martes, 13 de octubre de 2015

Los Universales del verano 2015: maquillaje

¡Buenos días!

En la entrada de hoy voy a continuar con mi selección de los productos que más me han gustado y/o he utilizado durante el pasado verano. Hoy me centro en maquillaje, aunque como veréis se ha colado un intruso que considero más bien cosmético, más que nada porque lo “traspapelé” haciendo las fotos y olvidé incluirlo en la foto correspondiente.



¿Un café con leche y empezamos? :D



Comenzando con productos para el rostro, debo destacar sin lugar a dudas la base Nude Sensation de Bourjois, pues ha sido todo un descubrimiento. Quizá sea una de las bases que más me ha sorprendido de las últimas que he probado, tanto por textura como por acabado. Deja la piel muy pulida, totalmente natural. Es como si no llevásemos absolutamente nada. La piel se ve preciosa, unificada y uniforme, pero, eso sí, no llega a tapar las imperfecciones, para esto tendríamos que echar mano de corrector. 



Quizá, el único inconveniente que le veo, aparte de que el packaging se “guarrea” un poco, es que hay que trabajarla muy bien en la piel para que no queden “pegotes”. Yo la aplico con los dedos extendiéndola a conciencia y una vez se asienta paso una brocha suavemente a círculos para terminar de pulir lo que pudiera quedar, normalmente uso la Face Brush de Real Techniques o la F82 de Sigma.

Tenéis una review completa de esta base de maquillaje en esta entrada. Cuesta sobre los 13 € según dónde la compréis, y la podéis encontrar en muchísimas perfumerías y en los stands de la marca de El Corte Inglés.

El siguiente favorito es el “intruso”. Lo mezclé sin querer con los productos de maquillaje y me di cuenta cuando ya tenía hechas todas las fotos de los favoritos de cosmética, así que, si me perdonáis, os lo entremeto por aquí. Se trata de mi descubrimiento en protección solar facial del 2015: Photoderm Max SPF50+ Aquafluide Teinté de Bioderma, del cual tenéis aquí una review en detalle. Lo tengo ya en las últimas y dudo mucho que llegue a fin de este mes, pues aún sigo utilizándolo tanto solo cuando no me maquillo como bajo la base de maquillaje (ya sabéis que yo uso protección solar muy alta en el rostro durante todo el año, no solamente en verano).



Me encanta porque se absorbe muy bien, no deja la piel con brillos, ni deja sensación pegajosa. Digamos que no se siente en la piel transcurridos unos minutos tras su aplicación.

Podéis encontrarlo en farmacias y parafarmacias y su precio ronda los 16 – 18 €.

Otro indiscutible favorito en productos para el rostro han sido los míticos y aclamados “Les Beiges” de Chanel. Los tenía como oro en paño, me gustan tanto que me daba pena que se me gastaran, un error en el que todas más o menos solemos caer con determinados productos, ¿no? (¡confesad!). Sin embargo, este verano me propuse darles más tute por miedo a que se estropeasen, son tan fantásticos que esto último me parecía un sacrilegio y un atentado contra la maison Chanel



¿Pero qué son Les Beiges? Pues bien, son unos polvos compactos que realzan la belleza de la piel. No son unos polvos compactos normales, puesto que no sirven simplemente para “sellar la base”. Tampoco son una base de maquillaje compacta por sí mismos. Son todas estas cosas juntas y algo más. Me resulta difícil explicarlo, pero para que me entendáis, son como un perfeccionador de la piel. Podemos utilizarlos solos, aplicados por todo el rostro, para darnos un efecto buena cara instantáneo. También podemos utilizarlos para sellar la base de maquillaje, pero no con el propósito de matificar, puesto que el acabado que dejan es más bien semi – mate tirando a satinado. Y si ya escogéis un tono superior al de vuestra piel, podrían utilizarse como un bronzer.



Mi tono es el 010 y yo los utilizo tanto solos, aplicados encima del Aquafluide teinté de Bioderma, como para sellar bases de maquillaje y bb creams (este verano, en especial la Nude Sensation de Bourjois y la bb cream de Kiehl’s). En los días de tantísimo calor que hemos tenido me han venido perfectos para utilizarlos conjuntamente con la protección solar. Imagino que os pasa a muchas de vosotras, pero con las temperaturas tan altas que hemos tenido, me daba una pereza tremenda maquillarme y notarme la cara cargada de cosas. Para este fin han sido perfectísimos.

A destacar su packaging, sencillo, elegante y sublime. De matrícula de honor.

Como iluminador, me quedo sin duda con ‘Hot Sand’ de NARS. Puedo decir que es uno de los iluminadores más bonitos que tengo. No es tan evidente como su hermano de línea ‘Copacabana’, con el cual tenemos que ir con mano más bien cuidadosa para no terminar pareciendo una bombilla de la Feria de Abril sevillana. ‘Hot Sand’ deja un halo cálido y ligeramente amelocotonado en la piel. Me encanta, y aunque quizás en pieles más oscuras que la mía no sea tan evidente, pienso que es muy versátil para la gran mayoría de pieles.



Su precio en la web oficial es de 29 € y lo podéis encontrar en esta misma web oficial y en los stands de NARS. Aquí os dejo el enlace a su review.

Para finalizar con los productos de rostro, tengo que destacar los tres coloretes que más he usado este verano. Los he alternado con otros, pero sin duda me quedo con éstos, pues son a los que más he recurrido:



‘Torrid’ de NARS es un colorete coral pero con ligeros matices rojizos y con destellos dorados. Es el colorete perfecto para verano, aunque como bien sabéis, yo los utilizo indistintamente todo el año. Sí que es  cierto que en verano este tono pide a gritos que lo saque del cajón. Alegra la cara de un plumazo (o brochazo, vaya), y gracias a los destellos dorados (que no se perciben una vez aplicado el colorete en la piel) deja las mejillas con un toque satinado muy saludable.



‘Tipsy’ de Tarte Cosmetics es una joyita que me traje de mi mítico viaje a Nueva York. También es un colorete coral, pero es bastante más rosado que ‘Torrid’. Es muy intenso, pese a que admito que la pigmentación me decepcionó bastante en su momento. Había leído muchísimas reviews, especialmente en blogs americanos, donde ponían la pigmentación de estos coloretes por las nubes, y me quedé un poco chafada cuando descubrí que no era tan pigmentadísimo como me lo habían “pintado”. No obstante, para mí no supone problema pues tengo la piel clara y con poco producto ya se me nota bastante en la piel.



Por último, un dúo de colorete y bronzer también mítico y famosísimo: Diorskin Nude Tan Paradise Duo en el tono ‘Coral glow’. Me chiflan ambas partes, tanto la del bronzer como la del colorete. Tienen una textura finísima, aterciopelada y sedosa. Duran muchísimo en la piel y el acabado es semi – mate. El bronzer me chifla porque es muy neutro, no tira para nada al naranja. Y en cuanto al colorete… ¿habéis visto qué coral más precioso?

Debo destacar dos máscaras de pestañas este verano. La primera me la habéis visto muchísimo por Instagram: la famosa Grandiôse de Lancôme. Me chifla cómo deja las pestañas: más largas, con mucho volumen, y con un rizo que se mantiene durante muchísimas horas… ¡sin utilizar el rizador! Considero que Lancôme se ha marcado una matrícula de honor con este producto, y no me extiendo más porque pretendo hacerle una review a ella solita.



La otra máscara que me ha conquistado es una pequeña muestra que tenía por ahí guardada de ‘Le Volume’ de Chanel. Me surgió un viaje algo imprevisto en agosto y me la topé buscando muestras de crema hidratante y sérum facial para llevarlos conmigo, así que también la incluí en mi neceser. Y la verdad, desde que la estrené no he podido dejar de utilizarla. Deja unas pestañas increíbles, las engrosa pero también las riza y las alarga. Me encanta. Una firme candidata a venirse a casa en formato normal.



Como ya os comenté en la anterior entrada, no me he maquillado mucho los ojos este verano debido a la reacción que he sufrido en el contorno y en los párpados. Pero en las pocas ocasiones en las que los he maquillado he recurrido muchísimo a estos productos:

‘Tailor Grey’, un Paint Pot de MAC que necesitáis sí o sí en vuestro neceser si sois amantes de los neutros y, en especial, de los tonos topo. Éste es un topo puro, prácticamente mate y súper duradero.



Lo he utilizado tanto sólo como para aplicar una sombra encima. Marcando la cuenca con una sombra de transición y delineando (o no) tenemos un look súper rápido y socorrido para el día a día.



La sombra que más he utilizado para sellarlo ha sido ‘Lhasa’ de NARS, otra sombra topo preciosa y necesaria para vivir. Ésta no es mate, sino satinada, y tira ligeramente hacia el malva. En combinación con ‘Tailor Grey’ el resultado es precioso.



Por último, la paleta estrella del verano, pese a ser en tonos neutros, sin duda ha sido la ‘Cocoa Mirage’ de Tom Ford, otra joya para las amantes de los tonos neutros. Y es que sus tonos son perfectos para el día a día:



Aún así, con ella también podemos hacer un potente ahumado en tonos marrones, ¡que no sólo de looks naturales vivimos las mujeres! Para este último fin la he utilizado menos, como os decía, este verano no lo olvidaré en la vida con lo mal que lo he pasado con mi contorno maltrecho :(



Y para finalizar mi entrada de favoritos, los dos labiales a los que más he recurrido: ‘Modesty’ de MAC y ‘Manhunt’ de NARS.



‘Modesty’ pertenece a la gama cremesheen y es un nude perfecto para el día a día. Tiene un tono labio puro y duro, que puede tornarse ligeramente más rosado según nuestra pigmentación natural. Como buena amante de los labiales nude, es un básico que recomiendo a diestro y siniestro.



‘Manhunt’ es, por así decirlo, un labial rojo perfectamente apto para el día a día. Es de acabado sheer y por tanto algo traslúcido, lo que lo hace súper ponible. Su duración no es muy elevada, pero deja los labios con un tono aframbuesado precioso, nada que no se arregle retocándolo cuando toque, ¿verdad? (;

Os dejo unos swatches de los labiales:



Y hasta aquí mis favoritos de este verano que ya hemos dejado atrás. Espero que os haya gustado o, al menos, entretenido.

Probablemente las dos próximas semanas no haya actualizaciones en el blog, me las tomo como unas pequeñas “vacaciones otoñales”. No obstante, os iré informando por mis redes sociales.

Muchas gracias por estar siempre al otro lado y por todo vuestro cariño,


Auxi

6 comentarios:

  1. Un post completísimo. Coincidimos en el protector con color de Bioderma y también en el Torrid.
    Con respecto al Paint Pot topo, estoy usando ahora la Color Tattoo moradita/agrisada que sacaron entre las novedades de temporada (Vintage Plum) y pese a que la que te digo tiene ese toque ciruela, me lo recuerda muchísimo!
    BESOS!

    ResponderEliminar
  2. Mmmm no sabes la envidia que me da ver ese precioso colorete de Tarte ^_^ Es tan bonito. El paint pot de Mac Taylor Grey tuve la suerte de probarlo en tienda y de llevarme una muestra y me encanta. Como es de larga duración sí que me aguanta bien en el párpado sin pliegues (los paint pot normales no me aguantan) y el color es precioso. Y esa sombre de Nars es preciosa. Además me llama mucho la máscara de Lancôme, la tengo que probar. Nos leemos. Besiños.

    Ysilacosafunciona.com

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado el protector solar, yo también uso protección todo el año y no me gusta nada la sensación pastosa y de brillos que dejan algunas protecciones.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Tengo que probar ese iluminador de Nars. Un besito
    el blog de Sunika

    ResponderEliminar
  5. Yo en verano soy fan del formato polvo, que si no con el calor si llevas algo muy pesado y en crema acaba siendo un poco incómodo.

    ResponderEliminar
  6. Preciosos les beiges y dientes larguísimos con el hot sand ¿verlo en todas partes es una señal?
    Coincidimos en la base, me sigue resultando muy cómoda aunque últimamente me maquillo menos, y la máscara de pestañas.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna