lunes, 25 de septiembre de 2017

Mis iluminadores en formato polvo


Hay un tema por el que recibo bastantes emails y privados a mi cuenta de Instagram y mi página de Facebook (aparte de cómo me cuido el pelo, que ése es el tema estrella), y es qué iluminadores tengo y cuáles recomiendo.




A raíz de esto y de que ya van bastantes ocasiones en las que me encuentro esta pregunta, he decidido sacar (casi) todos los iluminadores que tengo en mi haber, en formato polvo y en formato líquido, os contaré qué tal me funcionan y cuáles son mis predilectos. En esta entrada os voy a hablar de mis iluminadores en formato polvo. En la foto están todos los que son pero no son todos los que están. Luego me entenderéis, prometido.

¿Un pequeño kit – kat?


El primero en subir al estrado es esta preciosidad de Wet n Wild que realmente no venden como iluminador en sí, sino como bronzer, vaya usted a saber por qué… No le veo yo matices de bronzer, ¿y vosotras?




Reserve your Cabana es un iluminador low – cost muy pigmentado, sedoso con un puntillo polvoriento que le podemos perdonar, y de tonalidad champán – dorado, con un fondo ligeramente rosado. Es bastante sutil, por lo que es un iluminador perfecto para maquillarnos diariamente si no os gusta que se note mucho el iluminador. No es mi caso, a mí me gusta mucho el efecto de los iluminadores, es decir, me gusta “que se vea”. No me malinterpretéis, no me gusta que se vea el brochazo sobre mi piel pero sí que se perciba que ahí hay un halo de luminosidad. Personalmente utilizo este producto para sellar bases jugosas o bb creams, pues con mano muy ligera mantiene la luminosidad de estos productos sin que parezcamos bombillas con piernas.

Su precio creo recordar que rondaba los 5 €.



El siguiente es un iluminador que salió en una Edición Limitada de M·A·C, Porcelain Pink:




Se trata de un iluminador rosa – coral claro con shimmer melocotón y dorado que le dan mucha calidez. Se trata de un iluminador bastante evidente, de esos que se notan, y debido a su tonalidad rosada en pieles pálidas como la mía no quedan exactamente bien.

Me enamoró su color rosa – dorado y yo el uso que le doy es como colorete o para darle más calidez y luminosidad a otro colorete.



En esa misma colección me hice con Lightscapade, otra joya de M·A·C que afortunadamente podréis encontrar en el lineal fijo ya que dado su éxito no hubo más remedio que hacerlo accesible a todo el mundo.




Lightscapade no contiene partículas de shimmer. Se trata de un polvo irisado con vetas azuladas y beiges, deja en la piel un acabado cálido y perlado absolutamente precioso. Como iluminador es sutil, pero algo más evidente que Reserve Your Cabana. También puede utilizarse, con mano ligera, como polvos de acabado y la luminosidad que aporta deja un aspecto de piel saludable súper favorecedor.



Todo un mito del mundo del maquillaje sin duda alguna: The Celestial Powder Candlelight de Kevyn Aucoin, una joya que me traje de mi viaje a Nueva York y al que como podéis ver le he dado un “tute” bastante considerable (y eso que éste en concreto es para mi uso personal, tengo que hacerme con uno para el maletín), estoy a punto de tocar “pan”.




Es un iluminador champán de subtono cálido. No se aprecian en él partículas de shimmer, de hecho al aplicarlo sobre la piel no parece que llevemos iluminador porque lo que vamos a poder apreciar es una luz que parece propia, una luz que sale de nuestro interior. Es cremoso y pigmentadísimo, y sin embargo es extremadamente fácil de trabajar e integrar en la piel. Sin ninguna duda: uno de mis iluminadores favoritos y que vale cada céntimo que cuesta.



Mary Lou Manizer de The Balm es otro iluminador mítico y al que también le dado una caña considerable, hay temporadas en las que me da por él obsesivamente y no uso otra cosa (con perdón de mi amado Candlelight, pero Mary Lou es varias veces más económico).




Mary Lou es un iluminador beige – champán con ligeras partículas de shimmer dorado.

Pero con Mary Lou hay que andarse con ojo porque si lo aplicamos sin medida y control es fácil, muy fácil, pasarnos y acabar brillando como una bombilla de alto consumo en plena feria de Abril sevillana. Si lo aplicamos con mano cautelosa y lo trabajamos e integramos bien en la piel el resultado es precioso: una luminosidad evidente pero no escandalosa. Es perfecto para las amantes del brilli – brilli como yo.



Por último el iluminador que tiene conquistados todos mis sentimientos y hasta el tuétano de mis huesos desde que llegó a casa allá por enero: Sin (pecado) de Urban Decay, del cual tenéis aquí su entrada.




Se trata de un iluminador también champán pero con matices rosados y de acabado irisado, parece más cálido en el envase de lo que luego realmente se percibe una vez aplicado. Ocurre como con mi amado Candlelight: aporta muchísima luz a la piel pero no queda nada evidente, esta luz parece brotar de nuestro interior. Me chifla.

Como os decía, desde que lo tengo me cuesta utilizar otros iluminadores porque me tiene totalmente obsesionada, aunque trato de alternarlos todos para darles salida y es que un iluminador, para las frikis del maquillaje como yo, es algo que, teniendo varios, es difícil que te dé la vida para gastarlo.

No os he enseñado dos iluminadores que tengo y que guardo como oro en paño sin estrenar, uno es de Essence de la colección de Cenicienta y el otro es la Poudre Signée de una colección de Chanel. No los he fotografiado porque realmente no los he estrenado, me da pena a morirme de que se les vaya el grabado y los tengo ahí cual coleccionista loca. No sé si algún día me animaré a meterles la brocha y a destrozarles el grabado tan precioso que tienen.

Aquí os dejo unos swatches:

Lightscapade y Porcelain Pink

Reserve your Cabana y Candlelight

Mary Lou Manizer y Sin



¿Coincidimos en algún iluminador? ¿Alguno que añadir a mi colección?



Besos miles y hasta la próxima entrada,



Auxi


24 comentarios:

  1. El Mary Lou lo tengo y es de mis favoritos. Tengo que hacerme con alguno de MAC.
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Mary Lou es imprescindible para las frikis del maquillaje. Es preciosísimo. ¡Un besazo!

      Eliminar
  2. Tienes una colección estupenda de iluminadores!!Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Tengo el iluminador de UD entre ceja y ceja desde hace un tiempo, quizá caiga en la lista a los Reyes Magos ;)
    ¡Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un iluminador precioso, recientemente han llegado otros a mi vida, pero éste es precioso. ¡Besos!

      Eliminar
  4. Los Celestial son absolutamente preciosos y están en mi lista desde hace mil años, seguro que algún día caerán. También me han encantado los dos de Mac y el de Wet N Wild. Ay, es que en tema de iluminadores yo soy muy fan, así que me es imposible elegir sólo uno! Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los Celestial son míticos, yo tardé años en caer con ellos pero fue inevitable. A mí también me cuesta decidirme por uno, me chiflan los iluminadores.
      ¡Besos!

      Eliminar
  5. Yo estoy con uno de Nabla muy, muy discreto...no se si demasiado y mira que yo soy discreta! Pero la culpa puede ser de que yo no soy una maquilladora experimentada como tu.
    ...me encanta Sin...
    Ciao, Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los discretos están bien, pero hay días que el cuerpo pide más marcha jejeje. Prueba Sin, es intenso pero con mano ligera no quedarás como una bombilla. ¡Un besazo!

      Eliminar
  6. Tengo el Mary lou y el Sin y me enamoran, me da hasta pena tocarlos pero son fantásticos por supuesto!
    Sin duda quiero probar corriendo todos, pero sé que no es posible pero son preciosos!
    Un besito guapa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay yo es que tendría cientos. El maquillaje me pierde. Ahora tengo entre ceja y ceja el Champagne Pop de Becca. ¡Besos!

      Eliminar
  7. Me han encantado los de MAC, sobre todo el rosado. Besos!

    ResponderEliminar
  8. Mira que antes apenas usaba iluminadores y ahora como me gustan 😍😍
    Coincidimos con ell de sin de urban decay y es que ese es amor del bueno, me pasa como a ti, al final si no me doy cuenta, siempre caigo con él.

    Un saludo!

    The Secret Red lips.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es súper bonito, se ha convertido en un imprescindible y eso que últimamente he adquirido otros nuevos.
      ¡Besos!

      Eliminar
  9. El de WNW lo tengo y me gusta mucho para sellar bases jugosas, para pieles apagadas, o para puntos de luz muy naturales.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo que pasa es que trae tantísima cantidad que hay iluminador para dejar en herencia jajajaja. ¡Besos!

      Eliminar
  10. Hola! No conocía este bronzer-iluminador de wet&wild y me ha gustado mucho. Candlelight es simplemente precioso! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además es muy económico, es sutil pero muy bonito. Candlelight es muy especial.
      ¡Besos!

      Eliminar
  11. ¡Señora! se me antojan, jajaja, creo que nunca tendría suficientes iluminadores. A mi también me gusta que se noten, no me importa. Los famosísimos lightscapade de Mac los he ojeando muchas veces pero no me he animado a probarlos y no se como se me notarían, así que sigo sin caer con ellos.

    Coincidimos con los de KA aunque te digo que varias chicas han comentado que los deben hacer reformulado :( El de The balm lo utilizo poco para lo bonito que es, pero es que últimamente no salgo del stick master stroking de Maybelline por lo cómodo que me resulta.

    Y sin me ha parecido precioso. Añadir... no se, también tengo muchos, jajaja, a ver que año me pongo y hago una recopilación de los míos que llevo dos veranos pensando en ello y entre unas cosas y otras lo dejo estar.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff espero que no hayan reformulado los de KA porque ya son ganas de cargarse un producto maravilloso.
      Los Lightscapade creo que son demasiado blanquecinos para tu tono de piel, la verdad.
      Sin es un iluminador precioso y sí, yo también tendría cientos de iluminadores.
      ¡Besos!

      Eliminar
  12. Coincidimos en el Lightscapade, es mi favorito porque me gustan muy naturales.
    Al que le tengo muchas ganas es al Sin de Urban Decay, me parece precioso, pero como no soy fetiche de los iluminadores lo voy dejando pasar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lightscapade es sin duda perfecto para diario. Sin es precioso y te lo recomiendo aunque no seas muy fan de los iluminadores (;

      ¡Besos!

      Eliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna