martes, 6 de octubre de 2015

Los Universales del verano 2015: cosmética y cuidados

¡Buenos días bell@s!

Ya estamos en el mes de octubre y en pleno otoño, y va siendo hora, pese a que aún no hace frío, de que os enseñe cuáles han sido mis favoritos del verano 2015. Os los he dividido en dos entradas porque a la hora de ponerme a sacar productos y más productos y hacer una exhaustiva selección, finalmente he desistido de agruparlos en un solo post porque son demasiados. Y no quiero que cerréis la pestaña de esta entrada pensando que esto no tiene fin y que soy una pesada.



Empiezo con mis favoritos de cosmética y cuidado. ¿Os quedáis a echar un vistazo?




Este verano me han seducido dos champús. Del primero ya os he hablado más de una vez, mi amado “Bálsamo lavante vitamínico” de Eva Cosmetics. Os lo enseñé en los Universales de Abril y Mayo y lo vuelvo a hacer, porque es que me encanta. Aunque no lo uso en cada lavado, sino sólo una vez por semana, puedo decir que se ha convertido en mi champú favorito, el de cabecera. Va siendo hora de que en breve le haga un review completa y os lo describa en detalle.



Me deja el pelo suelto y limpio, pero a la vez suavísimo. Noto que se me cae menos y que crece más rápido. Y, por si fuera poco, no contiene ni siliconas ni sulfatos, entre muchas otras sustancias poco saludables. De matrícula de honor. Su precio es de de 14,95 € y trae medio litro de champú.

El siguiente champú es el “Smooth as Silk” de Giovanni. Os lo enseñé en este Haul de iHerb y lo encargué junto con “Tea Tree Triple Treat”. Debo confesar que no me ha atravesado el corazón ninguno de los dos, pero “Smooth as Silk” sí que me está dejando algo “touchée”. “Tea Tree Triple Treat”, aunque no me agrede el pelo, es como demasiado “purificante” para lo que yo necesito, además de que huele a menta y yo la menta en general no la soporto…



Bueno, que me voy por las ramas. “Smooth as Silk” aún podemos decir que está en fase de comprobación, pero se va acercando a casi todo lo que busco en un champú. Quiero esperar un par de meses más porque lo he estado utilizando en verano, con pleno sol, pleno calorazo que hemos tenido y también yendo a playa y piscina. Mi pelo, que ya de por sí es seco, necesita muchísima hidratación, y no digo que “Smooth as Silk” no se la dé, porque sí que deja el pelo hidratado, pero quizás se quede algo corto para mi melena en verano. Anoto que, para el verano que viene, tengo que buscar un champú aún más hidratante. Su precio es de unos 6 euros y, en este caso, la cantidad que trae es de 250 mL.

El “Hidragel” de Carla Bulgaria ya os lo he enseñado muchas veces (tenéis review aquí), pero este verano en especial lo he rescatado y me ha vuelto a enamorar. Siempre es un básico cuando me depilo las cejas y el labio, pues calma la irritación al instante y además hidrata muchísimo la piel. Pero para lo que más lo he usado este verano ha sido en esos días de calor asfixiante, de los que no me quiero ni acordar. 



No sé vosotras, pero a mí con temperaturas tan altas me cuesta ponerme cosas en la cara. Me pone de mal humor tener que maquillarme, y si lo he hecho en esos días ha sido para ir a trabajar, pero tendríais que haberme visto quitármelo todo cual posesa nada más llegar a casa. Así que se me ocurrió meter el Hidragel en la nevera y aplicarlo en el rostro a modo de hidratante… porque a pesar de todo el calor, la piel hay que cuidarla siempre. Todo un acierto, la verdad. Mi piel hidratada y fresquita, nada pesada. Mi bebé (que ya tiene año y medio), también lo ha agradecido muchísimo en su delicada y atópica piel. Cuesta unos 18 €, y es algo más difícil de encontrar, lo tienen en algunos El Corte Inglés y en Perfumerías If.

Otro auténtico descubrimiento ha sido la versión oil – free de la “Ultra Facial Cream” de Kiehl’s. La adquirí en su pasado “Friends and Family” con un 20% de descuento. La verdad es que no las tenía todas conmigo, pues mi piel es mixta pero deshidratada (y sensible). Soy una auténtica fan, como ya sabéis, de la versión original, pero se me hace muy cuesta arriba utilizarla en pleno verano con temperaturas tan altas



Así que decidí arriesgarme a llevarme su versión oil – free, y, para más inri, en tamaño grande, por si también me apetecía utilizarla de noche. La verdad es que no puedo estar más satisfecha: hidrata que es un alucine pero se absorbe a los pocos segundos… ¡como si no hubiésemos puesto absolutamente nada! La piel queda suave y ligera. Quiero ver cómo se comporta con menos calor y también con más frío, por lo que quizá su review individual tenga que esperar hasta diciembre/enero. Su precio, sin descuento, es de 40 € para 125 mL de producto.

Lo comenté por aquí en la entrada que hice del contorno de ojos Polyphenol C15 de Caudalíe: este verano lo he pasado un poquito regular (por no decir fatal) con la reacción que me dio este contorno. He arrastrado sus consecuencias todo el maldito verano, un verano que entre el calor que ha hecho y la experiencia tan nefasta que he tenido con mi contorno de ojos, creo que no voy a olvidar en la vida. Esta zona tan delicada del rostro empezó a molestarme muchísimo: picaba horrores en la zona media – interna (cara al lagrimal). He probado tres tratamientos diferentes con cortisonas y, al final, el tercero y último fue el que hizo efecto, junto con un tratamiento vía oral de anti histamínicos para aliviar el picor. Una pesadilla, porque era incapaz de controlar el rascarme estando dormida, y al rascarme… lo poco que se recuperaba la zona durante el día lo echaba a perder.

Como consecuencia de esto, tanto el contorno como mis párpados han sufrido lo suyo. Acabé con ambas zonas descamadas, arrugadas e irritadas. Pensé que se iban a quedar así para siempre, pero no, a día de hoy están mucho mejor, aunque creo que nunca ya volverán a ser lo que eran.

Sin enrollarme más os enseño tres productos que me han ayudado muchísimo a recuperarme de esta experiencia horrorosa.

El primero es un contorno que me trajo mi chico de la farmacia tras verme tan agobiada con el tema. Es el “Tolériane Ultra” de La Roche Posay. Lo he utilizado tres veces al día hasta mediados de agosto, en combinación con el siguiente producto que os voy a enseñar. 



Proporciona un alivio y un frescor inmediatos, hidrata la zona sin dejar sensación pesada y se absorbe relativamente rápido. No irrita en absoluto, pues está formulado especialmente para ojos sensibles. Se ha convertido en todo un básico que creo que no va a salir de mi cuarto de baño en muchísimo tiempo. No sé lo que le costó exactamente, pero he cotilleado on – line y creo que ronda los 18 €.

En segundo lugar, una joyita para mis párpados: “Topyalise” de Laboratorios SVR. Me lo recomendó Raquel Woo por Twitter, y la verdad es que… menudo descubrimiento, Raquel. Pese a que no hidrata muchísimo, las cosas como son, sí que calma la irritación y el picor por completo. Además suaviza la zona y la deja visiblemente menos arrugada. A día de hoy mi párpado ya está casi como al principio, y no tengo ninguna duda de que se lo debo sobre todo a este producto.



Es algo caro, cuesta unos 20€ en farmacias, pero os juro que vale cada uno de los céntimos que hay que pagar por él. Ya he buscado algunas farmacias on – line donde lo tienen muchísimo más barato, para cuando me toque reponerlo, porque está claro que… ¡se queda conmigo!

El segundo es el famoso contorno de ojos “Azulene” de Earth Science. Confieso que empecé a utilizarlo con todo el recelo del mundo temiendo una reacción, pero no… para nada. ¡Lo adoro! No está al nivel de mi amado y favoritísimo contorno de Bobbi Brown, pero sí que es un buen sustituto de mi otro favorito contorno de aguacate de Kiehl’s, otro de mis básicos como ya sabéis. Le haré también su review correspondiente porque me tiene bastante sorprendida. Hidrata cosa mala y encima se absorbe muy rápido (cosa que no ocurre  con el de Kiehl’s, por ejemplo). 



A finales de agosto, como coletazo ya a mi reacción de pesadilla, se me empezaron a descamar los párpados y con Topyalise descubrí que no era suficiente para recuperar su estado natural. Así que me atreví a aplicar una pequeña cantidad de este contorno en los párpados, antes de irme a dormir, y ¡menudo descubrimiento! En cuestión de tres días tenía los párpados perfectos. Aún hoy, todavía lo hago un par de veces por semana, en plan mascarilla nocturna regeneradora para esta zona. Su precio ronda los 10 € y lo podéis encontrar en iHerb.

Otro favoritísimo ha sido este bálsamo labial de Carmex. Yo no quería éste, quería el clásico de toda la vida, pero me lo regaló mi mami y ya se sabe que a caballo regalado… pues eso. Sorprendentemente, éste me ha encantado: hidrata los labios pero es que además los repara. Y no sólo es una reparación mientras tenemos el bálsamo puesto, nada de eso. Es una reparación “real”. Me queda ponerlo a prueba cuando entre el frío polar, pero por el momento es uno de los bálsamos que más me han gustado en toda mi vida.



Para terminar, os enseño la limpiadora que me ha acompañado gran parte del verano usándola mañana y noche, y desde finales del verano hasta día de hoy sólo por las noches. Es de la gama “Sébium” de Bioderma, y la compré porque leí buenas referencias de ella en el blog de Marikowskaya. Ella tiene la piel más bien normal, o mixta – normal. Mi piel es más mixta que normal, así que pensé que no podía resecarme. Tras probar un par de muestras, me lancé. Y me ha sorprendido muchísimo: deja la piel limpia, fresquita, pero también suave al tacto, con cero sensación de tirantez. En los días muy calurosos (que han sido muchísimos), la he empleado mañana y noche



Ahora ya sólo la utilizo por las noches, para arrastrar bien la suciedad diaria. Por las mañanas no hace falta algo tan potente sin temperaturas demasiado extremas. Me costó unos 16 € en una farmacia.

Y, como veis, pese a seleccionar y seleccionar… esto ha sido bastante largo. Espero que os haya gustado y/o resultado útil y, si queréis, dejadme vuestras impresiones/dudas/sugerencias en comentarios.
Gracias por seguir siempre ahí,


Auxi

6 comentarios:

  1. Coincidimos en el bálsamo de labios de Carmex que me gusta muchísimo y en el gel hidratante de Carla, que me gusto mucho. Lo use también hace un par de veranos y me encanto...
    Me apetece mucho probar el jabón limpiador de Bioderma. ¡¡Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Me han dado muchísima curiosidad los capilares y la cremita de khiel's. Me gusta el uso que le das al contorno de azuleno.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. tengo muchas ganas de probar el contorno de ojos azulene, creo que me podría venir muy bien
    un besito guapa

    ResponderEliminar
  4. Hace tiempo que no uso el hidragel de Calra de Bulgaria, pero porque no lo he necesitado, afortunadamente. Ahora, lo guardo con cariño en un rincón de mi corazoncito potinguero.
    El contorno de ojos de Earth Science a mi me curó una quemadura (sí, quemadura, como suena) que me provocó un contorno de ojos de Olay.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Mmmmm pues tomo nota de la crema oil free de Kiehl´s porque creo que me podría ir bien tal y como está mi piel actualmente. Por lo demás, el bálsamo de Carmex también me gusta mucho para verano y me apunto el contorno de ojos de La Roche-Posay. Me gusta su formato. Nos leemos. Besiños.

    Ysilacosafunciona.com

    ResponderEliminar
  6. Tengo el contorno, que lo hayas puesto a la altura del de BB me pone los dientes larguísimos... creo que empezaré a utilizarlo por las noches porque durante el día estoy con uno bio que me tiene fascinada. El jaboncillo de Bioderma lo llevo queriendo probar desde hace bastante tiempo y espero con ganas tu reseña del bálsamo lavante.

    ¡un besote!

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna