lunes, 3 de septiembre de 2018

Cremas solares facial y corporal Healthy Protection de Freshly Cosmetics


Este año no he hecho mis entradas de “Los lunes al sol” que inauguré el año pasado porque básicamente en casa hemos repetido con casi todos los solares que descubrimos el pasado año.


Sin embargo allá por mayo me llegaron desde Freshly Cosmetics sus dos solares para que los probase, las cremas facial y corporal Healthy Protection. Las hemos estado testando mi chico y yo este verano y aquí os traigo mi veredicto. Y, quien avisa no es traidor, la entrada va a ser larga así que si queréis coger palomitas o algo así, adelante.




Descripción

Empezamos con el protector facial Healthy Protection. Lo primero que destacaría de él es que tiene un factor de protección SPF 50 de amplio espectro que va a proteger nuestra piel de las radiaciones y del daño celular ocasionados por los rayos UVA y UVB. Además promete prevenir y revertir el fotoenvejecimiento cutáneo, reduciendo la aparición de arrugas y manchas gracias a su potente acción antioxidante debida al concentrado de polifenoles procedentes del arándano rojo y a la astaxantina. Por otro lado el óxido de zinc aporta una acción antibacteriana, antiinflamatoria y seboreguladora que mejora la salud facial. Por último, el ácido hialurónico vegano aumenta la retención de agua y el contenido en aceites vegetales de jojoba, aguacate y almendras, los cuales son no comedogénicos, favorecen la hidratación profunda de la piel y su protección.


Freshly nos promete que este producto va a aportar un acabado mate de la piel sin dejarla con residuo blanco, por lo que, en teoría, nos sirve tanto como protector para los días de exposición solar como protector urbano.

A destacar además que sus filtros físicos (no contiene filtros químicos) son naturales y sin nanopartículas, por lo que también es apto para utilizar en niños a partir de tres años. Es apto para todo tipo de pieles, no contiene perfume, es no comedogénico y además la fórmula es biodegradable, 100% respetuosa con la fauna marina.



Pasamos al protector corporal Healthy Protection. Freshly nos dice que este producto va a proteger y potenciar las defensas naturales de la piel contra el sol y el daño que provocan sus radiaciones. También posee un amplio espectro con factor de protección SPF 50, sin filtros químicos, todos son filtros físicos naturales que no contienen nanopartículas.


A destacar de este protector que contiene una elevada concentración de Aloe Vera, el cual protege la piel del enrojecimiento cutáneo provocado por el sol, acción que se refuerza gracias a la inclusión, al igual que en el protector facial, de la astaxantina, un potente antioxidante muy eficaz a la hora de combatir los radicales libres provocados por la radiación UVA y UVB. También comparte en la fórmula junto con el protector facial el añadido de aceites de jojoba, aguacate y almendras.

La marca nos asegura que su textura es fluida, de fácil aplicación y sin tacto pegajoso, estando especialmente indicada para utilizar durante la exposición solar.

Gracias a su fórmula con filtros químicos también puede usarse en niños a partir de 3 años. Tampoco contiene perfume, siendo apto para todo tipo de pieles y también es biodegradable y respetuosa con el medio ambiente.



Ingredientes

Ingredientes de la crema solar facial Healthy Protection:



Ingredientes de la crema corporal Healthy Protection:


Algo a remarcar es que la crema facial contiene una concentración de antioxidantes cinco veces superior a la crema corporal.

Destacamos de estos ingredientes:

-      Óxido de Zinc. Se trata de un mineral natural inerte que posee la capacidad de actuar como protector solar, reflejando y dispersando las radiaciones. Funciona sobre la piel como un espejo, aportando una barrera eficaz contra los rayos solares. No contiene nanopartículas y tampoco penetra a través de la piel, por lo que protege saludablemente. Su protección es muy eficaz contra las radiaciones UVA, luz visible e IR (infrarrojos).

-      Dióxido de Titanio. En esta fórmula, el dióxido de titanio que encontramos es de origen mineral natural, y al igual que el óxido de zinc actúa reflejando y dispersando las radiaciones, como un espejo. Tampoco contiene nanopartículas ni penetra en la piel, aportando una protección efectiva frente a las radiaciones UVB, luz visible e IR (Infrarrojos).

-      Extracto Concentrado de Arándano Rojo. Aporta una concentración 10 veces superior en polifenoles con respecto a la fruta cultivada. Su característica principal es que hace frente al daño oxidativo provocado por la radiación solar UV e IR, previniendo y revirtiendo el fotoenvejecimiento cutáneo.

-      Astaxantina. Se trata de un ingrediente extraído de microalgas y es el antioxidante más poderoso que existe en la naturaleza, siendo su poder contra la oxidación 1000 veces superior a la de la Coenzima Q10. Protege contra las radiaciones UVA y UVB, actuando en las células cutáneas y contrarrestando los radicales libre que los filtros solares no hayan conseguido reflejar.

-      Aceite de Almendras. Rico en vitamina E, lo cual lo convierte en un aliado ideal contra los rayos solares aportando un plus de factor 5 de protección solar natural.

-      Aceite de Aguacate. Posee una elevada concentración en vitaminas E y K, esterolinas y fitoesteroles, lo que le da una elevada capacidad para penetrar en la piel y protegerla de los rayos UVA y UVB.

-      Aceite de Jojoba. Posee un filtro solar natural factor 5 además de ser un excelente hidratante, apto incluso para pieles grasas.

-      Ácido Hialurónico Vegano. Contiene un elevado poder hidratante y mejora la capacidad de la piel para retener el agua, consiguiendo que ésta esté más hidratada, de tal manera que la mantendrá más sana para combatir los rayos solares.



Packaging

En este caso el packaging es el típico de Freshly, los frascos de aluminio con dispensador que protegen totalmente el producto en su interior de los rayos solares y además son 100% reciclables. Si no me falla la memoria el año pasado el producto estaba envasado en tubos tipo el de la pasta de dientes de la marca, lo que, por lo que yo he visto de la textura, no creo que fuese el formato más cómodo e ideal. Me parece un acierto que lo hayan cambiado.
Dispensador del protector corporal

Dispensador del protector facial


El protector facial contiene 50 mL y el corporal 150 mL.

Ambos tienen una caducidad de 6 meses una vez abiertos.



Textura y aroma

El día que hice el unboxing por stories en Instagram pensé que olerían a piña, dada la piña que tienen dibujada en el envase. No había leído ingredientes ni nada, por lo que en ese momento no sabía que entre ellos no se encontraba esta fruta tropical.

Y no, no huelen a piña. Tienen cierto aroma frutal pero es prácticamente imperceptible, podría decirse que no huelen a nada.

Ambos tienen una textura fluida de  color rosa claro pero no son de tacto totalmente seco una vez se asientan en la piel.

 
Textura del protector corporal

Textura del protector facial


Precio y dónde comprar

Hasta donde sé, sólo se pueden conseguir en la web de Freshly.

El protector facial Healthy Protection tiene un precio de 35€, y el del protector corporal es de 29€. No obstante, podemos comprarlos ambos en un pack por 59€.

Recordaros que si os suscribís a la newsletter de Freshly tenéis un 15% de descuento en vuestra primera compra. Además la marca ofrece con asiduidad descuentos del 20 y del 25 % en todos sus productos.



Modo de empleo

En el caso de ambos productos, Freshly Cosmetics nos recomienda seguir unos pasos fundamentales a la hora de aplicarlos:

1.   Agitar muy bien el producto para que todos sus componentes se mezclen adecuadamente.

2.   Dosificar poca cantidad ya que el producto es fluido y promete cundir bastante (lo hace).

3.   Aplicarlo hasta asegurarnos de que la piel queda cubierta por una capa uniforme de producto.

4.   Si vamos a aplicar otro producto encima (por ejemplo, maquillaje), la marca nos recomienda esperar al menos dos minutos para que se asiente por completo en la piel.



Resultados

Voy a haceros un spoiler total antes de empezar a contaros mi (o nuestra) experiencia con estos protectores y es que no nos han gustado. No porque no protejan, esto lo cumplen a la perfección, sino por las sensaciones en la piel.

La culpa se la echo totalmente al clima mediterráneo caluroso, pegajoso, húmedo y asfixiante más que al producto en sí, por mi experiencia con él.

Mi marido lo rechazó en la primera aplicación. Tiene la piel del rostro muy grasa y tanto en la cara como en el cuerpo sólo consiente solares que no dejen nada pero que nada de sensación una vez los aplicas. Además partamos de la base de que me tengo que “pelear” con él para que se ponga protector solar porque lo odia. Con lo cual su opinión no puedo tenerla en cuenta al 100%.

Vamos con mi experiencia con ambos productos. Ambos los he utilizado fundamentalmente como protectores para la exposición directa al sol. Mi piel es mixta, deshidratada en invierno y con tendencia a descontrolarse en producción de grasa en verano (este verano valenciano, concretamente) y en ella el protector facial no se llega a asentar por completo en prácticamente ninguna ocasión en la que lo haya utilizado (luego nos centraremos en esto con más detalle). Así que no me ha funcionado para aplicarlo antes de maquillarme, notaba que el maquillaje no se me terminaba de asentar en la piel. Y si ya con este calor la piel me va escupiendo el maquillaje sin usar nada, imaginaos con un protector físico debajo… un desastre.

El protector corporal no deja residuo blanco, pero tampoco he notado que se absorba por completo como si no llevásemos nada. En mi caso es un protector que “se siente que está ahí”. Deduzco que en un clima más seco esta sensación debe ser totalmente diferente pero sólo puedo hablaros de mi experiencia en tierras valencianas.

Lo más importante es… ¿protegen? Mi respuesta es un sí rotundo: los he utilizado a pleno sol, horas a las que no debería haberme expuesto pero por circunstancias puntuales he tenido que hacerlo (un par de excursiones a Aquarama y comidas en la playa con amigos) y no me he quemado en absoluto. También los he utilizado en mi peque de 4 añitos obteniendo idénticos resultados: piel protegida y libre de quemaduras. Además él tiene la piel atópica y no ha sufrido ningún tipo de reacción al utilizarlos. Por otro lado, no se me ha quejado de la textura (los niños no echan cuenta de estas minucias, jeje).

Con respecto a mi absoluta sospecha de que se absorben mucho mejor en climas menos extremos que éste, os cuento mi experiencia con él en un día que iba a salir a comprar y no encontraba por ningún sitio mi protector facial urbano de cabecera (Fusion Water de ISDIN). Lo busqué por todos los rincones (más tarde resultó que mi hijo pequeño lo había escondido dentro de un mueble de la cocina…) sin resultado, así que eché mano del protector facial de Freshly. Ese día también hacía muchísimo calor pero mi trayecto fue básicamente en coche (con aire acondicionado) al supermercado (con aire acondicionado) y de vuelta en coche a casa (con aire acondicionado también). Me di cuenta ya cuando volví de que no tenía la cara con sensación pesada, no era como si no llevase nada pero no me molestó el protector en toda la mañana.

De todas formas yo los he seguido utilizando ambos como protectores frente a la exposición directa al sol (no urbanos) porque sí considero que protegen eficazmente, pero, repito, con este clima no me gusta nada la sensación cuando hace tanto calor. Me noto la piel pegajosa, bastante pesada y con una sensación de que no llegan a absorberse. No como si aportasen grasa, que no lo hacen, pero sí noto que están ahí.

¿Los recomiendo? Como protectores son excelentes. Además no contienen filtros químicos y los ingredientes son de calidad. Pero dependerá del clima en el que viváis y si sois muy “tiquismiquis” con las sensaciones en la piel. A mí no me han gustado por ese motivo, pero quizás con un clima no tan extremo repetiría con ellos.



Lo que me gusta

-      Ofrecen una protección completa y totalmente eficaz de amplio espectro.

-      Contienen filtros físicos y cero filtros químicos.

-      Sus ingredientes me parecen estupendos.

-      El packaging es cómodo y práctico.



Lo que no me gusta:

-      Con el protector facial no puedo aplicar maquillaje encima.

-      Dejan una sensación pesada en climas húmedos y muy calurosos.



¿Cuáles son vuestros protectores favoritos? ¿Preferís filtros físicos o químicos?



Aunque ya lo he comentado al principio del post, estos productos me los ha enviado la marca para que los pruebe sin pedirme nada a cambio, yo he decidido publicar este post, por el cual no recibo ningún tipo de remuneración económica. Podéis leer más en mi Código de Confianza  (:



Muchas gracias, como siempre, por seguir al otro lado,



Auxi

3 comentarios:

  1. Ains...mi caballo de batalla es dar con un protector facial sin color (con color los uso para trabajar y me suelen ir fenomenal) que no sean pesados, ni me blanqueen, ni me saquen acné...y nada, no hay manera.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Pues no se si son adecuados para mi. Gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  3. Yo los tengo en mente pero para mi niño ^_^ para mi creo que no encajarían.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna