martes, 4 de abril de 2017

Paleta Sweet Peach de Too Faced


Debo ser la última por estos lares en enseñar (y reseñar) esta paleta que tanto bombo y platillo ha tenido por todas las redes sociales, blogs y canales de Youtube. ¿Quién no ha oído hablar de y se ha dejado llevar por la histeria por la aclamada Sweet Peach de Too Faced?



Y, aunque me tachéis de blogger lenta, una es más bien precavida y ya sabéis que a mí me gusta probar los productos a conciencia antes de hablar de ellos, a no ser que se trate de un post de primeras impresiones y no es el caso. He probado casi todas las sombras de la paleta (si no me falla la memoria de blogger bimadre).

¿Os cuento qué me ha parecido a mí?



Bueno, voy a empezar el post con un “pero” que le encuentro a la paleta y es el olor. Sí, ya sé que a Too Faced le encanta sorprendernos con el aroma de sus productos (en concreto el perfume de sus polvos de sol Chocolate Soleil y de la también famosa Chocolate Bar me parece una delicia absoluta), pero para esta paleta en concreto, queridos señores de Too Faced, en mi opinión el aroma os lo podíais haber ahorrado. Huele a melocotón muy almibarado, y a quien le gusten los aromas frutales y dulces hasta el punto de empalagar por un coma diabético, pues sí, le chiflará. Que no es mi caso. A mí me huele como a las típicas chucherías estas que tienen forma de corazón en dos colores (naranja y rojo) y están recubiertas de azúcar, pero multiplicado por mil. No me gusta nada.

Expresada mi única falta a este producto ya casi todo lo que leáis a partir de esta línea va a ser positivo, porque ya os adelanto que la paleta me tiene enamorada hasta el tuétano de los huesos.

La paleta Sweet Peach, como sabréis, fue una edición limitada de la primavera del año pasado si no me equivoco. Y fue tal su boom y su éxito por todos lados que no era de extrañar que la incluyesen tarde o temprano en el lineal fijo.





Contiene 18 sombras de 0,95 gramos cada una y de todo tipo: mates, satinadas, perladas, metálicas y con brillo, como vais a ver luego. Los colores son fundamentalmente neutros a excepción de algún verde y algún morado, y ya sabéis lo muchísimo que me pierden las paletas en tonos neutros. Perfectísima, por tanto, para looks de diario, aunque también contiene sombras ideales para hacer maquillajes más elaborados y espectaculares.





El packaging me parece lo siguiente a monísimo, no es apto para las haters del rosa, pero yo personalmente lo veo muy cuco:





Es metálica y cierra por imán, bastante robusta y resistente a los golpes. Además también trae un espejo en su interior.




Las sombras en general me parecen muy sedosas y muy pigmentadas, con alguna excepción que ahora os comentaré. Los tonos… preciosísimos.






White Peach: Beige claro y cálido con subtono amarillo y acabado satinado. Muy pigmentada, perfecta para iluminar el arco de la ceja.

Nectar: Dorado cálido muy claro y de acabado frost. Buenísima pigmentación. Da una luz impresionante a la mirada.

Peaches n’ Cream: Melocotón muy claro de acabado mate. Un poco polvorienta pero también pigmentadísima.

Luscious: Marrón – cobrizo un poco apagado y cálido, de acabado metálico. Pigmentación muy buena.

Cobbler: Marrón rojizo cálido de acabado perlado. Una sombra preciosa y pigmentadísima, de mis favoritas.


Georgia: Melocotón medio de subtono rosado y también de acabado mate. No tan pigmentada como Peaches n’ Cream, pero se trabaja bien.




Just Peachy: Rosa cálido de subtono dorado y acabado shimmer. No es muy pigmentada y me resulta algo polvorienta. No la he utilizado en ningún look por miedo a acabar con la cara llena de la sombra y también porque no soy muy amiga de los rosas tan puros en los ojos.


Candied Peach: Rosa anaranjado claro y cálido, con pequeñas partículas doradas y acabado shimmer en el que se ven las partículas de brillo. Es pigmentada pero bastante polvorienta. Tampoco la he utilizado aún en ningún look.
Caramelized: Otra de mis favoritas. Bronce ligeramente oscuro, cálido y de acabado frost. Súper pigmentada, cremosa… de matrícula.

Bless Her Heart: Verde oliva apagado y cálido con acabado metálico. Pigmentación buenísima.

Bellini: Rosa – melocotón claro cálido con shimmer dorado y de acabado frost. Otra de mis favoritas, pigmentadísima y cremosa.

Puree: Marrón – caramelo oscuro y apagado, cálido, con subtono rojizo y acabado mate. Un tanto polvorienta pero de buena pigmentación.





Tempting: Marrón muy oscuro, casi negro, cálido y de acabado perlado. Es súper cremosa y pigmentada.

Peach Pit: Marrón rojizo oscuro cálido de acabado perlado. Otra sombra que también me chifla, muy pigmentada aunque no muy uniforme al aplicar el color.


Summer – Yum: Marrón rojizo cálido oscuro de acabado mate. Cremosa y pigmentadísima. Otra sombra que me encanta.



Charmed, I’m sure: Marrón oscuro apagado de subtono cálido y acabado mate. No es muy pigmentada, me parece un poco seca al tacto.

Delectable: o la sombra que me rompió el corazón. Es un morado cálido, oscuro y de subtono rojizo, con acabado satinado. Pero ay… la pigmentación le falla muchísimo y la echa a perder. Una verdadera lástima.


Talk Derby To Me: Morado oscuro de acabado satinado. Otra decepción que me dolió en lo más hondo. La pigmentación es regular, la textura seca y no queda uniforme. Para llorar.



La podéis encontrar en tiendas y corners Sephora y también on – line en la web de Sephora. Su precio es de 44,90 €.

Y ahora, confesad… ¿cuántas de vosotras habéis caído con esta paleta? (:

Besos miles y hasta la próxima entrada,

Auxi

4 comentarios:

  1. Es preciosa pero me he contenido con ella. Lo que comentas del olor es talmente, a esa golosina me huele a mi también.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes que no compro cosas normalmente, así que me estoy quedando con ganas de ella, igual que me pasó con la chocolate, que me pasa con la paleta de coloretes de Benefit y otras tantas cosas más. Pero sigo emperrada en intentar dar salida a lo que tengo y como no hay almas caritativas a mi alrededor que me lean la mente y regalen pues me conformo con vértela a ti.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta, pero la verdad es que aún no he caído con ella ni con la chocolate 😅

    ResponderEliminar
  4. Hace poco estuve a puntito de comprarla, pero en el último momento decidí no hacerlo. Sin embargo me parece tan preciosa que quizás algún haga definitivamente con ella.
    Además las sombras de Too Faced me encantan y me parecen estupendas.
    Un beso!

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. Muchas gracias :)