jueves, 10 de noviembre de 2016

Máscara de pestañas Grandiôse de Lancôme





¡Buenos días!


Hoy os traigo una review "post - mortem", ya que hace algún tiempo que este producto se me terminó, con dolor de mi corazón. Se trata de una máscara de pestañas que he sacado muchísimas veces en mis fotos de #FOTD en Instagram, por lo que iba siendo hora de que os la enseñase por aquí (aunque ya la haya terminado) y os contase sus virtudes y bondades. Se trata de la máscara Grandiôse de Lancôme. Llegó a mí gracias a la presentación de la misma en la Noche Visionaria de Lancôme, junto con el maravilloso sérum Vissionaire (del cuál podéis leer una entrada aquí).






Os presento a la elegante y preciosa: Grandiôse.




Seguramente muchas ya la conozcáis, pues se ha hecho famosa por la curiosísima forma de su cepillo: curvado 25º.








Se le llama “cuello de cisne”, ya que imita la forma de éstos. Está pensada así para evitar mancharnos el rostro a la hora de aplicarla y para que nos sea igual de fácil maquillarnos tanto el ojo derecho como el izquierdo, ya seamos zurdas o diestras. Porque, no sé vosotras, pero yo, con las máscaras de pestañas, siempre me maquillo estupendamente el ojo derecho pero luego, al pasar al izquierdo, no lo dejo tan perfecto y pulido como el derecho. Lo del tema de mancharme hace años que lo superé, pero no quita que alguna mañana más que otra que me levanto totalmente zombie (cosas de mamis) me haya hecho un pequeño desastre en el puente de la nariz o en la zona alta del pómulo. Gracias a Grandiôse, esto no pasa.




Si en algo me gana una máscara de pestaña es en el tema del volumen. Es lo que más me interesa de una máscara, su fórmula y la forma de su goupillon, que me las deje bien espesas. Ya que me las alargue me da un poco igual, no las tengo extra – largas, pero tampoco me quejo. Pero en el tema del volumen, noto muchísimo cuando una máscara las engrosa bien o, simplemente, da un toque de color a las mismas.


Grandiôse tiene una fórmula y un goupillon pensados para dar volumen (mucho volumen) a las pestañas. Se ven más bonitas y engrosadas desde la raíz. La fórmula es perfecta: ni demasiado líquida ni demasiado densa, por lo que es facilísimo trabajarla.

Por otro lado, la forma del goupillon, al ser de diámetro fino, permite que accedamos a todas y cada una de las pestañas de nuestros ojos. También es perfecta para maquillarnos las pestañas inferiores, ¡y sin tocar la zona de la ojera por accidente!

Como último aspecto a resaltar: el color. Es negro intensísimo, un negro azabache precioso.

En definitiva: me encantó, la echo muchísimo de menos en mi tocador.

Su precio es bastante elevado y prohibitivo, por lo que yo sólo la compraría si encontrase una buena promoción en alguna perfumería. Cuesta la friolera de unos 35 €. Sin embargo, os digo de corazón que, de las que he probado de alta gama, es de mis favoritas.

¿Habéis probado Grandiôse? ¿Os suele costar más trabajo maquillar un ojo que otro? ¿Qué buscáis de una máscara: volumen o alargamiento?

Besos miles y nos leemos en la próxima entrada,

Auxi





4 comentarios:

  1. Todo el mundo habla maravillas de ella! Lástima del precio porque realmente tentar tienta muchisimo!!!
    Un miauuuuuubesito bien grande!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad ez que es de las mejores máscaras que he tenido. La echo de menos.
      Un besazo!

      Eliminar
  2. Pensamos igual, me gusta muchísimo pero pagar ese precio por una máscara... en promo quizá, sería cuestión de ojear, aunque hay otras que me gustan más aun.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la perfumería de gama alta se pasa tela con los precios. Pero eso sí, deja unos pestañones de morirse <3
      Besos bonita!

      Eliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna