lunes, 9 de octubre de 2017

Mis iluminadores en formato crema y líquidos


Hace algunas semanas os enseñaba en esta entrada mis iluminadores en formato polvo. Hoy he sacado a relucir los que tengo en formato cremoso o líquido, y aunque hay dos que están a punto de “expirar”, he decidido incluirlos porque me encantan.




Como podréis comprobar son más numerosos que los que os enseñaba en la anterior entrada. Y es que para mi tipo de piel, que suele tener el tono algo irregular y además un poco apagado, me chiflan.

¿Comenzamos?




Pearl de M·A·C es un producto que en sí no está catalogado como iluminador pero realmente es su uso estrella: los famosos Cream Color Base más conocidos como CCB.

Los CCB se pueden utilizar, en general, en mejillas, ojos y labios. Para labios Pearl en concreto no lo veo, en los ojos la verdad es que tengo productos para utilizar a patadas, por lo que mi uso único y exclusivo es como iluminador.




Deja un halo de luminosidad que se funde con la propia piel, puede integrarse fácilmente incluso con nuestros propios dedos. El acabado no es para nada graso y el color es simplemente perfecto: champagne – dorado pero muy sutil. Es un producto básico para toda beauty – freak, además debido a su tonalidad funciona bien en un amplio rango de tonalidades de piel.



Otro CCB que me enamora es el tono Luna, un iluminador un poco más difícil de casar con todas las pieles, ya que lo veo destinado más a pieles más claras.




Es un iluminador blanco con reflejos plateados que hay que trabajar con cuidado para que no nos deje un halo blanco que no nos interesa. Muy bien difuminado aporta una luz única y especial, un poco fría pero evidente, por lo que es un iluminador perfecto para maquillajes de noche y de fiesta.

A mí me encanta para iluminar el lagrimal en ciertos looks y también para darle un toque frost a algunos labiales nude <3



A continuación dos iluminadores de Benefit que tengo en las últimas y que son archiconocidos por toda la blogosfera: High Beam y Moon Beam de Benefit.

A destacar sin duda el packaging de ambos, un tarrito de cristal con un pincel que simula los esmaltes de uñas y que son todo un acierto, ya que facilitan muchísimo la aplicación del producto.




Mi favorito, sin lugar a dudas es High Beam, un iluminador rosado – nacarado que deja unos reflejos plateados preciosos en la piel. Se trata de un iluminador evidente, si bien no queda exagerado ni nos hace parecer bombillas de luz blanca. Con tres gotitas en la parte alta del pómulo tenemos suficiente para crear un arco de luz que parece brotar de nuestro interior. También me gusta aplicar una gotita en el centro de los labios para aportarles visualmente mayor volumen.

Moon Beam, por el contrario es un iluminador más cálido, más sutil y, por tanto, más fácil de aplicar y más “ponible” para diario. Es melocotón – rosado, de acabado perlado. Leí mucho acerca de los dos cuando iba a comprarme el High Beam hace ya como mil años (de hecho la textura de ambos ha cambiado pero yo los sigo utilizando, como veis, hasta la última gota y aún no se me ha caído la cara a trozos XD ). En muchos sitios leí que High Beam estaba más enfocado a personas de pieles claras mientras que Moon Beam era más indicado para morenas. Personalmente no estoy de acuerdo del todo, si bien en personas muy muy morenas está claro que High Beam quedaría demasiado evidente y desentonaría un poco. Pero Moon  Beam es perfectamente ponible en pieles claras si lo que buscamos es un look natural pero con ese toque glow que a muchas nos encanta.




Tengo pendiente reponerlos, y aunque me encantan los dos, primero repondré High Beam porque es el niño de mis ojos.



Los múltiples de NARS que os traigo en esta entrada son los dos únicos que tengo y no me hice con más porque me parecen un producto carísimo con el que no me he terminado de hacer nunca. Se trata de otro producto multiusos que se pueden utilizar en ojos, mejillas y labios, de hecho uno de ellos yo lo uso como iluminador mientras que el otro, debido a su tonalidad, prefiero usarlo como colorete.




Copacabana es el que utilizo, aunque confieso que lo hago poco, como iluminador. El tono es beige – perlado de subtono rosado, nada que ver con el Copacabana líquido que luego os enseño más adelante, ya que el múltiple queda más translúcido y además deja como una especie de halo purpurinoso que no me termina de convencer. No me gustan los iluminadores que dejan partículas de brillo evidentes en la piel.




South Beach ya os digo que no lo uso como iluminador, al menos en mí, pero en el maletín me gusta porque sí lo he utilizado como iluminador – colorete en varias ocasiones en las que he maquillado a personas muy muy morenas y queda francamente bonito. Pero como os digo, para mí no me sirve como iluminador, tampoco lo utilizo de sombra de ojos y sí que lo he empleado a veces como colorete.

Tiene un tono albaricoque preciosísimo, con ligeras chispitas de brillo que aportan mucha luminosidad. Como os digo, como blush queda muy bonito, pero si bien los iluminadores en crema me encantan, para los coloretes en crema soy un poco “vaga”, prefiero mil veces los coloretes en formato polvo.



Por último, mis iluminadores líquidos estrella, Copacabana, Hot Sand y 413 BLKR de NARS.

A día de hoy, con permiso de mi amado High Beam, los iluminadores líquidos de NARS son los mejores que he probado nunca. La fórmula es muy concentrada en pigmento, no dejan rastros de purpurina, se trabajan fenomenal en la piel aportando una luminosidad natural preciosa y además pueden utilizarse solos o mezclados con la base para darle más jugosidad. Por otro lado sus 30 mL dan para muchos,  muchísimos usos. Me encantan.




Copacabana es uno de los más famosos, un iluminador rosa – plateado, de acabado perlado, muy, muy luminoso. Tiene un altísima concentración de pigmento por lo que hay que tener cuidado y coger muy poca cantidad para no excedernos y pasar de un look luminoso natural a uno sacado de un anuncio de Iberdrola. Mezclado con la base me vuelve loca, yo en concreto lo mezclo con la Face and Body de MUFE o la de M·A·C y no me puede gustar más el resultado. Nos vuelve locas a muchas y no sin razón, es un producto creo que imprescindible.




Hot Sand es otro famosísimo iluminador que causó furor en las redes sociales. Salió en una edición limitada, pero tal fue su éxito que no hubo más remedio que dejarlo en el lineal fijo para nuestro deleite.

Se trata de un iluminador color champán con reflejos melocotón, de acabado satinado. Es un iluminador discreto pero que a la vez aporta muchísima luminosidad y calidez a la piel, no es para nada tan evidente como Copacabana, por lo que es mucho más fácil de trabajar sin pasarnos en la cantidad.

Os hablé de él en esta entrada.

Por último 413 BLKR, otro iluminador que salió en una colección y, aunque en tiendas y stands no está disponible sí que lo he visto en la web de NARS europea.




Para mí 413 BLKR es una especie de “hijo” de Copacabana y Hot Sand, pero con matices. Se trata de un iluminador color champagne con reflejos rosados y dorados que deja un efecto mojado en la piel que no he conseguido con ningún otro iluminador. No es tan evidente como Copacabana ni tan sutil como Hot Sand. Sin duda, perfecto para diario.



Y aquí os dejo swatches de todos:


High Beam y Moon Beam

CCB's Pearl y Luna

Múltiples Copacabana y South Beach

Copacabana, Hot Sand y 413 BLKR



Espero que os haya resultado útil y nos leemos en la próxima entrada,



Auxi

18 comentarios:

  1. Tengo el High Beam.
    Y por elegir, me quedaría con los iluminadores líquidos de NARS, que no tengo ninguno y son todos preciosos.
    Un besito y buen inicio de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los iluminadores líquidos de NARS son maravillosos, a mí me chiflan.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Reconozco que este tipod e iluminadores los uso menos, pero quedan preciosos. Tipo compacto de crema, me gustan los de Ten Image, sobre todo Halo; de textura líquida, me quedo con Hot Sand de Nars, y de barrita, alguno tengo, pero los uso poco.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quedan preciosos, a mí me gustan especialmente para utilizarlos debajo de otro iluminador en polvo.
      ¡Besotes!

      Eliminar
  3. No soy mucho de iluminadores liquidos o en crema, pero es verdad que son bien bonitos. Como mas me gusta usar los liquidos es como prebase o mezclados con la base!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ése también es un truco fantástico que me encanta utilizar.
      ¡Besos!

      Eliminar
  4. Yo tengo en crema y en polvo pero no he usado nunca líquidos. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los líquidos para dar una luz muy sutil o mezclados con la base son ideales.
      ¡Besos!

      Eliminar
  5. Decidido, necesito los tres de Nars xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, definitivamente los necesitas jeje.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  6. Me encantan todos!!!! El 413 es ideal, lo malo es q al no poder verlo en directo me da miedo q me quede claro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es tan claro como Copacabana, por si te sirve de referencia (;
      ¡Un beso!

      Eliminar
  7. Me gustaría probar los iluminadores líquidos de NARS, nunca he usado iluminadores en este formato. Yo tengo los de Maybelline (en barra), y la verdad es que estoy contenta con ellos. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los iluminadores líquidos de NARS son una pasada.
      ¡Un besote!

      Eliminar
  8. El único que he probado es el Pearl de MAC y me tiene locamente enamorada. En cuanto lo termine me quiero hacer con el Copacabana o el Hot Sand, he probado algunas muestras y me han enamorada, casi más que el Pearl.

    ¡Un besazo enorme preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pearl es de esos que no parecen decir nada y sin embargo lo dicen todo. Los líquidos de NARS son fabulosos.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  9. Fíjate, a mi siempre me han gustado más en polvo pero desde el stick de Maybelline he cambiado un poco el chip. Del CCB pearl tuve muestra en su día y me pareció fantástico. En cambio los de Benefit no me han gustado demasiado y eso que eran mini tallas, no son para mi.

    Tuve un fallo enorme al comprar el copacabana de Nars y es que es demasiado frío para mi tono de piel, en cambio el líquido orgasm me encanta como queda y tengo super antojado el hot sand, aunque a muy largo plazo.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con Benefit tengo visto y comprobado que las minitallas no son de la misma calidad que las tallas originales, no lo entiendo pero es así. No obstante, si tengo que elegir me quedo con los de NARS, aunque High Beam me parece preciosísimo.
      ¡Un beso enorme!

      Eliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna