martes, 25 de agosto de 2015

Al País de Nunca Jamás (XIII): Yes To!, Bell, Ziaja

¡Buenos días!

Hoy vuelvo a la carga con otra serie de productos que envío directos Al País de Nunca Jamás. Ya sabéis que a este lugar sin retorno mando cosas que jamás volveré a comprar ni usar y que, probablemente, han resultado ser un chasco para mí (que, ojo al dato, no significa que sean malos en sí, sino que por mis características personales no me han funcionado como deberían… ¡y tampoco está mal tener un punto de vista diferente a los habituales!).

¿Me acompañáis?




Comienzo con la CC Cream y la Base Illumi de Maquillaje Bell. Ya les hice una review comparativa y bastante completa que podéis leer (o releer) aquí. Teniendo en cuenta mi opinión de entonces, se entiende que las haya enviado ya directas al exilio potinguil propiamente dicho.



Como os comentaba en aquella entrada, pese a gustarme mucho ambas, especial y encarecidamente la CC Cream, que en cuanto a textura y acabado me chifla, las dos se oxidan en mi piel con el paso del tiempo tras haberme maquillado. Esto conlleva que termino pareciendo un Dorito o un Risketto andante, con un corte horroroso entre cara y cuello. Me sube uno o dos tonos mi tono natural. No es que sean malas en sí, debe ser puramente una cuestión del pH de mi piel pero, lamentablemente, no son para mí ninguna de las dos. Tenéis información de precios y dónde comprar en dicho post.


Otro producto que sí que ha resultado ser un chasco, fue el contorno de ojos de Yes to cucumbers!  Lo compré en Sephora hace mucho tiempo y confieso que, finalmente, no lo he podido gastar. ¿Por qué? Pues bien, yo buscaba un contorno hidratante bueno, bonito y barato. Leí en varios blogs que este producto cumplía con estas características y que, además realizaba un efecto descongestionante perfecto e ideal para atenuar bolsas y ojeras (de bolsas no tengo problemas, pero de ojeras ni os cuento). Así que aproveché uno de sus famosos antiguos y útiles descuentos del 20% (es decir, esos descuentos en los que no había compra mínima para que te hiciesen el 20%) y me lo traje.



Pues bien. De hidratar, que era mi necesidad principal, nada de nada. Mi piel lo absorbía en cuestión de segundos y al principio sí, muy bien, pero a las pocas horas yo notaba que la zona literalmente me gritaba pidiendo hidratación. Si ya me había maquillado (que es lo habitual, pues para trabajar voy maquillada) ya era el horror, porque el corrector, por bueno e hidratante que fuese, se me cuarteaba entero. Para colmo de males, a las pocas semanas de utilizarlo, debí aplicar una de las veces más cantidad de la debida y mis pestañas inferiores lo absorbieron. Ya sabéis que las muy traicioneras son conductoras, pues bien… condujeron el contorno hacia el interior de mi ojo y, ay Señor, qué escozor y qué lagrimeo. Ni lentillas ni maquillaje pude llevar ese día.

Por otro lado, la textura es que es lo peor. Es, como indica el envase, tipo gel… pero es que es un gel que se queda ahí en el contorno como un plástico, no sé, la notaba… Muy incómoda y nada agradable.

Lo abandoné en el mueble del cuarto de baño y pasados unos meses decidí darle una segunda oportunidad poniendo cuidado de no tocar las pestañas con él, pues descongestionar, seamos sinceras, sí que descongestionaba la zona. Para mi desagradable sorpresa, la textura de gel había cambiado (y sólo llevaría 4 – 5 meses abierto), y al secarse hacía como pelotillas… El horror. Así que su siguiente destino fue la bolsa que demuestra mi Diógenes potinguil donde guardo todos los productos terminados o directos Al País de Nunca Jamás. Ciao, contorno de pepino.


Continúo con estos champús de la marca Ziaja… Si habéis seguido mis últimas entradas deduciréis que lo mío con Ziaja no hay por donde cogerlo. No encuentro ningún producto de la marca que me enamore y, la verdad, ya me he cansado de ir probando y pegándome ostias palos.



El champú de Aloe está indicado para cabello seco y para prevenir las puntas abiertas. El de Manteca de Cacao, por su parte, previene la sequedad, da brillo y mejora el cabello en general. Además, reduce la pérdida de color.

El de Aloe es de 500 mL y el de Manteca de Cacao de 400 mL. A su favor deciros que ninguno de los dos contiene siliconas.




¿Por qué me van mal? Pues simple y llanamente, por los sulfatos. Digamos que estos dos champús han sido mi demostración final de que, en cuanto a champú se refiere, a mi pelo, aparte de las siliconas, no le sientan nada bien los sulfatos. Tengo el pelo normal en la raíz y seco, muy seco, de medios a puntas. Pues bien. Cuando utilizo champús con sulfatos, aunque no lleven siliconas, el pelo me dura mucho menos tiempo limpio y, para colmo, se me encrespa muchísimo más. Como diría mi abuela, “anda hija mía, encima de pobre… delicada”. Pues sí… Qué le vamos a hacer. Soy de esas que tienen que recurrir a iherb para proveerse de champú.

Vamos, que yo con Ziaja eso de “bueno, bonito y barato”… no. Más bien es un “lo barato sale caro”. Por que ya veis… ahí muertos de risa.

Podéis encontrarlos en la web de Maquillalia, aquí el de Aloe por 3,50€ y aquí el de Manteca de Cacao por 2,90 €.

Por hoy esto es todo… aunque mi bolsa sigue llena, quien avisa no es traídos chic@s (;

¿Habéis probado alguno de estos productos? ¿Os sientan mal los sulfatos en el cuidado del cabello? ¿Os ha pasado alguna vez que se os oxide la base de maquillaje?

Muchas gracias, como siempre, por estar ahí al otro lado,


Auxi

8 comentarios:

  1. En cambio para mí la Illumi de Bell es mi favorita, acabo de gastar el segundo bote.

    Ziaja no me ha gustado y de Yes to creo que no he probado nada

    besos

    ResponderEliminar
  2. Pues me parece genial las opiniones sobre estos productos, aunque no he probado ninguno de ellos sí que algunos me llamaban la atención pero ya me lo pienso dos veces antes de pedirlos ;D

    ResponderEliminar
  3. No he probado ninguno pero es bueno conocer otras impresiones porque a todas no nos funcionan las cosas igual.Un besito
    El blog de Sunika

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho la entrada.
    Me llama la Ilumi de leer buenas reseñas sobre ellas pero lo de la oxidación me tira para atrás (odio que ocurra en las bases!). Sería cuestión de probar una muestra, a ver qué pasa en mi piel.
    La marca "Ziaja" me hastió antes de decidirme a probarla de ver tantos posts sobre ella, así que algo que me ahorro. Y con Yes to...me pasó algo parecido, además que estuve mirando la formulación y no me convenció.

    Un besazo, guapa!

    ResponderEliminar
  5. Pues no era la primera a la que leo malas opiniones sobre Ziaja, yo no he probado ningún producto de ellos, y ahora ya creo que no lo haré!

    ResponderEliminar
  6. Con el tema de los sulfatos sigo haciendo pruebas y con Ziaja no me la juego demasiado : )

    ResponderEliminar
  7. Sobre el contorno de Yes to pues nunca entendí aquella gente que comentaba que hidrataba tanto porque no... ahora descongestionar pues la hostia pero claro, una cosa es bolsa y otra hidratación, al menos la marca no indicaba que hidratase mucho, ya que para eso estaba el de carrots... sólo que la gente a veces no sabe explicarse y bueno.
    Tema ziaja no me he animado con nada de la marca y cada vez menos ganas porque ya sois bastantes que por mucho que quereis encontrar algo genial de la marca os es imposible...jjeje

    Besazos

    ResponderEliminar
  8. Pues yo estoy encantada con la cc cream de bell. Me encanta como me deja la piel, tengo dos tonos que voy mezclando en función de mi color de piel.
    Estoy convencida de que cuando las acabe repetiré con ellas.
    Los demás productos no los he usado.

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna