lunes, 19 de noviembre de 2018

Hello Happy Soft Blur Foundation de Benefit



Lo he dicho en las últimas entradas que he publicado sobre bases, pero ya a estas alturas del año puedo afirmar que el 2018 es sin duda el año de las bases de maquillaje: nunca había probado tantas, al menos yo, que odio tener muchas abiertas. Pero con eso de gastar antes de abrir, a principios de enero me di cuenta de que mi wishlist se hacía inmensa y que me iba a quedar con las ganas de probar más de una base de maquillaje y de descubrir, por qué no, algún tesoro.


Esta base de maquillaje de Benefit, Hello Happy Soft Blur Foundation, os hago un spoiler clarísimo ya antes de empezar, lleva todas las papeletas de convertirse en una de mis bases favoritísimas, de este año y de los pasados. La recibí gracias a la propia marca, Benefit España, y tras probarla durante bastantes semanas, aquí os traigo mi experiencia con ella.



Descripción

Benefit define a Hello Happy Soft Blur Foundation como una base de maquillaje ligera para un efecto piel suave y libre de imperfecciones. Promete unificar el tono de la piel y disimular las imperfecciones gracias a su contenido en unas pequeñas esferas difuminadoras que hacen un efecto de “desenfoque” óptico. Es decir, es como si nos maquillásemos, por así decirlo, con un filtro embellecedor de los pueden añadirse a las fotos de Instagram. Su acabado dice ser mate, pero natural, no acartonado, y la cobertura va de ligera a media en función de las capas que apliquemos.


Está disponible en 12 tonos y abarca un rango bastante amplio de tonalidades de piel, si bien algún subtono puede faltar, bajo mi punto de vista. Espero que, si su trayectoria en el mercado es buena, la marca se anime a ampliar el rango de colores de la base y, por qué no, sacar un corrector que la complemente (¡incluso polvos sueltos!), por soñar, que no quede.



Ingredientes

No es una base libre de siliconas ni de alcohol denat, si bien os digo que, pese a que cada vez me apasiona más la cosmética y el maquillaje natural e intento ir desplazando mis gustos hacia ellos, a mí me sigue pirrando el maquillaje de toda la vida con los ingredientes de toda la vida. Qué le voy a hacer:

AQUA (WATER), PHENYL TRIMETHICONE, ALCOHOL DENAT., DIMETHICONE, ISODODECANE, ETHYLHEXYL METHOXYCINNAMATE, SILICA, BUTYLENE GLYCOL, PEG-10 DIMETHICONE, TITANIUM DIOXIDE, METHYL METHACRYLATE CROSSPOLYMER, POLYMETHYLSILSESQUIOXANE, MICA, SODIUM CHLORIDE, DIMETHICONE/PEG-10/15 CROSSPOLYMER, ISOHEXADECANE, SQUALANE, POTASSIUM SORBATE, SODIUM DEHYDROACETATE, DISODIUM STEAROYL GLUTAMATE, TOCOPHERYL ACETATE, ISOPROPYL TITANIUM TRIISOSTEARATE, ALUMINUM HYDROXIDE, DIPROPYLENE GLYCOL, BUTYROSPERMUM PARKII (SHEA) SEEDCAKE EXTRACT, SODIUM CITRATE, TOCOPHEROL. [+/-: CI 77163 (BISMUTH OXYCHLORIDE), CI 77491, CI 77492, CI 77499 (IRON OXIDES), CI 77891 (TITANIUM DIOXIDE)]. N°12835/A

Algo que quiero destacar de la fórmula es que contiene Escualeno, un potente agente hidratante, vitamina E y manteca de karité. Aparte de las consabidas siliconas y alcohol denat, como os he comentado al principio.



Packaging

Monísimo. No me lo podréis negar. Cuco a más no poder, sólo por poner ese envase de exposición ya merecería la pena comprarlo, inspira una ternura de morirse [insertar aquí el GIF de la niña pequeña de Despicable Me diciendo “es tan blandito que me quiero moriiiiiiiiir!”].


Es un envase de plástico (dato que me encanta, ya sabéis que una no es muy mañosa y alguna que otra vez estampo, sin querer, las cosas contra el suelo), y además el dispensador, nunca sé cómo se llama, es tipo el de la “Face and Body” de M·A·C, de tal forma que vamos apretando el envase para sacar la cantidad que vayamos necesitando de producto. El tapón es metálico y cierra a rosca.





Textura y aroma

OJO con apretar demasiado si no queremos bañarnos en base de maquillaje porque tiene una textura muy ligera, acuosa, y a poco que “estrujemos” la botellita sale mucha cantidad, así que cuidado.

Se extiende fenomenal sobre la piel y particularmente no le noto un aroma a nada en concreto, en la salida se nota ligeramente floral pero en cuanto se asienta desaparece cualquier rastro.

Precio y dónde comprar

Si bien no es de las bases más caras del mercado, tampoco es la más barata, ronda los 30 – 32 €. La podemos encontrar en los stands de Benefit de El Corte Inglés y también en Sephora, por lo que si os queréis hacer con ella os recomiendo encarecidamente esperar a sus ventas privadas para beneficiaros de un 20 ó un 25% de descuento.




Modo de aplicación

La marca recomienda maquillarnos con ella utilizando las manos. Y bueno, ya sabéis lo que opino yo de maquillarse con las manos, no soy nada fan. ¿Significa esto que si no utilizamos las manos no vamos a conseguir el efecto bonito que promete? No, para nada.

Eso sí, la herramienta que utilicemos va a condicionar, como con todas las bases, la cobertura y acabado que busquemos. Mis dos imprescindibles para trabajar esta base son, sin duda, la esponja (ahora mismo tengo en uso una Beauty Blender de toda la vida y una de Real Techniques) y una brocha redondeada, concretamente la que más me gusta es la Optical Blurring de Urban Decay o, en su defecto, la F82 de Sigma. Pero cualquier brocha con esta forma, y bien tupida, nos valdría.

Con la esponja el acabado es, obviamente, más ligero. Casi idéntico al que obtenemos aplicándola con las manos con la salvedad de que la esponja aporta cierta humedad que va a traducirse en un poco de jugosidad sobre la piel. Nada más.

Con la brocha, sin duda, obtenemos más cobertura que con la esponja con una sola capa. Es una base muy fácil y agradecida de trabajar, por su textura líquida, sospechando que la piel se la bebe, prefiero trabajarla por zonas, es decir, ir aplicando y trabajando para no correr el riesgo de que se seque antes de poder difuminarla con la brocha. Una capa con la brocha equivale a dos capas con la esponja, para que os hagáis una idea.



Swatches

Como os decía, la marca me hizo llegar la base concretamente en tres tonalidades: 1, 2 y 4. La 4 directamente supe antes de swatchearla que me iba a ir muy oscura, no soy transparente pero sí bastante clarita de piel, ya me conocéis. Dudé mucho entre la tonalidad 1 (fair cool) y la 2 (light warm). Pero ninguna de las dos me va clavada.

Con los usos y haciendo uso de la “alquimia potinguil” que diría Rocío (@dewmorning) he descubierto que mi tono ideal es la mezcla del 1 y del 2, o sea, sería un 1.5, digo yo en mi cabeza científica. El 1 vira un pelín a rosado y el 2 es claramente demasiado amarillo para mí, la mezcla de ambos consigue la tonalidad perfecta en mi piel. Aquí os dejo los swatches, después de este rollo:
De abajo a arriba tonos 1, 2 y 4




Resultados

Os dije al comenzar el post que os spoileaba desde un principio porque sí, me encanta esta base. Probé años atrás la Hello Flawless tanto en versión polvo como fluida, ambas también de Benefit, y ninguna me llegó a conquistar jamás, ni por acabado ni por tonalidades. Así que me llamaba poderosamente la atención este nuevo lanzamiento, ¿sería capaz de enamorarme habiendo fracasado estrepitosamente sus dos hermanas mayores de línea?

Aquí os dejo, sin más, un antes y un después de mi rostro con esta base de maquillaje, izquierda totalmente limpio y a la derecha con dos capas aplicadas con esponja:


Yo, amiga de los acabados jugosos, casi diríamos que “glow”, me he enamorado de una base que deja un acabado mate. Pero claro, es que esto no es un mate “mate”, sino un mate “luminoso”, ultra natural, es nuestra piel pero mejor. En la foto llevo dos capas de la base aplicada con Beauty Blender. Podéis apreciar que mi piel no se ve mate ni apagada, pero tampoco brilla ni tiene aspecto jugoso, tiene un aspecto natural, sin más, luminoso y sano. ¿He dicho ya que me chifla?

Obviamente, la cobertura no es muy alta. A mí me basta y me sobra porque los días que tengo la piel más guerrera en mis zonas problemáticas (nariz, barbilla y mejillas) tiro de corrector en las zonas que tengo más rojas y asunto arreglado. Pero no me gusta sobrecargar la piel de base de maquillaje porque el efecto ya sabéis que no me agrada en absoluto. Este acabado es genial.

Comencé a probarla en pleno agosto y, aunque siempre sello con polvos, aguanta bastante bien los brillos, si bien con mucho calor a las 3 – 4 horas era inevitable que salieran a relucir. He esperado más para hacerle la entrada porque quería ver qué tal se comportaba cuando bajasen las temperaturas y, obviamente, el resultado ha mejorado, los brillos me aguantan sin hacer acto de aparición unas 6 horas. Nada que no se pueda arreglar quitando el exceso de grasilla con papeles matificantes y volviendo a sellar con polvos.


¿Duración? Muy buena, aguanta como una campeona una jornada laboral completa si bien entre medias hay que retocar si padecéis de brillos. Algo estupendo es que no se va a parches, sino de forma gradual y que además aguanta muy bien todo lo que pongamos encima (iluminador, colorete, etc…).

¿La recomiendo? Sin duda alguna, aunque dependerá de vuestro tipo de piel. Es una base muy hidratante que creo que puede funcionar genial a pieles normales y mixtas deshidratadas (mi caso) pero precisamente por lo hidratante que es también creo que las pieles secas podrían beneficiarse de sus propiedades. No es una base adecuada si buscáis alta cobertura porque con ella no la tendréis. Tampoco sé cómo se comportará ante una piel demasiado grasa, aunque es tan equilibrada que os animaría, si es vuestro caso, a pedir una muestra y estudiar qué ocurre en vuestra piel. El acabado que aporta merece la pena.

Muchas me habéis ido recomendando la de nueva de Dior, Backstage, y no creáis que no estoy tentada, pero me parece que la dejaré estar hasta el 2019 que, por cierto, tampoco queda tanto.

Para terminar os remito, como en todas las entradas en las que os hablo de productos que he recibido, a mi Código de Confianza para que podáis ver cómo gestiono las colaboraciones. Si bien recalco que la marca ni me ha pedido que haga esta entrada ni me paga por ella.


Muchas gracias por estar siempre ahí,



Auxi

sábado, 17 de noviembre de 2018

Ahumado marrón con Born to Run de Urban Decay


Continuamos con los looks con Born to Run de Urban Decay y lo primero que tengo que decir es que no era el look que yo tenía pensado crear cuando me senté a trastear con los pinceles. Mi idea era hacer un look de ojos muy sencillo, pero luminoso, con un delineado difuminado en marrón y un labial rojo. Pero la realidad fue que conforme iba construyendo el look más y más me apetecía un ahumado en marrones, así que… look luminoso para otra ocasión:




jueves, 15 de noviembre de 2018

Glow Tonic de Pixi Beauty



Creo que nunca he pedido disculpas por ser, a veces, una “nota discordante” en este mundillo beauty. Quizás por eso no encuentro ese toque de suerte que otras sí. Pero mis principios van primero, mi conciencia (un Pepito Grillo un tanto dictador y exigente) me guía bastante y yo… soy así. Si algo no me va bien, lo digo, igual que cuando me parece maravilloso.

El caso es que te encuentras con cosméticos emblemáticos como el famosísimo Tónico de Pixi y… ¿quién no quiere probarlo? Tanto amor, tanto clamor, tantas maravillas que hablan de él… ¡pues yo también quiero!



Y eso hice, lo probé. Ya sabéis cómo va a acabar esto (spoiler: lo nuestro no ha funcionado), pero os animo a seguir leyendo para descubrir el gran POR QUÉ.


lunes, 12 de noviembre de 2018

Healthy Lips: Bálsamos Labiales de Freshly Cosmetics


He recibido tantas y tantas preguntas sobre los bálsamos labiales que Freshly Cosmetics lanzó hace algunas semanas que, aunque tenía pensado hacer un post sobre ellos sin ninguna duda, me he adelantado un poco en el tiempo para resolveros todas vuestras preguntas. Las que me seguís por Instagram, si habéis visto mis stories, ya sabréis cuál es mi ojito derecho y cuál/es me gusta/n más, pero en este post prometo que quedarán resueltas todas las cuestiones que me habéis ido haciendo vía directs, emails, privados por Facebook y Twitter, etc…


¿Vamos allá?


sábado, 10 de noviembre de 2018

Look Wicked Game con Wanted de NARS


Pese a que tengo “on fire” a la paleta de Urban Decay, Born to Run (la semana pasada el look que os subí fue con ella), me apetecía enseñaros este maquillaje que realicé con la preciosa paleta Wanted de NARS. Tengo algún maquillaje más hecho con ella y que también os subiré, pero prometido que subiré más looks con la de Urban, ya que me lo habéis pedido bastantes por Instagram. También tengo pendientes los looks con la Desert Dusk de Huda Beauty, que casi casi empata con la Born to Run, aunque creo que de ésta última los haré más de cara a diciembre en plan looks más llamativos, navideños y fiesteros (;


Vamos con el look de hoy, esta vez en tonos rosados/cobrizos/rojizos con los que, sí, me veo XD


jueves, 8 de noviembre de 2018

Al País de Nunca Jamás XVII


Hoy os traigo una nueva entrada de la sección de productos que no querría volver a tener ni en mi tocador ni en mi cuarto de baño ni aunque me los regalasen.


En esta ocasión son seis y no hay ninguno de maquillaje, todos son de cuidado facial o corporal.

lunes, 5 de noviembre de 2018

Conociendo Pixi Beauty: tratamiento



Vamos hoy con la entrada que os prometía hace un par de semanas acerca de los productos que he probado de tratamiento facial de Pixi Beauty hasta la fecha. Los tres que os enseño en esta entrada los he recibido de forma gratuita desde la marca, sin embargo hay uno de ellos que yo ya había testado “en mi carnes” y que compré de mi bolsillo. A este producto en concreto le dedicaremos una entrada aparte porque tiene chicha y no quiero saturar demasiado una sola entrada con exceso de información, a veces me pasa pero si puedo evitarlo, lo evito.


Los tres productos en concreto son Rose Oil Blend, Glow Tonic y Rose Flash Balm.