jueves, 6 de octubre de 2016

Sugar Daddy - O, acondicionador sólido de Lush


¡Buenos días!


Hacía mucho que no os reseñaba un producto de Lush, principalmente porque llevaba mucho tiempo sin probar nada nuevo de esta marca que ya sabéis que me gusta tantísimo, sino que me he limitado a reponer lo que me funciona y me gusta. Además, en temas “cabelludos”, dejé de usar sus champús pues, aunque no contienen siliconas y son muy naturales, sí que llevan sulfatos en su composición y mi cabello lleva muchos meses en una fase un tanto “especial” en la que no le sientan bien este tipo de ingredientes.




Hoy os traigo un producto de su línea de cuidado capilar. ¿Vemos cuál es?

Hasta ahora, mi acondicionador favoritísimo de la firma es “Retread”, antes SPA, del que he perdido la cuenta de los botes que he gastado en mi vida. Aunque lo alterno con otros, siempre lo vuelvo a comprar en plan capricho lujoso, porque me chifla. No obstante, llevaba un tiempo antojada por probar algo nuevo y me hacían ojitos los acondicionadores sólidos. Estudié los acondicionadores disponibles en la web de Lush, me leí todas las opiniones habidas y por haber y, finalmente, me decidí por Sugar Daddy – O. ¿Por qué?


 


Pues bien, por lo que investigué y deduje tras leer dichas opiniones y repasando una y otra vez la lista de ingredientes, Sugar Daddy – O es el acondicionador sólido más hidratante de todos los disponibles en Lush. Mi cabello es muy largo, con volumen, grueso, normal en la raíz pero seco – sequísimo de medios a puntas, y con tendencia al encrespamiento. Siempre está ávido de hidratación y busco productos que lo apacigüen y, en la medida de lo posible, me ayuden a controlar el encrespamiento. Así que no me lo pensé mucho en este sentido.

En mi elección no tuvo nada que ver el color morado tan preciosísimo que tiene, pero sí, os confieso que me lo traje a casa más contenta que unas pascuas por tener esa tonalidad, mi color favorito <3

En la web de Lush nos dicen sobre este acondicionador:

Con una riqueza incomparable y una afición por las rubias, tienes que conocer a Sugar Daddy-O. Los tonos más claros permanecerán con estilo y no con un color chillón, después de utilizar este púrpura acondicionador sólido.

Está lleno de deliciosa infusión de linaza, junto a una mezcla nutritiva de aceite de coco virgen extra y aceite de argán. Un ramo de flores de absoluto de hoja de violeta, rosa y bergamota que se mezclan para obtener una fragancia embriagadora que te va a durar en el pelo todo el día.


Sus ingredientes (que también podemos consultar en la ficha del producto en la web de Lush) son:



Como veis en la lista, contiene mantecas de cacao y de karité, ambas de comercio justo, que suavizan y nutren el cabello desde la raíz hasta las puntas, hidratando y acondicionando el pelo maravillosamente bien. Por otro lado, el absoluto de hoja de violeta, el absoluto de rosa y los aceites de argan, bergamota y jojoba, ayudan a nutrir y fortalecer el cabello.

El aroma es… no sé si decir riquísimo, adictivo, una gozada, fantástico… porque es todas esas cosas a la vez. Destaco sobre todo el olor a violetas, pero es un aroma dulce en sí, no totalmente floral. Además, perdura bastante tiempo en el pelo, en mi caso unos tres días.



Debo confesar que desconfiaba de este producto en un principio. Me gusta tanto Retread y me funciona tan bien (y, aparte de esto, lo que había leído de los acondicionadores sólidos me dejaba un poco fría pues en muchos sitios los califican de poco hidratantes), que me costó finalmente lanzarme a probar Sugar Daddy – O. Pero ha resultado ser una de esas sorpresas que te da la vida bloggeril. Pensaba que no me iba a hidratar lo suficiente, pero me equivoqué: desde el primer lavado he podido comprobar lo hidratado, acondicionado (y brillante!!!) que me deja el pelo Sugar Daddy – O.

¿Cómo utilizar este producto? Lavado tras lavado, aprendí a sacarle el máximo rendimiento a esta pastilla violeta. Hay que humedecerla muy bien y trabajarla un poco con las manos hasta que notamos que va emulsionando entre nuestros dedos. Este producto que tenemos en las manos ya lo podemos aplicar por todo el cabello o de medios a puntas, según lo necesitemos (yo lo hago por todo el pelo, evitando sólo la raíz). Luego la barrita, ya humedecida, la pasamos por las mismas zonas. No hace falta aplicar mucha cantidad, con una pasada es suficiente, aunque no lo parezca. De hecho, en el primer lavado que me hice con este acondicionador, pensé que me había quedado corta, pues no notaba nada de hidratación, es decir, no percibía que tuviese acondicionador en el pelo (mis temores parecían confirmarse). Incluso al aclarar el cabello no noté  gran cosa. Fue sólo al desenredarlo y posteriormente al secarlo que vi lo hidratado y acondicionado (¡¡¡¡ y brillante!!!!) que lo tenía.

Deciros también que yo lo dejo actuar entre 3 y 5 minutos, en plan mascarilla.

En resumidas cuentas, aunque Retread es mi acondicionador favorito de Lush, puede decirse que le ha salido un digno competidor.

Os lo recomiendo al 100% si necesitáis un acondicionador potente, que aporte hidratación y brillo y controle el encrespamiento. No sé cómo funcionará en cabellos finos, pero en el mío, que es grueso, va de fábula.

Añadir también que está recomendado para cabellos rubios, ya que mantiene el color. No es mi caso, pues mi pelo es castaño claro con algún matiz rojizo, pero me funciona bien igualmente.

Para guardarlo yo utilizo la lata oval que se puede adquirir también en tiendas Lush. Es específica para barritas de masaje, pero me viene genial para guardar la pastilla de acondicionador, ya que no entra en las latas redondas de champú:



Su precio es de 7,95 € la pastilla unitaria de 50 gramos y cunde una barbaridad. Lo he utilizado durante unos cinco meses, alternándolo alguna vez con mi acondicionador de coco de Desert Essence, y me queda un pequeño trocito minúsculo de pastilla que pide a gritos ser repuesta. Hace unos días por Snapchat comentaba que me notaba el pelo últimamente FATAL, muy encrespado, muy rebelde, con muchísimos enredos. Le ando echando la culpa al champú y en el momento de redactar la entrada me he dado golpes contra la mesa he recordado que llevo varios lavados sin utilizar Sugar Daddy - O y puede que mi pelo lo esté notando. Sólo tengo una manera de comprobarlo: reponerlo y ver qué pasa, ¿no?

Podéis encontrarlo en las tiendas físicas de Lush y también adquirirlo a través de su página web.

¿Cuál es vuestro acondicionador favorito de Lush? ¿Os llama la atención este formato?





¡Besos miles y hasta la próxima entrada!

Auxi

3 comentarios:

  1. Madre mía, eso de que perdura 3 días en el pelo me ha llegado hondo ♥
    Nunca he probado ese formato en acondicionador, en champú sí y en concreto el fairy no me motivaba a repetir. Eso sí, adoro el big una vez por semana o cada 15 días. Muchas gracias por el post guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los champús de Lush no me van bien. El único que me gusta es Curly Wurly, los demás ahora mismo me dejan el pelo como estropajo. El big tengo que probarlo! Gracias a ti por pasarte y comentar. Besos (:

      Eliminar
  2. De los sólidos utilicé jungla en su día y también me gustó, aunque me frena el no tener tienda a mano.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna