jueves, 18 de mayo de 2017

C'est fini XXVI


Mi bolsa de productos terminados va menguando. Es buena señal porque cuando me senté y decidí que tenía que darle caña a las entradas de acabados no podía ni cogerla por las asas… Ahora sigo sin verle el fondo, pero ya va por la mitad y eso, señoras y señores, es todo un logro. Confieso que tengo otra nuevecita donde he empezado a meter lo que he estado terminando desde que empezó el año, más que nada porque si seguía metiendo en ésta iba a reventar por algún sitio…




Los elegidos para esta entrada son casi todos productos que me han gustado bastante o directamente me han encantado, por lo que vais a leer en general impresiones positivas. Sólo hay un producto del que no os voy a hablar y que se me ha “colado” por error, ya que, no sé por qué, no tiré el envase cuando hice las fotos correspondientes y ya os he hablado de él en otra entrada de terminados…




El Aceite Prodigioso de NUXE es para mí un producto de culto que me gusta tener siempre a mano en mi tocador.

Le dediqué una entrada en exclusiva relatando sus bondades y lo cierto es que me sigue enamorando como el primer día.




Su fórmula me parece muy buena, ya que contiene un 98,1% de ingredientes naturales y entre ellos no se encuentran ni las siliconas, ni los conservantes. Lleva perfume a mitad de lista de ingredientes, pero a mí nunca me ha ocasionado mayores problemas, aunque es cierto que no es un producto que suela utilizar para el rostro.

Mi uso favoritísimo es como aceite prelavado para el cabello y para cuando quiero dar un chute de hidratación extra y mimos especiales a mi piel (del cuerpo). El aroma es muy rico y perdura, tiene cierto punto relajante que me chifla. Tengo pendiente hacerme con el perfume que lleva este aroma.

¿Repetiría? Hasta el infinito.



Epidermal Re – texturizing Micro – Dermoabrasion es el larguísimo nombre que tiene, hasta hoy, mi exfoliante físico facial favorito.

Su componente exfoliante es Cáscaras micronizadas (tierra de diatomeas), que es sílice cristalino natural derivado de algas microscópicas unicelulares. También contiene manteca de karité.




Quiero dedicarle una review en exclusiva porque este es el segundo bote que termino y creo que se ha ganado un puesto de honor por aquí.

Realiza una exfoliación muy eficaz de la piel, la deja suavísima al tacto. Es cierto que, al tener la piel sensible, no puedo “entusiasmarme” demasiado frotando el producto pues me irrita. Pero masajeando con mucha suavidad durante unos segundos en cada zona del rostro obtengo los resultados que necesito.

¿Repetiría? Me casaría con él para los restos de mi vida.



La Crema Ultrafacial de Kiehl’s ya ha salido varias veces por aquí y os he dado mucho la vara con ella, es mi hidratante básica de cabecera. El tarro está un poco “guarrete”, perdonadme.

En esta entrada tenéis más información de esta hidratante de la cual ya no sé la de frascos que llevo consumidos desde que la descubrí allá por el 2012.




Es una hidratante que hidrata en profundidad y mantiene la piel cómoda y elástica durante todo el día. Es la hidratante que suelo utilizar por lo general desde octubre/noviembre hasta mayo. En verano se me hace un poco pesada utilizarla en la rutina de mañanas, por lo que si la uso es de noche, ya que con el aumento de las temperaturas me cuesta que se absorba.

¿Repetiría? Sin duda, me encanta.



Perfect Refining Foundation de Shiseido es una base que al principio de utilizarla la odié con todas mis fuerzas y la terminé guardando en un cajón. ¿Por qué la odié? Simplemente porque mi piel estaba deshidratada y la base me la resecaba más aún. Pasado un tiempo le di una segunda oportunidad, mi piel ya estaba más recuperada y acabé enamorándome de ella.




Deja una piel preciosa: tono unificado, acabado natural y semi – mate pero luminoso. Además dura muchas horas en perfecto estado incluso sin sellar con polvos.

Lo único que no me gusta es el dosificador porque se ensucia una barbaridad, ensuciando también el tapón por dentro. Además tampoco vemos la cantidad que llevamos gastada. Pero por lo demás me parece una base fabulosa que equilibra fenomenal la piel.

En esta entrada os dejo una review completa de ella.

¿Repetiría? Sin dudarlo, de hecho estoy pensando en hacerme con ella este verano.



La máscara Lashblast Volume de Covergirl es mítica por la blogosfera. Me daba pena usarla por no gastarla, pero al final terminé dándole su buen “tute” para evitar que se me secase.

Se trata de una máscara de pestañas “de droguería” que se vende principalmente en EEUU pero también podemos conseguir online y por ebay.




Deja unas pestañas preciosas, largas y con mucho volumen, cosa que me encanta. No apelmaza ni deja residuo negro en la zona de la ojera y tampoco resulta excesivamente difícil de desmaquillar. Es toda una joyita low – cost y ojalá fuese más fácil de conseguir.

¿Repetiría? Si fuese más accesible, sin duda.



Del Bálsamo Lavante Vitamin Recharge de Eva Cosmetics también he perdido la cuenta de los frascos que llevo gastados… Es uno de mis champús preferidos, lo he sacado ya en alguna entrada de terminados y aquí tiene su review correspondiente.

Es un champú no apto para lavarse el pelo con prisas, ya que para aprovechar mejor sus propiedades lo idóneo es dejarlo actuar unos minutos antes de aclarar con abundante agua tibia. Deja el pelo ya de por sí bastante hidratado, aunque yo siempre uso acondicionador y/o mascarilla después pues mi pelo siempre lo pide a gritos.




Tiene una composición fantástica, con vitaminas, pantenol, biotina y aceite de oliva, no contiene siliconas, sulfatos ni parabenos. Es una maravilla de champú.

¿Repetiría? Sin duda, una y otra vez.



El Aceite de Masaje para estrías de Weleda tengo que destacarlo en terminados porque lo usé en mis tres embarazos (no, no os habéis perdido nada, tengo dos hijos pero tuve un embarazo que no llegó a buen puerto entre ambos nenes).



Lo combiné con Velastisa y con Bio – Oil, pero acabé enamorada de él porque huele fenomenal (y eso es un puntazo enorme porque mi pituitaria en los embarazos se volvía loca y era incapaz de tolerar casi ningún aroma), se absorbe relativamente bien y a mí no me salió nunca ninguna estría.

¿Repetiría? Si tuviese un hipotético futuro embarazo (que ya no entra en mis planes para seros sincera), sí.



Por último os enseño la protección Photoderm Max Aquafluide de Bioderma con color y factor de protección 50.

La gasté hace ya bastante tiempo y me encantó porque en esos días que iba con prisas a trabajar me venía fenomenal para maquillarme con algo ligero y unificar un poco el tono a la par que me protegía de los rayos solares.




Me gustó muchísimo porque no dejaba ningún tipo de sensación ni residuo en la piel, que si hay algo que odio de las protecciones solares faciales es esa sensación pegajosa y pesada de no absorberse nunca que suelen dejar. Además de proteger bien resultaba muy cómoda de llevar.

Y, no sé por qué, el verano pasado gasté la versión sin color de la misma línea y… no me gustó tanto. Aquí tiene su entrada.

¿Repetiría? Sí, pero desde que descubrí la Fusion Water de ISDIN… ya no quiero otra.



Y eso es todo por esta vez chic@s. ¿En qué coincidimos?

Besos miles y gracias por estar siempre al otro lado,



Auxi

6 comentarios:

  1. El protector de Bioderma me encantó. Ahora tengo productos para gastar, pero sería una reposición magnífica de cara a estos días de calor y los que quedan. De Weleda, a mi me encantó el aceite de abedul para la celulitis.
    Reconozco esa sensación de que se acabará partiendo la bolsa, jajaja.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Que buena racha de productos terminados! Solo he probado un par de ellos pero en muestras, asi que mi opinion no es muy allá. Le tengo ganas al exfoliante de Kiehls pero creo que se me va de presupesto!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Aquí otra fan del aceite de Nuxe, aunque el de Caudalie me parece igualmente bueno, pero al final siempre recurro a cosas más puras porque veo diferencia (aunque no huelan tan ricos).

    Jajaja, ese exfoliante lo probé gracias a una muestra de Isa y ¡madre mía! aunque nunca me ha terminado de lanzar con él. Sobre la base de Shiseido, a mi también me gustó un montón pero al descubrir la double wear light cambié un poco el chip porque me aguanta mucho mejor, de ahí que no tenga pensado repetir con la refining.

    Al bálsamo lavante le tengo muchas ganas y del champú de Freshly tengo uno en la recámara (lo he visto en la foto aunque no digas nada ^^ ).

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  4. A mi también me encantaría hacerme con el perfume de nuxe. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Me temo que solo en el aceite de Nuxe pero no en opinión! Soy la nota discordante, me temo... No me gusta demasiado. No creo que sea malo pero su olor floral no va conmigo. El champú está ahí guardado en mi subconsciente! Quizá algún día me anime a probarlo! Besos

    ResponderEliminar
  6. Tengo muchas ganas de probar el exfoliante de Kiehl´s. Sobre todo me interesa ahora de cara al verano que dejo de usar los exfoliantes químicos. A ver si me acerco un día a Kiehl´s me hago con él.

    ¡Un besazo enorme!

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. Muchas gracias :)