domingo, 3 de julio de 2011

Crema-Sérum de manos Anti-envejecimiento ‘Natura Sibérica’-‘KROUS’

Buenas tardes a tod@s!!!

Quiero hablaros hoy de esta crema de manos que el equipo de Hotrovato me envió en su momento (hice su entrada correspondiente aquí). Llevo usándola mes y medio más o menos, y aunque ya tenía una opinión formada de la misma a las dos semanas de emplearla, no he podido subir esta entrada antes. Sin embargo, como no hay mal que por bien no venga, el hecho de haberla usado durante más tiempo me hacen reafirmarme más en los beneficios y las propiedades que destacaré de este producto.

La marca
‘Natura Sibérica’ – KROUS es una marca de cosmética natural de origen ruso. Fabrican sus productos aprovechando los recursos naturales y puros disponibles en las zonas vírgenes de Siberia. Con el fin de preservar la energía natural en pro de la salud y la belleza, en ‘Natura Sibérica’ emplean ínfimas cantidades de ingredientes sintéticos, aplicando las últimas tecnologías y ejerciendo un control exhaustivo durante todo el proceso de producción y transformación.
Por otro lado, destacar que esta marca tiene el sello de calidad ECOCERT. Sus productos están certificados por ICEA (Italia) como ECO BIO Cosmética , y la eficacia de sus productos está avalada por estudios y pruebas dermatológicas realizados en la Universidad de Ferrara (Italia).

El producto
Os copio directamente lo que pone en la caja del producto (podéis apreciarlo también en la fotografía adjunta):
“La crema-serum anti-edad de manos Natura Sibérica está elaborada a base de plantas salvajes de Siberia y extractos orgánicos conocidos por su pureza y propiedades beneficiosas.
El Ginseng de Extremo Oriente (Panax Ginseng Root) realiza una acción rejuvenecedora y tonificante y aumenta la elasticidad y firmeza de la piel.

El Aceite de Schizandra (Schizandra Chinensis) hidrata y nutre la piel intensamente.
El Colágeno vegetal y la elastina luchan de forma eficaz contra el envejecimiento de la piel, el conjunto con extractos vegetales ayudan a combatir con éxito la pigmentación provocada por la edad.
Los Extractos orgánicos certificados de Manzanilla (Chamomilla Recutita) y Caléndula (Caléndula Officinalis) creadas en las condiciones ecológicas más puras, conservan en su totalidad el contenido natural y la fuerza de las sustancias activas, favorecen a una activa renovación de las células y suavizan la piel.”

 A todo esto cabe añadir, tal y como podéis ver en la página web de Hotrovato (aquí accedéis directamente a la ficha de este producto), que:

  • Es un producto natural.
  • Es hipoalergénico.
  • No contiene colorantes, aromatizantes, alergenos ni ingredientes químicos.
  • No contiene parabenos.
  • No contiene grasas ni aceites minerales, los únicos lípidos que posee son los encontrados naturalmente en los productos naturales de su composición.
  • No está testada en animales.
  • Precio: 7.70 €.

Ya sabéis que a mí el tema de que no testen sus productos en animales me encanta, y si a eso le unimos que no contiene parabenos (los evito siempre en la medida de lo posible), ya es prácticamente perfecto.

Mi experiencia y mi opinión.

Puede que debiera empezar hablando por los efectos y la eficacia de esta crema, pero ya me conocéis y sabéis que soy una auténtica entusiasta y apasionada de las fragancias. Por eso voy a destacar que una de las características que más me han fascinado del producto es su aroma. Las notas de ginseng en combinación con el aceite de Schizandra y el de caléndula hacen que el olor de esta crema sea buenísimo, o por lo menos a mí me lo parece. Tiene una nota de manzanilla también muy suave, lo cual hace que también sea relajante en cierto sentido. Vamos, que además de nutrir, hidratar y reparar la piel de nuestras manos, resulta una auténtica experiencia aromaterápica. Por tanto, en aroma, un 10.

Otro aspecto que me gusta mucho, como ya me pasó con la crema de perla micronizada y otros tantos productos que llevo testados a lo largo de mi vida, es el hecho de que venga precintada. Me encanta que las marcas hagan esto porque así me quedo tranquila de que nadie ha abierto la crema y de que ésta no ha sido usada. Me da la garantía de que yo soy la primera y única usuaria del producto.

Y ahora voy con los efectos y las características de la crema al testarla. No sé si lo he dicho alguna vez pues esto ya es a título personal, pero por circunstancias de la vida y debido a la crisis, llevo unos seis meses trabajando en el sector de la hostelería, concretamente en cafetería. Esto hace que esté constantemente lavándome las manos, además de que las tengo más expuestas a quemaduras, cortes, etc… Por tanto, si antes ya me cuidaba muchísimo las manos, desde que tengo este trabajo, no digamos. Cada vez que puedo aprovecho para ponerme crema, y antes de dormir es obligado: las embadurno en una buena crema, me pongo unos guantes de algodón y así paso toda la noche. Es por eso por lo que esta crema me viene muy bien, pues aunque es anti-edad y en la caja y el frasco vemos que pone que es “a partir de los 40 años”, yo creo que depende mucho de las circunstancias personales de cada uno, y en mi caso, aunque me falta una década para llegar a la edad ideal de uso, me ha ido muy bien con ella.

Veamos:
  • Se absorbe genial. Por este motivo, no la uso por las noches, sino que la voy cargando conmigo durante el día, puede que me ponga de 2 a 3 aplicaciones diarias. A mí me encanta que la crema de manos se absorba y que no deje sensación grasa, y ésta cumple eso a la perfección. Me da mucha rabia ponerme crema en las manos y tener que lavármelas porque lo voy pringando todo. Con este producto no ocurre eso en absoluto. La aplicas, masajeas para que se absorba bien y enseguida notamos las manos suaves e hidratadas, aunque nadie diría que nos hemos puesto crema, pues no hay sensación grasa ninguna. Podéis ver el aspecto de la crema en las fotos:
  • Hidrata en profundidad. Tengo las manos muy castigadas, tal y como os he dicho antes, y además parecen de una persona de más edad que yo (o al menos ésa es la impresión que me da a mí).  Por eso, normalmente elijo cremas de manos anti-edad, o como mínimo que garanticen una hidratación óptima. Y esta crema cumple ambas cosas.
  • La piel se tersa. Es curioso, pero ya a las dos semanas de empezar a usarla comencé a notar mi piel con mejor aspecto, como si le hubiesen hecho una especie de “lifting”. Debe ser por la profunda hidratación y debido a la riqueza en nutrientes de la crema, el caso es que poco a poco han ido recuperando un aspecto más saludable y menos castigado. Es difícil que las consiga reparar del todo, al menos no mientras tenga este tipo de trabajo. Pero las posibilidades son muchas para una persona cuyas manos no están tan expuestas como las mías a agentes agresivos.

En resumen, me doy por muy satisfecha con este producto. Repetiría sin duda, pues como digo me resulta difícil encontrar cremas de manos que nutran en profundidad y no me dejen esa sensación “agobiante” en la piel.

¿Qué opináis? ¿Qué tipo de cremas de manos empleáis vosotr@s? ¿Os gusta utilizar productos de cosmética natural?

Muchos besos y gracias por leer y opinar. Hasta pronto.

1 comentario:

  1. Yo soy una fan incondicional de la crema de manos de Avene, pero ésta me ha gustado bastante.

    ResponderEliminar

Tu comentario es único e irrepetible. ¡Muchas gracias!

Te recuerdo que me reservaré el derecho a eliminar cualquier comentario que incumpla lo indicado en el Aviso Legal y la Política de Privacidad, puedes leer ambos pinchando arriba a la derecha en la columna