domingo, 29 de enero de 2017

Extra Sunday Post: Mis propósitos para el 2017


¡Buenos días!



Aunque ya prácticamente hemos "vencido" el mes de enero, me ha parecido interesante compartir con vosotras mis propósitos para este 2017. Me daba un poco de reparo, pero creo que el hacerlos públicos y que estén a la vista en este sitio web puede hacer que me los tome más en serio de lo que ya hago de normal. Los más íntimos me los guardo (de hecho tengo un proyecto personal en mente que no sabe casi nadie), pero la mayoría de los que escribí en mi agenda están aquí.



Empiezo con los propósitos más personales y luego daré paso a aquellos relacionados con mi vida como blogger. 

¡Allá vamos!




1. Tomarme la vida con más tranquilidad. Tengo una tendencia descomunal a estresarme fácilmente y éste es el eterno propósito que me hago año tras año. Hay días en que lo consigo y días que no, pero mi firme determinación es lograr poco a poco respirar hondo ante las muchas adversidades con las que me tropiezo día sí día también.



2. Tirar las cosas que no me sirven. No soy de acumular "basura" por así decirlo, de hecho me considero bastante práctica en ese sentido. Pero sí que tiendo a guardar objetos, papeles y demás con cierto valor sentimental, así como ropa a la que le tengo cariño y hace mil años que no me la pongo y no dono por pena. Mi propósito es liberarme de ese sentimentalismo y ser más práctica, aunque habrá objetos que jamás podré tirar si tienen un valor emocional demasiado alto, eso sí.



3. Leer al menos 20 libros este año. Quien me conoce sabe que siempre he sido una devoralibros, pero desde que soy mamá mi ritmo de lectura ha caído drásticamente, hasta el punto de que si me leo al año 2-3 libros ya me puedo dar con un canto en los dientes. Antes de mi maternidad (que ahora es doble) podía llegar a leerme hasta 2 y 3 libros por semana. Mi meta es más modesta, una media de un libro cada 15-18 días creo que podré cumplirlo.

Algunos de los que tengo en recámara esperando


4. Comer más sano. No es que sea una fanática de la comida basura ni mucho menos, pero reconozco que tomo muchísima azúcar, especialmente en alimentos que la llevan. Antes era de desayunar siempre tostadas o cereales sin azúcar, pero volvemos a lo mismo: la maternidad te hace ir a lo práctico y me es más fácil preparar un café y echar mano del paquete de galletas digestive con chocolate negro, del paquete de donuts de chocolate de Hacendado que mi marido suele comprar con frecuencia, o zamparme un buen trozo de bizcocho (que, eso sí, siempre es casero). Además no hay quien me quite mi ración de chocolate después de comer, o merendar un té con galletas o magdalenas. Mis comidas suelen ser sanas, casi nada de fritos, mucha verdura, pasta con moderación... Pero como os digo en el azúcar pincho. No me lo propongo por peso ya que yo a la que me descuido con el estrés pierdo kilos a velocidad de rayo, sino por salud.



5. Hacerme con un buen fondo de armario. No es que no tenga básicos, pero me toca reponer los que ya tengo y hacerme con prendas necesarias y atemporales, como una blazer negra, unos mocasines, camisetas blancas y negras de buena calidad, por citar algunas cosas. Y una camisa blanca, que siendo la tonta de las camisas... ¡no tengo ninguna blanca!



6. Ser más selectiva en mis compras, especialmente en las de maquillaje. Es un propósito que me hago año tras año y en el que mejoro a grandes pasos. Considero que ya apenas compro por capricho y, cuando quiero darme alguno lo hago con bastante cabeza y evitando caer en la tentación de hacerme con cosas "repetidas". Por poneros un ejemplo, me refreno mucho a la hora de comprar coloretes (sabéis que me apasionan), ya sólo me lanzo si encuentro uno muy muy especial y diferente a los que ya tengo. Eso sí, tengo una lista de labiales de diversas marcas (Urban Decay, MAC, NARS y Chanel entre otras) con los que me va a ser difícil no caer. Pero prometo moderarme y elegir tonos que no estén en mi tocador.



7. Retomar el hábito de aplicarme mascarillas faciales. Volvemos, otra vez, disculpadme, al tema de haberme convertido en mamá. Siempre digo que por ser madre no he dejado de ser yo misma, pero debo admitir que si bien no he llegado a descuidarme en ningún momento, hay ciertos aspectos en los que me he vuelto más "pasota" y han pasado a un segundo plano, como el tema de leer, ver series y películas y las mascarillas faciales, entre otros. Mi propósito es aplicarme mínimo una mascarilla por semana (dos sería ya ideal). De momento estoy cumpliendo, las que me seguís por Snapchat sabéis que estoy dando la talla (:



8. Renovar la imagen del blog. Llevo tiempo dándole vueltas y quiero transformar este espacio en algo más "bonito", más "yo". No lo he hecho antes por falta de tiempo, pero es algo que no quiero demorarme mucho en hacer.



9. Cuidar más mis redes sociales. Soy consciente de que no puedo estar en todos sitios, y menos con la vida que llevo. Pero me he propuesto dejarme caer diariamente por cada una de ellas. Hace unos años era muy esclava de las cifras y me obsesionaba un poco el tema de los seguidores, tanto del blog como de mis redes. Ahora, sinceramente, me la repanfinfla. Quien quiera seguirme y leerme, tiene las puertas abiertas. Podéis encontrarme como @mauvedelle en todas las redes. Mis favoritas son Instagram y Snapchat pero también me encanta Twitter. Mi página de facebook la tengo un poco más abandonada, pero aún así me he propuesto publicar contenido de manera regular.



10. Llevar una regularidad en las publicaciones. Es algo que más o menos estoy cumpliendo, pero me he propuesto llevarlo más a rajatabla. Sabéis que me he ausentado en varias ocasiones, todas con motivos de peso, pero espero no tener ningún motivo más que me obligue a parar de nuevo. Esta vez quiero despegar de un tirón.



Espero que, al menos, os hayáis entretenido un poco.



¡ Mil gracias por vuestras lecturas ! Porque la verdad es que comentarios hay pocos o ninguno.



Besos miles,



Auxi

8 comentarios:

  1. Hay cosas que es inevitable dejar de lado cuando somos madres,me pasa con la lectura y con los momentos "mascarilla"nunca tengo tiempo!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me apunto varios propósitos, sobretodo el de tirar lo que no sirve XD
    Un miauuuuuubuesito guapísima!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es importante hacer limpieza de vez en cuando para que cosas nuevas y mejores lleguen a nuestra vida. Un beso bella!

      Eliminar
  3. Pues te tengo que decir que, curiosamente, podríamos casi clonar muchos de los propósitos... aunque yo en el de las mascarillas estoy fallando estrepitosamente :O ¡y ni tengo la excusa de ser madre!
    Ciao guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja pues muy muy mal! Tú que puedes aprovecha! (;
      Un beso! Y mil gracias por pasarte!

      Eliminar
  4. Lo de tomarse la vida con tranquilidad es algo que llevo ensayando años y aun me cuesta mucho... tengo que practicar más porque a menudo me agobio y es mal para mi.

    Lo de tirar lo que no sirve, la verdad que cuando me fui de casa hice un barrido importante, pero cuando me quedé embarazaba fue exagerado, hice una limpieza de ropa que tenía guardada por si acaso y que llevaba siglos sin ponerme. Aquí meto lo de hacer el fondo de armario que comentas, me doy cuenta de que ahora quiero más prendas básicas a las que poder sacar partido e ir invirtiendo, aunque poco a poco. Y ahora, de vez en cuando también hago barrido con el maquillaje porque si pecamos de guarda y guardar las cosas se estropean y siempre hay quien le puede sacar partido (y si no a la basura).

    Leer es algo que dejo de lado, me gusta mucho pero realmente no puedo, o prefiero leer en la pantalla blogs el poco rato que me puedo escapar. Me da rabia porque tengo muchísimos libros en mente pero... quizá en unos años, suena mal pero es así, no voy a ser hipócrita.

    Comer sano... diría que cocinar como a mi me gusta, con más calma, de momento tampoco me es posible y tengo mono de retomarlo. ¡Oh! lo de las mascarillas es mi momento de relax, aunque nada más sea una noche a la semana o de madrugada, jaja

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí es lo que más me cuesta, tomarme las cosas con calma, y lo considero el propósito más importante. De momento con las mascarillas voy cumpliendo aunque sea una a la semana. Un besazo guapísima <3

      Eliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna