martes, 14 de julio de 2015

Aceite Regenerador de Rosa Mosqueta de Laboratorios BABÉ

¡Buenos días bell@s!

Desde hace un par de años más o menos, me ido haciendo más y más asidua al empleo de aceites en mis rutinas de belleza; a tal punto que hoy es raro abrir mi mueblecito del cuarto de baño y no encontrar algún producto en este formato.

El producto que os voy a reseñar hoy es el Aceite de Rosa Mosqueta de Laboratorios BABÉ. Llegó a mi vida de pura casualidad y, precisamente, no era para mi uso personal. Pero una vez lo tuve en casa, vi sus propiedades y, además, el uso principal que pensaba darle ya estaba cumplido… ¿por qué no probarlo yo?

Si os apetece quedaros por aquí, os sigo contando…




Para empezar os cuento un poco acerca de Laboratorios BABÉ, ya que considero que no es una marca que se conozca todo lo que debería y merece, así os va sonando un poco más. Se trata de una empresa española, fundada en 1994 por dos farmacéuticos cuyo objetivo fue desarrollar una línea de productos dermocosméticos sencilla y clara. La línea BABÉ es altamente recomendada por médicos y farmacéuticos como coadyuvante para tratamientos dermatológicos. Además, todas sus fórmulas están testadas dermatológica e hipoalergénicamente, respetando el equilibrio y pH fisiológico de la piel. Añadir que, además cuentan con departamentos propio de I+d+i y de Calidad, y que, por añadido, están certificados según la norma ISO 9001:2008 (lo mismo esto os suena un poco a chino, pero para mí, que estoy formada en gestión de la calidad, es un dato importantísimo a tener en cuenta a la hora de confiar en una empresa).

Para mi sorpresa, esta empresa tiene su sede justamente en Valencia, que es donde yo vivo en la actualidad [os recuerdo que soy una gaditana acogida amablemente por los valencianos (; ]. Mi primera toma de contacto con esta marca fue mucho antes de hacerme blogger, allá por 2008-2009. Una compañera del máster que cursé me recomendó muchísimo una hidratante de esta marca, y no recuerdo por qué (creo que porque mi madre me hizo llegar otra vía MRW), pero al final no investigué más sobre el tema. Siempre he querido probar alguno de sus productos, pero fue necesario hacerme mami para cumplir este deseo y, la verdad, sin ni siquiera pretenderlo.

Una vez entrados en materia, paso a contaros todo lo que sé de este producto cosmético.



El Aceite de Rosa Mosqueta de BABÉ se trata de un aceite reparador, regenerador y nutritivo, indicado para todo tipo de pieles pero, en especial, las más castigadas, secas y/o desvitalizadas. Es apto además para pieles que estén bajo tratamiento dermatológico agresivo, para quemaduras y para cicatrices. La mayor precaución que hay que tener es la de no aplicarlo en heridas abiertas.

Como beneficios se destacan, además de las propiedades regenerantes y cicatrizantes del Aceite de Rosa Mosqueta, el efecto reestructurante y nutritivo gracias a su alto contenido en ácidos grasos esenciales Omega 3, 6 y 9.

Contiene un 82 % de aceite activo, y entre sus ingredientes destacamos:

         Aceite de Rosa Mosqueta 10%
         Aceite Inca Inchi 10%
         Vitamina F 1%
         Vitamina E 0.50%
         Aceite de Soja 60% (*)

(*información obtenida de la ficha web del producto)


Os dejo también una foto de los ingredientes:



La textura es aceitosa pero fluida, para nada espesa y/o densa, que es lo que se suele esperar de la mayoría de los aceites. Además, no contiene ningún aroma, o al menos yo no le detecto olor ninguno.



Con el packaging hay que ir con cuidado, ya que el envase es de cristal y, por tanto, bastante frágil. El sistema para dispensar producto es de pump, y hay que ir con un poco de cuidado a la hora de extraerlo porque si  queremos poquita cantidad, es relativamente fácil pasarse. Yo ya le tengo pillado el truco y lo controlo muy bien, pero es cierto que al principio me costaba un poco.



Supongo que sabréis la cantidad de propiedades que posee el aceite de rosa mosqueta. Yo, por mi parte, os voy a refrescar un poco la memoria aún a riesgo de ser pesada…

        Retrasa los signos de envejecimiento prematuro y las arrugas.
        Mejora las estrías y manchas de la piel
        Combate los efectos del fotoenvejecimiento
        Rehidrata la piel seca
        Disminuye las cicatrices
        Mejora la regeneración de la piel frente a quemaduras

¿Cómo descubrí este aceite? Pues hubo una época en la que mi hijo, que tendría unos 7 – 8 meses, empezó a tener problemas para hacer de vientre. Se tiraba varios días sin hacer nada de nada y cuando por fin lográbamos que saliera algo, su culito sufría lo indecible. Le vi una heridita en esta zona tan delicadísima y se lo comenté a su pediatra, que sin dudarlo me recomendó que le comprase el Aceite de Rosa Mosqueta de BABÉ para regenerar y cicatrizar bien la zona una vez acabase un tratamiento que le puso con otra crema para curar la herida.

Una vez la pequeña herida se curó, empecé a aplicarle este aceite un par de veces al día, y en apenas dos semanas ya no había ni rastro. Así que guardé este aceite en el mueblecito con las cosas de mi nene por si tenía que volver a echar mano de él.

Un par de meses después, mi bebé comenzó a tomar mucha menos cantidad de lactancia materna. Pasamos de hacer unas 5 – 6 tomas al día a 2 – 3, por lo que el volumen de mis pechos bajó considerablemente. Y, si bien en mi vientre, cintura y caderas, no tuve ningún problema de estrías durante el embarazo y el post – parto (tenéis aquí un post donde os cuento mis productos estrella durante el embarazo para este fin), el pecho sí que se me resintió y detecté varias pequeñas estrías rojas haciendo acto de aparición y sumándose a las que ya tenía de mi adolescencia :(

Como no podía comprar en ese momento ninguna crema específica, me acordé que tenía este aceite por ahí, prácticamente quedaban 2/3 del botecito. Así que, con mucha paciencia, me aplicaba un par de gotas sobre esas pequeñas estrías. Para mi gran deleite y alegría, al mes ya habían desaparecido y todo quedó para mí en un susto.

Actualmente ando utilizándolo sobre una cicatriz muy antigua que tengo en la frente, producto de un mega – grano gigante que me salió en la adolescencia. Soy consciente de que no me la va a eliminar por completo (si lo hace, le pongo un monumento) pues es una cicatriz muy, muy antigua que imagino que habría que tratar con productos dermatológicos mucho más específicos (y quizás agresivos) o incluso recurrir a cirugía, para eliminarla. Pero bueno, llevo un par de meses aplicándolo por las noches y desaparecer obviamente no, pero sí que noto la marca algo más clara. Añadir también que, pesa a que tengo la piel mixta, y justamente la marca está en una zona donde suelo tener algo de grasa, tenía miedo de que me provocase granitos, pero no ha sido así. No he notado absolutamente nada de aumento de grasa en esta área, con lo cual, un punto más a favor.

Lo compré en una farmacia de mi barrio y, si no recuerdo mal, me costó unos 16 – 17 €. Además, la farmacéutica, que es majísima por cierto, me dio una minitalla de una crema hidratante, la hidronutritiva protectora con SPF 20. Y pude probar in situ su agua micelar.

Hay varias cosas de BABÉ que tengo apuntadas en mi lista para ir probando en cuanto pueda, si queréis podéis echarle un vistazo a su página web porque la tentación está servida. A mí me tienta toda la línea de bebés, obviamente, jajajajaja (y es que cuando te conviertes en mamá, lo primero, lo segundo y lo único, es tu pequeño retoño), y lo que más me llama la atención, a mí personalmente, son el Gel Micelar Calmante, el Agua Micelar, el Sérum Antiedad, el Fluido Despigmentante, la Anticelulítica… Bueno, bastantes cosas como veis!!! Además he descubierto que tienen su propia crema anti – estrías, por lo que lo tengo muy en cuenta si vuelvo a quedarme embarazada.

¿Conocéis Laboratorios BABÉ? ¿Qué habéis probado de esta marca? ¿Soléis emplear aceites en vuestra rutina de cuidados?

¡Contadme cosas!

Y millones de gracias por vuestras lecturas y comentarios,


Auxi


7 comentarios:

  1. Conozco los productos de Babé, y son estupendos. para las que tenemos la piel sensible, es marca de referencia.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Como me alegra de que a tu peque le funcionara tan bien : )

    ResponderEliminar
  3. Pues concretamente de Babé no lo he probado, pero el aceite de rosa mosqueta nunca me falta en casa así que tendré en cuenta lo que nos comentas de la marca.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. Hola Auxi!
    Yo le tengo mucha fé a estos productos, cuando era adolescente sufría muchísimo de acné, me mandaron las anticonceptivas y la piel me mejoro muchísimo pero me quedaron las odiosas marcas.
    Me compré (yo solita, tenia 15 años) un aceite de Babaria de Rosa de Mosqueta en la parafarcia del Corte Inglés, y me lo ponía todas las noches siendo siempre muy constante, cuando llevaba medio frasco (contenía 50 ml) tenía las marcas muchísimo menos visibles, se me eliminaron unas cuantas, aunque no por completo.
    Desde entonces este tipo de productos en aceite los uso muchísimo.
    De los laboratorios Babé no he usado nada, pero no estaría mal estrenarse con este aceite, ya que a día de hoy sigo teniendo alguna marca, por ver si me mejora.

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que el aceite de rosa mosqueta prefiero comprarlo en un herbolario y puro, sin que lleve mezclas con otros ingredientes.

    ResponderEliminar
  6. Es buenisimo, nunca me falta en casa,ahora mismo estoy con Repavar,gracias.

    ResponderEliminar
  7. Hola pues solo he probado un serum de babe y me fue bien, me alegro que a tu niño le fuera bien es que la rosa mosqueta es buenisima para la piel. Besos

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna