lunes, 3 de agosto de 2015

Photoderm MAX Aquafluide SPF50 y Photoderm Après-soleil de Bioderma

¡Buenos días!

Probablemente, debo reconocer, puede que sea una de las bloggers más pesadas que os encontréis en el terreno de las protecciones solares. Porque, cuando me lío a hablar del tema, soy de los más insistente en recalcar la importancia de protegernos debidamente del sol, tanto en verano como en invierno. Pero en verano… ¡más aún!

Hoy os traigo una reseña de dos productos que recibí gracias a Bioderma hace unos 4 – 5 meses. Se trata de la protección facial Photoderm MAX Aquafluide con SPF 50+ y del After Sun Photoderm Après – Soleil.



La protección facial llevo utilizándola desde entonces, pero con muchísima más frecuencia desde mediados – finales de junio (prácticamente a diario), mientras que el after – sun lo he puesto a prueba principalmente en el pasado mes de julio.

¿Echamos un vistazo a ver qué me están pareciendo?






Voy a comenzar hablando de Photoderm MAX Aquafluide SPF 50+. Creo que muchas de vosotras, como yo, cuando llegan las altas temperaturas, no dudan en echar mano inmediatamente de un buen protector solar tanto en el rostro como en el cuerpo. No me refiero sólo para ir a la playa o a la piscina, sino simplemente para salir a la calle a dar una vuelta, ir a trabajar, etc… ¡Yo os aseguro que no salgo de casa sin él! Soy especialmente maniática en este sentido, en especial con la protección facial. Sea de cualquier marca o características, hace años que nunca me falta mi protección facial con SPF 50 en el rostro, tanto en invierno como en verano. No sólo protegemos la piel de futuros graves problemas como el temido cáncer de piel, también están las hiperpigmentaciones, manchas, pecas… todos esos pequeños defectos que nos ahorraríamos protegiendo la piel adecuadamente.
Pero, además de proteger la piel, a mí personalmente no me gusta notarme la cara pesada ni grasienta. Es decir, no me gusta sentir la protección pegadita al rostro cual plástico que se derrite, por muy buena que sea.

Bioderma, en este sentido, ha dado en el clavo con Photoderm MAX Aquafluide creando una protección facial con muy alto SPF pero que, además, tiene un acabado invisible en la piel.

La clave de esta fórmula es una mezcla óptima de emulsionantes que la hacen fluida, estable y, además, resistente al agua. Por otro lado, la proporción de aceites en mínima, lo que también permite que se adapte a todo tipo de pieles, incluso las pieles mixtas y grasas. Está pensada para dar un acabado “dry touch”, es decir, matificar y garantizar un toque seco en la piel.



Sus ingredientes activos principales son el manitol y la ectoína:

El manitol protege el ADN de los queratinocitos expuestos a los rayos UV, con una reducción del 60% del daño foto – inducido.

La ectoína previene el fotoenvejecimiento y refuerza la inmunidad natural de la piel.

Por otro lado, tiene la patente Cellular Bioprotection ®, que se combina con un sistema de filtros anti UVB/UVA de alta eficacia.

Viene en tres tonalidades: neutro, claro y dorado. El que yo tengo es el  claro y nada más verlo, sin sacarlo del envase, ya daba por sentado que la tendría muerta de risa en el armarito del cuarto de baño, puesto que a mí, rara es la protección facial con color que no me queda 2 – 3 tonos más oscura de mi tono de piel natural.

Pero, sorprendentemente, no ha sido así. En la mano comprobé lo que yo temía, el color de la crema es más oscuro que mi tono de piel:



Aún así, tenía que comprobar qué tal se comportaba en mi rostro, así que me la apliqué y la trabajé bien con los dedos hasta que… ¡voilà! La protección se fundió con mi piel a la perfección, sin dejar ningún corte de color entre la cara y el cuello ni subirme el tono ni un poquito. Digamos que se adapta por completo a mi tono de piel natural, quizá por su textura tan ligera y acuosa.

No puedo decir que actúe como una base de maquillaje ni bb cream ni nada por el estilo, no es ésa su función. No cubre las imperfecciones por sí sola, pero sí que iguala un poco el tono y deja un aspecto muy saludable en la piel. A los pocos minutos de aplicarla, se asienta y queda totalmente natural, sin brillos pero tampoco matificando la piel por completo. Yo diría que el acabado es semi – mate. En cuanto a sensación, al tocar el rostro, es como si no llevásemos nada de nada (:

La he utilizado para todo menos para ir a la playa/piscina (para este  fin tengo otra de Avène de la que os hablaré en breve). Cuando quiero maquillarme, la utilizo previamente a la base de maquillaje, pero como Aquafluide ya unifica el tono de por sí, lo que hago es reforzar un poco las zonas en las que tengo más imperfecciones con una base ligera, como la Face and Body de MUFE o la de MAC, o incluso una bb cream, y, por supuesto, corrector donde más lo necesite. En verano huyo por completo de sobrecargar demasiado la piel.

En definitiva, creo que he encontrado una protección facial perfecta para todo el año y la repondré nada más la termine. Eso sí, me haré con el tono neutro sin lugar a dudas.

Su precio es de 14.90 € y contiene 40 mL. Es muy fácil de encontrar en casi todas las farmacias y para – farmacias.



En cuanto a Photoderm Après – Soleil puedo contaros brevemente (para no hacer esta entrada intragable) sus características y mi experiencia. Siempre tengo la costumbre de utilizar un After – Sun tras la exposición al sol, puesto que no solamente hidratamos así la piel, también le aportamos regeneración y “alivio”.

Photoderm Après – Soleil tiene una textura de leche – gel, muy fresca y agradable. Se extiende prácticamente sola y la piel la absorbe al instante, dejando una sensación de hidratación y frescor muy agradables.



Quien más la ha utilizado ha sido mi bebé de 16 meses, pues está indicada sobre todo para pieles sensibles y, aunque la mía lo es bastante, él me gana por goleada con su blanquita y delicada piel de bebé.



¿Qué protección solar utilizáis para el rostro? ¿Me recomendáis alguna otra con SPF 50 y que no deje nada de sensación grasa/pegajosa? ¿Soléis utilizar after – sun tras la exposición al sol?

Besos miles y gracias por seguir siempre al otro lado,


Auxi

3 comentarios:

  1. Han sido dos compañeros magníficos durante estos meses! (hablo en pasado porque ya casi los tengo finiquitados jajaja).
    Un besazo, Auxi!

    ResponderEliminar
  2. Otra por aquí que ha elegido a esta pareja para las vacaciones! Me encantan los dos! :)

    ResponderEliminar
  3. Con el solar empecé con tantas expectativas que me desilusionó de entrada, pero ahora creo que me gusta bastante tirando a mucho. Y nunca se es lo suficientemente pesada con la protección solar, jajaja, que lo sepas.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna