una mascarilla “agresiva”, además yo tengo la piel mixta. Hay que dejarla actuar de 5 a 10 minutos, al menos las primeras veces hasta que la piel se acostumbre. En aplicaciones posteriores podemos dejarla un poco más de tiempo.

Pasado el tiempo de actuación, pasamos a retirarla con agua tibia realizando suaves movimientos circulares para exfoliar la piel.

¡Listo!



Resultados

No puedo decir que sea una mascarilla que no me haya gustado pero tampoco me ha enamorado. Me explico.

Me la compré en una época en la que tenía varios cuernos de unicornio repartidos por diversas zonas del rostro. Supongo que del estrés o de algún producto que creo que sé cuál es pero no estoy segura. El caso es que necesitaba algo que me regulase y oigan, por probar, pues probé con esta mascarilla a ver si me ayudaba a equilibrar un poco la piel que me estaba dando muchísima guerra.


En los primeros usos no noté nada más allá de más luminosidad y suavidad en la piel, cosa que me encantó, pero no era el efecto que yo buscaba, sinceramente. Deja una piel muy bonita y como más “sana”, pero claro, el tema de los granos no notaba que ayudase, al menos, a reducirlos. Acabé un poco desencantada.

Semanas después tuve otro brote y se me ocurrió mezclar una dosis de esta mascarilla con 2 – 3 gotas de aceite de árbol de té y aplicarla tal cual. Ahí la cosa cambió y sí noté una reducción en el tamaño de los granos, aparte del beneficio de piel más lisa y luminosa.

Por tanto, no puedo decir que me haya funcionado para reducir el tema del acné, en mi caso puntual, ya que necesité la ayuda “externa” de otro ingrediente que resultó ser la clave. Pero por lo demás me ha gustado mucho pese a no servirme para el cometido para el que la compré inicialmente.

También debo decir que no he notado gran cosa en el tema de los poros, en ese sentido me funcionan mejor otras mascarillas purificantes. Lo que no significa que la considere mal producto ya que exfolia, refresca y, repito una vez más, ilumina la piel. Pero si buscáis un efecto purificante más potente os recomendaría mejor otras alternativas.



Lo que me gusta:

-      Dura más que las mascarillas frescas de Lush.

-      Trae bastante cantidad pero da tiempo a gastarla de sobra.

-      La exfoliación que ejerce es suave pero eficaz.

-      La sensación de frescor es muy agradable en pleno verano.



Lo que no me gusta:

-      El olor no es de mis favoritos.

-      No noto reducción de acné ni los poros más limpios.



¿La habéis probado? ¿Qué mascarillas purificantes utilizáis?



Besos miles y hasta la próxima entrada,



Auxi

5 comentarios:

  1. Por lo que comentas y pese a que el olor no me molestaría, no sería de las primeras en mi lista.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Al principio del post he pensado que sería perfecta para mi hija, pero terminando de leer veo que no termina de cumplir con su proposito. Un beso y gracias

    ResponderEliminar
  3. Tal vez en vez de coger la autoconservante tendrías que haber elegido la normal, es más seca y fuerte en cuanto al tema de granitos porque la autoconservante tiene mucha más miel para que la piel más sensible no se resienta. Si quieres volver a probar, siempre puedes pedir una muestra cuando lo necesites :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta esta mascarilla, yo la uso como limpiadora profunda y me encanta como queda la piel tras usarla. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  5. En tema de luminosidad si que me gustaría ^_^ aunque tampoco estoy segura de ser fan del aroma a menta.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna