lunes, 20 de noviembre de 2017

Aceite Desmaquillante Cleanse Off Oil de M·A·C


Este año le he sido muy infiel a mi aceite desmaquillante de cabecera y que he utilizado durante muchísimos años, gastando un bote tras otro: el Cleanse Off Oil de M·A·C. Me he dado cuenta de que nunca os había hablado en profundidad de él en el blog, y aunque hay reviews a patadas, he decidido escribir esta entrada para que se sume a las muchas que ya pululan por san Google.

Así que me perdonáis si resulto un poquito pesada…





Cleanse Off Oil de M·A·C cambió por complete mi visión del mundo del “desmaquillado” y me introdujo, sin yo saberlo, en el sistema de doble limpieza. Cuando comencé a usar ese aceite de M·A·C por mucho que luego me enjuagase bien el rostro  con agua tibia me entraban los miedos a que quedasen restos del aceite y me provocase granitos, espinillas, puntos negros y demás lindezas de la dermatología. Así que desde un principio me desmaquillaba con Cleanse Off Oil, aclaraba muy bien y luego limpiaba el rostro con un gel para retirar los restos de aceite. Por eso, cuando salió el boom de la doble limpieza yo me quedé bastante en shock porque era algo que yo ya hacía por puro instinto, lo mismo es que en otra vida fui coreana, vaya usted a saber.




¿Qué es lo que nos dice de él la web de     ? Aceite desmaquillador. Súper efectivo y muy suave para la piel. Formulado con ingredientes botánicos, como el aceite de oliva, de rosa y de semilla de soja. 100% sin aceite mineral. Con un ligero masaje retira todo tipo de maquillaje, incluso las máscaras a prueba de agua y maquillajes de larga duración. En contacto con el agua se emulsiona y se convierte en una loción ligera que se aclara fácilmente y no deja residuos grasos. Con vitamina E para proteger la piel. Deja la piel suave y acondicionada. Adecuado para todo tipo de piel.

Uno de mis mayores miedos a la hora de incorporar aceites a mi rutina, aunque fuese para desmaquillar, era que me provocase grasa y lo que ello conlleva y os he relatado más arriba: los temidos granos. Porque mi piel es puntillosa con egoísmo, ya os la he descrito alguna vez: mixta pero muy deshidratada, con tendencia a los granitos en frente y nariz (mi zona más “grasa”), muy sensible y reactiva, se enrojece con suma facilidad. Fue en una sesión de maquillaje de M·A·C que la chica que me maquilló me recomendó este aceite para desmaquillar, sorprendida de que nunca lo hubiese probado. De esto hace ya muchos años y yo por aquel entonces, aparte de más joven, era más inocente y más fácil de convencer (cuántos productos me he traído embaucada por las dependientas y he acabado donándolos o tirándolos a la basura..). Así que me lo traje a casa aunque un poco recelosa por el tema de que era un producto en aceite, pero la chica (majísima, por cierto) me aseguró que no me iba a dar nada de grasa y que me iba a encantar. Y oigan, esta chica acertó de pleno.

Después de éste he probado el de Bobbi Brown y el de Sephora, pero ninguno le llega a la altura del pump. Y mirad que el de Bobbi Brown es caro carísimo y también muy respetuoso con la piel, pero no desmaquilla de forma tan eficiente como éste ni de lejos.




¿Cómo lo utilizamos? No le voy a descubrir la pólvora a nadie, con el rostro totalmente seco masajeamos una pequeña cantidad del aceite por toda la piel (yo suelo gastar un “pump” para el rostro y otro para los ojos). Emulsionamos con un poco de agua tibia y continuamos con el masaje, viendo que el aceite se transforma en una especie de loción lechosa que luego aclararemos con agua tibia. El rostro se queda limpio, con cero bajo cero de maquillaje, nada de sensación grasa y sin tirantez ni incomodidad. Yo, como os comentaba al inicio de la entrada, luego limpio mi piel con un gel y aclaro, para asegurarme bien de que he eliminado cualquier posible resto de aceite que pudiese quedar.

Es efectivo incluso con los maquillajes más cargados, waterproof, eyeliners, máscaras potentes… Puede absolutamente con todo sin dejar rastro. En los últimos meses me he acostumbrado a utilizar un bifásico para los ojos porque sí es cierto que si entra un poco de aceite en el interior del ojo tenemos la vista nublada para un buen rato y es un poco incómodo, pero realmente puede con todo lo que le echen. Destaco también que no hay labial que se le resista por más que tiña el labio y por más fijo que sea. Todo se lo lleva.

Aunque no es precisamente baratísimo (26 € el frasco de 150 mL) sí que sale barato porque cunde una barbaridad. A mí me suele durar unos seis meses utilizándolo sin parar para desmaquillarme mínimo 5 días a la semana.

Como veis, el envase es comodísimo y práctico con su sistema de pump, y vemos perfectamente por dónde vamos gastando el aceite.




Así que si tenéis la piel mixta o grasa y os dan un poco de miedo los aceites, ya os digo yo que no pasa absolutamente nada, sobre todo si después completamos la limpieza facial con un gel específico para nuestras necesidades.

Por otra parte, huele fenomenal pero es un aroma muy muy suave, para mí muy importante ya que no me agradan mucho los cosméticos con un olor demasiado fuerte.

Y aquí os dejo, por último, la lista de ingredientes (hoy me he saltado un poco el protocolo habitual, jeje):




Ahora tengo en uso otros bálsamos desmaquillantes y algún aceite, pero Cleanse Off Oil sigue estando ahí entre mis filas. Creo que es de los pocos productos que nunca faltan en casa.

¿Lo habéis probado? ¿Cuál es vuestro desmaquillante favorito para el primer paso de la doble limpieza?

Muchas gracias, como siempre, por estar al otro lado,



Auxi

7 comentarios:

  1. No lo he probado, pero sí que he leído muchas otras reseñas positivas. A mi, como aceite desmqauillante, me encanta el de The face shop (Iherb), que no llega a 10 euros y me va genial.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  2. Pues vista tu experiencia habrá que probarlo. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Pues la verdad es que nunca he probado este aceite... Aparte de su eficacia, el argumento que más me ha convencido ha sido el de que cunde mucho. Porque desde luego no es lowcost...

    Hertally's Makeup ~

    ResponderEliminar
  4. Algún día lo probaré, sólo por curiosidad porque oigo hablar fenomenal de él. A ver si cae! jiji por ahora tengo bálsamos por todos lados y soy muy fan :P

    ResponderEliminar
  5. Es una maravilla, yo lo gasto todos los días, y elimina la mascara waterproof sin problema, que es la que utilizo. Aunque haya que pagar bastante dinero por él, es rentable, pues ya no gasto bifásicos, y dura un poco mas de un año cada bote y repito, utilizándolo todos los días. Un beso guapísima.

    ResponderEliminar
  6. Tiene una pinta estupenda, me lo anoto. Besos!

    ResponderEliminar
  7. Pues lo he usado y me ha gustado mucho pero me mata un poco el precio porque Mac no deja de subir como la espuma... ahora mismo estoy deseando terminar uno que me funciona bien pero tiene una fragancia tan fuerte que me lloran las ojos, y quiero probar varios bálsamos.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. Muchas gracias :)