lunes, 30 de julio de 2018

Mascarilla y Aceite Extraordinario de L'Oréal #ViveConElvive de Youzz


Como a varias de las que me estaréis leyendo, yo también fui seleccionada por la campaña de Youzz Spain #ViveConElvive. En mi caso me enviaron la Mascarilla Multiusos con Aceite de Coco y el Aceite Extraordinario de L’Oréal.


De ambos productos yo ya había utilizado y gastado un frasco entero de la mascarilla no hace mucho, la descubrí a finales del año pasado y para mí constituye una joyita low – cost. De hecho tenía la entrada en borradores a la espera de reponerla y hacerle fotos decentes, así que os voy a “reciclar” una entrada que ya tenía y también hablaremos del otro hallazgo: el Aceite Extraordinario.

¿Empezamos?



Vamos primero con la Mascarilla con Aceite de Coco de L’Oréal, uno de esos (pocos) tesoros de droguería/supermercado que sorprenden y mucho.

La compré porque una de mis mascarillas low – cost preferidas es la Total Repair de L’Oréal también que, ahora que caigo, no tiene review en el blog (tirón de orejas doble para mi). Además me llama la atención todo lo que lleva aceite de coco ya que este ingrediente nutre y suaviza muchísimo el pelo y a mi melena suele sentarle fenomenal.


La peculiaridad de esta mascarilla es que puede utilizarse de diversas formas. Me explico:

-      El uso habitual es aplicarla con el cabello limpio y húmedo, habiendo quitado previamente el exceso de humedad con una  toalla, y dejarla actuar unos 10 – 15 minutos.

-      Para una cura de nutrición profunda, la marca recomienda aplicarla en el cabello seco, envolver la melena en una toalla caliente para hacer penetrar el producto y dejarla actuar durante toda la noche. A la mañana siguiente enjuagaremos el cabello y/o procedemos a lavarlo de manera habitual.

-      Otra forma de dejarla actuar de noche es repartirla por el cabello seco o húmedo, secarnos el pelo con el secador o al aire y dejarla actuar durante toda la noche. La marca nos dice que no es necesario aclarar por la mañana.

¿Qué promete esta mascarilla? Una nutrición ligera pero intensa, controlar el encrespamiento y no apelmazar el cabello.

La textura es densa y ligeramente untuosa pero se reparte bien por el cabello tanto en seco como en mojado. Tiene un olor bastante agradable, huele obviamente a coco pero a mí personalmente se me hace demasiado dulce:


El packaging es el típico de L’Oréal para este tipo de productos: un frasco de plástico duro con cierre a rosca. Contiene 300 mL.

Los ingredientes son los siguientes:

Water, Cetearyl Alcohol, Behentrimonium chloride, Parfum, Cocos Nucifera Oil, Cetyl Esters, CI 19140/Yellow 5, Phenoxyethanol, Trideceth-6, Chlorhexidine digluconate, Linalool, Benzyl benzoate, Benzyl alcohol, Amodimethicone, Isopropyl alcohol, Alpha-Isomethyl ionone, Caramel, BHT, Citric acid, Cetrimonium chloride, Coumarin, Hexyl Cinnamal.

De los cuales debo hacer crítica en el sentido de que no entiendo por qué el Aceite de Coco, que se supone que es el ingrediente “estrella” aparece en quinta posición. También podemos ver que contiene siliconas no solubles (Amodimethicone, que en algunos sitios dicen que es soluble según con qué esté mezclada, pero en esta mascarilla sí que se depositará en el pelo), aunque esto es algo que a mí tampoco es que me parezca “demonizable”. A mi pelo suelen venirle muy bien las siliconas en este tipo de producto que se aplican sólo de medios a puntas. Y esto lo digo con conocimiento de causa pues probé a vivir sin siliconas por completo y lo pasé francamente mal. Lo mismo es que no utilicé los productos adecuados pero sinceramente se me quitaron las ganas de repetir experiencia. Mi pelo, de medios a puntas, es muy seco, muy encrespado y con una tendencia descomunal a las puntas abiertas.

Debo confesaros además que yo no utilizo esta mascarilla exactamente como recomienda la marca porque básicamente no tengo tiempo de lavarme el pelo por las mañanas, ni de aclararlo y luego secarlo. Sí que le he dado uso como una mascarilla normal, pero como mejor me funciona es aplicándola como 1 – 2 horas antes de lavarme el pelo, de medios a puntas. Me hago un moñete y me olvido, hasta que me lavo el pelo como hago normalmente, aplicando champú y acondicionador.

También la utilizo como producto de acabado para las puntas, pero cogiendo muy poquita cantidad. Aunque este método sólo lo utilizo si me quedo sin mi reparador de puntas favorito, de normal no la he utilizado para este fin.

¿El resultado? Un pelo desenredado, suave, con brillo, no apelmazado y con el encrespamiento más o menos controlado. Como os digo a mí me encanta como alternativa barata para mimar el pelo, ya que su precio rondar los 4 € más o menos. Repetiré con ella, y con su hermana Total Repair, sin duda.



Ahora vamos con el Aceite Extraordinario, el cual debo confesar que ha sido otro “bombazo” en mi cuarto de baño pese a que su INCI me tiró un poco para atrás nada más recibirlo. Pero vamos por partes, que me precipito.

Se trata de un aceite apto para todo tipo de cabellos gracias a su fórmula ligera pero rica, aunque especialmente se beneficiarán de sus bondades los cabellos secos (¡presente!) dada la combinación de aceites nutritivos que lleva en sus ingredientes. Por si os interesa, hay otra versión para cabellos teñidos.


Puede utilizarse de tres maneras diferentes (es un producto multiusos igual que la mascarilla de coco):

1.   Como bálsamo reparador antes de lavar el cabello. Aplicaremos el aceite de medios a puntas, masajearemos con suavidad y dejaremos actuar un tiempo (yo lo dejo como mínimo una hora) antes de lavarme el pelo como de costumbre.

2.   Con el cabello húmedo para protegerlo de las agresiones externas, de la sequedad y del calor del secador si es que lo utilizamos.

3.   Como toque final cuando ya tenemos el pelo seco para domarlo y controlar el encrespamiento.



Os dejo su INCI que, como os comentaba, me hizo arrugar la nariz en cuanto lo recibí porque sus dos primeros ingredientes son, sí, lo habéis adivinado, siliconas:

Cyclopentasiloxane, dimethiconol, Chamomilla Recutita Extract / Matricaria Flower Extract, Cocos Nucifera Oil / Coconut Oil, Helianthus Annuus Seed Oil / Sunflower Seed Oil, Nelumbium Speciosum Flower Extract, Benzyl Alcohol, Cinnamal Linalool, Linium Usitatissimum Flower Extract, Caprylic/Capric Triglyceride Gardenia Tahitensis Flower Extract, Rosa Canina Flower Extract, Bisabolol, Glycine Soja Oil / Soybean Oil, Parfum / Fragrance.

Pese a las dos siliconas iniciales, los siguientes ingredientes son extractos de aceites esenciales: Flor de Loto, Manzanilla, Tiaré, Rosa, Margarita y Linaza.




El packaging es un frasco de cristal (ejém para las manos de mantequilla como yo), con dosificador de “pump” del cual destaco que es limpísimo: no se ensucia absolutamente nada, lo cual es de agradecer más aún en un producto graso.

El aceite huele de maravilla, la lástima es que el aroma no perdura mucho en el pelo. Dura más si lo aplicamos en seco, pero en mojado prácticamente se desvanece el olor. Es una ventaja si no os agrada su aroma, pero a mí me parece muy rico: floral con un punto ligeramente dulce.

Esperaba que tuviera un toque más “seco”, pero no, es más graso de lo que en un principio imaginaba. No obstante, utilizando la cantidad adecuada (yo con tres dispensaciones tengo para mi melena, que es bastante larga) no apelmaza ni se siente pesado en el cabello.


Lo he utilizado de las tres formas y de las tres me gusta, aunque mi uso favorito es con el cabello ya seco ya que noto que de esta manera me ayuda a controlar (algo) el encrespamiento que tiene mi pelo de normal.

Su precio ronda los 9 € según dónde lo compréis y contiene 100 mL.

¿El resultado en este caso? Pelo más suave, las puntas como más selladas, ayuda a que se me enrede menos y en seco, como os acabo de comentar, noto cierto control del encrespamiento. El aroma me parece maravilloso y el packaging, pese a ser de cristal, me gusta porque no se termina “pringando” de aceite por todas partes.


Ambos productos están bien servidos de siliconas por lo que si las evitáis, no son para vosotras. Como ya os he comentado en otras entradas de cuidado capilar, hace años empecé a evitarlas y me di cuenta de que mi pelo las necesitaba. Ya sé que ejercen un efecto engañoso, nada real, pero a mí me vale para verme el pelo en buenas condiciones y no una maraña de pelo indomable donde no sé por dónde meter el cepillo. Sí, a mí las siliconas (en productos de acabado) me hacen feliz, no os voy a mentir.

 
Estos productos no proceden de ninguna colaboración, pero al haberlos recibido como parte de una campaña de Youzz os remito a mi Código de Confianza (:

¿Habéis probado alguno de los dos productos o ambos? ¿Me recomendáis más productos para cuidar el cabello que además lo nutran y lo dejen presentable?

Besos miles y hasta la próxima entrada,

Auxi

4 comentarios:

  1. ¡Me asombra ver que coincidimos en TODO! Podría hacer tu discurso mio: las formas de usarlo, los ingredientes, los resultados... Aunque eso sí: no compartimos el tipo de pelo :P

    Y de nuevo, recalco lo de los ingredientes, porque a mi inicialmente también me dieron un poquito de miedo (y eso que yo si que intento evitar las siliconas). No obstante, usando buenos detergentes y espaciando el uso, he logrado recibir todos los beneficios de esto productos sin apelmazar mi pelo =)

    Hertally's Makeup ~

    ResponderEliminar
  2. El aceite me gusta mucho pero la mascarilla no la conozco y creo que podría gustarme también. Lo de poner el activo estrella y que no sea el ingrediente principal es por desgracia bastante común en las marcas comerciales: yo he llegado a encontrarlo hasta en el último lugar.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  3. Hola! El aceite lo compre hace unos días y lo he usado dos veces, por ahora no puedo decir mucho.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Lo que me llama la atención es la mascarilla, no descartaría utilizarla más adelante. Lo del tema de poner tal ingrediente como destacado y que después sea casi sombras es algo que me da bastante rabia, pero se usa mucho, por eso hay que mirar bien.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna