jueves, 5 de enero de 2017

Los Universales de 2016: maquillaje


¡Buenos días!



No quería dejar pasar muchos días de enero para enseñaros mis favoritos del 2016 de maquillaje y cosmética. Creo que es la vez que más me ha costado decidirme, especialmente en lo que a cosmética y cuidados se refiere… ha habido muchos productos que han pasado por mis manos que me han dejado bastante fría y otros que me han gustado bastante pero no como para elevarlos a la categoría de favoritísimos. Y algunos, llegados a última hora, que me han conquistado el corazón a las primeras de cambio.




Voy a empezar esta vez con mis favoritos de maquillaje que son los que menos quebraderos de cabeza me han dado a la hora de elegirlos.

Si queréis nos tomamos algo calentito (que con este frío es lo que toca) y… empezamos!!!!!


El primer lugar para mis favoritos de 2016 se lo lleva sin duda NAKED 3 de Urban Decay. Lleva conmigo prácticamente tres años, ya que no pasaron muchas semanas desde su lanzamiento hasta que me hice con ella. Pero ha sido este año cuando más partido le he sacado y más he recurrido a ella con diferencia.




Es una paleta un poco especial por el subtono rosado que tienen casi todas sus sombras. De hecho fue duramente  criticada en su lanzamiento por este motivo y confieso que fue uno de los puntos que hizo que me costase un poco más lanzarme a por ella por temor a que aportase cansancio en la mirada. Pero nada más lejos de la realidad.

Tiene una selección de tonos preciosa,  doce sombras muy ponibles para diario, para recrear diversos tipos de looks y también perfecta, perfectísima, para maquillaje de novias. El subtono rosado realza cualquier pizca de verde que tengamos en los ojos.




Por otro lado, la calidad de las sombras va en consonancia con todas las sombras de Urban Decay: pigmentadísimas, sedosas, duraderas… Si no me equivoco, a día de hoy, no me he topado con ninguna sombra de Urban que me decepcione, y esta paleta no iba a ser menos. Es maravillosa.

Otro favorito ha sido la paleta Contour Palette de la colección Paris Paris de MIRLANS. Ya os hablé de ella en esta entrada y mi opinión sobre la misma no ha hecho más que mejorar desde entonces.




Quizás lo único que no me gusta de ella sea el corrector MONTMARTRE, simplemente porque no me neutraliza bien el tono oscuro de mi ojera. La he probado en otras personas y funciona relativamente bien, siempre y cuando no lleven de serie unas ojerazas como las mías. En mi caso necesito un precorrector mucho más potente.

Salvando ese detalle, ambos polvos de contorno SENA y MARAÏS me encantan para marcar el pómulo. En mi caso, que soy muy blanquita, utilizo especialmente MARAÏS que es más claro y se me adapta mucho mejor.




No obstante, para mí la joya de la paleta es el iluminador: VENDÔME. Las amantes de los iluminadores me entenderán: tiene un brillo champagne precioso. Las partículas de brillo son algo gruesas, pero una vez aplicado y bien difuminado deja un halo de luminosidad que me encanta. Merece la pena la paleta sólo por este iluminador.

Tiene un precio de 7,60 € y podéis encontrarla aquí.

La Bb cream I love Light de Peripera retornó a mi vida curiosamente hace un par de meses o un poco más. En nuestra última mudanza hace dos años y algo perdí varias cosas, de algunas me acordaba y de otras no. Esta Bb cream estaba en mi trastero, en una caja por ahí perdida y me la subió mi marido un día que fue a trastear un rato… Mi cara… un poema. Realmente no me acordaba de ella, aunque en su momento me llevé un pequeño disgusto cuando vi que había desaparecido porque, para más inri, estaba sin estrenar.




Por snapchat comenté que me daba cosa que estuviese echada  a perder… a fin de cuentas llevaba 3 – 4 años comprada y me daba un poco de miedo la posible reacción en la piel por usar un cosmético en mal estado. Pero finalmente la abrí, venía perfectamente sellada y el producto en óptimas condiciones. Y, ay, bendita la hora.

Se trata de una bb cream que deja un acabado en la piel muy natural pero, a la vez, cubre muchísimo tanto imperfecciones, como manchas como desigualdades en nuestro tono de piel. El tono se adapta perfectamente a mi piel (soy NC15 de MAC) y con poquita cantidad es suficiente. Mantiene la piel hidratada y también controla muy bien los brillos. Me chifla

El corrector Radiance Reveal de Bourjois ha sido todo un descubrimiento este año. Pese a tener las ojeras muy oscuras y necesitar precorrector, siempre busco correctores para poner encima que me igualen el tono de piel y que sean hidratantes. Odio esos correctores que literalmente la piel los absorbe y marcan unas líneas muy antiestéticas y que dejan un aspecto feísimo.




Radiance Reveal aparte de igualar muy bien el tono de mi piel, hidrata la zona y además la ilumina. Por sí sólo no consigo más que darle un aspecto grisáceo a las ojeras, pero utilizado encima de mi precorrector salmón es simplemente perfecto. Tengo uno de MAC en recámara, pero no descarto volver a él porque me ha enamorado.

Lo compré en Primor y si no recuerdo mal su precio fue de unos 9 euros.

Hot Sand ya destacó entre mis favoritos el año pasado y sigo pensando lo mismo de él: lo adoro. Me encanta para diario porque no es tan evidente como su hermano de lineal, mi también amado Copacabana. Aporta un halo de luminosidad sutil pero precioso, cálido, suave… También es perfecto para mezclarlo con la base y darle un toque de jugosidad a la piel.



Cunde muchísimo, y aunque en la foto parece que está entero (lo agité justo antes de las fotografías) me queda un poco más de la mitad. Y ya ando pensando en reponerlo, mi vena de potiadicta no tiene remedio. Su review aquí.



Este año he descubierto dos máscaras de pestañas ya entrando en el último trimestre. The Skinny Mascara de NYX entró en mi vida en octubre. Llevaba varios meses en wishlist y al final me hice con ella para maquillar las pestañas inferiores. Y qué os voy a decir, si está en favoritos es por algo, ¿no? ¡Me encanta! Se ha convertido en todo un básico en mi tocador y creo que no saldrá de él en mucho tiempo. Trae poca cantidad, pero, repito, yo sólo la utilizo para las pestañas inferiores, así que pienso que me va a cundir varios meses más. Su precio es de 7,95 € si no recuerdo mal.




El otro descubrimiento ha sido la aclamada máscara Perversion de Urban Decay. Es una minitalla y ay, esa hora en la que llegó a mis manos… ¡menudos pestañones que saca la muy condenada! Da volumen, alarga y el negro es bastante intenso. Quizás no es de las más negras que he probado, pero deja las pestañas tan bonitas y tupidas que ese detalle me da igual. De las mejores máscaras que he probado en mi vida y sí, adivináis bien, pienso hacerme con el tamaño original a la mínima ocasión.

Y hablando de tonos negros intensos, soy una blogger en búsqueda permanente de lápices negros negrísimos que además sean duraderos y que se difuminen bien. Por pedir que no quede, ¿o no?

En el evento de Flormar en Nuevo Centro swatcheé este lápiz que nos enseñó Estela y me picó muchísimo la curiosidad. Dejé el swatch en la mano y como tras dos baños infantiles, una ducha, una sesión de fregar platos y diversas lavadas de manos ahí seguía… pues decidí hacerme con él a las mínimas de cambio.




Pertenece a los Style Matic y es un negro intensísimo, de acabado mate, muy fijo pero a la vez cremoso. Como base para ahumados me gusta bastante, si bien hay que trabajarlo rápido. Pero mi uso principal es para maquillar ambas líneas de agua. Sigue sin ser el lápiz perfecto, pues no es todo lo duradero que a mí me gustaría, pero dura bastante más que otros mucho más caros y con eso ya pienso que merece la pena.

En el tema coloretes sí me ha costado un poco más de trabajo escoger un favorito porque hay varios que me tienen robado el corazón. Pero finalmente he escogido el shimmer brick Néctar de Bobbi Brown.




Es un colorete – iluminador que deja unas mejillas bonitas y saludables. Es un coral tornasolado, espectacular para utilizarlo solo o encima de otros coloretes para darles un toque totalmente distinto. No tengo otro shimmer brick pero para mí es el más bonito de todos los que hay, aunque tampoco descarto hacerme con más en un futuro.

Para finalizar… dos labiales. Como sabéis soy amante de los rojos a más no poder y este año le he dado bastante tute a Devil de Dolce and Gabbana. Se trata de un rojo cálido, de acabado satinado, muy cómodo de llevar y bastante duradero. Es uno de los rojos más bonitos que tengo en mis filas. Perfecto para ponerle “morros” a un día gris.




El otro labial llegó hace relativamente poco, Rapture de Urban Decay. Es un tono a caballo entre el ciruela y el rosa sucio, el típico labial que me chifla para diario y que realza él solito la belleza natural de los labios.




El acabado es cremoso y hay que perfilar bien el labio para evitar que se escurra. No obstante, la duración es bastante buena y el color se pierde de forma gradual.

En unos días os dejo mi selección de favoritos de cosmética y cuidados.

Besos miles,
Auxi

4 comentarios:

  1. Me han gustado mucho tus favoritos, de los que nos muestras solo he utilizado la paleta de contorno parís parís de mirlans, que también es un favorito mio. Besitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una paleta comodísima, sobre todo para viajar. Y los tonos van genial!
      Un beso bonita (:

      Eliminar
  2. Coincidimos en la máscara de pestañas, es fantástica. Tengo ahí la espinita con ese corrector de Bourjois pero a la vez necesito dar con un precorrector que me haga sentir cómoda... probé el naranja de Mufe en su día y aunque me gustó me costaba un poco terminarlo de integrar.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La máscara ya te digo que si no fuera por lo difícil que es de desmaquillar... me la pillaba sin dudarlo. Yo también ando a la caza del precorrector ideal, jeje. Un beso!

      Eliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna