lunes, 31 de julio de 2017

Oil and Go de Natural Honey


No sé si soy la única mamá a la que le pasa, pero desde que nació mi primer hijo el tema de la hidratación corporal me trae un poco de cabeza, lo que no hizo más que acentuarse al nacer el segundo. No es que me haya vuelto “vaga” para ello, sino que el tema ducha por regla general se complica un poco, te puedes olvidar por una larga temporada de esas duchas relajantes y completas. Muchas veces tienes que salir corriendo del baño porque uno de los nenes (o los dos) te reclama a pleno pulmón. Y claro, embadurnarse en una crema o manteca corporal se convierte en un lujazo en todos los sentidos.



Confieso que nunca he sido muy amiga de los aceites corporales, pero la gama Oil & Go de Natural Honey me está salvando la vida, en lo que a hidratación corporal se refiere, desde hace varios meses.


Supongo que todas habéis oído hablar del famoso BB Oil, hubo una campaña hace ya un año o poco menos en Youzz en la que hubo un aluvión de imágenes de esta nuevo producto de hidratación corporal por todas las redes sociales.




Yo fui una de las afortunadas que pudo participar en esta campaña, y a la que se me terminó el primer bote fui corriendo a comprar el segundo, aunque de paso varié de aroma para probar las tres variedades que existen de este aceite: rosa mosqueta, aceite de argán y coco.

Este año curiosamente he vuelto a ser seleccionada para la misma campaña (yo encantada ya que fue una experiencia muy satisfactoria en muchos sentidos), así que aprovecho este post para hablaros del método de hidratación corporal que utilizo de manera habitual.

Os digo de antemano que no es mi forma de hidratación preferida, pero sí, elijo utilizar este producto a saltarme el paso de la hidratación corporal porque mi piel se resiente muchísimo ya que, además, es seca en general y muy seca en codos y rodillas. Me gusta muchísimo más embadurnarme de crema o de una manteca, pero, como os comentaba al inicio del post, en mi caso ahora mismo eso es un lujo que no me puedo permitir. Por lo que llevo meses en la que este producto es casi en exclusiva mi única forma de hidratación corporal. En mi casa también ha calado hondo, a mi marido le chifla y a mi madre ya tampoco le falta en el cuarto de baño. ¿Qué tiene que hace que ya no prescindamos de él?

-   Lo primero: la comodidad de uso. Es lo más fácil del mundo y no se tarda ni un minuto. Te lo aplicas por todo el cuerpo con la piel aún mojada de la ducha, te secas con la toalla como de normal y listo. Piel hidratada.

-      Cero sensación aceitosa y cero sensación de piel pesada. Que es lo que a mí me suele poner mala de este tipo de productos, que dejen sensación grasa. Pero no. La piel queda como de terciopelo, muy suave.

-      El aroma, los tres tienen un olor muy rico y agradable que no embota los sentidos.

-      La sensación de hidratación dura las veinticuatro horas, verídico.

-      Económico (como máximo unos 4 € el frasco) y fácil de encontrar en la mayoría de supermercados.



No tiene la mejor fórmula del planeta, su ingrediente principal es la parafina y el segundo el perfume. Os pongo la foto de los ingredientes del Oil & Go de Argán, que es en el que mejor se distinguen. En el caso de esta variedad, incluye aceite de argán en la composición:





Algunas compañeras me han comentado que con su uso continuado han tenido brotes de acné corporal, consecuencia del contenido en parafina de este producto, ya que puede obstruir los poros. En mi caso no me ha sucedido nada parecido y, como os digo, llevo un año o poco más utilizando el producto casi a diario. Y eso que la parafina me ha dado problemas en otros productos, de cuidado facial eso sí, pero con Oil and Go, de momento no he experimentado ninguna reacción adversa.

El envase es cómodo, pero la verdad es que se ensucia un poco uso tras uso, más en mi caso que casi siempre voy con prisas.

Por ahora me seguirá acompañando cada día tras mi ducha, bien es cierto que alguna vez esporádica me permito el lujo de aplicar crema corporal, pero la verdad es que son las menos.

¿Mi favorito de los tres? El de coco sin lugar a dudas… tiene un aroma que me dan ganas de beberme el frasco.





Y vosotr@s, ¿qué productos usáis para hidratar la piel tras la ducha o el baño?

Besos miles y hasta la próxima entrada,

Auxi

6 comentarios:

  1. Yo uso aceites en verano, pero preferentemente naturales. Ahora, que también te digo, que las parafinas no suelen irme mal salvo en los sticks labiales: me mandaron la línea facial Tolerance Extreme de Avéne con una de las crisis alérgicas y su principal componente es también una parafina...y me fue estupenda. O sea, que no demonizo.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  2. Me han dado ganas de probar el de coco, es verdad que los ingredientes no son los mejores pero es muy comodo de usar y deja la piel bien, mientras no te de reaccion, no veo el problema (tampoco es para usarlo en la cara, la piel del cuerpo no es tan sensible)
    Gracias por la review!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Yo soy anti petroleo para mi piel así que se que no es para mi, además desde mi punto de vista un buen aceite vegetal tiene las mismas ventajas que comentas.
    Ciao guapa! Un beso

    ResponderEliminar
  4. Yo suelo usar el de argán, aunque tengo el de BB para probar.
    Los aceites los uso mucho en verano o cuando tengo mucha carga de clases, porque auqnue si tengo que pasar por la ducha varias veces al día, sólo me enjabono la última, con la cal que hay aquí, o me doy un aceite, o me depellejo en 4 días, y estar a crema va, crema viene, me da hasta calor, sólo la uso una vez al día, como mucho.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Acabo de descubrir tu blog
    La verdad es que tengo muchas ganas de probarlo
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, pues cuidado con dejarlo al alcance de los bichillos si es tan apetecible. A mi me llama el de argán, estamos en las mismas, lo de las duchas de relax con cremas y mimos varios posteriores es casi una odisea así que creo que me vendría de lujo.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. Muchas gracias :)