lunes, 23 de octubre de 2017

Tratamiento capilar con oleo-esencias Kinessences de MUMONA


Siempre me han fascinado los productos de cuidado capilar. Quizás porque llevo más de la mitad de mi vida con el pelo largo hasta la cintura y además el mío es, por así decirlo, “poco agradecido”: se me enreda muchísimo, se me encrespa de sólo mirarlo, no es ni liso ni rizado sino una mezcolanza donde cada pelo es de su padre y de su madre… En fin, que me cuesta mucho domarlo para que luzca medianamente aceptable más de un día.

No obstante, de unos años a esta parte, me he interesado aún más por el cuidado del cabello ya que el tiempo pasa y los cuidados cambian.




Hoy os traigo la review de un set de productos de cuidado capilar que me hicieron llegar desde MUMONA y que yo misma elegí teniendo en cuenta las características de mi cabello.


Lo primero deciros que MUMONA es una de esas tiendas online con encanto propio, con mucho mimo detrás de cada paquete (la presentación es impecable, con notas escritas a mano, detalles ambos que a mí me ganan por goleada) y con marcas que, aunque no son muy conocidas, poseen una filosofía y un “savoir – faire” que hacen que quiera probar prácticamente todo: innovadoras, sensacionales y que prefieren invertir en la calidad de sus productos en lugar de en publicidad. Como os decía, no son marcas conocidas, son de ésas de las que nos enteramos gracias al boca a boca, o porque se las vemos a alguien en las redes sociales. Y es una lástima porque a veces nos lanzamos a lo ya conocido, a eso de lo que todo el mundo habla, a marcas que ya llevan su tiempo en el mercado y que lanzan agresivas campañas publicitarias (que muchas veces nos saturan) y no nos lanzamos a probar algo nuevo porque es “desconocido”. Ahí me meto yo misma… muchas veces me da reparo invertir en una marca que nadie conoce cuando hay “tan buenas críticas” de productos ya asentados en el mercado o que acaban de lanzar pero de los que “todo el mundo habla bien”. Esto me daría para hablar largo y tendido, pero como no es el objeto del post, mejor lo dejamos para otra entrada aparte.

La atención al cliente de MUMONA es intachable, podemos contactar con ellos a través de mail o de whatsapp. Yo en concreto estuve intentando decidirme qué productos elegir para la colaboración y Nuria, la persona que está detrás de este precioso sarao, me disipó las dudas cuando le pregunté, en base a las características de mi cabello, qué le parecía el set que os traigo hoy para reseñaros y me aseguró que no podría haber elegido otro mejor.

El pack de cuidado que elegí pertenece a la marca KIN, una firma de cosmética capilar que podemos encontrar a la venta en exclusiva en algunas peluquerías pero que también tienen en MUMONA. Se trata del Tratamiento Capilar con Oleoesencias Kinessences, compuesto por champú, mascarilla y aceite de acabado. Aparte de esto, Nuria me incluyó en el paquete un aceite en crema de la misma línea.

Comenzamos por el champú Kinessences, el cual ya por su composición intuía que me iba a gustar. Está libre de parabenos, siliconas y sulfatos, ingredientes que evito a toda costa en los champús, especialmente las siliconas (para no saturar las raíces ni la fibra capilar) y los sulfatos (porque me resecan y porque desde hace unos meses una ya se tiñe y los productos sin sulfatos ayudan a mantener el color en perfecto estado más tiempo).




No obstante, aunque no lleve sulfatos hace bastante espuma. Limpia el cabello con suavidad pero se nota que lo deja limpio, con esa sensación al tacto de haber eliminado todo residuo de la fibra capilar pero sin resecarlo.




Está formulado con cinco aceites naturales al igual que el resto de los productos de la línea: aceite de kukui, aceite de pepita de uva, aceite de argán, aceite de camelia y aceite de macadamia.

Os dejo su INCI:

aqua (water) • disodium laureth sulfosuccinate • sodium lauryl sulfoacetate • sodium lauroyl methyl isethionate • cocamidopropyl betaine • glycerin • acrylates copolymer • glycol distearate • cocamide mipa • phenoxyethanol • sodium hydroxide • benzyl salicilate • polyquaternium-10 • triethylene glycol • macadamia ternifolia seed oil • argania spinosa kernel oil • aleurites moluccana seed oil • camellia oleifera seed oil • vitis vinifera (grape) seed oil • tetrasodium edta • linalool • limonene • citronellol • geraniol • tocopherol • parfum (fragrance)

Su precio individual es de 12,95 € y tiene una capacidad de 300 mL. El packaging es práctico porque vemos qué producto nos va quedando, pero al no ser completamente transparente preserva muy bien el interior de la luz.



La mascarilla Kinessences es, para mí, la estrella del pack, aunque con matices. Es una mascarilla de nutrición profunda, también formulada con cinco aceites esenciales. Es perfecta si vuestro cabello es un rebelde sin causa, se encrespa con facilidad, no hay manera de controlarlo y os trae por la calle de la amargura (vamos, como el mío). Promete nutrir e hidratar el cabello en profundidad haciendo que se rompa menos y además potenciar el brillo y revitalizar el pelo en su totalidad.




En el modo de empleo nos cuentan que es mejor dejarla actuar durante 5 – 10 minutos, no más de 15 en cualquier caso, y luego aclarar con agua. Yo la probé así y la verdad… no noté los resultados prometidos. Volví a leer su ficha en la web y me topé con que recomendaban, para los cabellos muy castigados (ejém, myself) mezclar la mascarilla con unas gotas del aceite Kinessences. Así que lo que hago es añadir un poco del aceite a una nuez de mascarilla y mezclarlo bien. La textura de la mascarilla ya es densa de por sí y con el aceite aún se espesa más, por lo que la mezcla es algo costosa de extender por el cabello pero masajeando bien se consigue repartir sin problemas. Luego envuelvo el pelo en una toalla de microfibra (uso las que venden en Mercadona) caliente y dejo actuar 10 minutos. Y así sí que noto el cabello suave, sedoso, desenredado y con el encrespamiento bajo control.




Os dejo su INCI, en el que podéis comprobar que sí aparecen siliconas:

aqua (water) • cetearyl alcohol • glycerin • cetyl palmitate • behentrimonium chloride • sodium pca • amodimethicone • dimethicone • isopropyl alcohol • cetrimonium chloride • sodium benzoate • sodium salicylate • benzyl salicylate • macadamia ternifolia seed oil • argania spinosa kernel oil • vitis vinifera (grape) seed oil • camellia oleifera seed oil • aleurites moluccana seed oil • citric acid • trideceth-12 • linalool • tocopherol • parfum (fragrance).

Su precio individual es de 13,95 € y trae una cantidad de 200 mL.



El Aceite Kinessences es un elixir concentrado que promete aportar instantáneamente nutrición y brillo, reparándolo de la raíz a las puntas y controlando el encrespamiento. Como producto de acabado también nos promete que el peinado durará más tiempo intacto.




Su INCI tampoco está libre de siliconas, al igual que ocurre con la mascarilla, aunque como os he comentado en otras ocasiones en los productos de acabado no me molesta excesivamente la presencia de éstas:

cyclopentasiloxane • dimethicone • isopropyl myristate • benzophenone-3 • macadamia ternifolia seed oil • argania spinosa kernel oil • vitis vinifera (grape) seed oil • camellia oleifera seed oil • aleurites moluccana seed oil • tocopheryl acetate • ethylhexyl methoxycinnamate • bht • benzyl salicylate • linalool • limonene • citronellol • geraniol • ci 47000 (yellow 11) • ci 26100 (red 17) • tocopherol • parfum (fragrance).

Puede emplearse con el cabello húmedo o ya seco. Como os comentaba con la mascarilla, yo lo utilizo mezclándola con ésta, aunque también lo uso como producto de acabado una vez ya tengo el pelo seco. Extiendo unas tres gotas en la palma de la mano (algo difícil porque el dispensador no es el mejor del mundo, es simplemente la boquilla de la botella y hay que tener buen pulso para que no se nos desparrame), lo caliento un poco entre ambas manos y luego lo voy repartiendo por todo el cabello sin tocar la raíz e insistiendo sobre todo en las puntas.

En el primer uso no me pareció nada del otro jueves, para seros sinceras, pero con un lavado tras otro he empezado a quererlo muy mucho porque no deja residuo graso en el cabello, no lo apelmaza, he comprobado que aporta un brillo precioso y lo mejor es que me ayuda a controlar el encrespamiento, junto con el aceite en crema, entre lavados. Así que se une a mi lista de aceites capilares preferidos.

Contiene 30 mL y su precio individual es de 6,50 €.



Por último el Aceite en crema Kinessences, un tratamiento sin aclarado a base de la infusión de las cinco oleo-esencias naturales (Pepita de Uva, Argán, Macadamia, Kukui y Camelia) que promete aportar al peinado un acabado con brillo precioso, libre de encrespamiento y con un tacto sedoso extraordinario.




Su textura en crema permite que el producto se absorba rápidamente, no engrase y no aporte peso al cabello, además la aplicación es muy sencilla. ¿Cómo lo utilizo yo? Pues para mí es como una especie de acondicionador sin aclarado, es decir, con el cabello húmedo extiendo un par de avellanas de producto (porque mi cabello es muy largo, si no con una sería suficiente) por todo el cabello sin tocar la raíz. A continuación seco con el secador, el aceite en crema ayuda a desenredar el pelo pero también promete protegerlo del calor del secador y la plancha, utensilios a los cuales ya sabéis que soy una adicta sin remedio.




También lo utilizo, como os decía más arriba, para ayudar a controlar el encrespamiento entre lavados.

Os dejo su INCI:

aqua (water) • cyclopentasiloxane • dimethicone • polyacrylate-13 • phenoxyethanol • polyisobutene • polysorbate 20 • benzyl salicylate • triethylene glycol • sorbitan isostearate • argania spinosa kernel oil • macadamia ternifolia seed oil • vitis vinifera (grape) seed oil • camellia oleifera seed oil • aleurites moluccana seed oil • tocopheryl acetate • ethylhexyl methoxycinnamate • linalool • limonene • citronellol • geraniol • ci 19140 (yellow 5) • ci 17200 (red 33) • bht • ci 42090 (blue 1) • parfum (fragrance)

Contiene 50 mL y tiene un precio individual de 7,50 €.



¿Qué opino de este set de tratamiento?

No os he hablado del aroma de estos productos porque quería dejarlo para mi conclusión final, pero es un olor intenso, floral – oriental con toques que me recuerdan muchísimo a la flor de tiaré, que lo mismo estoy equivocada pero a mí me huele a eso. En un principio me desagradó porque notaba que el perfume era demasiado intenso, sin embargo tras lavar el pelo y secarlo, el aroma perdura de manera muy sutil, el cabello huele estupendamente pero no embota como recién aplicado. Así que si os gustan este tipo de aromas, os encantará.

En cuanto a efectos deciros que el champú me encanta porque limpia sin agredir, no deja el pelo enredado y además noto que cuida del color que llevo aplicado ya que me está durando bastante. No uso otros productos desde que los recibí para poder hablaros bien de ellos y justo me teñí un par de días antes, así que totalmente comprobado: es amigo de nuestras canas.

La mascarilla para mí es la estrella del pack, siento repetirme. Pero por las características de mi cabello, seco cual mojama de medios a puntas, tengo que combinarla con el aceite para conseguir los resultados prometidos. Estamos en plena época de caída del pelo a manojos, y no voy a deciros que note menos caída porque el pelo si se tiene que caer por el cambio de estación, se cae. Lo que sí he notado es que está más fuerte y que se me rompe y enreda mucho menos desde que utilizo este set.

El aceite y el aceite en crema me parecen dos excelentes productos de acabado. La crema para mí no sería tan imprescindible como el aceite, pero sí que me ayuda entre lavados a controlar el encrespamiento. Yo me lavo el pelo más o menos una vez a la semana, a veces dos si la humedad hace de las suyas y se me descontrola. Pero a los dos – tres días de habérmelo lavado empiezo a notar que se encrespa y se bufa (con este tratamiento o con el que sea, mi pelo es así). Lo que hago es aplicar una avellana de este producto por todo el pelo, masajeando bien pero sin tocar la raíz, y así voy alargando el tenerlo que volver a lavar (mi pelo es de esos que sufren con el agua caliente, el secador y las planchas, y sin estos últimos ya sabéis que no sé vivir).

Por último deciros que el pack de champú, mascarilla y aceite tiene un precio de 29,50 €, por lo que si os interesa probarlo os ahorráis un dinerillo con respecto a los productos por separado.

¿Conocíais MUMONA? ¿Y la marca KIN? ¿Os gustan esas marcas con encanto y calidad aunque sean menos conocidas?

Besos miles y gracias, como siempre, por seguir al otro lado,



Auxi

8 comentarios:

  1. He probado el aceite en crema porque me entró en una cajita de suscripción y me gustó mucho, no descarto hacerme con más productos de la línea,para mi pelo extra seco le vendría fenomenal! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo preferí el aceite normal que en versión crema, aunque los dos hidratan muchísimo.
      ¡Un besote!

      Eliminar
  2. Esta marca me recuerda mucho (en efectos y olor) a ICON, pero siendo más asequible. Ficho Mumona, que la conozco, pero me he dado cuenta de que nunca le he hecho un pedido, un dia tengo que animarme.
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene cosas muy interesantes en la tienda.
      ¡Un besazo!

      Eliminar
  3. No conocía esta marca, gracias por la info. Besos!

    ResponderEliminar
  4. He probado el aceite (aun me queda un poquito) y la mascarilla final sin aclarado que utilicé como tu. El aceite me encantó, esa mascarilla pss, no me dejaba el pelo tan bonito como yo quería y tenía que utilizar mucha cantidad. Pero el olorcito que tiene me gustaba mucho.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El olorcito que queda cuando se seca el pelo sí que me gustó.
      ¡Besos!

      Eliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna